iliada.com.ar

Canto 16

Canto 1 | Canto 16
Ver/ocultar traducción griego notas

Tipos de notas Seleccionar el tipo de notas que se desea ver en el cuadro de la derecha.
Notas introductorias INTR
Notas con información avanzada sobre el texto y aproximaciones básicas de análisis, dirigidas a lectores familiarizados con la cultura griega antigua interesados en su análisis literario. AVAN
Notas sobre problemas específicos del texto en las diferentes categorías, dirigidas a especialistas que quieren aproximarse al poema desde una perspectiva filológica. TECN

Notas sobre conceptos y términos fundamentales en los poemas homéricos. CONC
Comentarios de crítica textual. TEXT
Comentarios de traducción. TRAD
Notas sobre el contenido narrativo. NARR
Notas sobre estilo oral y lenguaje formulaico. FORM
Notas sobre gramática homérica y discusión de problemas gramaticales específicos. GRAM
Notas sobre historia y arqueología. HIST
Notas sobre estructura de discursos, episodios y el poema. ESTR
Notas sobre mitología y religión griegas. MITO
Notas sobre problemas de interpretación del texto o la narración. INTP
1 Ὣς οἳ μὲν περὶ νηὸς ἐϋσσέλμοιο μάχοντο· Así ellos por la nave de buenos bancos combatían;
2 Πάτροκλος δ' Ἀχιλῆϊ παρίστατο ποιμένι λαῶν y Patroclo se presentaba a Aquiles, comandante de tropas,
3 δάκρυα θερμὰ χέων ὥς τε κρήνη μελάνυδρος, derramando tibias lágrimas, así como fuente de agua negra
4 ἥ τε κατ' αἰγίλιπος πέτρης δνοφερὸν χέει ὕδωρ. que por una roca escarpada derrama su sombría agua.
5 τὸν δὲ ἰδὼν ᾤκτιρε ποδάρκης δῖος Ἀχιλλεύς, Y viéndolo se compadeció Aquiles divino de pies rápidos
6 καί μιν φωνήσας ἔπεα πτερόεντα προσηύδα· y hablándole dijo estas aladas palabras:
7 “τίπτε δεδάκρυσαι, Πατρόκλεις, ἠΰτε κούρη "¿Por qué estás cubierto de lágrimas, Patroclo, como una niña
8 νηπίη, ἥ θ' ἅμα μητρὶ θέουσ' ἀνελέσθαι ἀνώγει boba, que corriendo junto a su madre le ordena que la levante,
9 εἱανοῦ ἁπτομένη, καί τ' ἐσσυμένην κατερύκει, agarrándola del vestido, y la detiene, aunque apurada
10 δακρυόεσσα δέ μιν ποτιδέρκεται, ὄφρ' ἀνέληται· y llena de lágrimas la mira fijo hasta que la levanta?
11 τῇ ἴκελος, Πάτροκλε, τέρεν κατὰ δάκρυον εἴβεις. Al igual que ella, Patroclo, dejás caer delicadas lágrimas.
12 ἠέ τι Μυρμιδόνεσσι πιφαύσκεαι, ἐμοὶ αὐτῷ, ¿Acaso mostrás algo a los mirmidones, o a mí mismo,
13 ἠέ τιν' ἀγγελίην Φθίης ἐξέκλυες οἶος; o acaso algún mensaje de Ftía escuchaste tú solo?
14 ζώειν μὰν ἔτι φασὶ Μενοίτιον Ἄκτορος υἱόν, Que vive, dicen, todavía, Menecio, hijo de Actor;
15 ζώει δ' Αἰακίδης Πηλεὺς μετὰ Μυρμιδόνεσσι, y vive Peleo Eácida entre los mirmidones;
16 τῶν κε μάλ' ἀμφοτέρων ἀκαχοίμεθα τεθνηώτων. muerto uno de estos dos mucho nos afligiríamos.
17 ἦε σύ γ' Ἀργείων ὀλοφύρεαι, ὡς ὀλέκονται ¿O acaso vos te lamentás por los argivos, porque mueren
18 νηυσὶν ἔπι γλαφυρῇσιν ὑπερβασίης ἕνεκα σφῆς; sobre las huecas naves a causa de su atropello?
19 ἐξαύδα, μὴ κεῦθε νόῳ, ἵνα εἴδομεν ἄμφω.” Pronuncialo -no lo ocultés en tu pensamiento- para que lo sepamos ambos.”
20 Τὸν δὲ βαρὺ στενάχων προσέφης, Πατρόκλεις ἱππεῦ· Y gimiendo pesadamente le dijiste, Patroclo, conductor del carro:
21 “ὦ Ἀχιλεῦ, Πηλῆος υἱὲ, μέγα φέρτατ' Ἀχαιῶν, “¡Oh, Aquiles, hijo de Peleo, con mucho el superior entre los aqueos!
22 μὴ νεμέσα· τοῖον γὰρ ἄχος βεβίηκεν Ἀχαιούς. No te indignés, pues tal sufrimiento ha abatido a los aqueos.
23 οἳ μὲν γὰρ δὴ πάντες, ὅσοι πάρος ἦσαν ἄριστοι, Pues esos, todos, cuantos en el pasado eran los mejores,
24 ἐν νηυσὶν κέαται βεβλημένοι οὐτάμενοί τε. en las naves yacen heridos de lejos o lacerados.
25 βέβληται μὲν ὃ Τυδεΐδης κρατερὸς Διομήδης, Fue herido de lejos él, el fuerte Diomedes Tidida;
26 οὔτασται δ' Ὀδυσεὺς δουρικλυτὸς ἠδ' Ἀγαμέμνων, fue lacerado Odiseo, famoso lancero, y Agamenón,
27 βέβληται δὲ καὶ Εὐρύπυλος κατὰ μηρὸν ὀϊστῷ. fue herido de lejos también Eurípilo en el muslo con una flecha.
28 τοὺς μέν τ' ἰητροὶ πολυφάρμακοι ἀμφιπένονται A estos los médicos de muchas pócimas los atienden,
29 ἕλκε' ἀκειόμενοι· σὺ δ' ἀμήχανος ἔπλευ, Ἀχιλλεῦ. curándoles las lesiones. Pero vos resultaste inflexible, Aquiles.
30 μὴ ἐμέ γ' οὖν οὗτός γε λάβοι χόλος, ὃν σὺ φυλάσσεις, ¡Que no me tome a mí esta ira que vos guardás,
31 αἰναρέτη· τί σευ ἄλλος ὀνήσεται ὀψίγονός περ maldita tu virtud! ¿En qué se beneficiaría de vos otro, aun nacido después,
32 αἴ κε μὴ Ἀργείοισιν ἀεικέα λοιγὸν ἀμύνῃς; si de los argivos no apartás la obscena devastación?
33 νηλεές, οὐκ ἄρα σοί γε πατὴρ ἦν ἱππότα Πηλεύς, ¡Despiadado!, desde luego no fue padre tuyo el jinete Peleo,
34 οὐδὲ Θέτις μήτηρ· γλαυκὴ δέ σε τίκτε θάλασσα ni Tetis, madre; el refulgente mar te parió
35 πέτραι τ' ἠλίβατοι, ὅτι τοι νόος ἐστὶν ἀπηνής. y las rocas elevadas, porque tenés un pensamiento cruel.
36 εἰ δέ τινα φρεσὶ σῇσι θεοπροπίην ἀλεείνεις Y si algún vaticinio en tus entrañas evitás,
37 καί τινά τοι πὰρ Ζηνὸς ἐπέφραδε πότνια μήτηρ, y alguno tu venerable madre, venido de Zeus, te reveló,
38 ἀλλ' ἐμέ περ πρόες ὦχ', ἅμα δ' ἄλλον λαὸν ὄπασσον enviame al menos a mí, velozmente, y encomendame al resto del pueblo
39 Μυρμιδόνων, αἰ κεν τι φόως Δαναοῖσι γένωμαι. de los mirmidones, por si surjo como una luz para los dánaos;
40 δὸς δέ μοι ὤμοιιν τὰ σὰ τεύχεα θωρηχθῆναι, y concedeme que equipe mis hombros con tus armas,
41 αἴ κ' ἐμὲ σοὶ ἴσκοντες ἀπόσχωνται πολέμοιο por si confundiéndome con vos a mí se alejan de la guerra
42 Τρῶες, ἀναπνεύσωσι δ' ἀρήϊοι υἷες Ἀχαιῶν los troyanos, y respiran los belicosos hijos de los aqueos,
43 τειρόμενοι· ὀλίγη δέ τ' ἀνάπνευσις πολέμοιο. agobiados; escaso es el respiro en la guerra.
44 ῥεῖα δέ κ' ἀκμῆτες κεκμηότας ἄνδρας ἀϋτῇ Fácilmente, descansados, a varones cansados con el clamor
45 ὤσαιμεν προτὶ ἄστυ νεῶν ἄπο καὶ κλισιάων.“ empujaríamos hacia la ciudad y lejos de las naves y de las tiendas.”
46 Ὣς φάτο λισσόμενος μέγα νήπιος· ἦ γὰρ ἔμελλεν Así habló suplicando el gran bobo, pues sin duda estaba
47 οἷ αὐτῷ θάνατόν τε κακὸν καὶ κῆρα λιτέσθαι. para sí mismo suplicando por la mala muerte y la perdición.
48 τὸν δὲ μέγ' ὀχθήσας προσέφη πόδας ὠκὺς Ἀχιλλεύς· Y le dijo, muy amargado, Aquiles de pies veloces:
49 “ὤ μοι, διογενὲς Πατρόκλεις, οἷον ἔειπες. “¡Ahhh…! ¡Patroclo del linaje de Zeus, qué dijiste!
50 οὔτε θεοπροπίης ἐμπάζομαι ἥν τινα οἶδα, No estoy atendiendo a algún vaticinio del que sepa,
51 οὔτέ τί μοι πὰρ Ζηνὸς ἐπέφραδε πότνια μήτηρ· y ninguno mi venerable madre, venido de Zeus, me reveló,
52 ἀλλὰ τόδ' αἰνὸν ἄχος κραδίην καὶ θυμὸν ἱκάνει, sino que llega este horrible sufrimiento a mi corazón y a mi ánimo
53 ὁππότε δὴ τὸν ὁμοῖον ἀνὴρ ἐθέλησιν ἀμέρσαι cada vez que a un semejante un varón quiere despojar
54 καὶ γέρας ἂψ ἀφελέσθαι, ὅ τε κράτεϊ προβεβήκῃ· y el botín arrebatarle de vuelta, porque lo supera en poder;
55 αἰνὸν ἄχος τό μοί ἐστιν, ἐπεὶ πάθον ἄλγεα θυμῷ. horrible sufrimiento es eso para mí, ya que padecí dolores en el ánimo.
56 κούρην ἣν ἄρα μοι γέρας ἔξελον υἷες Ἀχαιῶν, La joven, esa que como botín separaron para mí los hijos de los aqueos
57 δουρὶ δ' ἐμῷ κτεάτισσα πόλιν εὐτείχεα πέρσας, y que adquirí con mi lanza, tras arrasar una bien amurallada ciudad,
58 τὴν ἂψ ἐκ χειρῶν ἕλετο κρείων Ἀγαμέμνων a esta la arrebató de mis manos el poderoso Agamenón,
59 Ἀτρεΐδης, ὡς εἴ τιν' ἀτίμητον μετανάστην. el Atrida, como a un apátrida sin honor.
60 ἀλλὰ τὰ μὲν προτετύχθαι ἐάσομεν· οὐδ' ἄρα πως ἦν Pero dejemos lo pasado; no era posible, claro, de ningún modo
61 ἀσπερχὲς κεχολῶσθαι ἐνὶ φρεσίν· ἤτοι ἔφην γε estar irritado en las entrañas empecinadamente; es cierto, dije
62 οὐ πρὶν μηνιθμὸν καταπαυσέμεν, ἀλλ' ὁπότ' ἂν δή que no depondría el encolerizamiento, sino hasta el momento en que
63 νῆας ἐμὰς ἀφίκηται ἀϋτή τε πτόλεμός τε. a mis naves llegara el clamor y la guerra.
64 τύνη δ' ὤμοιιν μὲν ἐμὰ κλυτὰ τεύχεα δῦθι, Pero VOS ponete en los hombros mis renombradas armas
65 ἄρχε δὲ Μυρμιδόνεσσι φιλοπτολέμοισι μάχεσθαι, y conducí a los mirmidones amantes de la guerra a combatir,
66 εἰ δὴ κυάνεον Τρώων νέφος ἀμφιβέβηκε si en efecto una negra nube de troyanos está cercando
67 νηυσὶν ἐπικρατέως, οἳ δὲ ῥηγμῖνι θαλάσσης las naves inconteniblemente, y ellos sobre la rompiente del mar
68 κεκλίαται, χώρης ὀλίγην ἔτι μοῖραν ἔχοντες están inclinados, teniendo todavía una pequeña porción de tierra,
69 Ἀργεῖοι, Τρώων δὲ πόλις ἐπὶ πᾶσα βέβηκε los argivos, y la ciudad de los troyanos toda está atacando,
70 θάρσυνος· οὐ γὰρ ἐμῆς κόρυθος λεύσσουσι μέτωπον audaz; pues no ven el frente de mi casco,
71 ἐγγύθι λαμπομένης· τάχα κεν φεύγοντες ἐναύλους relumbrando de cerca; pronto, huyendo, los cauces
72 πλήσειαν νεκύων, εἴ μοι κρείων Ἀγαμέμνων llenarían de cadáveres, si conmigo el poderoso Agamenón
73 ἤπια εἰδείη· νῦν δὲ στρατὸν ἀμφιμάχονται. tuviera modales; y ahora combaten alrededor de nuestro campamento.
74 οὐ γὰρ Τυδεΐδεω Διομήδεος ἐν παλάμῃσι Pues en las palmas de Diomedes Tidida
75 μαίνεται ἐγχείη Δαναῶν ἀπὸ λοιγὸν ἀμῦναι· no se enfurece la pica para apartar de los dánaos la devastación,
76 οὐδέ πω Ἀτρεΐδεω ὀπὸς ἔκλυον αὐδήσαντος ni en absoluto escuché la voz del Atrida hablando
77 ἐχθρῆς ἐκ κεφαλῆς· ἀλλ' Ἕκτορος ἀνδροφόνοιο desde su odiosa cabeza; pero la de Héctor, matador de varones,
78 Τρωσὶ κελεύοντος περιάγνυται, οἳ δ' ἀλαλητῷ resuena dando órdenes a los troyanos, y ellos con griterío
79 πᾶν πεδίον κατέχουσι μάχῃ νικῶντες Ἀχαιούς. toda la llanura ocupan, venciendo en el combate a los aqueos.
80 ἀλλὰ καὶ ὧς, Πάτροκλε, νεῶν ἄπο λοιγὸν ἀμύνων Pero incluso así, Patroclo, apartando de las naves la devastación
81 ἔμπεσ' ἐπικρατέως, μὴ δὴ πυρὸς αἰθομένοιο abalanzate inconteniblemente, no vaya a ser que, con ardiente fuego
82 νῆας ἐνιπρήσωσι, φίλον δ' ἀπὸ νόστον ἕλωνται. quemen las naves y nos arrebaten el preciado regreso.
83 πείθεο δ' ὥς τοι ἐγὼ μύθου τέλος ἐν φρεσὶ θείω, Y haceme caso, así como te pongo yo la ejecución en tus entrañas,
84 ὡς ἄν μοι τιμὴν μεγάλην καὶ κῦδος ἄρηαι para que me consigas una gran honra y gloria
85 πρὸς πάντων Δαναῶν, ἀτὰρ οἳ περικαλλέα κούρην ante todos los dánaos, y estos la bellísima joven
86 ἂψ ἀπονάσσωσιν, ποτὶ δ' ἀγλαὰ δῶρα πόρωσιν· despachen de nuevo y me den además brillantes regalos:
87 ἐκ νηῶν ἐλάσας ἰέναι πάλιν· εἰ δέ κεν αὖ τοι tras expulsarlos de las naves, vení de vuelta; y si encima a vos
88 δώῃ κῦδος ἀρέσθαι ἐρίγδουπος πόσις Ἥρης, te diera conseguir gloria el estruendoso esposo de Hera,
89 μὴ σύ γ' ἄνευθεν ἐμεῖο λιλαίεσθαι πολεμίζειν no anheles vos apartado de mí guerrear
90 Τρωσὶ φιλοπτολέμοισιν· ἀτιμότερον δέ με θήσεις· contra los troyanos, amantes de la guerra; me dejarías más deshonrado.
91 μὴ δ' ἐπαγαλλόμενος πολέμῳ καὶ δηϊοτῆτι Ni, ufanándote en la guerra y la batalla,
92 Τρῶας ἐναιρόμενος προτὶ Ἴλιον ἡγεμονεύειν, guíes hacia Ilión aniquilándolos a los troyanos,
93 μή τις ἀπ' Οὐλύμποιο θεῶν αἰειγενετάων no sea que alguno de los dioses sempiternos desde el Olimpo
94 ἐμβήῃ· μάλα τούς γε φιλεῖ ἑκάεργος Ἀπόλλων· intervenga; mucho los quiere a ellos Apolo, que obra de lejos;
95 ἀλλὰ πάλιν τρωπᾶσθαι, ἐπὴν φάος ἐν νήεσσι pero retorná, después de que en las naves luz
96 θήῃς, τοὺς δ' ἔτ' ἐᾶν πεδίον κάτα δηριάασθαι. pongas, y a ellos dejalos en la llanura batallar.
97 αἲ γὰρ Ζεῦ τε πάτερ καὶ Ἀθηναίη καὶ Ἄπολλον, Ojalá, padre Zeus y también Atenea y Apolo,
98 μήτέ τις οὖν Τρώων θάνατον φύγοι ὅσσοι ἔασι, ni uno siquiera de los troyanos huyera de la muerte de cuantos hay,
99 μήτέ τις Ἀργείων, νῶϊν δ' ἐκδῦμεν ὄλεθρον, ni uno de los argivos, y nosotros dos nos libráramos de la destrucción,
100 ὄφρ' οἶοι Τροίης ἱερὰ κρήδεμνα λύωμεν.” para, solos, soltar los sagrados velos de Troya.”
101 Ὣς οἳ μὲν τοιαῦτα πρὸς ἀλλήλους ἀγόρευον, Así ellos tales cosas se decían el uno al otro,
102 Αἴας δ' οὐκέτ' ἔμιμνε· βιάζετο γὰρ βελέεσσι· y Áyax ya no resistía; pues lo forzaban las saetas;
103 δάμνα μιν Ζηνός τε νόος καὶ Τρῶες ἀγαυοί lo doblegaba el pensamiento de Zeus y los troyanos admirables
104 βάλλοντες· δεινὴν δὲ περὶ κροτάφοισι φαεινή asaeteando; y tremendamente en torno a las sienes, el reluciente
105 πήληξ βαλλομένη καναχὴν ἔχε, βάλλετο δ' αἰεί casco, asaeteado, resonaba, y continuamente era asaeteado
106 κὰπ φάλαρ' εὐποίηθ'· ὃ δ' ἀριστερὸν ὦμον ἔκαμνεν en los bien elaborados relieves; y él cansaba el hombro izquierdo
107 ἔμπεδον αἰὲν ἔχων σάκος αἰόλον· οὐδὲ δύναντο teniendo continuamente firme el centelleante escudo; y no podían
108 ἀμφ' αὐτῷ πελεμίξαι ἐρείδοντες βελέεσσιν. a su alrededor sacudirlo, presionándolo con saetas.
109 αἰεὶ δ' ἀργαλέῳ ἔχετ' ἄσθματι, κὰδ δέ οἱ ἱδρώς Y continuamente lo tomaba un lacerante jadeo, y sobre él el sudor
110 πάντοθεν ἐκ μελέων πολὺς ἔρρεεν, οὐδέ πῃ εἶχεν de todas partes de sus miembros abundante corría, y no podía
111 ἀμπνεῦσαι· πάντῃ δὲ κακὸν κακῷ ἐστήρικτο. ni respirar; y por todos lados mal sobre mal se amontonaba.
112 Ἔσπετε νῦν μοι, Μοῦσαι Ὀλύμπια δώματ' ἔχουσαι, Díganme ahora, Musas, que tienen olímpicas moradas,
113 ὅππως δὴ πρῶτον πῦρ ἔμπεσε νηυσὶν Ἀχαιῶν. de qué manera cayó primero el fuego sobre las naves de los aqueos.
114 Ἕκτωρ Αἴαντος δόρυ μείλινον ἄγχι παραστάς Héctor, de Áyax parándose cerca, la lanza de fresno
115 πλῆξ' ἄορι μεγάλῳ αἰχμῆς παρὰ καυλὸν ὄπισθεν, golpeó con la gran espada por detrás, junto al empalme de la punta,
116 ἀντικρὺ δ' ἀπάραξε· τὸ μὲν Τελαμώνιος Αἴας y la cercenó completa; esta Áyax Telamonio
117 πῆλ' αὔτως ἐν χειρὶ κόλον δόρυ, τῆλε δ' ἀπ' αὐτοῦ la blandió así en la mano, a la lanza truncada, y lejos de él
118 αἰχμὴ χαλκείη χαμάδις βόμβησε πεσοῦσα. la broncínea punta retumbó sobre el piso, cayendo.
119 γνῶ δ' Αἴας κατὰ θυμὸν ἀμύμονα ῥίγησέν τε Y supo Áyax en su irreprochable ánimo y se turbó
120 ἔργα θεῶν, ὅ ῥα πάγχυ μάχης ἐπὶ μήδεα κεῖρε ante las acciones de los dioses, que le cortaba del todo los planes
121 Ζεὺς ὑψιβρεμέτης, Τρώεσσι δὲ βούλετο νίκην· Zeus altitonante, y deseaba la victoria para los troyanos;
122 χάζετο δ' ἐκ βελέων. τοὶ δ' ἔμβαλον ἀκάματον πῦρ y se retiró de las saetas. Y ellos arrojaron incansable fuego
123 νηῒ θοῇ· τῆς δ' αἶψα κατ' ἀσβέστη κέχυτο φλόξ. en la rápida nave; y sobre esta pronto se vertió una inextinguible llama.
124 ὣς τὴν μὲν πρυμνὴν πῦρ ἄμφεπεν· αὐτὰρ Ἀχιλλεύς Así la popa el fuego rodeaba; y por su parte, Aquiles
125 μηρὼ πληξάμενος Πατροκλῆα προσέειπεν· tras golpearse los muslos le dijo a Patroclo:
126 ὄρσεο, διογενὲς Πατρόκλεις ἱπποκέλευθε· Arriba, Patroclo, del linaje de Zeus, conductor de caballos.
127 λεύσσω δὴ παρὰ νηυσὶ πυρὸς δηΐοιο ἰωήν· Veo ya junto a las naves el rugido del fuego destructor;
128 μὴ δὴ νῆας ἕλωσι καὶ οὐκέτι φυκτὰ πέλωνται· no vaya a ser que tomen las naves y ya no haya escapatoria;
129 δύσεο τεύχεα θᾶσσον, ἐγὼ δέ κε λαὸν ἀγείρω.” ponete pronto las armas y yo voy a juntar al pueblo.”
130 Ὣς φάτο, Πάτροκλος δὲ κορύσσετο νώροπι χαλκῷ. Así habló, y Patroclo se equipó con el destellante bronce.
131 κνημῖδας μὲν πρῶτα περὶ κνήμῃσιν ἔθηκε Primero sobre las canillas se colocó las grebas,
132 καλάς, ἀργυρέοισιν ἐπισφυρίοις ἀραρυίας· bellas, ajustadas con tobilleras de plata;
133 δεύτερον αὖ θώρηκα περὶ στήθεσσιν ἔδυνε en segundo lugar la coraza se puso en el pecho,
134 ποικίλον ἀστερόεντα ποδώκεος Αἰακίδαο· intrincadamente labrada, fulgurante, del Eácida de pie veloz;
135 ἀμφὶ δ' ἄρ' ὤμοισιν βάλετο ξίφος ἀργυρόηλον y en los hombros, claro, se colgó la espada con clavos de plata,
136 χάλκεον, αὐτὰρ ἔπειτα σάκος μέγα τε στιβαρόν τε· broncínea, y luego el grande y macizo escudo;
137 κρατὶ δ' ἐπ' ἰφθίμῳ κυνέην εὔτυκτον ἔθηκεν y sobre la fuerte cabeza colocó el bien fabricado yelmo,
138 ἵππουριν· δεινὸν δὲ λόφος καθύπερθεν ἔνευεν. crinado, y tremendamente desde la punta se inclinaba el penacho.
139 εἵλετο δ' ἄλκιμα δοῦρε, τά οἱ παλάμηφιν ἀρήρει, Y tomó dos firmes lanzas, que se le ajustaban a las manos,
140 ἔγχος δ' οὐχ ἕλετ' οἶον ἀμύμονος Αἰακίδαο y solo no tomó la pica del irreprochable Eácida,
141 βριθὺ μέγα στιβαρόν· τὸ μὲν οὐ δύνατ' ἄλλος Ἀχαιῶν pesada, grande, maciza; esta no podía ningún otro de los Aqueos
142 πάλλειν, ἀλλά μιν οἶος ἐπίστατο πῆλαι Ἀχιλλεύς blandirla, sino que solo sabía blandirla Aquiles,
143 Πηλιάδα μελίην, τὴν πατρὶ φίλῳ πόρε Χείρων al fresno del Pelión, que procuró Quirón a su querido padre
144 Πηλίου ἐκ κορυφῆς, φόνον ἔμμεναι ἡρώεσσιν. desde la cumbre del Pelión, para que fuera matanza de héroes.
145 ἵππους δ' Αὐτομέδοντα θοῶς ζευγνῦμεν ἄνωγε, Y los caballos ordenó uncir rápidamente a Automedonte,
146 τὸν μετ' Ἀχιλλῆα ῥηξήνορα τῖε μάλιστα, al que después de Aquiles, destructor de varones, honraba más,
147 πιστότατος δέ οἱ ἔσκε μάχῃ ἔνι μεῖναι ὁμοκλήν. y era para él el más confiable en la batalla para esperar órdenes.
148 τῷ δὲ καὶ Αὐτομέδων ὕπαγε ζυγὸν ὠκέας ἵππους, Para él también Automedonte puso el yugo a los veloces caballos,
149 Ξάνθον καὶ Βαλίαν, τὼ ἅμα πνοιῇσι πετέσθην, Zaino y Overo, los dos que a la par de los vientos volaban,
150 τοὺς ἔτεκε Ζεφύρῳ ἀνέμῳ Ἅρπυια Ποδάργη los que parió para el Céfiro la harpía Podarga,
151 βοσκομένη λειμῶνι παρὰ ῥόον Ὠκεανοῖο· paciendo en una pradera junto a la corriente del Océano;
152 ἐν δὲ παρηορίῃσιν ἀμύμονα Πήδασον ἵει, y en el costado puso al irreprochable Pédaso,
153 τόν ῥά ποτ' Ἠετίωνος ἑλὼν πόλιν ἤγαγ' Ἀχιλλεύς, ese al que alguna vez, tras tomar la ciudad de Eetión, condujo Aquiles,
154 ὃς καὶ θνητὸς ἐὼν ἕπεθ' ἵπποις ἀθανάτοισι. aquel que, aun siendo mortal, seguía a caballos inmortales.
155 Μυρμιδόνας δ' ἄρ' ἐποιχόμενος θώρηξεν Ἀχιλλεύς Y, claro, yendo y viniendo, a los mirmidones armó Aquiles,
156 πάντας ἀνὰ κλισίας σὺν τεύχεσιν· οἳ δὲ λύκοι ὣς a todos, en las tiendas, con las armas; y ellos, como lobos
157 ὠμοφάγοι, τοῖσίν τε περὶ φρεσὶν ἄσπετος ἀλκή, comedores de carne cruda, que en las entrañas tienen indecible brío
158 οἵ τ' ἔλαφον κεραὸν μέγαν οὔρεσι δῃώσαντες y que un gran ciervo cornígero en los montes habiendo destrozado
159 δάπτουσιν, πᾶσιν δὲ παρήϊον αἵματι φοινόν, devoran, y en todos el hocico está rojo por la sangre,
160 καί τ' ἀγεληδὸν ἴασιν ἀπὸ κρήνης μελανύδρου y en manada van junto a una fuente de agua negra,
161 λάψοντες γλώσσῃσιν ἀραιῇσιν μέλαν ὕδωρ para lamer con las finas lenguas el agua negra,
162 ἄκρον ἐρευγόμενοι φόνον αἵματος, ἐν δέ τε θυμός en la superficie eructando la matanza de sangre, y el ánimo, allí,
163 στήθεσιν ἄτρομός ἐστι, περιστένεται δέ τε γαστήρ, en el pecho, tienen imperturbable, y el estómago gruñe;
164 τοῖοι Μυρμιδόνων ἡγήτορες ἠδὲ μέδοντες de tal manera los líderes y comandantes de los mirmidones
165 ἀμφ' ἀγαθὸν θεράποντα ποδώκεος Αἰακίδαο en torno al noble servidor del Eácida de pie veloz
166 ῥώοντ'· ἐν δ' ἄρα τοῖσιν ἀρήϊος ἵστατ' Ἀχιλλεύς, se apuraban; y entre ellos, claro, estaba parado el belicoso Aquiles,
167 ὀτρύνων ἵππους τε καὶ ἀνέρας ἀσπιδιώτας. alentando a los caballos y a los varones portadores de escudos.
168 Πεντήκοντ' ἦσαν νῆες θοαί, ᾗσιν Ἀχιλλεύς Cincuenta eran las rápidas naves que Aquiles,
169 ἐς Τροίην ἡγεῖτο Διῒ φίλος· ἐν δὲ ἑκάστῃ caro a Zeus, condujo hacia Troya, y en cada una
170 πεντήκοντ' ἔσαν ἄνδρες ἐπὶ κληῗσιν ἑταῖροι· cincuenta eran los varones, compañeros en los escálamos;
171 πέντε δ' ἄρ' ἡγεμόνας ποιήσατο τοῖς ἐπεποίθει y a cinco, claro, hizo líderes, en los que tenía confianza
172 σημαίνειν· αὐτὸς δὲ μέγα κρατέων ἤνασσε. para dar indicaciones; y él mismo, dominando mucho, gobernaba.
173 τῆς μὲν ἰῆς στιχὸς ἦρχε Μενέσθιος αἰολοθώρηξ, A la primera columna la lideraba Menestio, de coraza centelleante,
174 υἱὸς Σπερχειοῖο διιπετέος ποταμοῖο, hijo de Esperqueo, río que atraviesa el cielo,
175 ὃν τέκε Πηλῆος θυγάτηρ καλὴ Πολυδώρη al que parió la hija de Peleo, la bella Polidora,
176 Σπερχειῷ ἀκάμαντι γυνὴ θεῷ εὐνηθεῖσα, que siendo una mujer con un dios se acostó, con el incansable Esperqueo,
177 αὐτὰρ ἐπίκλησιν Βώρῳ Περιήρεος υἷι, pero fue su padre putativo Boro, hijo de Perieres,
178 ὅς ῥ' ἀναφανδὸν ὄπυιε πορὼν ἀπερείσια ἕδνα. aquel que abiertamente la desposó, dándole cuantiosa dote.
179 τῆς δ' ἑτέρης Εὔδωρος ἀρήϊος ἡγεμόνευε Y la segunda el belicoso Eudoro la guiaba,
180 παρθένιος, τὸν ἔτικτε χορῷ καλὴ Πολυμήλη bastardo, al que parió Polimela, bella en el coro,
181 Φύλαντος θυγάτηρ· τῆς δὲ κρατὺς Ἀργειφόντης hija de Filas; de esta el fuerte Argifonte
182 ἠράσατ', ὀφθαλμοῖσιν ἰδὼν μετὰ μελπομένῃσιν se enamoró, viéndola con los ojos entre las que bailaban
183 ἐν χορῷ Ἀρτέμιδος χρυσηλακάτου κελαδεινῆς· en el coro de Ártemis, de flechas de oro, resonante;
184 αὐτίκα δ' εἰς ὑπερῷ' ἀναβὰς παρελέξατο λάθρῃ y enseguida, subiendo al piso superior, yació con ella a escondidas
185 Ἑρμείας ἀκάκητα, πόρεν δέ οἱ ἀγλαὸν υἱόν Hermes benéfico, y le dio un brillante hijo,
186 Εὔδωρον πέρι μὲν θείειν ταχὺν ἠδὲ μαχητήν. Eudoro, muy rápido para correr y combatiente.
187 αὐτὰρ ἐπεὶ δὴ τόν γε μογοστόκος Εἰλείθυια Pero después de que a este Ilitia, la de los dolores de parto,
188 ἐξάγαγε πρὸ φόωσδε καὶ ἠελίου ἴδεν αὐγάς, sacó hacia la luz y vio los rayos del Sol,
189 τὴν μὲν Ἐχεκλῆος κρατερὸν μένος Ἀκτορίδαο a ella el fuerte furor de Equecles Actórida
190 ἠγάγετο πρὸς δώματ', ἐπεὶ πόρε μυρία ἕδνα, la condujo hacia su morada, después de darle incontable dote,
191 τὸν δ' ὁ γέρων Φύλας εὖ ἔτρεφεν ἠδ' ἀτίταλλεν y a él el viejo Filas lo nutrió bien y lo crio,
192 ἀμφαγαπαζόμενος ὡς εἴ θ' ἑὸν υἱὸν ἐόντα. rodeándolo de cariño como si fuera hijo suyo.
193 τῆς δὲ τρίτης Πείσανδρος ἀρήϊος ἡγεμόνευε Y la tercera el belicoso Pisandro la guiaba,
194 Μαιμαλίδης, ὃς πᾶσι μετέπρεπε Μυρμιδόνεσσιν el Memálida, que entre todos los mirmidones se distinguía
195 ἔγχεϊ μάρνασθαι μετὰ Πηλεΐωνος ἑταῖρον. en el pelear con la pica, después del compañero del Pelión.
196 τῆς δὲ τετάρτης ἦρχε γέρων ἱππηλάτα Φοῖνιξ, Y la cuarta la lideraba el anciano Fénix, conductor de carros,
197 πέμπτης δ' Ἀλκιμέδων Λαέρκεος υἱὸς ἀμύμων. y la quinta, Alcimedonte, irreprochable hijo de Laerces.
198 αὐτὰρ ἐπεὶ δὴ πάντας ἅμ' ἡγεμόνεσσιν Ἀχιλλεύς Pero después de que Aquiles a todos junto a los líderes
199 στῆσεν ἐῢ κρίνας, κρατερὸν δ' ἐπὶ μῦθον ἔτελλε· los formó, distribuyéndolos bien, comandó con fuertes palabras:
200 “Μυρμιδόνες, μή τίς μοι ἀπειλάων λελαθέσθω, Mirmidones, que ninguno se me olvide de las amenazas
201 ἃς ἐπὶ νηυσὶ θοῇσιν ἀπειλεῖτε Τρώεσσι con las que junto a las veloces naves amenazaban a los troyanos
202 πάνθ' ὑπὸ μηνιθμόν, καί μ' ᾐτιάασθε ἕκαστος· durante todo mi encolerizamiento y cada uno me acusaba:
203 ‘σχέτλιε Πηλέος υἱὲ, χόλῳ ἄρα σ' ἔτρεφε μήτηρ, Inclemente hijo de Peleo, al final con bilis te nutrió tu madre,
204 νηλεές, ὃς παρὰ νηυσὶν ἔχεις ἀέκοντας ἑταίρους· despiadado, que junto a las naves retienes a tus compañeros a su pesar.
205 οἴκαδέ περ σὺν νηυσὶ νεώμεθα ποντοπόροισιν Al menos con las naves que surcan el ponto regresemos a casa
206 αὖτις, ἐπεί ῥά τοι ὧδε κακὸς χόλος ἔμπεσε θυμῷ.’ de vuelta, ya que te cayó así en el ánimo una mala ira.’
207 ταῦτά μ' ἀγειρόμενοι θάμ' ἐβάζετε· νῦν δὲ πέφανται Estas cosas, juntándose, a menudo me decían; y ahora se presenta
208 φυλόπιδος μέγα ἔργον, ἕης τὸ πρίν γ' ἐράασθε. la gran acción de la lucha, que antes deseaban.
209 ἔνθά τις ἄλκιμον ἦτορ ἔχων Τρώεσσι μαχέσθω.” Allí, cada uno, teniendo el corazón firme, combata con los troyanos.”
210 Ὣς εἰπὼν ὤτρυνε μένος καὶ θυμὸν ἑκάστου, Habiendo hablado así alentó el furor y el ánimo de cada uno,
211 μάλλον δὲ στίχες ἄρθεν, ἐπεὶ βασιλῆος ἄκουσαν. y mucho las columnas se ajustaron, ya que escucharon al rey.
212 ὡς δ' ὅτε τοῖχον ἀνὴρ ἀράρῃ πυκινοῖσι λίθοισι Y como cuando un varón ajusta con compactas piedras la pared
213 δώματος ὑψηλοῖο βίας ἀνέμων ἀλεείνων, de una elevada casa, protegiéndola de las fuerzas de los vientos,
214 ὣς ἄραρον κόρυθές τε καὶ ἀσπίδες ὀμφαλόεσσαι. así se ajustaban los cascos y escudos repujados.
215 ἀσπὶς ἄρ' ἀσπίδ' ἔρειδε, κόρυς κόρυν, ἀνέρα δ' ἀνήρ· Escudo en escudo se apoyaba, casco en casco, y varón en varón;
216 ψαῦον δ' ἱππόκομοι κόρυθες λαμπροῖσι φάλοισι y se tocaban los cascos de crinado penacho con las brillantes cimeras
217 νευόντων, ὡς πυκνοὶ ἐφέστασαν ἀλλήλοισι. al inclinarse, así de compactos se colocaron unos junto a otros.
218 πάντων δὲ προπάροιθε δύ' ἀνέρε θωρήσσοντο, Y enfrente de todos dos varones se armaron,
219 Πάτροκλός τε καὶ Αὐτομέδων, ἕνα θυμὸν ἔχοντες Patroclo y Automedonte, teniendo un solo ánimo,
220 πρόσθεν Μυρμιδόνων πολεμιζέμεν. αὐτὰρ Ἀχιλλεύς para guerrear al frente de los mirmidones. Por su parte, Aquiles,
221 βῆ ῥ' ἴμεν ἐς κλισίην, χηλοῦ δ' ἀπὸ πῶμ' ἀνέῳγε desde luego, echó a andar hacia su tienda, y abrió la tapa de un cofre
222 καλῆς δαιδαλέης, τήν οἱ Θέτις ἀργυρόπεζα hermoso, labrado, que para él Tetis de pies de plata
223 θῆκ' ἐπὶ νηὸς ἄγεσθαι ἐῢ πλήσασα χιτώνων puso en la nave para que lo llevara, llenándolo bien de túnicas,
224 χλαινάων τ' ἀνεμοσκεπέων οὔλων τε ταπήτων, y de mantos protectores de los vientos y de lanudos cobertores,
225 ἔνθα δέ οἱ δέπας ἔσκε τετυγμένον, οὐδέ τις ἄλλος y donde tenía una trabajada copa, y ningún otro,
226 οὔτ' ἀνδρῶν πίνεσκεν ἀπ' αὐτοῦ αἴθοπα οἶνον, ninguno de los varones, bebía de ella refulgente vino,
227 οὔτέ τεῳ σπένδεσκε θεῶν, ὅτε μὴ Διὶ πατρί. ni a ninguno de los dioses libaba, cuando no al padre Zeus.
228 τό ῥα τότ' ἐκ χηλοῖο λαβὼν ἐκάθηρε θεείῳ A aquella, entonces, tras tomarla del cofre, la limpió con azufre
229 πρῶτον, ἔπειτα δ' ἔνιψ' ὕδατος καλῇσι ῥοῇσι, primero, y luego la lavó con hermosos chorros de agua,
230 νίψατο δ' αὐτὸς χεῖρας, ἀφύσσατο δ' αἴθοπα οἶνον. y se lavó él mismo las manos, y sacó reluciente vino.
231 εὔχετ' ἔπειτα στὰς μέσῳ ἕρκεϊ, λεῖβε δὲ οἶνον Rogó, luego, tras pararse en el medio del cerco, y vertió el vino
232 οὐρανὸν εἰσανιδών· Δία δ' οὐ λάθε τερπικέραυνον· mirando al firmamento; y no lo desatendió Zeus, que goza del trueno:
233 “Ζεῦ ἄνα, Δωδωναῖε, Πελασγικὲ, τηλόθι ναίων, Zeus soberano, Dodoneo, Pelásgico, que habitas lejos,
234 Δωδώνης μεδέων δυσχειμέρου, ἀμφὶ δὲ Σελλοί patrono de Dodona de crudo invierno, en torno a la cual los selos
235 σοὶ ναίουσ' ὑποφῆται ἀνιπτόποδες χαμαιεῦναι, para ti habitan, intérpretes de pies desaseados que duermen en el suelo,
236 ἠμὲν δή ποτ' ἐμὸν ἔπος ἔκλυες εὐξαμένοιο, ya una vez oíste mi palabra al rogarte,
237 τίμησας μὲν ἐμέ, μέγα δ' ἴψαο λαὸν Ἀχαιῶν, me honraste y oprimiste mucho al pueblo de los aqueos,
238 ἠδ' ἔτι καὶ νῦν μοι τόδ' ἐπικρήηνον ἐέλδωρ· y ahora, de nuevo, también cúmpleme a mí este deseo;
239 αὐτὸς μὲν γὰρ ἐγὼ μενέω νηῶν ἐν ἀγῶνι, pues yo mismo me quedo en el encuentro de naves,
240 ἀλλ' ἕταρον πέμπω πολέσιν μετὰ Μυρμιδόνεσσι pero a mi compañero mando entre muchos mirmidones
241 μάρνασθαι· τῷ κῦδος ἅμα πρόες, εὐρύοπα Ζεῦ, a pelear; junto a este envía gloria, Zeus ****de vasta voz,
242 θάρσυνον δέ οἱ ἦτορ ἐνὶ φρεσίν, ὄφρα καὶ Ἕκτωρ y envalentónale el corazón en las entrañas, para que incluso Héctor
243 εἴσεται ἤ ῥα καὶ οἶος ἐπίστηται πολεμίζειν vea si en verdad también sabe guerrear solo
244 ἡμέτερος θεράπων, ἦ οἱ τότε χεῖρες ἄαπτοι nuestro servidor, o si a él las manos invictas solo entonces
245 μαίνονθ', ὁππότ' ἐγώ περ ἴω μετὰ μῶλον Ἄρηος. se le enfurecen, cuando yo entro en la pugna de Ares.
246 αὐτὰρ ἐπεί κ' ἀπὸ ναῦφι μάχην ἐνοπήν τε δίηται, Pero una vez que de las naves el combate y el tumulto aleje,
247 ἀσκηθής μοι ἔπειτα θοὰς ἐπὶ νῆας ἱκέσθω que incólume luego a las rápidas naves vuelva para mí,
248 τεύχεσί τε ξὺν πᾶσι καὶ ἀγχεμάχοις ἑτάροισιν.” con todas las armas y con los compañeros que combaten de cerca.”
249 Ὣς ἔφατ' εὐχόμενος, τοῦ δ' ἔκλυε μητίετα Ζεύς· Así habló rogando y lo escuchó el ingenioso Zeus,
250 τῷ δ' ἕτερον μὲν ἔδωκε πατήρ, ἕτερον δ' ἀνένευσε· y a él lo uno le dio el padre y lo otro le negó:
251 νηῶν μέν οἱ ἀπώσασθαι πόλεμόν τε μάχην τε el rechazar de las naves el combate y la guerra
252 δῶκε, σόον δ' ἀνένευσε μάχης ἐξαπονέεσθαι. le dio, y le negó el retornar a salvo del combate.
253 ἤτοι ὃ μὲν σπείσας τε καὶ εὐξάμενος Διὶ πατρί Y así él, habiendo libado y rogado al padre Zeus,
254 ἂψ κλισίην εἰσῆλθε, δέπας δ' ἀπέθηκ' ἐνὶ χηλῷ, fue de vuelta hacia la tienda y repuso la copa en el cofre,
255 στῆ δὲ πάροιθ' ἐλθὼν κλισίης, ἔτι δ' ἤθελε θυμῷ y yendo delante de la tienda se quedó, y aun deseaba en el ánimo
256 εἰσιδέειν Τρώων καὶ Ἀχαιῶν φύλοπιν αἰνήν. contemplar la horrible lucha de aqueos y troyanos.
257 Οἳ δ' ἅμα Πατρόκλῳ μεγαλήτορι θωρηχθέντες Y ellos, junto con Patroclo de corazón vigoroso, armados
258 ἔστιχον, ὄφρ' ἐν Τρωσὶ μέγα φρονέοντες ὄρουσαν. marcharon, hasta que arremetieron con gran ímpetu entre los troyanos.
259 αὐτίκα δὲ σφήκεσσιν ἐοικότες ἐξεχέοντο Y enseguida se derramaron, semejantes a avispas
260 εἰνοδίοις, οὓς παῖδες ἐριδμαίνωσιν ἔθοντες de los caminos, a las que los niños irritan como acostumbran,
261 αἰεὶ κερτομέοντες ὁδῷ ἔπι οἰκί' ἔχοντας siempre hostigando a las que tienen su casa sobre el camino,
262 νηπίαχοι· ξυνὸν δὲ κακὸν πολέεσσι τιθεῖσι· bobalicones; y producen para muchos un mal común;
263 τοὺς δ' εἴ περ παρά τίς τε κιὼν ἄνθρωπος ὁδίτης a estas, si acaso pasando por al lado algún hombre caminante
264 κινήσῃ ἀέκων, οἳ δ' ἄλκιμον ἦτορ ἔχοντες las mueve sin querer, ellas, teniendo el corazón firme,
265 πρόσσω πᾶς πέτεται καὶ ἀμύνει οἷσι τέκεσσι· hacia delante la totalidad vuela y cuida a sus hijos;
266 τῶν τότε Μυρμιδόνες κραδίην καὶ θυμὸν ἔχοντες de estas, entonces, teniendo el corazón y el ánimo los mirmidones,
267 ἐκ νηῶν ἐχέοντο· βοὴ δ' ἄσβεστος ὀρώρει. se derramaron desde las naves; y se impulsó un grito inextinguible.
268 Πάτροκλος δ' ἑτάροισιν ἐκέκλετο μακρὸν ἀΰσας· Y Patroclo exhortó a sus compañeros bramando con fuerte voz:
269 “Μυρμιδόνες, ἕταροι Πηληϊάδεω Ἀχιλῆος, Mirmidones, compañeros del Pelida Aquiles,
270 ἀνέρες ἔστε, φίλοι, μνήσασθε δὲ θούριδος ἀλκῆς, sean varones, amigos, y recuerden su impetuoso brío,
271 ὡς ἂν Πηλεΐδην τιμήσομεν, ὃς μέγ' ἄριστος para que honremos al Pelida, que es por mucho el mejor
272 Ἀργείων παρὰ νηυσὶ καὶ ἀγχέμαχοι θεράποντες, de los argivos junto a las naves, y combaten de cerca sus servidores,
273 γνῷ δὲ καὶ Ἀτρεΐδης εὐρὺ κρείων Ἀγαμέμνων y sepa también el Atrida Agamenón de vasto poder
274 ἣν ἄτην, ὅ τ' ἄριστον Ἀχαιῶν οὐδὲν ἔτισεν.” de su ceguera, que al mejor de los aqueos no honró nada.”
275 Ὣς εἰπὼν ὤτρυνε μένος καὶ θυμὸν ἑκάστου, Habiendo hablado así alentó el furor y el ánimo de cada uno,
276 ἐν δ' ἔπεσον Τρώεσσιν ἀολλέες· ἀμφὶ δὲ νῆες y entre los troyanos cayeron en bloque; y, en torno, las naves
277 σμερδαλέον κονάβησαν ἀϋσάντων ὑπ' Ἀχαιῶν. espantosamente retumbaban por los bramidos de los aqueos.
278 Τρῶες δ' ὡς εἴδοντο Μενοιτίου ἄλκιμον υἱόν Los troyanos, cuando vieron al firme hijo de Menecio,
279 αὐτὸν καὶ θεράποντα σὺν ἔντεσι μαρμαίροντας, a él mismo y a su servidor, resplandecientes con sus armas,
280 πᾶσιν ὀρίνθη θυμός, ἐκίνηθεν δὲ φάλαγγες a todos se les conmocionó el ánimo y se conmovieron las falanges,
281 ἐλπόμενοι παρὰ ναῦφι ποδώκεα Πηλεΐωνα pensando que junto a las naves el Pelión de pie veloz
282 μηνιθμὸν μὲν ἀπορρῖψαι, φιλότητα δ' ἑλέσθαι· había desechado su encolerizamiento, y preferido la amistad;
283 πάπτηνεν δὲ ἕκαστος ὅπῃ φύγοι αἰπὺν ὄλεθρον. y cada uno escrutaba por dónde escaparía de la infranqueable destrucción.
284 Πάτροκλος δὲ πρῶτος ἀκόντισε δουρὶ φαεινῷ Patroclo, el primero, disparó la lanza reluciente
285 ἀντικρὺ κατὰ μέσσον, ὅθι πλεῖστοι κλονέοντο, directo hacia el centro, donde la mayoría se agitaba,
286 νηῒ πάρα πρυμνῇ μεγαθύμου Πρωτεσιλάου, junto a la popa de la nave del esforzado Protesilao,
287 καὶ βάλε Πυραίχμην, ὃς Παίονας ἱπποκορυστάς e hirió a Pirecmes, que a los peonios de cascos crinados
288 ἤγαγεν ἐξ Ἀμυδῶνος ἀπ' Ἀξιοῦ εὐρὺ ῥέοντος· condujo desde Amidón, desde el Axio de ancha corriente;
289 τὸν βάλε δεξιὸν ὦμον· ὃ δ' ὕπτιος ἐν κονίῃσι lo hirió en el hombro derecho; y él de espaldas en el polvo
290 κάππεσεν οἰμώξας, ἕταροι δέ μιν ἀμφεφόβηθεν cayó con un gemido, y sus compañeros a su alrededor se espantaron,
291 Παίονες· ἐν γὰρ Πάτροκλος φόβον ἧκεν ἅπασιν los peonios, pues entre ellos Patroclo arrojó espanto, en todos,
292 ἡγεμόνα κτείνας, ὃς ἀριστεύεσκε μάχεσθαι. habiendo matado a su líder, que era el mejor en el combatir.
293 ἐκ νηῶν δ' ἔλασεν, κατὰ δ' ἔσβεσεν αἰθόμενον πῦρ. Y los expulsó de las naves, y extinguió el ardiente fuego.
294 ἡμιδαὴς δ' ἄρα νηῦς λίπετ' αὐτόθι· τοὶ δὲ φόβηθεν Medio quemada, claro, quedó la nave en el lugar; y ellos se espantaron,
295 Τρῶες θεσπεσίῳ ὁμάδῳ· Δαναοὶ δ' ἐπέχυντο los troyanos, en un fragor sobrenatural; y los dánaos se derramaron
296 νῆας ἀνὰ γλαφυράς· ὅμαδος δ' ἀλίαστος ἐτύχθη. por las huecas naves; y un inagotable fragor se produjo.
297 ὡς δ' ὅτ' ἀφ' ὑψηλῆς κορυφῆς ὄρεος μεγάλοιο Como cuando desde la elevada cima de un gran monte
298 κινήσῃ πυκινὴν νεφέλην στεροπηγερέτα Ζεύς, mueve una compacta nube Zeus que amontona los rayos,
299 ἔκ τ' ἔφανεν πᾶσαι σκοπιαὶ καὶ πρώονες ἄκροι y se revelan todos los miradores y los altos promontorios
300 καὶ νάπαι, οὐρανόθεν δ' ἄρ' ὑπερράγη ἄσπετος αἰθήρ, y los valles, y así desde el firmamento se rasga el indecible cielo,
301 ὣς Δαναοὶ νηῶν μὲν ἀπωσάμενοι δήϊον πῦρ así los dánaos, de las naves habiendo rechazado el fuego destructor,
302 τυτθὸν ἀνέπνευσαν, πολέμου δ' οὐ γίγνετ' ἐρωή· respiraron un poco, pero no hubo escapatoria de la guerra.
303 οὐ γάρ πώ τι Τρῶες ἀρηϊφίλων ὑπ' Ἀχαιῶν Pues de ningún modo los troyanos, por los aqueos amados por Ares
304 προτροπάδην φοβέοντο μελαινάων ἀπὸ νηῶν, en desorden eran espantados de las negras naves,
305 ἀλλ' ἔτ' ἄρ' ἀνθίσταντο, νεῶν δ' ὑπόεικον ἀνάγκῃ. sino que todavía resistían, y de las naves se retiraban por necesidad.
306 Ἔνθα δ' ἀνὴρ ἕλεν ἄνδρα κεδασθείσης ὑσμίνης Y entonces, dispersada la batalla, varón sometió a varón
307 ἡγεμόνων. πρῶτος δὲ Μενοιτίου ἄλκιμος υἱός de entre los líderes. Y primero el firme hijo de Menecio
308 αὐτίκ' ἄρα στρεφθέντος Ἀρηϊλύκου βάλε μηρόν hirió justo cuando se dio vuelta el muslo de Areíloco
309 ἔγχεϊ ὀξυόεντι, διάπρο δὲ χαλκὸν ἔλασσε· con la aguda pica, y el bronce lo atravesó completo;
310 ῥῆξεν δ' ὀστέον ἔγχος, ὃ δὲ πρηνὴς ἐπὶ γαίῃ y la pica partió el hueso, y él de bruces sobre la tierra
311 κάππεσ'· ἀτὰρ Μενέλαος ἀρήϊος οὖτα Θόαντα cayó; mientras, el belicoso Menelao golpeó a Toante
312 στέρνον γυμνωθέντα παρ' ἀσπίδα, λῦσε δὲ γυῖα. en el pecho descubierto junto al escudo, y aflojó sus miembros.
313 Φυλεΐδης δ' Ἄμφικλον ἐφορμηθέντα δοκεύσας Y el Filida, esperando que Anficlo arremetiera,
314 ἔφθη ὀρεξάμενος πρυμνὸν σκέλος, ἔνθα πάχιστος se adelantó, alcazándole lo alto de la pierna, donde más grueso
315 μυὼν ἀνθρώπου πέλεται· περὶ δ' ἔγχεος αἰχμῇ es el músculo del hombre; y en torno a la punta de la pica
316 νεῦρα διεσχίσθη· τὸν δὲ σκότος ὄσσε κάλυψε. los tendones se desgarraron; y la oscuridad le cubrió los ojos.
317 Νεστορίδαι δ' ὃ μὲν οὔτασ' Ἀτύμνιον ὀξέϊ δουρί Los Nestóridas, uno golpeó a Atimnio con la aguda lanza,
318 Ἀντίλοχος, λαπάρης δὲ διήλασε χάλκεον ἔγχος, Antíloco, y atravesó el abdomen la broncínea pica,
319 ἤριπε δὲ προπάροιθε. Μάρις δ' αὐτοσχεδὰ δουρί y se desplomó de frente. Y Maris, de cerca con la lanza
320 Ἀντιλόχῳ ἐπόρουσε κασιγνήτοιο χολωθείς se arrojó sobre Antíloco, irritado por su hermano,
321 στὰς πρόσθεν νέκυος· τοῦ δ' ἀντίθεος Θρασυμήδης parándose delante del cadáver; y a él Trasimedes, igual a los dioses,
322 ἔφθη ὀρεξάμενος πρὶν οὐτάσαι, οὐδ' ἀφάμαρτεν, antes que golpeara se le adelantó, alcanzándolo - y no erró -
323 ὦμον ἄφαρ· πρυμνὸν δὲ βραχίονα δουρὸς ἀκωκή directo en el hombro; y el extremo de la lanza lo alto del brazo
324 δρύψ' ἀπὸ μυώνων, ἀπὸ δ' ὀστέον ἄχρις ἄραξε· separó de los músculos, y arrancó el hueso de raíz;
325 δούπησεν δὲ πεσών, κατὰ δὲ σκότος ὄσσε κάλυψεν. retumbó al caer, y la oscuridad cubrió sus ojos.
326 ὣς τὼ μὲν δοιοῖσι κασιγνήτοισι δαμέντε Así, estos dos, por dos hermanos habiendo sido doblegados ambos,
327 βήτην εἰς Ἔρεβος Σαρπηδόνος ἐσθλοὶ ἑταῖροι marcharon los dos hacia el Érebo, nobles compañeros de Sarpedón,
328 υἷες ἀκοντισταὶ Ἀμισωδάρου, ὅς ῥα Χίμαιραν hijos lanceadores de Amisodaro, aquel que a la Quimera
329 θρέψεν ἀμαιμακέτην πολέσιν κακὸν ἀνθρώποισιν. crió, implacable, mal para muchos hombres.
330 Αἴας δὲ Κλεόβουλον Ὀϊλιάδης ἐπορούσας Áyax Oilíada, arrojándose sobre Cleóbulo,
331 ζωὸν ἕλε βλαφθέντα κατὰ κλόνον· ἀλλά οἱ αὖθι lo capturó vivo, enredado entre la muchedumbre; pero a éste ahí mismo
332 λῦσε μένος πλήξας ξίφει αὐχένα κωπήεντι, le aflojó el furor, pegándole en el cuello con la espada de buen agarre,
333 πᾶν δ' ὑπεθερμάνθη ξίφος αἵματι· τὸν δὲ κατ' ὄσσε y toda la espada se fue entibiando con la sangre; y a este los ojos
334 ἔλλαβε πορφύρεος θάνατος καὶ μοῖρα κραταιή. le tomaron la purpúrea muerte y la moira imponente.
335 Πηνέλεως δὲ Λύκων τε συνέδραμον· ἔγχεσι μὲν γάρ Y Penéleo y Licón se encararon; pues con las picas
336 ἤμβροτον ἀλλήλων, μέλεον δ' ἠκόντισαν ἄμφω· se habían errado el uno al otro, y ambos habían disparado en vano;
337 τὼ δ' αὖτις ξιφέεσσι συνέδραμον. ἔνθα Λύκων μέν y los dos de nuevo se encararon, con las espadas. Entonces, Licón
338 ἱπποκόμου κόρυθος φάλον ἤλασεν, ἀμφὶ δὲ καλόν asestó en la cimera del casco de crinado penacho y en dos la bella
339 φάσγανον ἐρραίσθη· ὃ δ' ὑπ' οὔατος αὐχένα θεῖνε hoja se quebró; y él golpeó el cuello bajo la oreja,
340 Πηνέλεως, πᾶν δ' εἴσω ἔδυ ξίφος, ἔσχεθε δ' οἶον Penéleo, y le clavó toda la espada adentro, y solo quedó
341 δέρμα, παρηέρθη δὲ κάρη, ὑπέλυντο δὲ γυῖα. el pellejo, y la cabeza quedó colgando, y se aflojaron los miembros.
342 Μηριόνης δ' Ἀκάμαντα κιχεὶς ποσὶ καρπαλίμοισι Meriones, a Acamante alcanzando con pies ligeros
343 νύξ' ἵππων ἐπιβησόμενον κατὰ δεξιὸν ὦμον· lo perforó, cuando iba a subir a sus caballos, en el hombro derecho;
344 ἤριπε δ' ἐξ ὀχέων, κατὰ δ' ὀφθαλμῶν κέχυτ' ἀχλύς. se desplomó del carro, y se vertió la tiniebla sobre sus ojos.
345 Ἰδομενεὺς δ' Ἐρύμαντα κατὰ στόμα νηλέϊ χαλκῷ E Idomeneo a Erimante en la boca con el inclemente bronce
346 νύξε· τὸ δ' ἀντικρὺ δόρυ χάλκεον ἐξεπέρησε lo perforó; y completa la broncínea lanza penetró
347 νέρθεν ὑπ' ἐγκεφάλοιο, κέασσε δ' ἄρ' ὀστέα λευκά· por debajo del cerebro, y despedazó, claro, los blancos huesos;
348 ἐκ δ' ἐτίναχθεν ὀδόντες, ἐνέπλησθεν δέ οἱ ἄμφω saltaron los dientes, y se le llenaron ambos
349 αἵματος ὀφθαλμοί· τὸ δ' ἀνὰ στόμα καὶ κατὰ ῥῖνας ojos de sangre; y esta de la boca y de la nariz
350 πρῆσε χανών· θανάτου δὲ μέλαν νέφος ἀμφεκάλυψεν. escupía al jadear; y lo envolvió la negra nube de la muerte.
351 Οὗτοι ἄρ' ἡγεμόνες Δαναῶν ἕλον ἄνδρα ἕκαστος. ¡Esos eran los líderes de los dánaos! Mataron a un varón cada uno.
352 ὡς δὲ λύκοι ἄρνεσσιν ἐπέχραον ἢ ἐρίφοισι Y así como los lobos a corderos o a cabritos atacan,
353 σίνται ὕπεκ μήλων αἱρεύμενοι, αἵ τ' ἐν ὄρεσσι voraces, arrebatándolos de los rebaños, y ellas en los montes
354 ποιμένος ἀφραδίῃσι διέτμαγεν· οἳ δὲ ἰδόντες se dispersan por la imprudencia del pastor; y ellos, viéndolas,
355 αἶψα διαρπάζουσιν ἀνάλκιδα θυμὸν ἐχούσας· pronto se apoderan de las de corazón endeble;
356 ὣς Δαναοὶ Τρώεσσιν ἐπέχραον· οἳ δὲ φόβοιο así los dánaos a los troyanos atacaban, y ellos del espanto
357 δυσκελάδου μνήσαντο, λάθοντο δὲ θούριδος ἀλκῆς. horrísono se acordaron, y olvidaron su impetuoso brío.
358 Αἴας δ' ὁ μέγας αἰὲν ἐφ' Ἕκτορι χαλκοκορυστῇ Y Áyax el grande siempre hacia Héctor de casco de bronce
359 ἵετ' ἀκοντίσσαι· ὃ δὲ ἰδρείῃ πολέμοιο ansiaba disparar; y él, con pericia para la guerra,
360 ἀσπίδι ταυρείῃ κεκαλυμμένος εὐρέας ὤμους con el escudo de piel de toro cubiertos los anchos hombros,
361 σκέπτετ' ὀϊστῶν τε ῥοῖζον καὶ δοῦπον ἀκόντων. observaba de las flechas el silbido y el ruido de las jabalinas.
362 ἦ μὲν δὴ γίνωσκε μάχης ἑτεραλκέα νίκην· Sí, sin duda sabía que la victoria estaba del otro lado del combate,
363 ἀλλὰ καὶ ὧς ἀνέμιμνε, σάω δ' ἐρίηρας ἑταίρους. pero incluso así se demoraba, y ponía a salvo a sus leales compañeros.
364 Ὡς δ' ὅτ' ἀπ' Οὐλύμπου νέφος ἔρχεται οὐρανὸν εἴσω Y como cuando desde el Olimpo una nube va al medio del firmamento,
365 αἰθέρος ἐκ δίης, ὅτε τε Ζεὺς λαίλαπα τείνῃ, tras un cielo claro, cuando Zeus extiende una tormenta,
366 ὣς τῶν ἐκ νηῶν γένετο ἰαχή τε φόβος τε, así de las naves surgían los alaridos y el espanto de aquellos,
367 οὐδὲ κατὰ μοῖραν πέραον πάλιν. Ἕκτορα δ' ἵπποι y no cruzaban de vuelta en orden. Y a Héctor los caballos
368 ἔκφερον ὠκύποδες σὺν τεύχεσι, λεῖπε δὲ λαόν de pies veloces lo alejaron con sus armas, y dejó a la tropa
369 Τρωϊκόν, οὓς ἀέκοντας ὀρυκτὴ τάφρος ἔρυκε. troyana, a los que contra su voluntad el excavado foso retenía.
370 πολλοὶ δ' ἐν τάφρῳ ἐρυσάρματες ὠκέες ἵπποι Muchos veloces caballos tiradores de carros en el foso
371 ἄξαντ' ἐν πρώτῳ ῥυμῷ λίπον ἅρματ' ἀνάκτων, dejaron los carros de los soberanos rotos en la punta de la vara,
372 Πάτροκλος δ' ἕπετο σφεδανὸν Δαναοῖσι κελεύων y Patroclo los seguía frenéticamente dando órdenes a los dánaos,
373 Τρωσὶ κακὰ φρονέων· οἳ δὲ ἰαχῇ τε φόβῳ τε pensando males para los troyanos; y ellos con alaridos y espanto
374 πάσας πλῆσαν ὁδούς, ἐπεὶ ἂρ τμάγεν· ὕψι δ' ἀέλλη todos los caminos llenaron, dispersados. Y en lo alto una polvareda
375 σκίδναθ' ὑπαὶ νεφέων, τανύοντο δὲ μώνυχες ἵπποι se esparcía hacia las nubes, y los solípedos caballos galopaban
376 ἄψορρον προτὶ ἄστυ νεῶν ἄπο καὶ κλισιάων. volviendo, hacia la ciudad, desde las naves y las tiendas.
377 Πάτροκλος δ' ᾗ πλεῖστον ὀρινόμενον ἴδε λαόν, Y Patroclo, donde veía conmocionada a la mayoría de la tropa,
378 τῇ ῥ' ἔχ' ὁμοκλήσας· ὑπὸ δ' ἄξοσι φῶτες ἔπιπτον allí, claro, se dirigía, dando gritos; y bajo los ejes los hombres caían
379 πρηνέες ἐξ ὀχέων, δίφροι δ' ἀνακυμβαλίαζον. de bruces desde los carros, y las cajas volcaban con estruendo.
380 ἀντικρὺ δ' ἄρα τάφρον ὑπέρθορον ὠκέες ἵπποι Y el foso saltaron entero, claro, los veloces caballos
381 [ἄμβροτοι, οὓς Πηλῆϊ θεοὶ δόσαν ἀγλαὰ δῶρα,] [inmortales, que a Peleo dieron los dioses como brillantes regalos,]
382 πρόσσω ἱέμενοι, ἐπὶ δ' Ἕκτορι κέκλετο θυμός· arrojándose hacia delante, y el ánimo le ordenaba ir sobre Héctor;
383 ἵετο γὰρ βαλέειν· τὸν δ' ἔκφερον ὠκέες ἵπποι. pues ansiaba herirle; mas a este lo alejaban los veloces caballos.
384 ὡς δ' ὑπὸ λαίλαπι πᾶσα κελαινὴ βέβριθε χθών Y así como por una tormenta toda la oscura tierra se ha sobrecargado
385 ἤματ' ὀπωρινῷ, ὅτε λαβρότατον χέει ὕδωρ en un día de otoño, cuando más tempestuosa derrama el agua
386 Ζεύς, ὅτε δή ἄνδρεσσι κοτεσσάμενος χαλεπήνῃ, Zeus, cada vez que resentido con los varones se enoja,
387 οἳ βίῃ εἰν ἀγορῇ σκολιὰς κρίνωσι θέμιστας, con los que por la fuerza en la asamblea dictan sentencias torcidas
388 ἐκ δὲ δίκην ἐλάσωσι θεῶν ὄπιν οὐκ ἀλέγοντες· y expulsan a la justicia, no cuidándose de la mirada de los dioses
389 τῶν δέ τε πάντες μὲν ποταμοὶ πλήθουσι ῥέοντες, y todos los ríos de aquellos desbordan al fluir
390 πολλὰς δὲ κλιτῦς τότ' ἀποτμήγουσι χαράδραι, y muchas colinas entonces hienden los torrentes
391 ἐς δ' ἅλα πορφυρέην μεγάλα στενάχουσι ῥέουσαι y gimen grandemente hacia el mar purpúreo fluyendo
392 ἐξ ὀρέων ἐπικάρ, μινύθει δέ τε ἔργ' ἀνθρώπων· desde los montes precipitados, y se menoscaban las obras de los hombres,
393 ὣς ἵπποι Τρῳαὶ μεγάλα στενάχοντο θέουσαι. así gemían grandemente las yeguas troyanas corriendo.
394 Πάτροκλος δ' ἐπεὶ οὖν πρώτας ἐπέκερσε φάλαγγας, Patroclo, después que por fin cortó el paso a las falanges delanteras,
395 ἂψ ἐπὶ νῆας ἔεργε παλιμπετές, οὐδὲ πόληος de vuelta sobre las naves los contuvo atrás, y a la ciudad no
396 εἴα ἱεμένους ἐπιβαινέμεν, ἀλλὰ μεσηγύ les dejaba subir, ansiándolo ellos, sino que en el medio
397 νηῶν καὶ ποταμοῦ καὶ τείχεος ὑψηλοῖο entre las naves y el río y la elevada muralla
398 κτεῖνε μεταΐσσων, πολέων δ' ἀπετίνυτο ποινήν. los mataba, arrojándose sobre ellos, y se cobraba venganza por muchos.
399 ἔνθ' ἤτοι Πρόνοον πρῶτον βάλε δουρὶ φαεινῷ Así, entonces, a Prónoo primero hirió con la lanza reluciente
400 τέρνον γυμνωθέντα παρ' ἀσπίδα, λῦσε δὲ γυῖα· en el pecho descubierto junto al escudo, y aflojó sus miembros,
401 δούπησεν δὲ πεσών· ὃ δὲ Θέστορα Ἤνοπος υἱόν y retumbó al caer; y él a Téstor, hijo de Énope,
402 δεύτερον ὁρμηθείς - ὃ μὲν εὐξέστῳ ἐνὶ δίφρῳ acometiendo en segundo lugar - este estaba en la caja bien pulida
403 ἧστο ἀλείς· ἐκ γὰρ πλήγη φρένας, ἐκ δ' ἄρα χειρῶν sentado, encogido; pues lo invadió el pánico y, claro, de las manos
404 ἡνία ἠΐχθησαν· ὃ δ' ἔγχεϊ νύξε παραστάς se le resbalaron las riendas; y aquel acercándose perforó con la pica
405 γναθμὸν δεξιτερόν, διὰ δ' αὐτοῦ πεῖρεν ὀδόντων, la derecha de su mandíbula, y a través de esta ensartó los dientes,
406 ἕλκε δὲ δουρὸς ἑλὼν ὑπὲρ ἄντυγος, ὡς ὅτε τις φώς y lo sacó con la lanza, sobre la baranda, como cuando un hombre,
407 πέτρῃ ἔπι προβλῆτι καθήμενος ἱερὸν ἰχθύν sentado sobre una saliente rocosa, un sagrado pez
408 ἐκ πόντοιο θύραζε λίνῳ καὶ ἤνοπι χαλκῷ· hace salir del mar con hilo y fulgurante bronce;
409 ὣς ἕλκ' ἐκ δίφροιο κεχηνότα δουρὶ φαεινῷ, así lo sacó boquiabierto de la caja con la lanza reluciente,
410 κὰδ δ' ἄρ' ἐπὶ στόμ' ἔωσε· πεσόντα δέ μιν λίπε θυμός. y lo arrojó, claro, sobre su boca; y, tras caer, lo abandonó el ánimo.
411 αὐτὰρ ἔπειτ' Ἐρύλαον ἐπεσσύμενον βάλε πέτρῳ Y luego a Erilao, que lo arremetía, hirió con una roca
412 μέσσην κὰκ κεφαλήν· ἣ δ' ἄνδιχα πᾶσα κεάσθη en el centro de la cabeza; y esta se despedazó toda por la mitad
413 ἐν κόρυθι βριαρῇ· ὃ δ' ἄρα πρηνὴς ἐπὶ γαίῃ en el sólido casco; y él, claro, de bruces sobre la tierra
414 κάππεσεν, ἀμφὶ δέ μιν θάνατος χύτο θυμοραϊστής. cayó, y en torno a él se derramó la muerte quebradora de vidas.
415 αὐτὰρ ἔπειτ' Ἐρύμαντα καὶ Ἀμφοτερὸν καὶ Ἐπάλτην Y luego a Erimante y Anfótero y Epalteo,
416 Τληπόλεμόν τε Δαμαστορίδην Ἐχίον τε Πύριν τε a Tlepólemo Damastórida, Equio y Pires,
417 Ἰφέα τ' Εὔιππόν τε καὶ Ἀργεάδην Πολύμηλον a Ifeo, Evipo y también al Argéada Polimelo,
418 πάντας ἐπασσυτέρους πέλασε χθονὶ πουλυβοτείρῃ. a todos sin parar los derribó sobre la muy nutricia tierra.
419 Σαρπηδὼν δ' ὡς οὖν ἴδ' ἀμιτροχίτωνας ἑταίρους Sarpedón, cuando entonces vio a sus compañeros, los de túnica sin cinto,
420 χέρσ' ὕπο Πατρόκλοιο Μενοιτιάδαο δαμέντας, por las manos de Patroclo Menetíada doblegados,
421 κέκλετ' ἄρ' ἀντιθέοισι καθαπτόμενος Λυκίοισιν· los exhortó, claro, dirigiéndose a los licios iguales a los dioses:
422 “αἰδώς, ὦ Λύκιοι· πόσε φεύγετε; νῦν θοοὶ ἔστε. “¡Vergüenza, oh, licios! ¿A dónde huyen? Ahora sean audaces.
423 ἀντήσω γὰρ ἐγὼ τοῦδ' ἀνέρος, ὄφρα δαείω Pues yo saldré al encuentro de este varón, para averiguar
424 ὅς τις ὅδε κρατέει καὶ δὴ κακὰ πολλὰ ἔοργε quién es este que domina y encima produce muchos males
425 Τρῶας, ἐπεὶ πολλῶν τε καὶ ἐσθλῶν γούνατ' ἔλυσεν.” a los troyanos, ya que de muchos y además nobles las rodillas aflojó.”
426 Ἦ ῥα, καὶ ἐξ ὀχέων σὺν τεύχεσιν ἆλτο χαμᾶζε. Dijo, claro, y del carro con las armas saltó al suelo.
427 Πάτροκλος δ' ἑτέρωθεν, ἐπεὶ ἴδεν, ἔκθορε δίφρου. Y Patroclo, del otro lado, ya que lo vio, bajó de la caja.
428 οἳ δ' ὥς τ' αἰγυπιοὶ γαμψώνυχες ἀγκυλοχεῖλαι Y ellos, como buitres de curvadas garras y retorcido pico,
429 πέτρῃ ἐφ' ὑψηλῇ μεγάλα κλάζοντε μάχωνται, que sobre una elevada roca grandemente combaten chillando,
430 ὣς οἳ κεκλήγοντες ἐπ' ἀλλήλοισιν ὄρουσαν. así ellos, chillando, se arremetieron el uno al otro.
431 τοὺς δὲ ἰδὼν ἐλέησε Κρόνου πάϊς ἀγκυλομήτεω, Y viéndolos se compadeció el hijo de Crono de retorcido ingenio
432 Ἥρην δὲ προσέειπε κασιγνήτην ἄλοχόν τε· y le dijo a Hera, su hermana y esposa:
433 ᾤ μοι ἐγών, ὅ τέ μοι Σαρπηδόνα φίλτατον ἀνδρῶν “¡Ay de mí, que Sarpedón, el más querido para mí de los varones,
434 μοῖρ' ὑπὸ Πατρόκλοιο Μενοιτιάδαο δαμῆναι. está decretado que ****por Patroclo Menetíada sea doblegado!
435 διχθὰ δέ μοι κραδίη μέμονε φρεσὶν ὁρμαίνοντι, Hacia dos lados se me tira el corazón en las turbulentas entrañas;
436 ἤ μιν ζωὸν ἐόντα μάχης ἄπο δακρυοέσσης o vivo sacándolo del combate lleno de lágrimas,
437 θείω ἀναρπάξας Λυκίης ἐν πίονι δήμῳ, ponerlo, habiéndolo removido, en el fecundo pueblo de Licia,
438 ἦ ἤδη ὑπὸ χερσὶ Μενοιτιάδαο δαμάσσω.” o ahora mismo doblegarlo por las manos del Menetíada.”
439 Τὸν δ' ἠμείβετ' ἔπειτα βοῶπις πότνια Ἥρη· Y luego le respondió Hera venerable, la de ojos de buey:
440 “αἰνότατε Κρονίδη, ποῖον τὸν μῦθον ἔειπες; Cronida, infeliz, ¿qué es esta palabra que dijiste?
441 ἄνδρα θνητὸν ἐόντα πάλαι πεπρωμένον αἴσῃ ¿A un varón, que es mortal, hace tiempo marcado por el destino,
442 ἂψ ἐθέλεις θανάτοιο δυσηχέος ἐξαναλῦσαι; querés librar por completo de la lastimosa muerte?
443 ἔρδ'· ἀτὰρ οὔ τοι πάντες ἐπαινέομεν θεοὶ ἄλλοι. Hacelo, mas no te lo aprobamos todos los demás dioses.
444 ἄλλο δέ τοι ἐρέω, σὺ δ' ἐνὶ φρεσὶ βάλλεο σῇσιν· Y otra cosa te voy a decir y vos arrojala en tus entrañas:
445 αἴ κε ζὼν πέμψῃς Σαρπηδόνα ὅνδε δόμονδε, si enviás vivo a Sarpedón hacia su morada,
446 φράζεο μή τις ἔπειτα θεῶν ἐθέλησι καὶ ἄλλος tené cuidado, no sea que luego algún otro de los dioses quiera también
447 πέμπειν ὃν φίλον υἱὸν ἀπὸ κρατερῆς ὑσμίνης· retirar a su querido hijo de la fuerte batalla;
448 πολλοὶ γὰρ περὶ ἄστυ μέγα Πριάμοιο μάχονται pues muchos en torno a la gran ciudad de Príamo combaten,
449 υἱέες ἀθανάτων, τοῖσιν κότον αἰνὸν ἐνήσεις. hijos de los inmortales, en los cuales infundirás un infeliz rencor.
450 ἀλλ' εἴ τοι φίλος ἐστί, τεὸν δ' ὀλοφύρεται ἦτορ, Pero si te es querido, y se lamenta tu corazón,
451 ἤτοι μέν μιν ἔασον ἐνὶ κρατερῇ ὑσμίνῃ primero que nada dejalo que en la fuerte batalla
452 χέρσ' ὕπο Πατρόκλοιο Μενοιτιάδαο δαμῆναι· por las manos de Patroclo Menetíada sea doblegado;
453 αὐτὰρ ἐπὴν δὴ τόν γε λίπῃ ψυχή τε καὶ αἰών, pero después de que a este lo dejen la vida y también el aliento,
454 πέμπειν μιν θάνατόν τε φέρειν καὶ νήδυμον ὕπνον enviá a la Muerte y al dulce Sueño para que lo lleven
455 εἰς ὅ κε δὴ Λυκίης εὐρείης δῆμον ἵκωνται, hasta que lleguen al pueblo de la vasta Licia,
456 ἔνθά ἑ ταρχύσουσι κασίγνητοί τε ἔται τε donde le harán funerales sus hermanos y parientes
457 τύμβῳ τε στήλῃ τε· τὸ γὰρ γέρας ἐστὶ θανόντων.” con un túmulo y una estela, pues este es el botín de los muertos.”
458 Ὣς ἔφατ', οὐδ' ἀπίθησε πατὴρ ἀνδρῶν τε θεῶν τε· Así habló, y no desobedeció el padre de varones y dioses;
459 αἱματοέσσας δὲ ψιάδας κατέχευεν ἔραζε y vertió sangrientas gotas sobre la tierra,
460 παῖδα φίλον τιμῶν, τόν οἱ Πάτροκλος ἔμελλε honrando a su hijo querido, al que Patroclo le estaba
461 φθείσειν ἐν Τροίῃ ἐριβώλακι τηλόθι πάτρης. por matar en la fértil Troya, lejos de su patria.
462 Οἳ δ' ὅτε δὴ σχεδὸν ἦσαν ἐπ' ἀλλήλοισιν ἰόντες, Y ellos, en cuanto ****estuvieron cerca yendo el uno sobre el otro,
463 ἔνθ' ἤτοι Πάτροκλος ἀγακλειτὸν Θρασύδημον, así, entonces, Patroclo al muy renombrado Trasidemo,
464 ὅς ῥ' ἠῢς θεράπων Σαρπηδόνος ἦεν ἄνακτος, a ese que era buen servidor del soberano Sarpedón,
465 τὸν βάλε νείαιραν κατὰ γαστέρα, λῦσε δὲ γυῖα. a este hirió en la parte baja del estómago, y aflojó sus miembros.
466 Σαρπηδὼν δ' αὐτοῦ μὲν ἀπήμβροτε δουρὶ φαεινῷ Y Sarpedón le erró a aquel con la lanza reluciente,
467 δεύτερον ὁρμηθείς, ὃ δὲ Πήδασον οὔτασεν ἵππον atacando segundo, pero golpeó al caballo Pédaso,
468 ἔγχεϊ δεξιὸν ὦμον· ὃ δ' ἔβραχε θυμὸν ἀΐσθων, con la pica, en el hombro derecho, y este aulló, exhalando el ánimo,
469 κὰδ δ' ἔπεσ' ἐν κονίῃσι μακών, ἀπὸ δ' ἔπτατο θυμός. y cayó en el polvo relinchando, y el ánimo se le fue volando.
470 τὼ δὲ διαστήτην, κρίκε δὲ ζυγόν, ἡνία δέ σφι Y los otros dos se separaron, y crujió el yugo, y las riendas se les
471 σύγχυτ', ἐπεὶ δὴ κεῖτο παρήορος ἐν κονίῃσι. enredaron, ya que por cierto yacía el caballo lateral en el polvo.
472 τοῖο μὲν Αὐτομέδων δουρικλυτὸς εὕρετο τέκμωρ· De esto, Automedonte, famoso lancero, encontró la solución:
473 σπασσάμενος τανύηκες ἄορ παχέος παρὰ μηροῦ desenvainando la espada de larga punta de junto al grueso muslo,
474 ἀΐξας ἀπέκοψε παρήορον οὐδ' ἐμάτησε· de un salto separó al caballo lateral de un corte y no actuó en vano:
475 τὼ δ' ἰθυνθήτην, ἐν δὲ ῥυτῆρσι τάνυσθεν· los otros dos fueron enderezados y se tensaron en las bridas;
476 τὼ δ' αὖτις συνίτην ἔριδος πέρι θυμοβόροιο. y los dos de nuevo se juntaron en la disputa que consume el ánimo.
477 ἔνθ' αὖ Σαρπηδὼν μὲν ἀπήμβροτε δουρὶ φαεινῷ, Entonces una vez más Sarpedón erró con la reluciente lanza,
478 Πατρόκλου δ' ὑπὲρ ὦμον ἀριστερὸν ἤλυθ' ἀκωκή y pasó por encima del hombro izquierdo de Patroclo el extremo
479 ἔγχεος, οὐδ' ἔβαλ' αὐτόν· ὃ δ' ὕστερος ὄρνυτο χαλκῷ de la pica, y no lo hirió; y este después acometió con el bronce,
480 Πάτροκλος· τοῦ δ' οὐχ ἅλιον βέλος ἔκφυγε χειρός, Patroclo; y su tiro no escapó infructuoso de la mano,
481 ἀλλ' ἔβαλ' ἔνθ' ἄρα τε φρένες ἔρχαται ἀμφ' ἁδινὸν κῆρ. sino que lo hirió ahí, donde las entrañas rodean el apretado corazón.
482 ἤριπε δ' ὡς ὅτε τις δρῦς ἤριπεν ἢ ἀχερωΐς Y se desplomó, como cuando alguno desploma una encina o un álamo
483 ἦε πίτυς βλωθρή, τήν τ' οὔρεσι τέκτονες ἄνδρες o un alto pino, que en los montes varones carpinteros
484 ἐξέταμον πελέκεσσι νεήκεσι νήϊον εἶναι· cortan con afiladas hachas para que sea madera de nave;
485 ὣς ὃ πρόσθ' ἵππων καὶ δίφρου κεῖτο τανυσθείς así él ante los caballos y la caja yacía tendido,
486 βεβρυχὼς κόνιος δεδραγμένος αἱματοέσσης. bramando, aferrado al sangriento polvo.
487 ἠΰτε ταῦρον ἔπεφνε λέων ἀγέληφι μετελθών Como mata un león, metiéndose en la manada, a un toro
488 αἴθωνα μεγάθυμον ἐν εἰλιπόδεσσι βόεσσι, esforzado, encendido, entre las vacas de paso circular,
489 ὤλετό τε στενάχων ὑπὸ γαμφηλῇσι λέοντος, y perece gimiendo bajo las quijadas del león,
490 ὣς ὑπὸ Πατρόκλῳ Λυκίων ἀγὸς ἀσπιστάων así bajo Patroclo el caudillo de los licios portadores de escudo
491 κτεινόμενος μενέαινε, φίλον δ' ὀνόμηνεν ἑταῖρον· se esforzaba, agonizando, y llamaba a su querido compañero:
492 “Γλαῦκε πέπον, πολεμιστὰ μετ' ἀνδράσι, νῦν σε μάλα χρή Mi buen Glauco, guerrero entre varones, ahora te es muy necesario
493 αἰχμητήν τ' ἔμεναι καὶ θαρσαλέον πολεμιστήν· ser combativo y también intrépido guerrero;
494 νῦν τοι ἐελδέσθω πόλεμος κακός, εἰ θοός ἐσσι. ahora que te sea deseable la mala guerra, si eres audaz.
495 πρῶτα μὲν ὄτρυνον Λυκίων ἡγήτορας ἄνδρας Primero, alienta a los varones líderes de los licios,
496 πάντῃ ἐποιχόμενος Σαρπηδόνος ἀμφιμάχεσθαι· corriendo por todas partes, para que en torno a Sarpedón combatan;
497 αὐτὰρ ἔπειτα καὶ αὐτὸς ἐμεῦ πέρι μάρναο χαλκῷ. pero luego también tú mismo alrededor mío pelea con el bronce.
498 σοὶ γὰρ ἐγὼ καὶ ἔπειτα κατηφείη καὶ ὄνειδος Pues para ti yo, también luego, oprobio e injuria
499 ἔσσομαι ἤματα πάντα διαμπερές, εἴ κέ μ' Ἀχαιοί seré todos los días por siempre, si los aqueos a mí
500 τεύχεα συλήσωσι νεῶν ἐν ἀγῶνι πεσόντα. tras caer me despojan de las armas en el recinto de las naves.
501 ἀλλ' ἔχεο κρατερῶς, ὄτρυνε δὲ λαὸν ἅπαντα.” Así que resiste fuertemente y alienta a la tropa toda.”
502 Ὣς ἄρα μιν εἰπόντα τέλος θανάτοιο κάλυψεν Así, claro, a él, tras decir esto, el final de la muerte le cubrió
503 ὀφθαλμοὺς ῥῖνάς θ'· ὃ δὲ λὰξ ἐν στήθεσι βαίνων los ojos y las narices. Y aquel, pisando en el pecho con el pie,
504 ἐκ χροὸς ἕλκε δόρυ, προτὶ δὲ φρένες αὐτῷ ἕποντο· de la piel arrancó la lanza, y a esta le siguieron las entrañas;
505 τοῖο δ' ἅμα ψυχήν τε καὶ ἔγχεος ἐξέρυσ' αἰχμήν. y a la vez la vida y también la punta de la pica extrajo de él.
506 Μυρμιδόνες δ' αὐτοῦ σχέθον ἵππους φυσιόωντας Los mirmidones retuvieron los caballos de aquel, resoplantes,
507 ἱεμένους φοβέεσθαι, ἐπεὶ λίπον ἅρματ' ἀνάκτων. ansiando salir espantados, ya que dejaron los carros de los soberanos.
508 Γλαύκῳ δ' αἰνὸν ἄχος γένετο φθογγῆς ἀϊόντι· Y en Glauco un horrible sufrimiento surgió al oír su voz;
509 ὠρίνθη δέ οἱ ἦτορ ὅ τ' οὐ δύνατο προσαμῦναι. y se le conmocionó el corazón, que no podía ir en su ayuda.
510 χειρὶ δ' ἑλὼν ἐπίεζε βραχίονα· τεῖρε γὰρ αὐτόν y agarrándolo con su mano se apretaba el brazo; pues lo agobiaba
511 ἕλκος, ὃ δή μιν Τεῦκρος ἐπεσσύμενον βάλεν ἰῷ una lesión, aquella que Teucro le hizo con un dardo cuando arremetía
512 τείχεος ὑψηλοῖο, ἀρὴν ἑτάροισιν ἀμύνων. la elevada muralla, apartando la ruina de los compañeros.
513 εὐχόμενος δ' ἄρα εἶπεν ἑκηβόλῳ Ἀπόλλωνι· Y rogando, claro, habló a Apolo que hiere de lejos:
514 “κλῦθι, ἄναξ, ὅς που Λυκίης ἐν πίονι δήμῳ Escúchame, soberano, que acaso en el fecundo pueblo de Licia
515 εἲς ἢ ἐνὶ Τροίῃ· δύνασαι δὲ σὺ πάντοσ' ἀκούειν estás o en Troya; tú puedes desde cualquier lado oír
516 ἀνέρι κηδομένῳ, ὡς νῦν ἐμὲ κῆδος ἱκάνει. al varón angustiado, como ahora una angustia me alcanza.
517 ἕλκος μὲν γὰρ ἔχω τόδε καρτερόν, ἀμφὶ δέ μοι χείρ Pues tengo la lesión esta, grave, y en torno mi mano
518 ὀξείῃς ὀδύνῃσιν ἐλήλαται, οὐδέ μοι αἷμα se me ha retorcido con agudos dolores, y la sangre no se me
519 τερσῆναι δύναται, βαρύθει δέ μοι ὦμος ὑπ' αὐτοῦ· puede secar, y el hombro se me hace pesado bajo aquella;
520 ἔγχος δ' οὐ δύναμαι σχεῖν ἔμπεδον, οὐδὲ μάχεσθαι y no puedo sostener firme la pica, ni combatir
521 ἐλθὼν δυσμενέεσσιν. ἀνὴρ δ' ὥριστος ὄλωλε, yendo contra los enemigos. Un varón, el mejor, ha perecido,
522 Σαρπηδὼν Διὸς υἱός· ὃ δ' οὐ ᾧ παιδὶ ἀμύνει. Sarpedón, hijo de Zeus; y aquel no aparta a su hijo.
523 ἀλλὰ σύ πέρ μοι, ἄναξ, τόδε καρτερὸν ἕλκος ἄκεσσαι, Pero tú, por lo menos, soberano, cúrame esta grave lesión,
524 κοίμησον δ' ὀδύνας, δὸς δὲ κράτος, ὄφρ' ἑτάροισι y adormece los dolores, y dame fortaleza, para que a los compañeros
525 κεκλόμενος Λυκίοισιν ἐποτρύνω πολεμίζειν, exhortando, a los licios, los aliente a guerrear,
526 αὐτός τ' ἀμφὶ νέκυι κατατεθνηῶτι μάχωμαι.” y yo mismo en torno al cadáver caído combata.”
527 Ὣς ἔφατ' εὐχόμενος, τοῦ δ' ἔκλυε Φοῖβος Ἀπόλλων. Así habló rogando y lo escuchó Febo Apolo.
528 αὐτίκα παῦσ' ὀδύνας ἀπὸ δ' ἕλκεος ἀργαλέοιο Enseguida hizo cesar los dolores, y de la lacerante lesión
529 αἷμα μέλαν τέρσηνε, μένος δέ οἱ ἔμβαλε θυμῷ. secó la negra sangre, y le arrojó furor en el ánimo.
530 Γλαῦκος δ' ἔγνω ᾗσιν ἐνὶ φρεσὶ γήθησέν τε, Y Glauco lo reconoció en sus entrañas y se alegró,
531 ὅττί οἱ ὦκ' ἤκουσε μέγας θεὸς εὐξαμένοιο. porque velozmente lo escuchó el gran dios rogando.
532 πρῶτα μὲν ὄτρυνεν Λυκίων ἡγήτορας ἄνδρας Primero, alentó a los varones líderes de los licios,
533 πάντῃ ἐποιχόμενος Σαρπηδόνος ἀμφιμάχεσθαι· corriendo por todas partes, para que en torno a Sarpedón combatieran;
534 αὐτὰρ ἔπειτα μετὰ Τρῶας κίε μακρὰ βιβάσθων pero luego hacia los troyanos fue a grandes pasos,
535 Πουλυδάμαντ' ἔπι Πανθοΐδην καὶ Ἀγήνορα δῖον, a Polidamante Pantoida y el divino Agenor,
536 βῆ δὲ μετ' Αἰνείαν τε καὶ Ἕκτορα χαλκοκορυστήν, y marchó hacia Eneas y también a Héctor de casco de bronce,
537 ἀγχοῦ δ' ἱστάμενος ἔπεα πτερόεντα προσηύδα· y parándose cerca dijo estas aladas palabras:
538 “Ἕκτορ, νῦν δὴ πάγχυ λελασμένος εἰς ἐπικούρων, Héctor, justo ahora completamente te has olvidado de los aliados,
539 οἳ σέθεν εἵνεκα τῆλε φίλων καὶ πατρίδος αἴης que por causa tuya lejos de los seres queridos y la tierra patria
540 θυμὸν ἀποφθινύθουσι· σὺ δ' οὐκ ἐθέλεις ἐπαμύνειν. consumen su vida; y vos no querés ampararlos.
541 κεῖται Σαρπηδὼν Λυκίων ἀγὸς ἀσπιστάων, Yace Sarpedón, caudillo de los licios portadores de escudo,
542 ὃς Λυκίην εἴρυτο δίκῃσί τε καὶ σθένεϊ ᾧ· que a Licia preservaba con las leyes y su propia fuerza.
543 τὸν δ' ὑπὸ Πατρόκλῳ δάμασ' ἔγχεϊ χάλκεος Ἄρης. A él bajo Patroclo lo doblegó con la pica el broncíneo Ares.
544 ἀλλὰ φίλοι πάρστητε, νεμεσσήθητε δὲ θυμῷ, Así que, amigos, a mi lado párense e indígnense en su ánimo,
545 μὴ ἀπὸ τεύχε' ἕλωνται, ἀεικίσσωσι δὲ νεκρόν no sea que le arrebaten las armas y profanen el cadáver
546 Μυρμιδόνες Δαναῶν κεχολωμένοι, ὅσσοι ὄλοντο, los mirmidones, irritados por los dánaos, cuantos perecieron,
547 τοὺς ἐπὶ νηυσὶ θοῇσιν ἐπέφνομεν ἐγχείῃσιν.” a los que junto a las rápidas naves matamos con las picas.”
548 Ὣς ἔφατο, Τρῶας δὲ κατὰ κρῆθεν λάβε πένθος Así habló, y de los troyanos se apoderó de arriba abajo un pesar
549 ἄσχετον, οὐκ ἐπιεικτόν, ἐπεί σφισιν ἕρμα πόληος irresistible, inquebrantable, ya que para ellos soporte de la ciudad
550 ἔσκε καὶ ἀλλοδαπός περ ἐών· πολέες γὰρ ἅμ' αὐτῷ era, incluso aunque fuera extranjero; pues a aquel muchas
551 λαοὶ ἕποντ', ἐν δ' αὐτὸς ἀριστεύεσκε μάχεσθαι· tropas lo siguieron, y entre ellos él mismo era el mejor en el combatir;
552 βὰν δ' ἰθὺς Δαναῶν λελιημένοι· ἦρχε δ' ἄρά σφιν Y derecho contra los dánaos marcharon decididos; y, claro, los lideraba
553 Ἕκτωρ χωόμενος Σαρπηδόνος. αὐτὰρ Ἀχαιούς Héctor, irritado por Sarpedón. Por su parte, a los aqueos
554 ὦρσε Μενοιτιάδεω Πατροκλῆος λάσιον κῆρ· los impulsaba el velludo corazón de Patroclo Menetíada;
555 Αἴαντε πρώτω προσέφη μεμαῶτε καὶ αὐτώ· y primero a los Ayantes, a los dos, les dijo, ya de por sí ansiosos:
556 “Αἴαντε, νῦν σφῶϊν ἀμύνεσθαι φίλον ἔστω, Ayantes, los dos, ahora que defendernos les sea querido,
557 οἷοί περ πάρος ἦτε μετ' ἀνδράσιν ἢ καὶ ἀρείους. tal cual como antes fueron entre los varones o aún más valientes.
558 κεῖται ἀνὴρ ὃς πρῶτος ἐσήλατο τεῖχος Ἀχαιῶν, Yace un varón, el que primero asaltó el muro de los aqueos,
559 Σαρπηδών· ἀλλ' εἴ μιν ἀεικισσαίμεθ' ἑλόντες, Sarpedón; así que sería bueno si, tras capturarlo, lo profanamos,
560 τεύχεά τ' ὤμοιιν ἀφελοίμεθα, καί τιν' ἑταίρων y arrebatamos las armas de sus hombros, y a alguno de los compañeros
561 αὐτοῦ ἀμυνομένων δαμασαίμεθα νηλέϊ χαλκῷ.“ que a aquel defienden doblegamos con el inclemente bronce.”
562 Ὣς ἔφαθ', οἳ δὲ καὶ αὐτοὶ ἀλέξασθαι μενέαινον. Así habló, y ellos mismos también ansiaban resguardarlo.
563 οἳ δ' ἐπεὶ ἀμφοτέρωθεν ἐκαρτύναντο φάλαγγας Y ellos, ya que desde ambas partes reforzaron las falanges,
564 Τρῶες καὶ Λύκιοι καὶ Μυρμιδόνες καὶ Ἀχαιοί, los troyanos y los licios y los mirmidones y los aqueos,
565 σύμβαλον ἀμφὶ νέκυι κατατεθνηῶτι μάχεσθαι se arrojaron a la vez a combatir alrededor del cadáver caído,
566 δεινὸν ἀΰσαντες· μέγα δ' ἔβραχε τεύχεα φωτῶν. bramando tremendamente; y aullaban fuerte las armas de los hombres.
567 Ζεὺς δ' ἐπὶ νύκτ' ὀλοὴν τάνυσε κρατερῇ ὑσμίνῃ, Y Zeus esparció una destructiva noche sobre la fuerte batalla,
568 ὄφρα φίλῳ περὶ παιδὶ μάχης ὀλοὸς πόνος εἴη. para que en torno a su querido hijo hubiera una destructiva contienda.
569 Ὦσαν δὲ πρότεροι Τρῶες ἑλίκωπας Ἀχαιούς· Empujaron primero los troyanos a los aqueos de ojos vivaces;
570 βλῆτο γὰρ οὔ τι κάκιστος ἀνὴρ μετὰ Μυρμιδόνεσσιν, pues fue herido un varón, para nada el peor entre los mirmidones,
571 υἱὸς Ἀγακλῆος μεγαθύμου δῖος Ἐπειγεύς, el hijo del esforzado Agacles, el divino Epigeo,
572 ὅς ῥ' ἐν Βουδείῳ εὖ ναιομένῳ ἤνασσε aquel que en la bien habitable Budeo gobernó
573 τὸ πρίν· ἀτὰρ τότε γ' ἐσθλὸν ἀνεψιὸν ἐξεναρίξας tiempo atrás; pero entonces, a un noble primo habiendo asesinado,
574 ἐς Πηλῆ' ἱκέτευσε καὶ ἐς Θέτιν ἀργυρόπεζαν· a Peleo fue como suplicante y a Tetis de pies de plata;
575 οἳ δ' ἅμ' Ἀχιλλῆϊ ῥηξήνορι πέμπον ἕπεσθαι y ellos lo enviaron a que siguiera a Aquiles, destructor de varones,
576 Ἴλιον εἰς εὔπωλον, ἵνα Τρώεσσι μάχοιτο. hacia Ilión de buenos potrillos, para que combatiera a los troyanos.
577 τόν ῥα τόθ' ἁπτόμενον νέκυος βάλε φαίδιμος Ἕκτωρ A aquel, entonces, al agarrar el cadáver lo hirió el ilustre Héctor
578 χερμαδίῳ κεφαλήν· ἣ δ' ἄνδιχα πᾶσα κεάσθη con una roca en la cabeza; y esta se despedazó toda por la mitad
579 ἐν κόρυθι βριαρῇ· ὃ δ' ἄρα πρηνὴς ἐπὶ νεκρῷ en el sólido casco; y él, claro, de bruces sobre el cadáver
580 κάππεσεν, ἀμφὶ δέ μιν θάνατος χύτο θυμοραϊστής. cayó, y en torno a él se derramó la muerte quebradora de vidas.
581 Πατρόκλῳ δ' ἄρ' ἄχος γένετο φθιμένου ἑτάροιο, Y en Patroclo, claro, un sufrimiento surgió por el compañero muerto
582 ἴθυσεν δὲ διὰ προμάχων ἴρηκι ἐοικώς y fue derecho a través de las primeras filas, semejante a un halcón
583 ὠκέϊ, ὅς τ' ἐφόβησε κολοιούς τε ψῆράς τε· veloz, que espanta a grajos y estorninos;
584 ὣς ἰθὺς Λυκίων, Πατρόκλεις ἱπποκέλευθε, así, derecho hacia los licios, Patroclo, conductor de caballos,
585 ἔσσυο καὶ Τρώων, κεχόλωσο δὲ κῆρ ἑτάροιο. corriste, y hacia los troyanos, irritado en el corazón por tu compañero.
586 καί ῥ' ἔβαλε Σθενέλαον Ἰθαιμένεος φίλον υἱόν Y, claro, hirió a Estenelao, querido hijo de Itémenes,
587 αὐχένα χερμαδίῳ, ῥῆξεν δ' ἀπὸ τοῖο τένοντας. en el cuello con una roca, y arrancó los tendones de aquel.
588 χώρησαν δ' ὑπό τε πρόμαχοι καὶ φαίδιμος Ἕκτωρ. Y retrocedieron las primeras filas y el ilustre Héctor.
589 ὅσση δ' αἰγανέης ῥιπὴ ταναοῖο τέτυκται, Cuanto el vuelo de un extenso venablo recorre,
590 ἥν ῥά τ' ἀνὴρ ἀφέῃ πειρώμενος ἢ ἐν ἀέθλῳ ese que un varón lanza probándose o en un certamen
591 ἦε καὶ ἐν πολέμῳ δηΐων ὕπο θυμοραϊστέων, o incluso en la guerra, presionado por enemigos quebradores de vidas,
592 τόσσον ἐχώρησαν Τρῶες, ὤσαντο δ' Ἀχαιοί. tanto retrocedieron los troyanos, y empujaron los aqueos.
593 Γλαῦκος δὲ πρῶτος Λυκίων ἀγὸς ἀσπιστάων Y Glauco el primero, caudillo de los licios portadores de escudo,
594 ἐτράπετ', ἔκτεινεν δὲ Βαθυκλῆα μεγάθυμον se dio vuelta, y mató al esforzado Baticles,
595 Χάλκωνος φίλον υἱόν, ὃς Ἑλλάδι οἰκία ναίων hijo querido de Calcón, que, habitando su casa en la Hélade,
596 ὄλβῳ τε πλούτῳ τε μετέπρεπε Μυρμιδόνεσσι. por su prosperidad y riqueza se distinguía entre los mirmidones.
597 τὸν μὲν ἄρα Γλαῦκος στῆθος μέσον οὔτασε δουρί A aquel Glauco en el medio del pecho golpeó con la lanza,
598 στρεφθεὶς ἐξαπίνης, ὅτε μιν κατέμαρπτε διώκων· dándose vuelta de repente, cuando persiguiéndolo lo alcanzaba;
599 δούπησεν δὲ πεσών· πυκινὸν δ' ἄχος ἔλλαβ' Ἀχαιούς, y retumbó al caer; y un denso sufrimiento tomó a los aqueos,
600 ὡς ἔπεσ' ἐσθλὸς ἀνήρ· μέγα δὲ Τρῶες κεχάροντο, porque cayó un noble varón; y se regocijaron mucho los troyanos,
601 στὰν δ' ἀμφ' αὐτὸν ἰόντες ἀολλέες· οὐδ' ἄρ' Ἀχαιοί y se pararon en torno a aquel yendo en bloque; y, claro, los aqueos
602 ἀλκῆς ἐξελάθοντο, μένος δ' ἰθὺς φέρον αὐτῶν. no olvidaron su brío, y su furor llevaron derecho contra ellos.
603 ἔνθ' αὖ Μηριόνης Τρώων ἕλεν ἄνδρα κορυστήν Y he aquí que Meriones sometió a un varón portador de casco,
604 Λαόγονον θρασὺν υἱὸν Ὀνήτορος, ὃς Διὸς ἱρεύς a Laógono, osado hijo de Onétor, que sacerdote de Zeus
605 Ἰδαίου ἐτέτυκτο, θεὸς δ' ὣς τίετο δήμῳ. Ideo era, y como un dios era honrado por el pueblo.
606 τὸν βάλ' ὑπὸ γναθμοῖο καὶ οὔατος· ὦκα δὲ θυμός Lo hirió bajo la mandíbula y la oreja; y velozmente el ánimo
607 ᾤχετ' ἀπὸ μελέων, στυγερὸς δ' ἄρα μιν σκότος εἷλεν. se le fue de los miembros, y, al fin, la abominable oscuridad lo tomó.
608 Αἰνείας δ' ἐπὶ Μηριόνῃ δόρυ χάλκεον ἧκεν, Y Eneas sobre Meriones la lanza broncínea arrojó,
609 ἔλπετο γὰρ τεύξεσθαι ὑπασπίδια προβιβῶντος. pues esperaba acertarle mientras avanzaba protegido por el escudo.
610 ἀλλ' ὃ μὲν ἄντα ἰδὼν ἠλεύατο χάλκεον ἔγχος, Pero él, hacia el frente mirando, esquivó la broncínea pica,
611 πρόσσω γὰρ κατέκυψε, τὸ δ' ἐξόπιθεν δόρυ μακρόν pues se inclinó hacia delante, y aquella, detrás, la gran lanza,
612 οὔδει ἐνισκίμφθη, ἐπὶ δ' οὐρίαχος πελεμίχθη se clavó en el suelo, y se sacudió el regatón
613 ἔγχεος· ἔνθα δ' ἔπειτ' ἀφίει μένος ὄβριμος Ἄρης. de la pica; y allí enseguida disipó su furor el imponente Ares.
614 [αἰχμὴ δ' Αἰνείαο κραδαινομένη κατὰ γαίης [Y la punta de Eneas vibrando bajo la tierra
615 ᾤχετ', ἐπεί ῥ' ἅλιον στιβαρῆς ἀπὸ χειρὸς ὄρουσεν.] fue, ya que en vano de su maciza mano salió disparada.]
616 Αἰνείας δ' ἄρα θυμὸν ἐχώσατο φώνησέν τε· Y Eneas, claro, se irritó en su ánimo y dijo:
617 “Μηριόνη, τάχα κέν σε καὶ ὀρχηστήν περ ἐόντα “Meriones, pronto a ti, por más bailarín que seas,
618 ἔγχος ἐμὸν κατέπαυσε διαμπερές, εἴ σ' ἔβαλόν περ.” mi pica te habría detenido por siempre, si acaso te hubiera alcanzado.”
619 Τὸν δ' αὖ Μηριόνης δουρικλυτὸς ἀντίον ηὔδα· Y le contestó a su vez Meriones, famoso lancero:
620 “Αἰνεία, χαλεπόν σε καὶ ἴφθιμόν περ ἐόντα “Eneas, sería difícil que vos, por más fuerte que seas,
621 πάντων ἀνθρώπων σβέσσαι μένος, ὅς κέ σευ ἄντα de todos los hombres el furor extingas, de cada uno que frente a ti
622 ἔλθῃ ἀμυνόμενος· θνητὸς δέ νυ καὶ σὺ τέτυξαι. llegara defendiéndose; ¡también vos sos mortal!
623 εἰ καὶ ἐγώ σε βάλοιμι τυχὼν μέσον ὀξέϊ χαλκῷ, También si yo te hiriera alcanzándote en el centro con el agudo bronce,
624 αἶψά κε καὶ κρατερός περ ἐὼν καὶ χερσὶ πεποιθώς pronto, aun siendo vigoroso, aun confiado en tus manos,
625 εὖχος ἐμοὶ δοίης, ψυχὴν δ' Ἄϊδι κλυτοπώλῳ.” prestigio a mí me darías, y la vida, al Hades de famosos corceles.”
626 Ὣς φάτο, τὸν δ' ἐνένιπε Μενοιτίου ἄλκιμος υἱός· Así habló, y le reprochó el firme hijo de Menecio:
627 “Μηριόνη, τί σὺ ταῦτα καὶ ἐσθλὸς ἐὼν ἀγορεύεις; “Meriones, ¿por qué decís esas cosas vos también, siendo noble?
628 ὦ πέπον, οὔ τοι Τρῶες ὀνειδείοις ἐπέεσσι ¡Carísimo! De ningún modo los troyanos con reprensivas palabras
629 νεκροῦ χωρήσουσι· πάρος τινὰ γαῖα καθέξει. retrocederán del cadáver; antes a alguno retendrá la tierra.
630 ἐν γὰρ χερσὶ τέλος πολέμου, ἐπέων δ' ἐνὶ βουλῇ· Pues las manos dan fin a la guerra, y a las palabras, el consejo.
631 τὼ οὔ τι χρὴ μῦθον ὀφέλλειν, ἀλλὰ μάχεσθαι.” Por eso es necesario no acumular discursos, sino combatir.”
632 Ὣς εἰπὼν ὃ μὲν ἦρχ', ὃ δ' ἅμ' ἕσπετο ἰσόθεος φώς. Hablando así, uno lideró, y el otro lo siguió, un hombre igual a un dios.
633 τῶν δ' ὥς τε δρυτόμων ἀνδρῶν ὀρυμαγδὸς ὀρώρεν Y de estos, así como de leñadores varones se impulsa un estruendo
634 οὔρεος ἐν βήσσῃς, ἕκαθεν δέ τε γίγνετ' ἀκουή, en las laderas del monte, y desde lejos surge el sonido,
635 ὣς τῶν ὄρνυτο δοῦπος ἀπὸ χθονὸς εὐρυοδείης así de estos se impulsaba un ruido, desde la tierra de vastos caminos,
636 χαλκοῦ τε ῥινοῦ τε βοῶν τ' εὐποιητάων, del bronce y del cuero y de las bien elaboradas pieles bovinas,
637 νυσσομένων ξίφεσίν τε καὶ ἔγχεσιν ἀμφιγύοισιν. al ser perforados por espadas y picas de puntas de doble filo.
638 οὐδ' ἂν ἔτι φράδμων περ ἀνὴρ Σαρπηδόνα δῖον Y ya ni un varón atento al divino Sarpedón
639 ἔγνω, ἐπεὶ βελέεσσι καὶ αἵματι καὶ κονίῃσιν habría reconocido, desde que las saetas y la sangre y el polvo
640 ἐκ κεφαλῆς εἴλυτο διαμπερὲς ἐς πόδας ἄκρους. de la cabeza a la punta de los pies lo envolvían completo.
641 οἳ δ' αἰεὶ περὶ νεκρὸν ὁμίλεον, ὡς ὅτε μυῖαι Y ellos siempre en torno al cadáver se juntaban, como cuando las moscas
642 σταθμῷ ἔνι βρομέωσι περιγλαγέας κατὰ πέλλας en el establo zumban en torno a los cántaros repletos de leche
643 ὥρῃ ἐν εἰαρινῇ, ὅτε τε γλάγος ἄγγεα δεύει· en la estación de la primavera, cuando los recipientes leche chorrean;
644 ὣς ἄρα τοὶ περὶ νεκρὸν ὁμίλεον, οὐδέ ποτε Ζεύς así, en efecto, ellos en torno al cadáver se juntaban, y Zeus nunca
645 τρέψεν ἀπὸ κρατερῆς ὑσμίνης ὄσσε φαεινώ, volvía de la fuerte batalla los ojos relucientes,
646 ἀλλὰ κατ' αὐτοὺς αἰὲν ὅρα καὶ φράζετο θυμῷ sino que siempre a ellos los contemplaba y deliberaba en su ánimo
647 πολλὰ μάλ' ἀμφὶ φόνῳ Πατρόκλου μερμηρίζων, muchas cosas, en torno a la matanza de Patroclo debatiéndose,
648 ἢ ἤδη καὶ κεῖνον ἐνὶ κρατερῇ ὑσμίνῃ si enseguida a aquel también en la fuerte batalla,
649 αὐτοῦ ἐπ' ἀντιθέῳ Σαρπηδόνι φαίδιμος Ἕκτωρ allí mismo, sobre Sarpedón, igual a los dioses, el ilustre Héctor
650 χαλκῷ δῃώσῃ, ἀπό τ' ὤμων τεύχε' ἕληται, lo destrozaría con el bronce, y arrebataría las armas de sus hombros,
651 ἦ ἔτι καὶ πλεόνεσσιν ὀφέλλειεν πόνον αἰπύν. o si él seguiría aumentando para muchos el infranqueable esfuerzo.
652 ὧδε δέ οἱ φρονέοντι δοάσσατο κέρδιον εἶναι Y así, pensando, le pareció que era lo más ventajoso
653 ὄφρ' ἠῢς θεράπων Πηληϊάδεω Ἀχιλῆος que el buen servidor del Pelida Aquiles
654 ἐξαῦτις Τρῶάς τε καὶ Ἕκτορα χαλκοκορυστήν una vez más a los troyanos y a Héctor de casco de bronce
655 ὤσαιτο προτὶ ἄστυ, πολέων δ' ἀπὸ θυμὸν ἕλοιτο. empujara hacia la ciudad y arrebatara la vida a muchos.
656 Ἕκτορι δὲ πρωτίστῳ ἀνάλκιδα θυμὸν ἐνῆκεν· Y en Héctor el primero infundió un corazón endeble;
657 ἐς δίφρον δ' ἀναβὰς φύγαδ' ἔτραπε, κέκλετο δ' ἄλλους y tras subir al carro lo dio vuelta en fuga y ordenó a los otros
658 Τρῶας φευγέμεναι· γνῶ γὰρ Διὸς ἱρὰ τάλαντα. troyanos huir; pues reconoció la sagrada balanza de Zeus.
659 ἔνθ' οὐδ' ἴφθιμοι Λύκιοι μένον, ἀλλὰ φόβηθεν Entonces ni los fuertes licios permanecieron, sino que se espantaron
660 πάντες, ἐπεὶ βασιλῆα ἴδον βεβλαμμένον ἦτορ todos, ya que vieron a su rey herido en su corazón
661 κείμενον ἐν νεκύων ἀγύρει· πολέες γὰρ ἐπ' αὐτῷ yaciendo en una pila de cadáveres, pues muchos sobre aquel
662 κάππεσον, εὖτ' ἔριδα κρατερὴν ἐτάνυσσε Κρονίων. cayeron, cuando la fuerte disputa esparció el Cronión.
663 οἳ δ' ἄρ' ἀπ' ὤμοιιν Σαρπηδόνος ἔντε' ἕλοντο Y ellos, claro, de los hombros de Sarpedón tomaron las armas,
664 χάλκεα μαρμαίροντα, τὰ μὲν κοίλας ἐπὶ νῆας broncíneas, resplandecientes, las que, para que a las cóncavas naves
665 δῶκε φέρειν ἑτάροισι Μενοιτίου ἄλκιμος υἱός. llevaran, dio a sus compañeros el firme hijo de Menecio.
666 καὶ τότ' Ἀπόλλωνα προσέφη νεφεληγερέτα Ζεύς· Y entonces le dijo a Apolo Zeus, que amontona las nubes:
667 “εἰ δ' ἄγε νῦν, φίλε Φοῖβε, κελαινεφὲς αἷμα κάθηρον “¡VAMOS, ahora, querido Febo! La negra nube de sangre limpiá
668 ἐλθὼν ἐκ βελέων Σαρπηδόνα, καί μιν ἔπειτα alejando a Sarpedón de las saetas, y a él luego
669 πολλὸν ἄποπρο φέρων λοῦσον ποταμοῖο ῥοῇσι llevándolo muy lejos bañalo en las corrientes del río
670 χρῖσόν τ' ἀμβροσίῃ, περὶ δ' ἄμβροτα εἵματα ἕσσον· y ungilo con ambrosía, y envolvelo en eterno ropaje;
671 πέμπε δέ μιν πομποῖσιν ἅμα κραιπνοῖσι φέρεσθαι y envialo para que sea escoltado junto con los raudos escoltas,
672 ὕπνῳ καὶ θανάτῳ διδυμάοσιν, οἵ ῥά μιν ὦκα el Sueño y la Muerte, gemelos, aquellos que a él velozmente
673 θήσουσ' ἐν Λυκίης εὐρείης πίονι δήμῳ, lo pondrán en el fecundo pueblo de la vasta Licia,
674 ἔνθά ἑ ταρχύσουσι κασίγνητοί τε ἔται τε donde le harán funerales sus hermanos y parientes
675 τύμβῳ τε στήλῃ τε· τὸ γὰρ γέρας ἐστὶ θανόντων.” con un túmulo y una estela, pues este es el botín de los muertos.”
676 Ὣς ἔφατ', οὐδ' ἄρα πατρὸς ἀνηκούστησεν Ἀπόλλων. Así habló, y, claro, no desoyó a su padre Apolo.
677 βῆ δὲ κατ' Ἰδαίων ὀρέων ἐς φύλοπιν αἰνήν, Y bajó desde los montes ideos a la horrible lucha,
678 αὐτίκα δ' ἐκ βελέων Σαρπηδόνα δῖον ἀείρας y enseguida a Sarpedón divino retiró de las saetas
679 πολλὸν ἄποπρο φέρων λοῦσεν ποταμοῖο ῥοῇσι llevándolo muy lejos, lo bañó en las corrientes del río
680 χρῖσέν τ' ἀμβροσίῃ, περὶ δ' ἄμβροτα εἵματα ἕσσε· y lo ungió con ambrosía, y con eterno ropaje lo vistió
681 πέμπε δέ μιν πομποῖσιν ἅμα κραιπνοῖσι φέρεσθαι, y lo envió para que fuera escoltado junto con los raudos escoltas,
682 ὕπνῳ καὶ θανάτῳ διδυμάοσιν, οἵ ῥά μιν ὦκα el Sueño y la Muerte, gemelos, aquellos que a él velozmente
683 κάτθεσαν ἐν Λυκίης εὐρείης πίονι δήμῳ. lo pusieron en el fecundo pueblo de la vasta Licia.
684 Πάτροκλος δ' ἵπποισι καὶ Αὐτομέδοντι κελεύσας Patroclo, dando órdenes a los caballos y a Automedonte,
685 Τρῶας καὶ Λυκίους μετεκίαθε, καὶ μέγ' ἀάσθη perseguía a los troyanos y los licios, y fue muy insensato,
686 νήπιος· εἰ δὲ ἔπος Πηληϊάδαο φύλαξεν, el bobo; y si hubiera guardado las palabras del Pelida
687 ἦ τ' ἂν ὑπέκφυγε κῆρα κακὴν μέλανος θανάτοιο. sin duda se habría escapado del funesto espíritu de la negra muerte.
688 ἀλλ' αἰεί τε Διὸς κρέσσων νόος ἠέ περ ἀνδρός· Pero siempre es más poderoso el pensamiento de Zeus que el de un varón;
689 [ὅς τε καὶ ἄλκιμον ἄνδρα φοβεῖ καὶ ἀφείλετο νίκην [él incluso al varón firme espanta y arrebata la victoria
690 ῥηϊδίως, ὅτε δ' αὐτὸς ἐποτρύνει μαχέσασθαι·] fácilmente, aun cuando él mismo lo alienta a combatir;]
691 ὅς οἱ καὶ τότε θυμὸν ἐνὶ στήθεσσιν ἐνῆκεν. él también entonces le insufló a este el ánimo en su pecho.
692 Ἔνθα τίνα πρῶτον τίνα δ' ὕστατον ἐξενάριξας, ¿Quién fue entonces el primero, quién el último al que asesinaste,
693 Πατρόκλεις, ὅτε δή σε θεοὶ θάνατόνδε κάλεσσαν; Patroclo, en ese momento en que los dioses te llamaron a la muerte?
694 Ἄδρηστον μὲν πρῶτα καὶ Αὐτόνοον καὶ Ἔχεκλον Primero a Adresto y a Autónoo y a Equeclo,
695 καὶ Πέριμον Μεγάδην καὶ Ἐπίστορα καὶ Μελάνιππον, y a Périmo Mégada y a Epístor y a Melánipo,
696 αὐτὰρ ἔπειτ' Ἔλασον καὶ Μούλιον ἠδὲ Πυλάρτην· pero luego a Élaso y a Mulio y además a Pilartes;
697 τοὺς ἕλεν, οἳ δ' ἄλλοι φύγαδε μνώοντο ἕκαστος. a estos sometió, y los demás, cada uno se acordaba de la huida.
698 Ἔνθά κεν ὑψίπυλον Τροίην ἕλον υἷες Ἀχαιῶν Ahí habrían sometido Troya de altas puertas los hijos de los aqueos
699 Πατρόκλου ὑπὸ χερσί, πέριπρο γὰρ ἔγχεϊ θυῖεν, por las manos de Patroclo, pues por doquier arrollaba con su pica,
700 εἰ μὴ Ἀπόλλων Φοῖβος ἐϋδμήτου ἐπὶ πύργου si no se hubiera Febo Apolo sobre la bien construida torre
701 ἔστη τῷ ὀλοὰ φρονέων, Τρώεσσι δ' ἀρήγων. parado, maquinándole cosas destructivas, y socorriendo a los troyanos.
702 τρὶς μὲν ἐπ' ἀγκῶνος βῆ τείχεος ὑψηλοῖο Tres veces marchó contra un recodo de la elevada muralla
703 Πάτροκλος, τρὶς δ' αὐτὸν ἀπεστυφέλιξεν Ἀπόλλων Patroclo, tres veces a aquel lo ahuyentó Apolo
704 χείρεσσ' ἀθανάτῃσι φαεινὴν ἀσπίδα νύσσων. con las manos inmortales punzando el reluciente escudo.
705 ἀλλ' ὅτε δὴ τὸ τέταρτον ἐπέσσυτο δαίμονι ἶσος, Pero en cuanto por cuarta vez arremetió, igual a una deidad,
706 δεινὰ δ' ὁμοκλήσας ἔπεα πτερόεντα προσηύδα· dando gritos tremendamente le dijo estas aladas palabras:
707 “Χάζεο, διογενὲς Πατρόκλεις· οὔ νύ τοι αἶσα Retírate, Patroclo del linaje de Zeus; ¡No es el destino
708 σῷ ὑπὸ δουρὶ πόλιν πέρθαι Τρώων ἀγερώχων, que por tu lanza sea arrasada la ciudad de los orgullosos troyanos,
709 οὐδ' ὑπ' Ἀχιλλῆος, ὅς περ σέο πολλὸν ἀμείνων.” ni siquiera por la de Aquiles, que es mucho mejor que tú!”
710 Ὣς φάτο, Πάτροκλος δ' ἀνεχάζετο πολλὸν ὀπίσσω Así habló, y Patroclo se retiró bien hacia atrás,
711 μῆνιν ἀλευάμενος ἑκατηβόλου Ἀπόλλωνος. esquivando la cólera de Apolo que hiere de lejos.
712 Ἕκτωρ δ' ἐν Σκαιῇσι πύλῃς ἔχε μώνυχας ἵππους· Y Héctor en las puertas Esceas retenía a los solípedos caballos,
713 δίζε γὰρ ἠὲ μάχοιτο κατὰ κλόνον αὖτις ἐλάσσας, pues dudaba si combatiría, dirigiéndolos de nuevo hacia la muchedumbre,
714 λαοὺς ἐς τεῖχος ὁμοκλήσειεν ἀλῆναι. o si ordenaría a gritos que las tropas se refugiaran tras la muralla.
715 ταῦτ' ἄρα οἱ φρονέοντι παρίστατο Φοῖβος Ἀπόλλων Esas cosas pensaba él y se le paró al lado Febo Apolo,
716 ἀνέρι εἰσάμενος αἰζηῷ τε κρατερῷ τε, habiendo tomado la apariencia de un varón, lozano y fuerte,
717 Ἀσίῳ, ὃς μήτρως ἦν Ἕκτορος ἱπποδάμοιο Asio, que era tío materno de Héctor, domador de caballos,
718 αὐτοκασίγνητος Ἑκάβης, υἱὸς δὲ Δύμαντος, el hermano mismo de Hécabe, e hijo de Dimante,
719 ὃς Φρυγίῃ ναίεσκε ῥοῇς ἔπι Σαγγαρίοιο· que habitaba en Frigia junto a las corrientes del Sangario;
720 τῷ μιν ἐεισάμενος προσέφη Διὸς υἱὸς Ἀπόλλων· habiendo tomado la apariencia de este, le dijo Apolo, hijo de Zeus:
721 “Ἕκτορ, τίπτε μάχης ἀποπαύεαι; οὐδέ τί σε χρή. Héctor, ¿por qué te abstenés del combate? ¡No podés, de ningún modo!
722 αἴθ' ὅσον ἥσσων εἰμί, τόσον σέο φέρτερος εἴην· Ojalá fuera tan superior a vos cuanto soy inferior;
723 τώ κε τάχα στυγερῶς πολέμου ἀπερωήσειας. entonces, pronto te sería aciago apartarte de la guerra.
724 ἀλλ' ἄγε Πατρόκλῳ ἔφεπε κρατερώνυχας ἵππους, Pero, ¡vamos!, dirige contra Patroclo los caballos de fuertes pezuñas,
725 αἴ κέν πώς μιν ἕλῃς, δώῃ δέ τοι εὖχος Ἀπόλλων.” por si acaso lo sometes, y te da prestigio Apolo.”
726 Ὣς εἰπὼν ὃ μὲν αὖτις ἔβη θεὸς ἂμ πόνον ἀνδρῶν, Habiendo hablado así, él volvió, el dios, a la labor de los varones,
727 Κεβριόνῃ δ' ἐκέλευσε δαΐφρονι φαίδιμος Ἕκτωρ y al aguerrido Cebriones ordenó el ilustre Héctor
728 ἵππους ἐς πόλεμον πεπληγέμεν. αὐτὰρ Ἀπόλλων fustigar los caballos hacia la guerra; por su parte, Apolo,
729 δύσεθ' ὅμιλον ἰών, ἐν δὲ κλόνον Ἀργείοισιν yendo, se metió entre la turba, y allí a los argivos la confusión
730 ἧκε κακόν, Τρωσὶν δὲ καὶ Ἕκτορι κῦδος ὄπαζεν. arrojó, funesta, y a los troyanos y a Héctor concedió la gloria.
731 Ἕκτωρ δ' ἄλλους μὲν Δαναοὺς ἔα οὐδ' ἐνάριζεν· Y Héctor, a los demás dánaos los dejaba y no los mataba,
732 αὐτὰρ ὃ Πατρόκλῳ ἔφεπε κρατερώνυχας ἵππους. mientras que hacia Patroclo él dirigía los caballos de fuertes pezuñas.
733 Πάτροκλος δ' ἑτέρωθεν ἀφ' ἵππων ἆλτο χαμᾶζε Y Patroclo, del otro lado, de los caballos saltó al suelo,
734 σκαιῇ ἔγχος ἔχων· ἑτέρηφι δὲ λάζετο πέτρον teniendo la pica en la izquierda; y con la otra sujetaba una roca,
735 μάρμαρον ὀκριόεντα τόν οἱ περὶ χεὶρ ἐκάλυψεν, un cascote dentado, que su mano ocultaba,
736 ἧκε δ' ἐρεισάμενος, οὐδὲ †δὴν χάζετο† φωτός, y afirmándose la arrojó, y no pasó lejos del hombre,
737 οὐδ' ἁλίωσε βέλος, βάλε δ' Ἕκτορος ἡνιοχῆα y no fue en vano el tiro, e hirió al auriga de Héctor,
738 Κεβριόνην νόθον υἱὸν ἀγακλῆος Πριάμοιο Cebriones, hijo bastardo del famosísimo Príamo,
739 ἵππων ἡνί' ἔχοντα μετώπιον ὀξέϊ λᾶϊ· en la frente con la aguda piedra, mientras tenía las riendas de los caballos;
740 ἀμφοτέρας δ' ὀφρῦς σύνελεν λίθος, οὐδέ οἱ ἔσχεν y ambas cejas estrujó el pedrusco, y no le resistió
741 ὀστέον, ὀφθαλμοὶ δὲ χαμαὶ πέσον ἐν κονίῃσιν el hueso, y los ojos cayeron al suelo en el polvo,
742 αὐτοῦ πρόσθε ποδῶν· ὃ δ' ἄρ' ἀρνευτῆρι ἐοικώς delante de sus propios pies; y él, claro, semejante a un acróbata
743 κάππεσ' ἀπ' εὐεργέος δίφρου, λίπε δ' ὀστέα θυμός. cayó del bien trabajado asiento, y el ánimo le abandonó los huesos.
744 τὸν δ' ἐπικερτομέων προσέφης, Πατρόκλεις ἱππεῦ· Y burlándote de él dijiste, Patroclo, conductor del carro:
745 ὢ πόποι, ἦ μάλ' ἐλαφρὸς ἀνήρ, ὡς ῥεῖα κυβιστᾷ. ¡Ay, ay! ¡Sin duda es un varón muy ágil! ¡Qué fácilmente se zambulle!
746 εἰ δή που καὶ πόντῳ ἐν ἰχθυόεντι γένοιτο, ¡Si acaso estuviera también en el mar rico en peces,
747 πολλοὺς ἂν κορέσειεν ἀνὴρ ὅδε τήθεα διφῶν a muchos satisfaría este varón buscando ostras,
748 νηὸς ἀποθρῴσκων, εἰ καὶ δυσπέμφελος εἴη, saltando desde la nave, aunque estuviera tormentoso,
749 ὡς νῦν ἐν πεδίῳ ἐξ ἵππων ῥεῖα κυβιστᾷ. como ahora en la llanura desde los caballos fácilmente se zambulle!
750 ἦ ῥα καὶ ἐν Τρώεσσι κυβιστητῆρες ἔασιν.” Parece que también entre los troyanos hay buzos.”
751 Ὣς εἰπὼν ἐπὶ Κεβριόνῃ ἥρωϊ βεβήκει Habiendo hablado así, marchó sobre el héroe Cebriones,
752 οἶμα λέοντος ἔχων, ὅς τε σταθμοὺς κεραΐζων teniendo el ímpetu de un león, que devastando los establos
753 ἔβλητο πρὸς στῆθος, ἑή τέ μιν ὤλεσεν ἀλκή· es herido en el pecho, y su propio brío lo destruye;
754 ὣς ἐπὶ Κεβριόνῃ, Πατρόκλεις, ἆλσο μεμαώς. así sobre Cebriones saltaste, Patroclo, ávidamente.
755 Ἕκτωρ δ' αὖθ' ἑτέρωθεν ἀφ' ἵππων ἆλτο χαμᾶζε. Héctor, por su parte, del otro lado, de los caballos saltó al suelo.
756 τὼ περὶ Κεβριόναο λέονθ' ὣς δῆριν θήτην, Ambos en torno a Cebriones como dos leones emprendieron la batalla,
757 ὥ τ' ὄρεος κορυφῇσι περὶ κταμένης ἐλάφοιο dos que entre las cimas de un monte en torno a un ciervo asesinado,
758 ἄμφω πεινάοντε μέγα φρονέοντε μάχεσθον, hambrientos ambos, con gran ímpetu combaten;
759 ὣς περὶ Κεβριόναο δύω μήστωρες ἀϋτῆς, así en torno a Cebriones los dos instigadores del clamor,
760 Πάτροκλός τε Μενοιτιάδης καὶ φαίδιμος Ἕκτωρ, Patroclo Menetíada y el ilustre Héctor,
761 ἵεντ' ἀλλήλων ταμέειν χρόα νηλέϊ χαλκῷ. ansiaban cortarse la piel uno al otro con el inclemente bronce.
762 Ἕκτωρ μὲν κεφαλῆφιν ἐπεὶ λάβεν οὔ τι μεθίει· Héctor, desde que por la cabeza lo tomó, de ningún modo lo soltaba,
763 Πάτροκλος δ' ἑτέρωθεν ἔχεν ποδός· οἳ δὲ δὴ ἄλλοι y Patroclo del otro lado lo tenía del pie; y aquellos, los demás
764 Τρῶες καὶ Δαναοὶ σύναγον κρατερὴν ὑσμίνην. troyanos y dánaos, se encontraron en la fuerte batalla.
765 Ὡς δ' Εὖρός τε Νότος τ' ἐριδαίνετον ἀλλήλοιιν Así como el Euro y el Noto disputan el uno con el otro
766 οὔρεος ἐν βήσσῃς βαθέην πελεμιζέμεν ὕλην en las laderas del monte, sacudiendo el profundo bosque,
767 φηγόν τε μελίην τε τανύφλοιόν τε κράνειαν, el roble y el fresno y el cornejo de fina corteza,
768 αἵ τε πρὸς ἀλλήλας ἔβαλον τανυήκεας ὄζους que unos a otros se hieren con las ramas de largas puntas
769 ἠχῇ θεσπεσίῃ, πάταγος δέ τε ἀγνυμενάων, con estrépito sobrenatural, y al romperse crujen,
770 ὣς Τρῶες καὶ Ἀχαιοὶ ἐπ' ἀλλήλοισι θορόντες así los troyanos y los aqueos corriendo unos contra otros
771 δῄουν, οὐδ' ἕτεροι μνώοντ' ὀλοοῖο φόβοιο. se destrozaban, y ninguno se acordaba de la letal huida.
772 πολλὰ δὲ Κεβριόνην ἀμφ' ὀξέα δοῦρα πεπήγει Muchas agudas lanzas estaban clavadas alrededor de Cebriones,
773 ἰοί τε πτερόεντες ἀπὸ νευρῆφι θορόντες, y dardos alados que de las cuerdas saltaron,
774 πολλὰ δὲ χερμάδια μεγάλ' ἀσπίδας ἐστυφέλιξαν y muchas grandes rocas impactaban en los escudos
775 μαρναμένων ἀμφ' αὐτόν· ὃ δ' ἐν στροφάλιγγι κονίης de los que peleaban alrededor de aquel; y él en un torbellino de polvo
776 κεῖτο μέγας μεγαλωστί, λελασμένος ἱπποσυνάων. yacía, grande cuan grande era, olvidado del arte de guiar los carros.
777 Ὄφρα μὲν ἠέλιος μέσον οὐρανὸν ἀμφιβεβήκει, Mientras que el Sol ocupó el centro del firmamento,
778 τόφρα μάλ' ἀμφοτέρων βέλε' ἥπτετο, πίπτε δὲ λαός· las saetas alcanzaban mucho a ambos, y caía la tropa;
779 ἦμος δ' ἠέλιος μετενίσετο βουλυτόνδε, mas cuando el Sol se corrió a la hora en que se sueltan los bueyes,
780 καὶ τότε δή ῥ' ὑπὲρ αἶσαν Ἀχαιοὶ φέρτεροι ἦσαν. justo en ese momento contra el destino los aqueos fueron superiores.
781 ἐκ μὲν Κεβριόνην βελέων ἥρωα ἔρυσσαν Retiraron de las saetas al héroe Cebriones,
782 Τρώων ἐξ ἐνοπῆς, καὶ ἀπ' ὤμων τεύχε' ἕλοντο, del tumulto de los troyanos, y le arrebataron las armas de los hombros,
783 Πάτροκλος δὲ Τρωσὶ κακὰ φρονέων ἐνόρουσε. y Patroclo pensando males arremetió entre los troyanos.
784 τρὶς μὲν ἔπειτ' ἐπόρουσε θοῷ ἀτάλαντος Ἄρηϊ Enseguida, tres veces arremetió cual el rápido Ares,
785 σμερδαλέα ἰάχων, τρὶς δ' ἐννέα φῶτας ἔπεφνεν. gritando espantosamente, y tres veces mató nueve hombres.
786 ἀλλ' ὅτε δὴ τὸ τέταρτον ἐπέσσυτο δαίμονι ἶσος, Pero en cuanto por cuarta vez arremetió, igual a una deidad,
787 ἔνθ' ἄρα τοι, Πάτροκλε, φάνη βιότοιο τελευτή· justo entonces para ti, Patroclo, se presentó el final de tu vida;
788 ἤντετο γάρ τοι Φοῖβος ἐνὶ κρατερῇ ὑσμίνῃ pues fue a tu encuentro Febo en la fuerte batalla,
789 δεινός· ὃ μὲν τὸν ἰόντα κατὰ κλόνον οὐκ ἐνόησεν, tremendo; él no lo vio viniendo entre la turba,
790 ἠέρι γὰρ πολλῇ κεκαλυμμένος ἀντεβόλησε· pues lo enfrentó cubierto por mucha neblina;
791 στῆ δ' ὄπιθεν, πλῆξεν δὲ μετάφρενον εὐρέε τ' ὤμω y se paró detrás, y lo golpeó en la espalda y los anchos hombros
792 χειρὶ καταπρηνεῖ, στρεφεδίνηθεν δέ οἱ ὄσσε. con la palma de la mano, y se le dieron vuelta los ojos.
793 τοῦ δ' ἀπὸ μὲν κρατὸς κυνέην βάλε Φοῖβος Ἀπόλλων, De su cabeza le arrancó el yelmo Febo Apolo,
794 ἣ δὲ κυλινδομένη καναχὴν ἔχε ποσσὶν ὑφ' ἵππων y este rodando resonó bajo los pies de los caballos,
795 αὐλῶπις τρυφάλεια, μιάνθησαν δὲ ἔθειραι el aulópico morrión, y se mancharon los pelos de caballo
796 αἵματι καὶ κονίῃσι· πάρος γε μὲν οὐ θέμις ἦεν de sangre y polvo; antes no estaba dispuesto
797 ἱππόκομον πήληκα μιαίνεσθαι κονίῃσιν, que se manchara de polvo el casco de crinado penacho,
798 ἀλλ' ἀνδρὸς θείοιο κάρη χαρίεν τε μέτωπον sino que la cabeza y la agraciada frente de un varón divino
799 ῥύετ' Ἀχιλλῆος· τότε δὲ Ζεὺς Ἕκτορι δῶκεν preservaba, la de Aquiles; mas entonces Zeus le dio a Héctor
800 ᾗ κεφαλῇ φορέειν, σχεδόθεν δέ οἱ ἦεν ὄλεθρος. llevarlo en su cabeza: él tenía cerca la destrucción.
801 πᾶν δέ οἱ ἐν χείρεσσιν ἄγη δολιχόσκιον ἔγχος Y se le rompió del todo en las manos la pica de larga sombra,
802 βριθὺ μέγα στιβαρὸν κεκορυθμένον· αὐτὰρ ἀπ' ὤμων pesada, grande, maciza, recubierta; mientras, de los hombros
803 ἀσπὶς σὺν τελαμῶνι χαμαὶ πέσε τερμιόεσσα· el ribeteado escudo con la correa cayó al suelo;
804 λῦσε δέ οἱ θώρηκα ἄναξ Διὸς υἱὸς Ἀπόλλων. y le aflojó la coraza el soberano Apolo, hijo de Zeus.
805 τὸν δ' ἄτη φρένας εἷλε, λύθεν δ' ὑπὸ φαίδιμα γυῖα, La ceguera le tomó las entrañas, y se aflojaron sus ilustres miembros,
806 στῆ δὲ ταφών· ὄπιθεν δὲ μετάφρενον ὀξέϊ δουρί y se paró estupefacto; y detrás, en la espalda con la aguda lanza
807 ὤμων μεσσηγὺς σχεδόθεν βάλε Δάρδανος ἀνήρ, en el medio de los hombros lo hirió desde cerca un varón dárdano,
808 Πανθοΐδης Εὔφορβος, ὃς ἡλικίην ἐκέκαστο Euforbo Pantoida, que a los de su edad sobrepasaba
809 ἔγχεΐ θ' ἱπποσύνῃ τε πόδεσσί τε καρπαλίμοισι· con la pica, en el arte de guiar carros y con sus pies ligeros;
810 καὶ γὰρ δὴ τότε φῶτας ἐείκοσι βῆσεν ἀφ' ἵππων pues incluso ya entonces a veinte hombres había bajado de sus caballos,
811 πρῶτ' ἐλθὼν σὺν ὄχεσφι διδασκόμενος πολέμοιο· yendo por primera vez con su carro, cuando aprendía de la guerra;
812 ὅς τοι πρῶτος ἐφῆκε βέλος, Πατρόκλεις ἱππεῦ, él, el primero, te acertó un tiro, Patroclo, conductor del carro,
813 οὐδὲ δάμασσ'· ὃ μὲν αὖτις ἀνέδραμε, μίκτο δ' ὁμίλῳ, mas no te doblegó; y él de nuevo retrocedió y se perdió entre la turba,
814 ἐκ χροὸς ἁρπάξας δόρυ μείλινον, οὐδ' ὑπέμεινε tras arrancar de la piel la lanza de fresno, y no aguardó
815 Πάτροκλον γυμνόν περ ἐόντ' ἐν δηϊοτῆτι. a Patroclo, aunque estaba descubierto en medio de la batalla.
816 Πάτροκλος δὲ θεοῦ πληγῇ καὶ δουρὶ δαμασθείς Y Patroclo, por el golpe del dios y la lanza doblegado,
817 ἂψ ἑτάρων εἰς ἔθνος ἐχάζετο κῆρ' ἀλεείνων. de vuelta al grupo de sus compañeros se retiró, evitando la muerte.
818 Ἕκτωρ δ' ὡς εἶδεν Πατροκλῆα μεγάθυμον Y Héctor, cuando vio al esforzado Patroclo
819 ἂψ ἀναχαζόμενον βεβλημένον ὀξέϊ χαλκῷ, retirándose de vuelta, herido por el agudo bronce,
820 ἀγχίμολόν ῥά οἱ ἦλθε κατὰ στίχας, οὖτα δὲ δουρί fue junto a él, claro, a través de las filas, y lo golpeó con la lanza
821 νείατον ἐς κενεῶνα, διάπρο δὲ χαλκὸν ἔλασσε· en lo más bajo de la cintura, y el bronce lo atravesó completo;
822 δούπησεν δὲ πεσών, μέγα δ' ἤκαχε λαὸν Ἀχαιῶν· y retumbó al caer, y se afligió mucho el pueblo de los aqueos;
823 ὡς δ' ὅτε σῦν ἀκάμαντα λέων ἐβιήσατο χάρμῃ, como cuando a un jabalí incansable un león abate con bélica lujuria,
824 ὥ τ' ὄρεος κορυφῇσι μέγα φρονέοντε μάχεσθον y los dos entre las cimas de un monte con gran ímpetu combaten,
825 πίδακος ἀμφ' ὀλίγης· ἐθέλουσι δὲ πιέμεν ἄμφω· en torno a un pequeño manantial, y quieren beber ambos;
826 πολλὰ δέ τ' ἀσθμαίνοντα λέων ἐδάμασσε βίηφιν· y a aquel, que jadea mucho, el león lo doblega con la fuerza;
827 ὣς πολέας πεφνόντα Μενοιτίου ἄλκιμον υἱόν así al que mató a muchos, al firme hijo de Menecio,
828 Ἕκτωρ Πριαμίδης σχεδὸν ἔγχεϊ θυμὸν ἀπηύρα, Héctor Priamida de cerca con la lanza le robó la vida,
829 καί οἱ ἐπευχόμενος ἔπεα πτερόεντα προσηύδα· y jactándose le dijo estas aladas palabras:
830 “Πάτροκλ', ἦ που ἔφησθα πόλιν κεραϊξέμεν ἁμήν, Patroclo, seguro decías que devastarías nuestra ciudad
831 Τρωϊάδας δὲ γυναῖκας ἐλεύθερον ἦμαρ ἀπούρας y, tras robarles los días de libertad a las mujeres troyanas,
832 ἄξειν ἐν νήεσσι φίλην ἐς πατρίδα γαῖαν, las conducirías en las naves hacia tu querida tierra patria,
833 νήπιε· τάων δὲ πρόσθ' Ἕκτορος ὠκέες ἵπποι bobo; mas delante de ellas los veloces caballos de Héctor
834 ποσσὶν ὀρωρέχαται πολεμίζειν· ἔγχεϊ δ' αὐτός con sus pies se te adelantaron para guerrear; y con la pica yo mismo
835 Τρωσὶ φιλοπτολέμοισι μεταπρέπω, σφιν ἀμύνω entre los troyanos amantes de la guerra descuello, que de ellos aparto
836 ἦμαρ ἀναγκαῖον· σὲ δέ τ' ἐνθάδε γῦπες ἔδονται. los días de servidumbre; y a ti, aquí, los buitres te devorarán.
837 ἆ δείλ', οὐδέ τοι ἐσθλὸς ἐὼν χραίσμησεν Ἀχιλλεύς, ¡Ah, miserable! Ni siendo noble te protegió Aquiles,
838 ὅς πού τοι μάλα πολλὰ μένων ἐπετέλλετ' ἰόντι· que seguro, quedándose, te ordenó con insistencia, cuando viniste:
839 ‘μή μοι πρὶν ἰέναι, Πατρόκλεις ἱπποκέλευθε, No me vuelvas, Patroclo, conductor de caballos,
840 νῆας ἔπι γλαφυρὰς πρὶν Ἕκτορος ἀνδροφόνοιο a las huecas naves antes de que de Héctor, matador de varones,
841 αἱματόεντα χιτῶνα περὶ στήθεσσι δαΐξαι.’ la sangrienta túnica en torno al pecho desgarres.’
842 ὥς πού σε προσέφη, σοὶ δὲ φρένας ἄφρονι πεῖθε.” Así seguro te dijo, y a ti, insensato, las entrañas te persuadió.”
843 Τὸν δ' ὀλιγοδρανέων προσέφης, Πατρόκλεις ἱππεῦ· Y le dijiste desfalleciendo, Patroclo, conductor del carro:
844 ἤδη νῦν, Ἕκτορ, μεγάλ' εὔχεο· σοὶ γὰρ ἔδωκε Héctor, jactate ahora a viva voz, pues te dio
845 νίκην Ζεὺς Κρονίδης καὶ Ἀπόλλων, οἵ μ’ ἐδάμασσαν la victoria Zeus Cronida y Apolo, que me doblegaron
846 ῥηϊδίως· αὐτοὶ γὰρ ἀπ' ὤμων τεύχε' ἕλοντο. fácilmente, pues ellos mismos me arrebataron las armas de los hombros.
847 τοιοῦτοι δ' εἴ πέρ μοι ἐείκοσιν ἀντεβόλησαν, Y aunque veinte como vos me hubieran enfrentado,
848 πάντές κ' αὐτόθ' ὄλοντο ἐμῷ ὑπὸ δουρὶ δαμέντες. todos habrían perecido en el lugar, doblegados por mi lanza.
849 ἀλλά με μοῖρ' ὀλοὴ καὶ Λητοῦς ἔκτανεν υἱός, Pero me mató la destructiva moira y el hijo de Leto,
850 ἀνδρῶν δ' Εὔφορβος· σὺ δέ με τρίτος ἐξεναρίζεις. y entre los varones, Euforbo, y vos el tercero me asesinás.
851 ἄλλο δέ τοι ἐρέω, σὺ δ' ἐνὶ φρεσὶ βάλλεο σῇσιν· Y otra cosa te voy a decir, y vos arrojala en tus entrañas:
852 οὔ θην οὐδ' αὐτὸς δηρὸν βέῃ, ἀλλά τοι ἤδη sin duda vos tampoco vivirás largo tiempo, sino que ya junto a ti
853 ἄγχι παρέστηκεν θάνατος καὶ μοῖρα κραταιή cerca se ha parado la muerte y la moira imponente,
854 χερσὶ δαμέντ' Ἀχιλῆος ἀμύμονος Αἰακίδαο.” doblegado por las manos del irreprochable Aquiles Eácida.”
855 Ὣς ἄρα μιν εἰπόντα τέλος θανάτοιο κάλυψε· Así, claro, a él, tras decir esto, el final de la muerte lo cubrió
856 ψυχὴ δ' ἐκ ῥεθέων πταμένη Ἄϊδόςδε βεβήκει y la vida, volando de sus miembros, marchó hacia el Hades,
857 ὃν πότμον γοόωσα λιποῦσ' ἀνδροτῆτα καὶ ἥβην. su sino llorando, abandonando la virilidad y la juventud.
858 τὸν καὶ τεθνηῶτα προσηύδα φαίδιμος Ἕκτωρ· A él, aunque muerto, le dijo el ilustre Héctor:
859 “Πατρόκλεις, τί νύ μοι μαντεύεαι αἰπὺν ὄλεθρον; Patroclo, ¿por qué me profetizas la infranqueable destrucción?
860 τίς δ' οἶδ' εἴ κ' Ἀχιλεὺς Θέτιδος πάϊς ἠϋκόμοιο ¿Quién sabe si Aquiles, hijo de Tetis de bellos cabellos,
861 φθήῃ ἐμῷ ὑπὸ δουρὶ τυπεὶς ἀπὸ θυμὸν ὀλέσσαι; se adelantará a ser golpeado por mi lanza, para perder la vida?”
862 Ὣς ἄρα φωνήσας δόρυ χάλκεον ἐξ ὠτειλῆς Habiendo hablado así, por supuesto, la broncínea lanza de la herida
863 εἴρυσε λὰξ προσβάς, τὸν δ' ὕπτιον ὦσ' ἀπὸ δουρός. extrajo, con el pie pisándolo, y lo desclavó de espaldas de la lanza.
864 αὐτίκα δὲ ξὺν δουρὶ μετ' Αὐτομέδοντα βεβήκει Y enseguida con la lanza marchó contra Automedonte,
865 ἀντίθεον θεράποντα ποδώκεος Αἰακίδαο· servidor igual a los dioses del Eácida de pie veloz;
866 ἵετο γὰρ βαλέειν· τὸν δ' ἔκφερον ὠκέες ἵπποι pues ansiaba herirle; mas a él lo alejaban los veloces caballos
867 ἄμβροτοι, οὓς Πηλῆϊ θεοὶ δόσαν ἀγλαὰ δῶρα. inmortales, que a Peleo dieron los dioses como brillantes regalos.
v1, Así ellos

El primer verso del canto es un “resumen” de lo que sucedió en los últimos del anterior, que facilita la transición a una nueva escena. Debe notarse que el momento en el que el poeta interrumpe la acción de la batalla y se traslada a la tienda de Aquiles no es arbitrario: por un lado, mantiene en el máximo suspenso lo que sucederá con las naves aqueas y, por el otro, como observa Janko (ad 1-100), permite que la conversación entre los héroes sea más relajada que si los barcos se estuvieran incendiando. Al mismo tiempo, al enlazar los episodios de esta manera, toda la tensión construida durante el canto 15 puede mantenerse durante 16, dado que la relajación relativa producida por el final de una fase de la batalla (la quema de las naves) llega cuando el suspenso por la siguiente (la Patrocleia) ya ha comenzado a escalar.

AVAN NARR
v1, la nave

Se refiere a la de Protesilao, el primer griego que desembarcó en Troya (cf. 2.598-709) y, de acuerdo a un oráculo que decía que el primero en pisar la tierra troyana sería el primero en morir, también el primero en caer en batalla (Ps.-Apolodoro, Ep. 3.30).

INTR MITO
v1, combatían

El contraste reforzado por los coordinantes mèn y y los imperfectos (“combatían” y “se presentaba”) indican la simultaneidad de las acciones (sobre el problema de la simultaneidad en la épica, VER ad 1.430).

TECN NARR GRAM
v2, Patroclo

Patroclo (VER ad 1.307) fue enviado por Aquiles a preguntar por Macaón en 11.599, lo que deriva en una conversación del héroe con Néstor en donde el anciano formulará las sugerencias que Patroclo repite en su intervención en el diálogo que sigue. Al partir para la tienda de Aquiles, es interrumpido por Eurípilo, que le pide ayuda para tratar sus heridas. Después de un largo silencio, reaparece en 15.390, dejando la tienda de Eurípilo para volver con los mirmidones. El ritmo de estas intervenciones es notable: Patroclo aparece casi al comienzo de la gran batalla, lo que le permitirá estar en el medio de ella durante los cantos en los que se desarrolla; luego, justo antes del avance final de los troyanos, lo que explica su ansiedad por ayudar a los griegos; y finalmente aquí, justo antes del punto preciso en el que el plan de Zeus llega a su culminación con el incendio de una de las naves.

AVAN NARR
v2, comandante de tropas

Aunque es un epíteto común, solo aquí y en 19.386 (cuando se está poniendo la armadura de Hefesto para combatir con los troyanos) se atribuye a Aquiles.

AVAN FORM
v3, lágrimas

VER ad 1.349.

INTR CONC NARR
v3, como fuente

El símil de la fuente con estas mismas palabras aparece también en 9.14-15, donde Agamenón está llorando por la inminente derrota de los aqueos. El vínculo entre ambos pasajes (y ambos llantos) es evidente, pero merece destacarse que se trata de dos momentos en donde Aquiles podría haber modificado su actitud y evitado el desastre. Que el primer llanto sea el de Agamenón (su rival) y el segundo el de Patroclo (su amigo) subraya la ceguera del héroe producida por su ira. La imagen se repite, esta vez en un uso literal, en 16.160 (VER ad 16.160).

AVAN NARR FORM
v3, agua negra

Hay al menos 8 interpretaciones de esta característica del agua, enumeradas por Bas.: 1) el agua es oscura porque no le llega la luz; 2) un fondo oscuro que la hace parecer negra (una sugerencia de Janko, ad 3-4); 3) agua muy profunda; 4) superficie del agua en movimiento (y, por lo tanto, opaca); 5) agua muy turbia y por lo tanto oscura (como en ríos como el Schwarzwasser en Alemania); 6) origen de las aguas de una fuente en lo profundo de la tierra; 7) una transferencia del lenguaje formulaico aplicado al mar, que suele ser “oscuro”; y 8) el color es una metáfora de la situación. Como puede verse, no todas son incompatibles entre sí, pero no es fácil definirse por una. En todo caso, lo que es seguro es que este rasgo del agua de la fuente es fundamental en el símil, porque se repite en el verso que sigue.

TECN FORM GRAM
v4, αἰγίλιπος

el escolio Ab explica el término como un compuesto de αἴξ y λείπω, en el sentido de “desierto incluso de cabras”, de donde “escarpado” (LSJ). Como afirma Chant, Dict. s.v., esta es una etimología popular derivada del sentido del término (que efectivamente es, como confirma Hesiquio, “escarpado”). Su etimología real permanece, sin embargo, oscura (cf. Beekes, s.v.).

TECN INTP GRAM
v4, por una roca escarpada

Janko (ad 3-4 y siguiendo a Fränkel) interpreta esto como una señal de lo extraño de ver a un guerrero llorar (“es tan sorprendente ver a un duro guerrero llorar como ver agua brotando de un acantilado”). Pero esto no tiene apoyo alguno en el poema, donde los guerreros lloran todo el tiempo y de formas que para nosotros podrían parecer impropias (piénsese en el llanto de Aquiles en la playa en el canto 1; VER ad 1.349).

AVAN NARR
v5, se compadeció

Es algo difícil de conciliar este “compadecimiento” con las palabras que siguen, que desprecian el llanto de Patroclo; acaso el poeta está indicando el proceso mental del héroe que lo llevará a enviar a luchar a los mirmidones. Debe destacarse que Aquiles se compadece de Patroclo exclusivamente, en un contexto en el que los gritos de los griegos se escuchaban sin duda desde su tienda.

AVAN NARR
v6, aladas palabras

VER ad 1.201.

INTR FORM
v7, δεδάκρυσαι

según Bas., un “perfecto intensivo”, con el sentido de “disolverse en lágrimas”, “estar desbordado de lágrimas”, “estar cubierto de lágrimas”. Chant. (2.197) lo entiende en este último sentido, que se acomoda bien al presente pasaje y es el que hemos utilizado.

TECN GRAM
v7, Πατρόκλεις

utilizamos para el vocativo de Patroclo, que aparece, por supuesto, varias veces en este canto, la forma contracta que prefieren Leaf, West y Van Leeuwen (cf. West, XXV).

TECN TEXT
v7, κούρη

traducimos en general por “joven” esta palabra, pero el contexto y la palabra νηπίη dejan muy en claro que se trata aquí de una niña pequeña. Debe notarse que el problema está sobre todo en el español, no en el griego, donde una κούρη era cualquier mujer joven y virgen.

TECN CONC TRAD
v7, Por qué

El discurso de Aquiles consiste ante todo en una serie de preguntas. La primera parte (7-11) presenta la cuestión principal (“¿por qué llorás?”) a través del símil de la niña (VER las notas siguientes); la segunda parte (12-18) introduce una serie de opciones en un esquema tradicional utilizado de forma inusual (VER ad 16.12). El último verso (que repite 1.363; VER ad 16.19) es una breve tercera parte, con una exhortación a responder que remite a la primera. Para la bibliografía sobre el pasaje, cf. Bas. (ad 7-19).

AVAN ESTR
v7, como

Aquiles es el personaje de Ilíada que mayor cantidad de símiles utiliza, lo que no puede interpretarse de otra manera más que como una de las típicas estrategias homéricas de caracterización. Si se piensa en la importancia de los símiles homéricos y la belleza y profundidad que le confieren al poema, este rasgo del héroe lo enaltece tanto como su excelencia guerrera. Leer más: Ledbetter, G. (1993) “Achilles’ Self-Address: Iliad 16.7-9”, AJPh 114, 481-491.

AVAN FORM
v7, una niña

Se ha observado ya (VER ad 1.349) que el llanto no constituía una afrenta para los héroes homéricos. Algunos críticos han visto aquí una excepción, pero esto no parece probable (en particular si se observan las conexiones entre este pasaje y 1.348-364); la crítica de Aquiles parece estar dirigida a la impropiedad del llanto de Patroclo en tanto que llanto por la muerte de los griegos, con los que el héroe está irritado. Nótese que el símil no enfatiza la debilidad de la niña, sino su ansiedad por ser levantada por su madre, acaso el capricho de estar en los brazos de su madre. El símil funciona también como una analogía de la relación entre Aquiles y Patroclo (aunque el segundo era mayor que el primero).

AVAN NARR FORM
v8, νηπίη

los comentaristas afirman que, en este pasaje, la palabra no tiene el mismo sentido que, en sus repeticiones en el resto del canto, sino su significado de base, es decir, “infantil”. Sumado a κούρη (VER Com. 16.7), la traducción “niña” bastaría para ambas palabras (joven + infantil = niña). No obstante, el concepto de νήπιος es clave en el canto 16, y no parece recomendable, en su primera aparición y referido a Patroclo, utilizar un término diferente. Nuestra elección ha intentado ser válida tanto para este pasaje como para el resto, en donde funciona siempre como un insulto o, al menos, como una crítica.

TECN CONC TRAD
v8, boba

La palabra népios (en este caso, el femenino nepíe) marcará el recorrido de Patroclo en este canto, apareciendo en los vv. 46, 686 y 833 (VER ad 16.46, VER ad 16.262, VER ad 16.686, VER ad 16.833). El sentido estricto del término es “infantil”, referido a la incapacidad de hablar de los niños, lo que en el contexto del pensamiento griego supone incapacidad de razonar. Atribuido a los niños es probablemente neutro (los niños son népioi porque son niños), pero atribuido a un adulto es una dura crítica. Aquí, en encabalgamiento aditivo, aparece enfatizado, lo que refuerza este último aspecto.

AVAN CONC FORM
v11, Al igual que ella

Como observa Bas., el verso cierra el símil con una estructura paralela invertida a su apertura en el verso 7: lágrimas, Patroclo, niña - niña, Patroclo, lágrimas.

AVAN FORM ESTR
v11, lágrimas

Nótese la insistencia en esta idea en unos pocos versos; formas de la raíz dakru- aparecen en 3, 7, 10 y 11.

AVAN FORM
v12, ἠέ

Seguimos a West, Studies (ad 12, 13, 17), que defiende esta acentuación para la secuencia de preguntas de los vv. 12, 13 y 17, entendiendo que constituyen un único conjunto de alternativas. ; Leaf edita ἠέ…ἦ…ἦέ…ἦ, aunque comenta (ad 12) que “no hay razón para suponer aquí otra cosa más que la conjunción ordinaria marcando tres preguntas disyuntivas”; Van Thiel edita ἦέ…ἢ…ἦέ…ἦε, siguiendo la interpretación de Herodiano (excepto para la segunda conjunción), que entendía que las formas en cuestión no son conjunciones disyuntivas sino variantes fonéticas de la partícula interrogativa ἦ; Allen edita ἠέ…ἢ…ἦέ…ἦ y CSIC edita ἠέ…ἢ…ἦέ…ἠὲ, en ambos casos tomando las tres primeras preguntas como un conjunto y la cuarta aparte, pero en el primero interpretando la forma como partícula interrogativa (no como conjunción disyuntiva). La acentuación correcta para las sucesiones de partículas interrogativas disyuntivas es, de acuerdo a la tradición antigua, ἤ / ἠέ … (ἤ / ἠέ …) ἦ / ἦε (cf. Probert, §251).

TECN GRAM TEXT
v12, ἢ

VER Com. 1.27.

TECN TEXT
v12, acaso

La estructura de las preguntas que siguen es tradicional; primero se listan las opciones incorrectas (“¿acaso x o y?”), que se responden por la negativa (“no, ni x ni y”), y luego se presenta la opción correcta, que queda enfatizada de este modo. Esta versión del esquema es algo más sofisticada que la habitual, porque es el mismo discurso de Aquiles el que incluye todos los elementos; compárese esto con, por ejemplo, lo que sucede en 1.65 y 93-95, donde las preguntas están en boca de Aquiles y la respuesta en la de Calcas.

AVAN FORM
v13, Ftía

VER ad 1.155.

HIST MITO
v14, que vive

Nótese el énfasis colocado en la expresión, no solo a través del màn (que traducimos con las cursivas sobre la frase), sino con la repetición del mismo verbo en una forma casi homófona en el verso siguiente. Se halla aquí la respuesta implícita a las dos alternativas incorrectas que enumera Aquiles primero (VER ad 16.12 y VER ad 16.16).

AVAN FORM
v14, Menecio

El padre de Patroclo, que, según Hesíodo (Catálogo, fr. 212a M-W), era hermano de Peleo, una versión distinta a la que se encuentra en Ilíada. Formó parte de la expedición de los Argonautas.

INTR MITO
v15, ζώει

con Leaf, West, Van Thiel y contra Allen y CSIC, entendemos que estos dos versos no constituyen una pregunta, sino una afirmación que niega las opciones propuestas hasta ahora por Aquiles, para dar lugar a la verdadera que sigue en el v. 17; VER ad 16.12.

TECN TEXT INTP
v15, Peleo Eácida

VER ad 1.489.

INTR MITO
v16, ἀκαχοίμεθα

los genitivos en este verso deben probablemente entenderse como causales con el verbo, que los rige. Nuestra traducción no refleja esto por las limitaciones del español para reproducir esa estructura. Hemos optado por una construcción absoluta porque el genitivo griego la tolera y, sobre todo, porque es la única forma que hemos hallado de preservar la morfología de las palabras y no incluir una proposición subordinada.

TECN TRAD GRAM
v16, muerto uno de estos dos

La muerte del padre de Aquiles es una noción que se repite al menos dos veces más a lo largo del texto (19.321.325 y 24.486-507). El griego presenta un interesante efecto acústico, puesto que es puramente dactílico hasta el quinto pie del hexámetro donde aparece la palabra tethneóton (“muertos”), compuesta solo de sílabas largas.

AVAN FORM
v16, mucho nos afligiríamos

No puede sino leerse una cierta ironía en el comentario (independientemente de si las preguntas anteriores son sinceras o no; cf. Bas., ad 12-18), como si se estuviera implicando “eso sí sería motivo para afligirse”, anticipando la verdadera razón del llanto de Patroclo que se encuentra a continuación (VER ad 16.7).

AVAN NARR FORM
v17, vos

Nünlist (apud Bas.) sugiere que sý g(e) aquí es enfático en el sentido de “vos, no yo”, pero una interpretación más adecuada parecería ser la implicada en una traducción del tipo “justo vos (que sos amigo mío y no de los griegos)”, que está más en línea con la crítica fundamental que Aquiles hace del llanto de Patroclo (VER ad 16.7).

TECN FORM GRAM
v17, argivos

VER ad 1.79.

FORM
v18, νηυσὶν ἔπι γλαφυρῇσιν

sobre la anástrofe en estos complejos casos en los que la preposición está en el centro del sintagma preposicional, cf. Probert (§261), que enumera las diferentes posiciones antiguas y se inclina (reconociendo la irresolubilidad del problema) por acentuar en anástrofe cuando la preposición sigue al sustantivo que es modificado (como en este caso) y cuando sigue a uno de dos sustantivos en aposición (como en ποταμοῦ ἄπο Σελλήεντος en 2.839).

TECN TEXT GRAM
v18, huecas naves

El epíteto glaphyrós es probablemente sinónimo de koîlos y koronís (“cóncavas” y “curvadas”) pero hemos preferido utilizar otra palabra para reproducir la variación del griego.

TECN FORM TRAD
v18, atropello

La palabra hyperbasíe hace referencia a una “transgresión”; se utiliza en Ilíada en 3.107 de los hijos de Príamo (en el contexto del juramento antes de la batalla entre Menelao y Paris) y en 23.589 en general de los jóvenes. En Odisea, aparece tres veces referida a los pretendientes de Penélope. No parece haber razones para dudar de que está conceptualmente vinculada a hýbris (VER ad 1.203).

AVAN CONC FORM
v19, Pronuncialo

Con este mismo verso exacto concluye Tetis su pregunta a Aquiles cuando lo encuentra llorando a la orilla del mar (v. 1.363). En este contexto, debe vincularse con el símil de la niña y lo que este dice implícitamente de la relación entre Aquiles y Patroclo. Hay que destacar también que en los dos pasajes se trata de un héroe que llora por una desgracia y una figura protectora que responde a su súplica. En ambos casos también, la compasión de esa figura habilita una conducta que terminará por ser autodestructiva (VER ad 1.410, VER ad 16.46).

AVAN NARR FORM
v20, gimiendo pesadamente

Como el verso anterior repite 1.363, este repite la primera parte de 1.364 (la segunda es el nombre de quien habla).

AVAN FORM
v20, dijiste

Uno de los muy inhabituales apóstrofes en los que el narrador se dirige a uno de sus personajes, cuya significación ha sido muy discutida. Bas. enumera las principales interpretaciones: 1) condicionamiento métrico-formulaico; 2) expresión de una relación especial entre el narrador y su personaje; y 3) un recurso dramático. Como indica el autor, no muchos adhieren hoy a la primera interpretación, y las otras dos no son incompatibles. Debe notarse que los apóstrofes a Patroclo solo aparecen en el canto 16, en el contexto de su aristeia y muerte, varias veces marcados por la apelación népios (VER ad 16.8). Allen-Hornblower (2012) ha propuesto cuatro explicaciones de esto: 1) los apóstrofes son prospectivos, anticipando la muerte cada vez más cercana del personaje; 2) expresan la simpatía del narrador por Patroclo (=2 arriba); 3) aproximan a la audiencia a la narración, como si esta también estuviera apostrofando al héroe; y 4) mezclan la voz del narrador con la de Aquiles. Leer más: Allen-Hornblower, E. (2012) “Revisiting the Apostrophes to Patroclus in Iliad 16”, en Bers, V., Elmer, D., Frame, D. y Muellner, L. (eds.), A Virtual Birthday Gift Presented to Gregory Nagy on Turning Seventy by his Students, Colleagues, and Friends, Harvard: Center for Hellenic Studies.

AVAN NARR FORM
v20, conductor del carro

Patroclo debía ser el conductor del carro de Aquiles, si bien esto no está afirmado nunca de manera explícita. Lo sugiere el hecho de que el mismo guerrero que es “ascendido” a conductor del carro cuando Patroclo sale a la batalla conservará ese puesto a partir de 19.392. La fórmula, que aparece cuatro veces en el poema, las cuatro en este canto, es otra de las marcas del desarrollo de la tragedia del héroe (VER la nota anterior): se encuentra aquí, en el discurso que desencadena los eventos que provocarán su muerte; en 744, donde se burla en un exceso de confianza fatal del auriga de Héctor que acaba de asesinar (VER ad 16.744); en 812, cuando es herido por primera vez por Euforbo; y, finalmente, en 843, introduciendo la últimas palabras de Patroclo en el poema.

AVAN FORM
v21, Πηλῆος υἱὲ

Janko observa que -ῆος es la terminación del genitivo en solo unos pocos manuscritos, por lo que aquí debería corresponder Πελέος (con sinícesis y alargamiento de la ε final de υἱέ), en analogía con su propuesta para 15.339. Pero la autoridad de la mayoría de los manuscritos sugiere conservar la lección utilizada, sumada al hecho de que la correptio en la mitad de una palabra no es un fenómeno inusitado en épica (Chant. 2.168).

TECN TEXT
v21, Oh, Aquiles

El discurso de Patroclo se divide en tres partes, según Lohmann (275): el sufrimiento de los griegos (vv. 21-29a), la crueldad de Aquiles (vv. 29b-35) y el pedido de Patroclo (vv. 36-45). Es interesante destacar, sin embargo, una tripartición de orden superior, que, como en otros casos de pedidos (VER ad 1.393), reproduce la de la himnodia: invocación (v. 21), justificación (vv. 22-35) y pedido (vv. 36-45). Esta división destaca el hecho de que la descripción de los héroes heridos y de la insensibilidad de Aquiles forman parte de un mismo argumento, algo que además está marcado por la sintaxis (VER ad 16.28).

AVAN ESTR
v21, el superior

La palabra phértatos que aparece aquí parece aludir a los eventos del canto 1, donde el problema de quién es el primero entre los aqueos es fundamental en la discusión. Que Patroclo comience con este halago tiene dos lecturas no incompatibles: por un lado, es un intento de ganarse la buena voluntad de Aquiles; por el otro, es una forma de recordarle que él solo bastaría para cambiar el curso de la batalla.

AVAN NARR FORM
v22, indignés

Un verbo de la familia de palabras de némesis, sobre la cual VER En detalle - Ética heroica.

AVAN CONC
v22, pues tal

En la lógica del argumento (como en 24.153, donde también aparece toîon gàr), esta cláusula sirve de transición entre el primer elemento (“no te indignes”) y la elaboración de la idea del sufrimiento.

AVAN FORM
v22, ha abatido

La palabra griega es biáo, donde se encuentra la misma raíz de e, es decir, la violencia. El valor del verbo no es solo abstracto, puesto que a menudo tiene el significado de “presionar” y “empujar”, que en este contexto en el que los aqueos se encuentran acorralados contra las naves es, por supuesto, muy adecuado.

AVAN FORM
v23, οἳ μὲν γὰρ δὴ πάντες

Entendemos al μὲν como enfático, no anticipando las formas en 28 y 29 (aunque existen casos posibles de doble μὲν seguido por δὲ en Homero; cf. Graziosi/Haubold ad 6.127). Bakker (1997: 75, con bibliografía) afirma que δὴ es un “marcador de evidencialidad” (seguido por G.P.), que implica que “la conciencia verbalizada recibe su input del ambiente inmediato del hablante, de lo que es perceptualmente claro y evidente” tanto para él como para el oyente. Aquí parece subrayar la idea de que “todos” los mejores héroes han sido heridos, algo que debería ser tan claro para Patroclo como para Aquiles. Por supuesto, este matiz es intraducible. Leer más: Bakker, E. J. (1997) Poetry in Speech. Orality and Homeric Discourse, Ithaca: Cornell University Press.

TECN GRAM FORM
v23, esos, todos

Patroclo comienza enfatizando la cantidad de los heridos, para luego describir su calidad y la naturaleza del daño. Es claro que hay un crescendo del patetismo de la descripción, que alcanza su punto máximo en la focalización sobre el muslo de Eurípilo.

AVAN FORM
v23, los mejores

Los áristoi de los aqueos, una palabra clave sobre la cual VER ad 1.91. Que sean estos los heridos hace mucho más grave la situación del ejército.

TRAD CONC NARR
v24, heridos de lejos o lacerados

Las palabras griegas, contrastadas en el mismo verso, oponen claramente las heridas producidas por armas arrojadizas (bebleménoi), como piedras o flechas, a las heridas producidas en combate cercano (outámenoi), en particular, espadas y lanzas que no son arrojadas. Patroclo enfatiza que los héroes fueron heridos de varias formas, lo que podría interpretarse como una forma de dar una idea de la magnitud de la batalla.

AVAN FORM
v25, fue herido de lejos

El catálogo tiene una estructura muy compleja: los dos versos extremos (25 y 27) comienzan con bébletai, incluyendo un único héroe herido a distancia, mientras que el verso central comienza con oústatai, mencionando dos héroes heridos de cerca. El primer verso está ocupado casi completo por una fórmula de nombre + epíteto, el segundo tiene una fórmula de nombre + epíteto y un nombre solo y el tercero tiene un nombre solo, pero con desarrollo de la naturaleza exacta de la herida. El patetismo del catálogo, así, va in crescendo (VER ad 16.23), en la medida en que los epítetos que destacan a los héroes se van achicando hasta desaparecer ante la presencia de las heridas que sufrieron.

AVAN FORM ESTR
v25, Diomedes

Diomedes, hijo de Tideo, hijo de Eneo, uno de los más importantes héroes aqueos que, después de Agamenón e Idomeneo, llevó a Troya desde Argos uno de los contingentes de soldados más grandes (80 naves, cf. 2.560-568). Su figura adquiere gran dimensión entre los cantos 4 y 6, parte de los cuales a veces se denomina “aristeia de Diomedes”, puesto que, apoyado por Atenea, el héroe llega a combatir incluso con los dioses. Diomedes fue uno de los epígonos, es decir, los descendientes de los “siete” que atacaron Tebas y lograron tomar y destruir la ciudad. Es herido en 11.369-400 por una flecha de Paris, un dato no menor si se toma en cuenta que durante la primera mitad del poema actúa como un reflejo de Aquiles en el campo de batalla. Leer más: EH sub Diomedes; Wikipedia s.v. Diomedes.

INTR MITO
v26, Odiseo

Sobre Odiseo, VER ad 1.138. Fue golpeado en el pecho con la lanza por Soco en 11.428-488.

INTR MITO
v26, Agamenón

VER ad 1.7. Fue herido por Coón en el brazo en 11.251-283. Que apenas sea mencionado aquí, sin epíteto ni mención especial de la herida, debe interpretarse sin duda como un gesto de delicadeza por parte de Patroclo, que no quiere traer a la memoria de Aquiles la figura de su rival. Pero la inclusión de Agamenón en el catálogo de heridos no puede considerarse un error: si se admiten las palabras de Aquiles en 1.226-228 de que este no habituaba luchar en primera línea, el hecho de que aparezca aquí como uno de los heridos da cuenta de la gravedad de la situación.

INTR NARR MITO
v27, Eurípilo

Eurípilo es el líder de los tesalios (cf. 2.734-738) y un héroe aqueo menor cuya importancia en el poema se concentra en la llamada “Patrocleia”, es decir, los eventos en torno a Patroclo, aunque tiene apariciones también en los cantos 5 y 7. Es herido en el muslo en 11.580-595, intentando ayudar a Áyax el grande mientras este contiene el avance troyano. Su principal rol es el de retrasar el regreso de Patroclo a las tiendas de Aquiles desde el canto 11 al 16, puesto que, cuando el héroe está volviendo de su encuentro con Néstor, Eurípilo le pide que lo ayude y trate sus heridas. No debe despreciarse la importancia de este evento, puesto que destaca la piedad de Patroclo, que es fundamental en el presente diálogo. Eurípilo sobrevivirá a la guerra y, tras una peregrinación para curarse de la locura producida por una maldición, se asentará en Patras, donde recibirá culto heroico. Leer más: EH sub Eurypilos (1); Wikipedia s.v. Eurypylus of Thessaly.

INTR MITO
v28, a estos

El fuerte contraste marcado aquí por la correlación mén - entre los héroes heridos y Aquiles ha sido interpretado por Martin (1983: 18-19) como uno entre los que pueden ser curados del mal que los afecta y quien no. En otras palabras, mientras que los aqueos lastimados pueden ser tratados por los médicos, Aquiles es intratable (que es, merece notarse, otra traducción posible del apelativo amékhanos que se encuentra en el siguiente verso). Leer más: Martin, R. P. (1983) Healing, Sacrifice and Battle: Amechania and Related Concepts in Early Greek Poetry, Innsbruck: Institut für Sprachwissenschaft der Universität Innsbruck.

TECN NARR FORM
v28, los médicos

En 2.729-733 se dice que los médicos del ejército aqueo eran Macaón y Podalirio, pero parece claro por este pasaje y 13.213 que también había otros, y que lo que destaca a esos dos es que también eran reyes y guerreros. Junto con los aedos, los carpinteros y otros, los médicos eran demioergoí, es decir, trabajadores públicos (17.383-383).

INTR CONC MITO
v28, de muchas pócimas

La palabra polyphármakos aparece aquí y en Od. 10.276 aplicada a Circe. Los phármakoi son las “drogas” en el sentido amplio de la palabra, que abarca desde pociones mágicas hasta remedios. En ocasiones puede tener el valor de “veneno”, pero es más frecuente en sentido positivo.

INTR CONC
v30, γ' οὖν

Janko entiende en este pasaje que γ’ οὖν tiene el valor restrictivo del γοῦν en ático más tardío, acaso con el sentido de “por lo menos a mí”. Parece más adecuado, dado el contexto (VER ad 16.3) tomarlo como un simple énfasis.

TECN GRAM INTP
v30, no me tome a mí esta

El doble énfasis en “a mí” y “esta” habla de la intensidad del discurso de Patroclo y su enojo con Aquiles.

AVAN FORM
v30, ira

Como más arriba la mención de las lágrimas (VER ad 16.4) y del estatus de Aquiles (VER ad 16.21), la mención de la ira del héroe aquí retoma el tema central del canto 1 (cf. 1.192, 224, 283 y 488) así como del poema como un todo (VER ad 1.1). Además de la alusión interna, esto es fundamental en el segundo gran punto de inflexión del poema, en donde se pasa de los efectos de la ira en el ejército a su deposición y regreso a la batalla (VER Los eventos de Ilíada).

AVAN FORM
v31, αἰναρέτη

Para la interpretación del término, VER ad 16.31. Existen varios problemas textuales y sintácticos en torno a él: si es un vocativo del tipo de Ἀτρεΐδη (contra Leaf), si debería escribirse αἰναρέτα o si debe editarse un nominativo (exclamativo, al estilo del δημοβόρος βασιλεύς de 1.231) αἰναρέτης. Hemos optado por conservar la lección de los principales editores, habida cuenta de que alterarla no afecta en absoluto al sentido; esto, además, implica tomar la palabra como un vocativo, que parece lo más coherente en el contexto. Resuelto eso, resta el problema de cuál es la filiación sintáctica de la palabra. West opta por ligarla con lo que sigue, mientras que Leaf y Allen prefieren ligarlo con lo anterior. En la práctica, la palabra puede entenderse como un exabrupto independiente de ambas frases; sin embargo, resulta más conveniente entenderla como un encabalgamiento aditivo típico de Homero al estilo de οὐλομένην en 1.2. En cualquier caso, se trata de una única gran secuencia, dado que 30b-31 elabora el punto de 29-30a.

TECN TEXT GRAM
v31, maldita tu virtud

La palabra griega ainaréte es un compuesto de ainós (“infeliz”, “terrible”) y areté (VER ad 1.91), que constituye un oxímoron, en la medida en que destaca al mismo tiempo un rasgo positivo (la excelencia) y un rasgo negativo (las consecuencias aciagas de la actitud de Aquiles). Traducimos con una perífrasis que apunta a lo que parece ser el sentido de la frase y conserva hasta cierto punto el oxímoron: tu excelencia es terrible, porque no le sirve a nadie para nada. Con esto se pierde el carácter de vocativo del término, pero la idea de que está dirigido a Aquiles (i.e. que no es una interjección arrojada al aire) se preserva gracias al pronombre posesivo.

TECN TRAD FORM
v31, nacido después

Un comentario de difícil interpretación, pero sin duda ligado a la búsqueda de fama y gloria propia del pensamiento homérico y épico en general. Bas. sugiere también que puede referirse al carácter “ejemplar” de las acciones de los héroes (esto es, la posibilidad de que sirvan de ejemplo a las personas del futuro). Es tentador ligarlo con las palabras de Helena en 6.356-358: Zeus impuso un mal destino a ella misma y a Paris “para que también en el futuro resultásemos objetos de canto para los hombres venideros.” El punto es que Aquiles, sentado en su tienda sin combatir, no sirve ni para los cantos heroicos del futuro. Si esta interpretación es correcta, hay aquí una profunda ironía, porque la tragedia producto de la actitud del héroe es precisamente el tema del poema que se está cantando.

AVAN NARR
v32, la obscena devastación

Una nueva y muy marcada alusión al canto primero (VER ad 16.3, VER ad 16.21 y VER ad 16.30), en particular al v. 1.341, donde Aquiles señala precisamente que no actuará si surgiera la necesidad de él “para apartar una obscena devastación”. El escenario planteado en esa escena (otros van a necesitar a Aquiles porque Agamenón es incapaz de garantizar la seguridad del ejército en una lucha junto a las naves) está desarrollándose en este mismo momento.

AVAN NARR FORM
v33, Despiadado

Una apelación que Aquiles comparte solo con el cíclope Polifemo (cf. por ejemplo Od. 9.272). En todos los casos en los que se le dirige, es para tratar de convencerlo de que cambie de actitud.

AVAN FORM
v33, no fue padre tuyo

Bas. observa que hay aquí un juego de trasposiciones en el que Tetis, diosa marina, se convierte en el mar y Peleo, cuyo hogar original se supone que era el monte Pelión (y una etimología popular explicaba así su nombre; cf. Janko, ad 33-5), en una roca. Nótese también el orden quiástico de los elementos (Peleo - Tetis - mar - roca) y sus atributos (padre Peleo, Tetis madre - refulgente mar, rocas elevadas) y el doble encabalgamiento de los elementos coordinados (Peleo / Tetis - mar / roca).

TECN FORM
v34, el refulgente mar

Mantenemos la traducción del adjetivo glaukós que utilizamos en el compuesto glaukôpis (VER ad 1.206); es notable que esta es la única aparición de la palabra en Homero usada propiamente como un adjetivo.

TECN TRAD GRAM
v35, ἠλίβατοι

como en el caso de αἰγίλιπος (VER Com. 16.4), el sentido exacto de este atributo de las rocas no es del todo seguro.

TECN GRAM
v35, pensamiento cruel

La acusación “cruel” fue dirigida por Aquiles a Agamenón en 1.340, un pasaje clave que retoma este discurso de Patroclo (VER ad 16.32).

AVAN NARR FORM
v36, Y si

El pasaje que sigue retoma 11.794-803, con mínimas diferencias (VER ad 16.38 y VER ad 16.40), en donde Néstor propone a Patroclo la idea de reemplazar a Aquiles, pero es notable que la fuente de la sugerencia es dejada fuera del discurso. Bas. (ad 36-45, con referencias) compila dos explicaciones: 1) el miedo a que Aquiles rechace una sugerencia realizada por un aqueo; 2) la voluntad del narrador de convertir a Patroclo en un personaje activo, y no solo un mero mediador entre héroes más importantes.

AVAN NARR
v36, algún vaticinio

Aquiles ya ha explicitado que su madre le reveló vaticinios en 9.410-416 y lo hará de vuelta, pero aquí es claro que Patroclo menciona esta posibilidad como recurso retórico para no profundizar sobre las causas verdaderas del héroe (lo que no excluye, por supuesto, que efectivamente Aquiles conociera un vaticinio).

AVAN NARR FORM
v38, velozmente

Esta observación no se encuentra en los versos de Néstor en el canto 11 (VER ad 16.36). Es interesante notar que aquí no solo enfatiza la urgencia en la que se encuentran los aqueos, sino que también prepara el camino para el rol de sustituto que Patroclo ocupará a lo largo del canto, asociando con el personaje la raíz ok- característica de Aquiles en su epíteto podàs okýs y el atributo okýmoros (VER ad 1.417).

AVAN NARR FORM
v39, αἰ κεν

siguiendo a Leaf, reponemos esta forma contra el extendido ἤν που de los manuscritos, casi por completo ausente del texto homérico. Las construcciones paralelas de los vv. 38-39 y 40-41 refuerzan la lectura.

TECN TEXT
v39, φόως

es atendible el argumento de CSIC I (ad 2.49) de que no hay evidencia contundente a favor de la diéctasis φόως, dado que todos los casos de forma yámbica de la palabra disilábica para “luz” pueden explicarse por alargamiento por doble consonante (en 2.49 y 23.226, por la digamma inicial de ϝερέω), lo que permitiría la forma φάος. Sin embargo, preferimos, con la mayoría de los editores, atenernos a la grafía habitual de los manuscritos y asumir que, como en otros casos, los poetas estarían adaptando aquí una forma que, para su época, sería monosilábica (φῶς), incluso en instancias donde, quizás, originalmente se hallara φάος. En cualquier caso, se trata de una falsa dicotomía. Leer más: Wyatt, W. F. (1994) “Homeric Loss of /w/ and Vowels in Contact”, Glotta 72, 119-150, pp. 139-140.

TECN TEXT GRAM
v39, mirmidones

VER ad 1.180.

INTR MITO
v39, como una luz

Bas. observa que la luz y el fuego juegan un rol importante en este canto, reapareciendo en 70-72, 80-82, 122-123 y 777-780. La imagen del héroe salvador como una luz será elaborada en el símil de la tormenta de los vv. 297-300, a su vez anticipado por las palabras de Aquiles en 66 (VER ad 16.66).

AVAN NARR FORM
v40, equipe mis hombros

Esta frase está en metonimia por la totalidad de las armas, solo un subconjunto de las cuales (la coraza, la espada y el escudo) se colocaba en o colgaba de los hombros.

INTR FORM HIST
v41, confundiéndome con vos

El tema de la confusión entre Aquiles y Patroclo se desarrolla en 16.278-283 (VER ad 16.279), pero es solo una manifestación superficial del tema del doble que atraviesa todo el canto (VER ad 16.38, etc.). El efecto no es un mero dispositivo narrativo: los héroes eran reconocidos en el campo de batalla por las insignias que utilizaban, por el tipo de cascos y otros rasgos de su armadura, no por su (a menudo cubierto) rostro. El fenómeno es universal en la historia de la guerra, siendo una de sus manifestaciones recientes la utilización de uniformes de colores específicos en la milicia moderna (hasta finales del s. XIX) para distinguir cada ejército.

AVAN NARR HIST
v42, los troyanos

Nótese la disposición del verso, donde “troyanos” y “aqueos” quedan en extremos opuestos, reflejando la separación que está buscando Patroclo.

AVAN FORM
v43, escaso es el respiro en la guerra

Contra la mayoría de las traducciones pero con la mayoría de los intérpretes, entendemos esta frase como una sentencia de carácter general, “un respiro en la guerra siempre es breve” o “basta con un breve respiro en la guerra”. La alternativa es tomarlo como una alusión al respiro específico que ganará Patroclo (cf. Crespo Güemes, “Aunque sea breve, es un respiro del combate”).

AVAN TRAD FORM
v44, descansados, a varones cansados

En el original, el contraste está reforzado por el hecho de que las palabras akmêtes y kekmeótas se encuentran una junto a la otra. El verso tiene un bello juego fónico con los sonidos /k/, /t/ y /a/: k’ aktes kekmeótas ándras aÿtê.

AVAN FORM
v46, el gran bobo

Aquiles comparó a Patroclo con una niña nepíe (VER ad 16.8) y el narrador se dirige directamente al héroe en el v. 20 (VER ad 16.20); aquí las dos líneas confluyen, enfatizando el carácter trágico de Patroclo (el canto 16 es en muchos sentidos una tragedia con este personaje como protagonista). Patroclo es népios porque es incapaz de ver las consecuencias de sus acciones y actúa movido solo por la emoción.

AVAN NARR FORM
v46, pues sin duda

La única vez que esta secuencia (ê gàr) aparece en boca del narrador, lo que refuerza el tono dramático del pasaje.

AVAN FORM
v46, estaba

La palabra griega émellen puede entenderse en el sentido de “estaba destinado a” o “se condenaba a”, destacando el hecho de que lo que sucedería era inevitable.

AVAN FORM
v47, suplicando

Nótese la reiteración, explicativa (“suplicaba, suplicando por x”), pero sobre todo enfática e irónica. Toda esta primera sección del canto está atravesada por una profunda ironía trágica (piénsese, por ejemplo, en la primera escena del Edipo Rey de Sófocles, en la que Edipo se muestra intensamente preocupado por descubrir la causa de la plaga que azota a su ciudad).

AVAN NARR FORM
v48, Y le dijo, muy amargado

VER ad 1.517. La simplísima aclaración sobre el estado de ánimo de Aquiles oculta un conflicto complejo que se desarrolla en el discurso siguiente, en donde se cruzan emociones que impulsan conductas contrarias (su enojo con Agamenón y los aqueos, su temor por Patroclo, su piedad por sus compañeros, su temor por las naves, su amor por Patroclo, etc.)

AVAN NARR FORM
v49, Ahhh…

Para los motivos de esta traducción, VER Com. 1.149; para el sentido de la expresión griega, VER ad 1.149. Lohmann (60-64) observa que el discurso de Aquiles se divide en tres secciones: nueva explicación de la ausencia de la batalla (vv. 49-63), permiso a Patroclo para luchar (vv. 64-82) y advertencias a Patroclo (vv. 83-100). En sentido estricto, sin embargo, los vv. 60-63 deben considerarse una transición entre las dos grandes secciones del discurso, es decir, la que se ocupa del pasado y la que se ocupa del futuro. Los cambios de tono y de tema entre las secciones son abruptos, pero la sofisticación del lenguaje y el estilo no se pierde nunca, como corresponde al personaje. El discurso en general es uno de los puntos de inflexión clave en el desarrollo de la ira de Aquiles en el poema.

AVAN ESTR
v49, qué dijiste

La expresión es formulaica para indicar indignación o sorpresa ante otro discurso. Suele estar acompañada de la negación de opciones presentadas (“¿x o y?” “¡qué dijiste! ni x ni y, sino z”), como en este caso.

AVAN FORM
v50, algún vaticinio

Aquiles retoma las palabras de Patroclo en 36-37, parafraseándolas en este verso y textualmente en el que sigue.

AVAN FORM
v50, que sepa

No es claro si Aquiles está implicando que no conoce ningún vaticinio o si conoce alguno, pero esa no es la razón por la que no está combatiendo. Es plausible que la ambigüedad sea deliberada. Después de todo, debemos inferir que Patroclo estaba presente en la embajada del canto 9, cuando Aquiles menciona la profecía que Tetis le revela sobre sus dos posibles destinos (cf. 9.410-416).

AVAN NARR FORM
v52, τόδ'

Leaf interpreta este pronombre (y el τό del v. 55) como un acusativo con valor causal, pero esta lectura parece menos verosímil que su interpretación como un simple demostrativo que refuerza la presencia efectiva del dolor de Aquiles.

TECN GRAM
v52, sino que llega

Aquiles divide su explicación en dos partes, una afirmación de carácter general marcada por el “cada vez que” (52-55a) y una específica sobre los eventos del poema (56-59). La transición entre ambas está marcada por la frase que cierra el v. 55, y la parte general enmarcada por la frase “horrible sufrimiento”.

AVAN ESTR
v53, τὸν ὁμοῖον

con la interpretación de AH, “igual en estatus y ascendencia”. El artículo puede tener o no valor generalizante (cf. las referencias en Bas. ad 53-54), pero parece indiscutible que sustantiviza el adjetivo.

TECN GRAM
v53, ἐθέλησιν

Sobre la ortografía de estos subjuntivos de tercera persona, VER Com. 1.324.

TECN GRAM
v53, a un semejante

Aparece de nuevo aquí uno de los temas fundamentales del poema, es decir, la relación entre los reyes del ejército aqueo. Aquiles insiste, como en el canto 1 (VER ad 1.163), en la necesidad de trato igualitario entre iguales, a lo cual se opone el mucho mayor poder político de Agamenón. El punto aquí es claramente que la igualdad simbólica no puede ser despreciada por una desigualdad de hecho.

AVAN NARR
v54, ἂψ ἀφελέσθαι

Seguimos a Bas. en interpretar el adverbio ἄψ con valor intensificativo del preverbio, entendiendo que se está reforzando la idea de “arrebatar algo que fue dado antes”, i.e. recuperar el botín que había sido asignado a Aquiles.

TECN TRAD GRAM
v54, el botín

Sobre el importante concepto de géras, VER ad 1.118.

INTR CONC
v54, arrebatarle de vuelta

Reaparece aquí la idea de “arrebatar”, que se repite una y otra vez a lo largo del canto 1. Toda esta sección del discurso de Aquiles funciona como una analepsis de ese canto (VER ad 16.49), donde se despliega el tema de la ira. Nótese que “de vuelta” aquí no quiere decir, por supuesto, “de nuevo”, sino “hacia atrás”, aludiendo al hecho de que el botín arrebata vuelve al lote común del que cualquiera puede tomarlo.

AVAN FORM NARR
v54, lo supera en poder

La palabra krátos tiene una relativa polisemia en el poema, pero aquí debe entenderse como poder político (es decir, el control de una mayor porción de territorio y soldados). Es notable que, en este pasaje, Aquiles contrasta la igualdad entre los reyes con la desigualdad en su poder, sin mencionar las diferencias que ya ha destacado en el canto 1 en cuanto a su capacidad para la guerra.

AVAN CONC NARR
v55, τό

Como observa Bas., el pronombre es anafórico de lo que acaba de desarrollarse en 53-54.

TECN GRAM
v55, ya que padecí

Se produce aquí la transición entre la parte general de la explicación y la particular (VER ad 16.52), marcada sobre todo por el paso de presentes (“llega”, “quiere”, “supera”) al aoristo (“padecí”). Nótese también la reiteración en el verso de “horrible sufrimiento” y “ánimo”.

AVAN ESTR
v56, κούρην ἣν ἄρα

traducimos “la joven esa que” siguiendo la interpretación de G.P. §II.5.59, donde se observa que la combinación ὅς + ἄρα puede introducir discurso no-enmarcado (es decir, información del trasfondo del mundo de los personajes y de su historia) que trae a la memoria pequeños trozos de información sobre el referente que el hablante asume ya son parte de la memoria discursiva. El efecto es el mismo en español al introducir la relativa “esa que”.

TECN TRAD GRAM FORM
v56, La joven, esa

Se refiere, por supuesto, a Briseida, cuyo nombre se omite en otras ocasiones en el poema (por ejemplo, en el v. 85 en este mismo discurso), lo que recuerda que, a pesar de ciertas pinceladas que le dan profundidad al personaje (VER ad 1.184), este preserva bastante de la figura tradicional de la cautiva, que en Ilíada está bien representada en Criseida. A partir de este punto, comienza la parte específica de la explicación de la ira de Aquiles, donde se alude a los eventos puntuales del canto 1 (VER ad 16.55).

AVAN NARR ESTR
v57, adquirí con mi lanza

La frase dourì … kteátissa, solo usada por Aquiles, es una forma extendida de un hápax homérico que el héroe utiliza en 9.343, douriktéten (“adquirida con la lanza”).

TECN FORM
v57, una bien amurallada ciudad

Lirneso, que aquí aparece llamativamente con un epíteto casi exclusivo de Troya (VER ad 1.129).

INTR FORM MITO
v58, ἂψ

= ἀπό, en tmesis con ἕλετο.

TECN GRAM
v58, la arrebató de mis manos

El juego en griego es irreproducible en español, porque entre el preverbio (en la forma àps) del verbo aphairéo y su base (héleto) aparece la frase ek kheirôn. Una traducción hiperliteral sería algo así como “la ar- de mis manos -rebató”. El orden de las palabras refuerza la violencia del acto de Agamenón.

AVAN TRAD FORM
v58, el poderoso Agamenón

No es casualidad que Aquiles utilice este epíteto las dos veces que menciona a Agamenón en su discurso, dado su comentario en el v. 54 (VER ad 16.54).

AVAN FORM NARR
v59, ὡς εἴ

la traducción literal sería “como si a algún…”, donde probablemente deba reponerse “como si [se la sacara] a algún…”, entendiendo que se trata de una construcción con doble acusativo común en verbos del tipo de ἀφαιρέω. Hemos preferido suprimir el “si”, para conservar el considerable grado de concisión de la frase, dado que “como si a algún…” no es una oración bien formada en español.

TECN TRAD
v59, el Atrida

Nótese el encabalgamiento, que enfatiza la participación de Agamenón en la afrenta.

AVAN FORM
v59, apátrida

Un metanástes, literalmente una persona que ha dejado su lugar de origen y no tiene los mismos derechos que los miembros plenos de la sociedad en la que vive. Si bien no hay una traducción precisa del concepto al español, lo importante a destacar es el bajísimo estatus de este tipo de figura, que manifiesta la percepción de Aquiles de la afrenta realizada contra él y retoma el problema de la desigualdad en el ejército (VER ad 16.53).

AVAN CONC NARR
v59, sin honor

Reaparece aquí el concepto de timé, fundamental en la discusión en la asamblea en el canto 1 (VER ad 1.159 y VER ad 1.163).

INTR CONC
v60, dejemos lo pasado

Alternativamente, “dejemos estas cosas en el pasado”. La expresión es de vital importancia, porque explicita el cambio actitudinal de Aquiles, que, sin deponerla, relaja su ira para salvar al ejército. Aquiles repite la expresión en 19.112 y 20.65. Con la combinación de referencias a los eventos sucedidos con una mirada hacia lo que sigue, comienza aquí una transición hacia la segunda parte del discurso del héroe (VER ad 16.49) que abarcará hasta el verso 63.

AVAN NARR ESTR
v60, no era posible

Una idea algo inesperada en boca de Aquiles, que parece remitir a las palabras de Fénix en el canto 9.496.605. Se refuerza la idea de que se está deponiendo la ira. La ironía del pasaje, por supuesto, es que esta deposición es solo parcial y que eso le costará la vida a Patroclo.

AVAN NARR
v60, claro

La secuencia de tres versos que sigue tiene una construcción de una sofisticación notable. En los tres encontramos encabalgamiento fuerte; en los tres, puntuación fuerte en la diéresis bucólica; y en los tres, una secuencia de “oración-puntuación-partículas”. El efecto es claro: se quiebra la unidad del hexámetro, produciendo un tono más acelerado y menos articulado. El recurso resulta particularmente adecuado para una secuencia de transición (VER la nota anterior).

TECN FORM
v61, ἀσπερχὲς

se suele entender que la palabra deriva de σπέρχομαι (“apurarse”, “correr”), con ἀ intensiva. El sentido estándar es “furiosamente” o “violentamente”, y Janko afirma que es el único admisible. El escolio A (a este verso) sugiere ἄγαν ἐπιτεταμένως, algo así como “muy intensamente” o “muy vehementemente”, pero el escolio D da la interpretación alternativa ἀδιαλείπτως, “incesantemente”, que es la que adoptan la mayor parte de los traductores y comentaristas actuales; como Crespo Güemes y Martínez García, entendemos que el contexto sugiere que el punto de Aquiles es más “no era posible estar enojado sin fin” que “sin cesar”, aunque una idea implica la otra. La postura de Janko es entendible desde el punto de vista lingüístico, pero en este pasaje una traducción “no era posible estar furiosamente enojado” no tiene sentido alguno.

TECN TRAD GRAM INTP
v61, es cierto, dije

En 9.650-655, pero quizás Aristarco (apud escoliasta A) tenía razón al decir que aquí “dije” implica “pensaba” o “pretendía”. En cualquier caso, lo que importa es el contraste entre las actitudes pasada y presente del héroe.

TECN NARR FORM
v62, μηνιθμὸν

una infrecuentísima palabra (solo aquí, en 202 - también en boca de Aquiles - y 282 - de nuevo referido a Aquiles), formada sobre el verbo μηνίω y el formante sustantivo ~θμο~. Nuestra traducción refleja la extrañeza con un sustantivo infrecuente y poco natural en español.

TECN TRAD GRAM
v63, el clamor y la guerra

La frase aparece en 1.492, sobre Aquiles (VER ad 1.492), y en 6.328, en boca de Héctor dirigida a Paris y referida a la guerra de Troya en su conjunto.

AVAN FORM
v64, τύνη

como observa Janko, una forma enfática de σύ, no un dorismo (el dialecto dórico preserva la forma más antigua del pronombre, τύ). Para diferenciarla de los pronombres enfatizados por γε, mucho más habituales, hemos optado por traducirla en mayúscula.

TECN TRAD GRAM
v64, ponete en los hombros

Aquiles repite la no inhabitual metonimia que ha utilizado Patroclo en su discurso (VER ad 16.40).

AVAN FORM
v64, renombradas

La palabra klutós se encuentra etimológicamente vinculada con el verbo klúo y a su vez con el adjetivo kléos, la “fama” del guerrero, uno los valores esenciales de la moral heroica (VER En detalle - Ética heroica). Estas armas de Aquiles son klutá en dos sentidos: por un lado, porque ellas mismas son famosas, por el otro, porque son las herramientas del héroe para alcanzar la fama.

AVAN CONC
v65, ἄρχε

preservamos, manteniendo el orden de palabras del griego, algo de la ambigüedad de la construcción en griego, dado que Μυρμιδόνεσσι puede entenderse como complemento dativo del verbo o circunstancial del compañía con μάχεσθαι (“da comienzo al combate con los mirmidones”; aunque esta interpretación sería extraña) y, más importante, el infinitivo puede tomarse como final (“conduce a los mirmidones para combatir”; así Bas.) o como complemento del verbo principal, entre otras alternativas. Entendemos que la interpretación más simple es también la más probable: ambos sintagmas (el dativo y el infinitivo) funcionan simultáneamente como complementos del verbo, que puede regir ambos (lit. “conduce a los mirmidones y da comienzo a/toma la delantera en la guerra”).

TECN TRAD GRAM
v65, amantes de la guerra

Un epíteto que aparece por primera vez en este canto y se repite 9 veces más (16.90, 16.835, 17.194, 17.224, 19.269, 20.351, 21.86, 23.5 y 23.129) hasta el final del poema para diferentes grupos humanos (en general étnicos). No deja de ser curioso que, llegado este punto en el que la guerra ha llevado a todos a un grado considerable de agotamiento, este concepto comience a repetirse.

AVAN FORM
v66, εἰ δὴ

de acuerdo con Denniston (223-224), esta construcción puede añadir certeza a la condicional (“si, como en efecto sucede”) o duda (“si de verdad”), algo que se resolvería con otros indicadores lingüísticos (por ejemplo, la entonación) o por contexto. Leaf, Janko (ad 66-9) y Bas. afirman que lo que sigue no expresa duda alguna, mientras que los traductores optan por versiones que subrayan la duda (“si es cierto que”, “si de verdad”, “si en verdad”). No tenemos forma de verificar qué alternativa es correcta y, contra los comentaristas, puede haber aquí una cierta ambigüedad en el lenguaje de Aquiles, que podría sospechar que Patroclo está exagerando el grado de peligro en el que se encuentran los aqueos. Por esto, hemos optado por la traducción más ambigua posible que hemos concebido en español.

TECN TRAD GRAM INTP
v66, una negra nube de troyanos

La imagen de la nube en Homero suele indicar, como aquí, la noción de “envolvimiento”, de estar completamente rodeado de algo (así, por ejemplo, en 5.186, donde se dice que un dios protege los hombros de Diomedes). Como en 60-62 (VER ad 16.60), comienza aquí una secuencia de encabalgamientos que acelera el ritmo del discurso, esta vez de ocho versos (si bien la fuerza de los encabalgamientos es en general algo menor que en la primera secuencia). La maestría retórica de Aquiles se manifiesta en este sutil reflejo en sus palabras del carácter frenético y desesperado de la situación. La imagen de la nube de troyanos retoma la idea que ha expresado Patroclo de ser una luz para los aqueos (VER ad 16.39) y anticipa el símil que marcará el punto de inflexión en la batalla en los vv. 297-300.

TECN NARR FORM
v68, están inclinados

Una clara reminiscencia a 1.409, donde la áte de Aquiles enfurecido se manifiesta de la forma más brutal (VER ad 1.409, VER ad 1.410 y VER ad 1.412). Merece destacarse el carácter visual del comentario, que parece imaginar a los aqueos parados sobre la costa con el cuerpo inclinado sobre el agua, por el acoso de los troyanos.

AVAN NARR FORM
v69, la ciudad de los troyanos

Por segunda vez en cuatro versos (VER ad 16.66) un sustantivo colectivo para hablar del ejército enemigo, enfatizando así el número y el grado de concentración de las tropas. La ironía aquí, por supuesto, es que la misma “ciudad” que lleva nueve años sitiada (es decir, encerrada), está encerrando a sus sitiadores.

AVAN FORM
v69, está atacando

Reproducimos lo más posible el juego del original griego entre las palabras que cierran los versos 66 (amphibébeke) y 69 (epi-bébeke), que no solo comparten verbo base (baíno) sino que riman entre sí, destacando la relación entre la nube negra que cerca a los aqueos y la ciudad toda que los ataca.

AVAN TRAD FORM
v70, el frente de mi casco

Puede entenderse que basta con un destello del frente del casco para espantar a los troyanos o que al ver a Aquiles avanzando de frente huirían. Debe recordarse que las armas de un guerrero tenían signos distintivos que permitían que estos fueran reconocidos (VER ad 16.41).

AVAN NARR
v72, llenarían de cadáveres

Una clarísima prolepsis a los eventos del canto 21, en el que Aquiles llenará de cadáveres el cauce del Escamandro durante la huida de los troyanos. Más allá de lo brutal de la imagen, debe recordarse que durante el largo sitio los troyanos no se atrevían a alejarse de las murallas por temor a Aquiles (cf. 13.105-110), y solo el exceso de confianza de Héctor los ha llevado más allá del río (cf. entre otros 8.497-541).

AVAN NARR
v73, ἤπια εἰδείη

lit. “conociera (de) cosas gentiles”, pero εἰδέναι suele utilizarse para expresar disposición de carácter o actitud (Leaf, ad 5.326; Bas., ad 72b-73). La traducción que elegimos interpreta la afirmación como de carácter general, apenas restringida por el μοι del v. 72 (de forma similar, CSIC: “para mí… dulces ideas supiera”; distinto Janko, ad 72-3, Crespo Güemes, “hubiera sido benigno conmigo”, Martínez García, “hubiera sido amable conmigo” y Pérez, “me hubiera estimado”).

TECN TRAD GRAM
v73, στρατὸν ἀμφιμάχονται

Chant (2.88), LSJ, y otros afirman que ἀμφιμάχομαι con genitivo quiere decir “pelear por”, mientras que con acusativo quiere decir “alrededor de”. Sin embargo, no es esta la diferencia que se observa en el poema de ninguna manera: la única distinción evidente entre los usos es que el acusativo indica un lugar (una ciudad, el campamento) mientras que el genitivo señala un objeto (la muralla, el cadáver). No hay razón para pensar que el sentido de base no es el mismo: “pelear alrededor de algo que se quiere obtener”.

TECN GRAM
v73, tuviera modales

Épia eideíe puede traducirse literalmente como “supiera de cortesías”; la referencia es, obviamente, a la actitud de Agamenón en el canto 1 y en general en el texto. A qué se refiere exactamente Aquiles es algo ambiguo; se ha objetado, por ejemplo, que Agamenón ya ha sido cortés en el canto 9, al enviar regalos. Sin embargo, allí no se devuelve a Briseida (solo se promete que esta será devuelta) y Agamenón no se presenta en persona ante Aquiles. Acaso el punto aquí es precisamente ese: no quedan ya causas de fondo para la ira, sino que solo persiste la necesidad de una serie de gestos formales para su deposición.

AVAN NARR INTP
v74, Diomedes Tidida

Se ha debatido mucho respecto a la razón por la cual Aquiles destaca en su discurso las ausencias de Diomedes y de Agamenón, dos de los cuatro héroes mencionados por Patroclo en 23-25. Bas. (ad 74-77a) resume las posturas: una respuesta a críticas anteriores que ambos hicieron a Aquiles (Agamenón en 7.113-114 y Diomedes en 9.698-699), o a jactancias (por ejemplo, Diomedes en 8.110-111), o a órdenes militares (9.708-709, Diomedes, y 11.15-16, Agamenón), o bien un reconocimiento del hecho de que estos dos héroes eran los más importantes del ejército aqueo (Diomedes acaso como “suplente” de Aquiles en los cantos 4 a 6 - VER ad 16.26).

TECN NARR INTP
v75, la pica

La personificación de la pica merece notarse, en particular en tanto resalta el contraste entre las acciones de Diomedes y de Agamenón (VER ad 16.76).

AVAN FORM
v76, la voz del Atrida

La elección de palabras no es aleatoria. Mientras que Diomedes es destacado por su pica, es decir, por su actividad guerrera, Aquiles dice no haber escuchado la voz de Agamenón, insinuando así que este se limita en el campo de batalla a dar órdenes. Como en 1.226-228, aunque allí de forma directa, se encuentra aquí un insulto a Agamenón por su cobardía, que se refuerza a continuación con la mención de la “odiosa cabeza”.

AVAN FORM
v77, Ἕκτορος ἀνδροφόνοιο

debe entenderse, por supuesto, ὄψ Ἕκτορος ἀνδροφόνοιο.

TECN GRAM
v77, pero la de Héctor, matador de varones

Nótese cómo el hemistiquio concentra en Héctor las cualidades de Diomedes y de Agamenón: por un lado, la construcción retoma la idea de la “voz” de Héctor, frente a la del Atrida, que no se escucha; por el otro, la utilización del epíteto “matador de varones”, aunque estándar para el héroe, no deja de reforzar aquí sus méritos como guerrero. Recuérdese que el dominio de las armas y de las palabras son las dos cualidades que debe poseer un hombre de acuerdo a la moral heroica (VER ad 1.77).

AVAN FORM
v78, a los troyanos

En el original griego, la palabra “troyanos” abre este verso y el siguiente cierra con la palabra “aqueos”, destacando así la antítesis entre ambos grupos, que es la misma que hay entre sus respectivos héroes. Al mismo tiempo, los versos despliegan la conexión implícita en la mención de Héctor (VER ad 16.77) entre la voz y la acción, con la mención del griterío y las órdenes en 78 y de la ocupación de la llanura y la victoria en 79.

AVAN FORM
v80, Pero incluso así

Janko (ad 80-1) observa que esta frase hace referencia a lo dicho hace algo más de diez versos, respecto a las condiciones que Aquiles había impuesto para volver a la batalla, pero es claro que hay aquí una ambigüedad marcada. Aunque 74-79 puede interpretarse como una parentética, especificando la última frase del v. 73, es difícil imaginar un auditorio escuchando esto y no asociando el “incluso así” con lo dicho inmediatamente antes, es decir, que los troyanos ocupan toda la llanura. Acaso es una marca más de la ironía trágica de un pasaje en donde Aquiles se muestra ante todo preocupado por su propia gloria.

TECN FORM INTP
v81, μὴ δὴ

entendemos que δὴ refuerza aquí la negación, de donde nuestra traducción con una forma extendida del habitual “no sea que” para este tipo de construcciones con un verbo de temor elidido. Cf. Denniston, 223.

TECN TRAD GRAM
v81, inconteniblemente

De la misma forma en que los troyanos cercan el campamento en el v. 67. Se necesita una fuerza para contrarrestar la otra.

AVAN NARR FORM
v81, con ardiente fuego

La mención del fuego (un tópico del canto; VER ad 16.39) anticipa los eventos que se narrarán enseguida, en 100-123, y la preocupación subsecuente de Aquiles en 124-129 que acelera la salida de Patroclo al combate.

AVAN NARR
v82, el preciado regreso

El nóstos, una palabra que aparece poco en Ilíada pero constituye una parte fundamental de la tradición heroica (VER Los regresos y el final de la época heroica), en la cual los nóstoi eran un conjunto reconocido de historias, la más famosa de las cuales es, naturalmente, la Odisea, contada en el poema que conservamos de ese nombre.

INTR CONC MITO
v83, πείθεο δ' ὥς

la sintaxis del pasaje no es transparente. Monro sugiere aquí que ὥς inicia una frase condicional o limitante, independiente del verbo principal, mientras que Bas. interpreta una modal con subjuntivo prospectivo (sin partícula modal, algo frecuente en Homero); en cualquiera de los dos casos, el complemento semántico de πείθεο (i.e. aquello en lo que Patroclo debe hacer caso) no está en lo que sigue, sino a partir de 87, lo que justifica el punto alto en 86 (frente al habitual punto bajo de los editores, que no parece adecuado). El sentido es claro: “haceme caso, exactamente de la forma en que te voy a decir”, pero la expresión en griego es algo retorcida, algo que hemos intentado conservar en nuestra traducción. Vale la pena notar que las paráfrasis de los traductores, siempre transfiriendo τέλος μύθου como objeto de πείθεο (Crespo Güemes, por ejemplo, propone “haz caso al último consejo que voy a indicar a tus mientes”), no son aceptables de ningún modo, puesto que el orden de palabras en griego parece diseñado para evitar esa interpretación, colocando los pronombres que señalan un cambio de sujeto antes del sintagma.

TECN TRAD GRAM INTP
v83, haceme caso

La última parte del discurso de Aquiles (VER ad 16.49) que comienza aquí lleva la ironía trágica del pasaje a su culminación. Las indicaciones del héroe a Patroclo serán, por supuesto, desobedecidas, pero lo importante a destacar es que la principal preocupación de Aquiles es su propia gloria. La mención de la posible intervención de un dios anticipa lo que sucederá efectivamente en los vv. 786-805. Vale la pena señalar también, con Eustacio (1047), la ironía de que Patroclo desobedece el consejo de Aquiles como este había desobedecido en el canto 9 el de Fénix. La muerte de Patroclo es el resultado de esta sucesión de desobediencias producto de la hýbris (VER ad 1.203).

AVAN NARR ESTR
v83, así como

Para el sentido de esta compleja frase, VER Com. 16.83. Es notable la aparición del egó aquí, que refuerza la idea implícita en todo el verso, es decir, que Patroclo debe actuar solo como agente de Aquiles.

AVAN FORM
v84, para que me consigas

Aquiles pone el énfasis en sí mismo, incluso al enviar a Patroclo a rescatar a los aqueos.

AVAN FORM
v84, una gran honra y gloria

Sobre la honra, VER ad 1.159; sobre la gloria, VER ad 1.279.

INTR CONC
v85, ἀτὰρ

AH interpretan el ἀτὰρ aquí como desarrollando el pensamiento anterior, es decir, como epexegético, pero esto parece más bien una solución ad hoc para dar cuenta de esta conjunción inesperada. El débil contraste, irreproducible en español, debe ser entre lo que hará Patroclo y lo que harán los aqueos (“vos hacé esto, pero ellos harán esto”).

TECN GRAM
v86, ἂψ ἀπονάσσωσιν

VER ad 16.54, pero en este caso es claro que el adverbio refuerza la idea de “devolver” implicada en el verbo y la traducción “de nuevo” transmite bien el sentido.

TECN TRAD GRAM
v86, despachen de nuevo

La frase griega es àps aponássosin, es decir, la partícula áps (“de nuevo”, “otra vez”) y una forma del verbo aponaío, que significa “desplazar”, “repatriar”, “sacar a alguien del lugar que habita”. Los intérpretes y traductores asumen de forma unánime que aquí debe querer decir “devolver”, pero esta lectura fuerza bastante el sentido del verbo. Hemos optado por una traducción que preserve lo más posible la extrañeza del original.

TECN TRAD GRAM
v86, brillantes regalos

Se ha observado ocasionalmente la contradicción entre esta afirmación y lo sucedido en el canto 9, donde de hecho se ofrece la devolución de Briseida y regalos. Sin embargo, esta contradicción es solo aparente: la preocupación de Aquiles no es porque los aqueos no lo hayan hecho, sino porque no lo vuelvan a hacer si el triunfo de Patroclo sugiriera que el héroe no es necesario para alcanzar la victoria.

AVAN NARR INTP
v87, vení de vuelta

Más allá de la organización de estos versos en una composición en anillo (Lohmann, 63-64, resumido por Janko ad 83-100), merece destacarse la insistencia en ellos de Aquiles en dar órdenes a Patroclo (vv. 83, 87, 89, 91-92 y 95), que subraya la afirmación implícita en el v. 83 (VER ad 16.83) de que Patroclo debe limitarse a obedecer.

AVAN NARR FORM ESTR
v87, y si encima

“Encima”, naturalmente, de concederle expulsarlos de las naves. Nótese en el v. 88 la repetición de la idea de “conseguir gloria”, que acaba de expresarse en el v. 84.

AVAN FORM
v88, el estruendoso esposo de Hera

Parry (1971: 181-182) ha observado que la fórmula erígdoupos pósis Héres (7.411, 10.329, 13.154 y 16.88; tres veces más en Odisea) convive con la métricamente equivalente Olúmpios asteropetés (1.580 y 609 y 12.275) porque la primera tiene un valor especial ligado a la expresión de deseos (en cinco de los siete casos se encuentra en una línea de ese tipo). Este verso, una de las dos excepciones, puede interpretarse bajo esta luz como presuponiendo un deseo implícito, es decir, que Zeus conceda gloria a Patroclo o que este no luche sin Aquiles. Puede estar influyendo aquí también el hecho de que Hera es una de las principales protectoras de los aqueos a lo largo del poema. Leer más: Parry, M. (1971) The Making of the Homeric Verse. The Collected Papers of Milman Parry, Oxford: University Press.

TECN FORM
v89, μὴ σύ

según Aristarco, Zenódoto había reemplazado los vv. 89-96 con una secuencia de tres versos que no se encuentran en nuestro texto. Janko (ad 89-96) los cita y resume las interpretaciones posibles de esta decisión, que ya rechazó con razón el propio Aristarco.

TECN TEXT
v89, no anheles vos

El énfasis en el pronombre repite el que se encuentra en 17, donde la idea parece ser “justo vos” (VER ad 16.17), lo mismo que debe estar implicado aquí: “vos, de entre todas las personas, no quieras pelear sin mí, es decir, no hagas lo que todos los demás hicieron, despreciándome.” Se trata de otro elemento que contribuye a enfatizar que la preocupación central de Aquiles es su propia honra (VER ad 16.86).

AVAN NARR FORM
v90, amantes de la guerra

El mismo epíteto que se le ha atribuido a los mirmidones en el v. 65, construyendo así el contraste entre los dos grupos centrales que se enfrentarán en lo que sigue (VER ad 16.835). Es notable que, de las diez apariciones que tiene en el poema, dos están en este discurso y tres en este canto.

AVAN NARR FORM
v90, me dejarías más deshonrado

La primera parte de las instrucciones de Aquiles cierra con esta frase que resume el punto central, es decir, que el triunfo de Patroclo podría afectar el reclamo de Aquiles al resto del ejército (VER ad 16.89). La palabra átimos aparece tres veces en el poema: aquí, en grado comparativo, en 1.516, en boca de Tetis, en grado superlativo (VER ad 1.516), y en 1.171, también en boca de Aquiles (VER ad 1.171). Es uno de los ejemplos más claros de la centralidad del concepto de honra en la definición del personaje.

TECN NARR FORM
v92, ἡγεμονεύειν

el verbo puede estar siendo usado en sentido absoluto (“estar a la cabeza”) o con un objeto implícito, “las tropas” o “los mirmidones”. Nuestra traducción busca conservar esta ambigüedad.

TECN TRAD GRAM
v93, alguno de los dioses

El verso que sigue explicita que Aquiles está pensando sobre todo en Apolo, que a lo largo del texto es el principal protector de Troya, pero la inespecificidad sirve para destacar que hay dioses que protegen al bando troyano (como afirma Paris en 3.440). Esta segunda parte de la advertencia de Aquiles es una prolepsis de lo que sucederá más adelante en el canto, es decir, la aristeia de Patroclo y su muerte a manos de Héctor y Apolo.

AVAN NARR
v94, a ellos

El énfasis sobre el pronombre refuerza la advertencia: “los quiere a ellos, no a nosotros.”

AVAN FORM
v95, pero retorná

VER ad 16.87.

AVAN NARR FORM ESTR
v95, luz

La misma metáfora que Patroclo utiliza en su discurso (VER ad 16.39), aquí retomando la imagen de la nube negra de troyanos del comienzo de la sección (VER ad 16.66).

TECN NARR FORM
v96, τοὺς δ' ἔτ' ἐᾶν

los manuscritos traen τοὺς δέ τ’ ἐᾶν y τούσδε δ’ ἐᾶν. La conjetura que elegimos en la de Allen; Van Thiel propone τοὺς δὲ ἐᾶν. Τούσδε es rechazado por todos los intérpretes porque, como observa Bas. XXIV (ad 24.17), ὅδε aparece en Homero solo en discurso directo. De todos modos, dado el problema textual, dejamos ἔτ[ι] fuera de nuestra traducción.

TECN TEXT TRAD
v96, a ellos

El antecedente inmediato son los troyanos, pero aquí parece probable que esté indicando “a todos los demás excepto vos”. Esta interpretación, por supuesto, maximiza la ironía, porque Patroclo será el único de los aqueos notables que no volverá con vida (VER ad 16.99).

AVAN NARR FORM
v97, Ζεῦ τε πάτερ καὶ Ἀθηναίη καὶ Ἄπολλον

La variación de los coordinantes, que bien puede tener un valor métrico, separa las dos categorías de los dioses mencionados: Zeus padre por un lado, sus hijos Atenea y Apolo por el otro. Para mantener el juego en español introducimos el “también”, que además evita que la línea quede mucho más corta que las que la rodean.

TECN TRAD
v97, padre Zeus y también Atenea y Apolo

Tanto Janko (ad 97-100) como Bas. indican que lo más posible es que esta sucesión de dioses no tenga un significado especial, pero es posible justificarla. Zeus acaba de ser mencionado como la fuente de la gloria (el kŷdos); Atenea es la protectora habitual de los aqueos (junto con Hera, que fue mencionada - indirectamente - en el v. 88); y Apolo es el protector de los troyanos, por lo que es el principal obstáculo para que se cumpla el deseo que expresará Aquiles. Su mención, además, refuerza la ironía trágica de la súplica (VER ad 16.99). Merece notarse también que la expresión en griego distingue la diferente jerarquía de los dioses (VER Com. 16.97).

AVAN NARR FORM
v98, ni uno siquiera

Aquiles cierra su discurso con una manifestación clara de su ira, que recuerda sus palabras en 1.409-410 (VER ad 1.410), si bien allí el deseo se limita a los aqueos. La expansión del pedido a los troyanos quizás sirve para anticipar la transferencia del objeto central de la ira de Agamenón a Héctor, que producirá la muerte de Patroclo.

AVAN NARR
v99, nosotros dos

Willamowitz (1916: 122) destaca la ironía de que ni Aquiles ni Patroclo verán la caída de Troya, una inversión de la idea que se expresa en este pasaje. Leer más: Wilamowitz-Moellendorff, U. von (1916) Die Ilias und Homer, Berlin: Weidmann.

AVAN NARR
v100, solos

Los tintes eróticos del verso (VER la siguiente nota) han sugerido a algunos intérpretes que aquí se está implicando una relación homosexual entre Aquiles y Patroclo, que transmiten otras fuentes. La palabra, sin embargo, parece destacar que, de todo el ejército, no hay otra persona por la que Aquiles se preocupe en absoluto, y que Patroclo es el único con el que podría interesarle compartir la gloria de la captura de Troya.

AVAN NARR
v100, los sagrados velos de Troya

La palabra krédemnon se utiliza para una prenda que usaban las mujeres en la cabeza, un velo o una diadema, y es una metáfora habitual para las murallas de una ciudad. Mantenemos la traducción literal, primero, porque el sentido metafórico no se pierde y, segundo, porque es la única forma de preservar el carácter erótico de la acción del verso: remover el velo es un gesto con una gran carga sexual en la literatura y la cultura griega (y en general en las sociedades donde el velo es una prenda regular en las mujeres; cf. Llewelly-Jones, 2003: 227-248). Leer más: Llewellyn-Jones, L. (2003) Aphrodite’s Tortoise. The Veiled Woman of Ancient Greece, Swansea: The Classical Press of Wales.

AVAN TRAD NARR HIST
v101, Así ellos

Como observa Janko (ad 101-277), todo el comienzo del canto 16 está diseñado de forma tal de, por un lado, mantener el suspenso respecto al incendio de las naves, que viene construyéndose por lo menos desde el canto anterior, y a la vez trasladar este suspenso a un nuevo episodio, la Patrocleia. Que el comienzo de este verso, que sirve de resumen de la escena y enlace con lo que sigue, repita textualmente el del primero del canto (hòs hoì mèn), que cumplía la misma función pero en dirección inversa (de Áyax a Patroclo), es una parte fundamental de la técnica compositiva.

AVAN FORM ESTR
v102, οὐκέτ'

como West, preferimos escribir la frase adverbial οὐκ+ἔτι como una única palabra en todos los casos. Por supuesto, es solo una convención ortográfica, dado que no hay razones para pensar que la fonética es distinta en un caso o en otro.

TECN TEXT
v102, Y

Como al comienzo del canto (VER ad 16.1), el contraste y la transición entre las escenas están marcados por mèn / d[é].

TECN NARR GRAM
v102, Áyax ya no resistía

Este verso es idéntico a 15.727, que inicia la escena final del canto en la que Áyax retrocede ante los troyanos por última vez, colocándose sobre uno de los bancos de la nave de Protesilao (en el centro del campamento) y alejando a los troyanos que buscaban quemarla (cf. Janko, ad 15.727). La escena que abre el canto 16 interrumpe en el punto de máximo suspenso esta secuencia, que se retoma aquí en un momento en el que la tensión se ha trasladado a la próxima intervención de Patroclo. El efecto buscado es claro: conservar el nivel de tensión dramática logrado en varios miles de versos de batalla desde el canto 11 y llevarlo a su culminación no como se hubiera esperado, con el incendio de las naves, sino con la muerte de Patroclo y la lucha por su cadáver.

AVAN NARR FORM
v102, lo forzaban las saetas

Áyax está parado sobre el banco central de la nave (cf. 15.729; este banco servía a la vez como refuerzo estructural del casco en su punto más frágil, en el lugar donde se colocaba el mástil), con una larga pica (VER ad 16.114) en una mano alejando a los troyanos, y con el escudo gigante (VER ad 16.107) en la otra defendiéndose de las flechas, que estos le arrojan desde la playa. En griego, la frase (biázeto gàr beléessi) inicia una sucesión de aliteraciones del sonido /b/, que atravesarán los tres versos que siguen.

INTR NARR FORM HIST
v103, el pensamiento de Zeus

Si bien la frase no es inhabitual (reaparece, por ejemplo, en 16.688), no puede dejar de asociarse aquí con el concepto del “plan de Zeus”, que está llegando a su culminación con el incendio de las naves (VER ad 1.5; cf. 15.596-604). El pasaje es otro ejemplo de la común “doble motivación” humana y divina de las acciones, que es típica del pensamiento griego, en particular arcaico (VER ad 1.8).

AVAN NARR MITO
v103, troyanos admirables

El epíteto agauós es común a diversos héroes y grupos étnicos.

AVAN FORM
v104, βάλλοντες

para mantener el juego de aliteraciones de estos versos y el hecho de que en 104-105 se acumulan tres formas del verbo βάλλω, lo traducimos en este pasaje por “asaetear”, que tiene la ventaja de permitir el mismo juego en la alternancia entre la voz activa y la pasiva que βάλλω en griego (es decir, en voz activa tiene como sujeto a quien arroja un proyectil, y en voz pasiva a quien es impactado por él).

TECN TRAD
v104, δεινὴν

traducimos con un adverbio este adjetivo predicativo de καναχήν en el verso 105, siguiendo a Bas. en entender la frase καναχήν ἔχε como una estructura perifrástica.

TECN TRAD GRAM
v104, tremendamente

La frase presenta una construcción quiástica con un encabalgamiento fuerte, muy raro en Homero. El quiasmo en español (tremendamente - reluciente - casco - resonaba) es menos evidente que en griego, en donde “resonaba” es en realidad una perífrasis del verbo ékho con el sustantivo kanakhén, y deinèn es una predicación de este sustantivo (es decir, el quiasmo es deinèn - phaeinè - pélex - kanakhén, con el límite del verso justo en el medio, perí krotáphoisi entre los dos primeros términos y balloméne entre los dos últimos).

TECN FORM
v104, en torno a las sienes

Los cascos homéricos no tienen gran efectividad en el poema en los enfrentamientos individuales, pero en ocasiones ofrecen protección invaluable a los guerreros, como sucede en este caso. Leer más: Swinney, C. (2016) “Helmet Use and Head Injury in Homer’s Iliad”, World Neurosurgery 90, 14-19.

AVAN NARR HIST
v105, καναχὴν ἔχε

VER Com. 16.104.

TECN TRAD GRAM
v105, αἰεί

como con βάλλω en el verso anterior (VER Com. 16.104), adoptamos una traducción especial para los αἰεί de esta secuencia (vv. 105, 107, 109) para enfatizar la idea de la persistencia de las acciones y a la vez trasmitir mejor el efecto de la repetición.

TECN TRAD
v105, resonaba

La palabra griega kanakhén alude a un ruido metálico. Los cascos micénicos podían estar hechos de cuero, colmillos de jabalí o metal, como en este caso. Leer más: Borchhardt, J. (1972) Homerische Helme: Helmformen der Agais in ihren Beziehungen zu orientalischen und europaiischen Helmen in der Bronze- und fruhen Eisenzeit, Mainz am Rhein: P. von Zabern.

INTR FORM HIST
v106, bien elaborados relieves

La palabra griega phálar(a) señala unos discos de metal, que no es claro si eran decorativos o parte integral de la estructura del casco (aunque, por supuesto, no son posibilidades incompatibles). Existe evidencia arqueológica del periodo arcaico del uso del enchapado como técnica para la elaboración de cascos. Leer más: Manti, P. y Watkinson, D. (2008) “From Homer to Hoplite: Scientific Investigations of Greek Copper Alloy Helmets”, en Paipetis, S. A. (ed.) Science and Technology in Homeric Epics, Dordrecht: Springer.

AVAN FORM HIST
v106, cansaba el hombro izquierdo

En 13.709-711 el narrador observa que Áyax tenía servidores que cargaban su sin duda pesado escudo (VER ad 16.107) cuando el héroe se cansaba y “el sudor le llegaba a las rodillas,” pero ahora ha quedado solo contra los troyanos. El cansancio del hombro no debe entenderse solo por el esfuerzo del brazo, puesto que el escudo se colgaba con una correa del hombro para facilitar su uso.

AVAN NARR
v107, el centelleante escudo

El escudo de Áyax es descripto en 7.219-223 como un gran escudo-torre hecho de siete capas de piel de buey y una capa superior de bronce (sobre los tipos de escudos homéricos, VER ad 16.136). Estos escudos-torre están representados en los frescos de Thera cubriendo a sus usuarios desde el cuello hasta los tobillos (cf. Morris, 1989). Es interesante notar que el comportamiento que Homero describe para el escudo de Áyax en 7.244-259 ha sido corroborado experimentalmente (cf. Paipetis y Kostopoulos, 2008), lo que sugiere que ni la elaboración a partir de materiales compuestos ni su uso en la batalla son producto exclusivo de la imaginación del poeta. Leer más: Morris, S. P. (1989) “A Tale of Two Cities: The Miniature Frescoes from Thera and the Origins of Greek Poetry”, AJA 93, 51-535; Paipetis, S. A. y Kostopoulos, V. (2008) “Defensive Weapons in Homer”, en Paipetis, S. A. (ed.) Science and Technology in Homeric Epics, Dordrecht: Springer.

AVAN NARR HIST
v108, ἀμφ' αὐτῷ πελεμίξαι

los comentaristas entienden que la frase quiere decir “desplazar el escudo alrededor de él”, es decir, dejar a Áyax desprotegido ante sus flechas, asumiendo que el objeto tácito del verbo es σάκος. Los traductores, por el contrario, unánimemente toman a Áyax como el objeto del verbo, entendiendo “no podían hacerlo tambalear” o “alejarlo”. Hemos buscado mantener la ambigüedad lo más posible, en particular porque no es del todo claro el sentido de la frase preposicional en este contexto. En voz activa, πελεμίζω nunca significa otra cosa más que “hacer temblar”, “agitar” o “sacudir”.

TECN TRAD GRAM INTP
v108, a su alrededor sacudirlo

Sobre el sentido de esta frase, VER Com. 16.108.

TECN TRAD GRAM INTP
v109, Y continuamente

La tercera repetición del adverbio en cuatro versos, marcando un movimiento de cámara que va de las flechas al escudo de Áyax siendo impactado por esas flechas, al hombro del héroe sosteniendo el escudo a, finalmente, el pecho agotado y cubierto de sudor. El despliegue visual (y todo el pasaje) magnifica(n) el rol de Áyax como segundo gran guerrero del ejército aqueo.

AVAN FORM
v109, el sudor

La combinación de cansancio y sudor se encuentra también en 13.710, cuando se mencionan los sirvientes que ayudan a Áyax con su escudo (VER ad 16.106).

AVAN FORM
v110, οὐδέ πῃ εἶχεν

ἔχω aquí con valor intransitivo (Bas.); traducimos la partícula en el “ni” del verso siguiente, reforzando la expresión en su conjunto.

TECN TRAD GRAM
v111, ni respirar

El verbo comparte raíz con la palabra que utiliza Patroclo en 16.42, conectando ambos episodios, que forman parte de un esquema anticipación - situación crítica - alivio (VER ad 16.302). Áyax aquí no puede tener siquiera ese pequeño respiro al que se aludió antes.

AVAN NARR FORM
v111, mal sobre mal

La frase concluye la secuencia, en forma típicamente homérica, con una afirmación de alcance general respecto a todo lo que fue describiendo, moviendo la cámara, por así decirlo, de los primeros planos a un plano general.

AVAN FORM
v112, díganme ahora

Las invocaciones a las Musas en la Ilíada siempre marcan puntos clave en la historia, subrayando su importancia (cf. 11.218 y 14.508). Nótese aquí el rol interlúdico de los versos, que separan la descripción de la heroica resistencia de Áyax de su fracaso y el incendio de la nave que protegía.

AVAN NARR FORM ESTR
v112, Musas

VER ad 1.1.

INTR MITO
v113, primero

La afirmación puede resultar extraña, habida cuenta de que no hay una segunda vez, pero es típica de esta clase de invocaciones (piénsese en el “desde que” en 1.6; cf. también 11.219 y 14.509).

INTR FORM
v114, Héctor

La primera parte de esta escena inicia en 102 con la palabra “Áyax”, la segunda, con la palabra “Héctor”.

AVAN NARR FORM
v114, de Áyax parándose cerca

Nótese que el poeta coloca los nombres uno junto al otro, manifestando con su proximidad en el verso su cercanía en la batalla.

AVAN NARR FORM
v114, la lanza

Esta “lanza” es en realidad una larga pica naval, probablemente utilizada para prevenir abordajes (cf. Janko, ad 15.388-389), con la que Áyax aparece en 15.677-678 y de la que se dice que medía “veintidós codos de largo” (unos 10 m.). Se ha sugerido que el poeta ha olvidado que Áyax tenía este tipo de arma aquí, por diversas razones, entre las que Janko (ad 114-18) destaca que “Héctor se para ‘cerca’ de él para golpearla”. Pero la aclaración “por detrás” en el verso que sigue indica que el troyano ha superado la línea que Áyax trataba de mantener y atacado casi desde abajo del arma (lo que es coherente con el hecho de que, la última vez que había aparecido, en 15.716-717, Héctor se encontraba agarrado a la popa de la nave). Leer más: Frazer, R. M. (1983) “Ajax’s Weapon in Iliad 15.674-16.123”, CPh 78, 127-130.

TECN NARR INTP
v114, de fresno

Como observa Bas., el fresno es un tipo de madera muy adecuada para la elaboración de armamento, por su dureza y elasticidad. El inhabitual epíteto (solo cinco veces en el poema), sugiere Janko (ad 114-18), se utiliza aquí para poner el énfasis en el mango de madera, que cortará Héctor.

AVAN FORM HIST
v115, junto al empalme de la punta

Las puntas de lanza micénicas tenían dos partes, la “punta” propiamente dicha, es decir, la sección afilada, y un empalme cilíndrico en el que se encajaba el mango, que se aseguraba con un clavo. Héctor golpea con tal precisión que corta la lanza en el lugar en el que el termina el metal y queda expuesta la madera. Leer más: Höckmann, O. (1980) “Lanze und Speer im spätminoische und mykenischen Griechenland”, JRGZ 27, 13-158.

AVAN NARR HIST
v116, y la cercenó completa

La descripción de este corte se realiza con terminología propia de heridas, no de rotura de armas. Antikrý (“completa”) se utiliza sobre todo para un golpe de lanza u otra arma que atraviesa por completo una parte del cuerpo, y la única otra aparición del verbo aparásso, en 14.497, es una escena donde se corta una cabeza. La interpretación de CSIC (ad 114-23) de que la victoria de Héctor es ridícula es un tanto reduccionista, en la medida en que ignora este fraseo (y buena parte del que sigue, VER ad 16.117 y VER ad 16.120, VER la nota que sigue en este mismo verso): si bien el héroe troyano no logra herir a Áyax, su triunfo sobre él es equivalente a una herida mortal ayudada por los dioses. Esta victoria, que abre las escenas de batalla del canto, es la última de Héctor antes de la huida troyana y la anteúltima del poema: su victoria final es el cierre de la Patrocleia.

TECN NARR FORM INTP
v116, Áyax Telamonio

Áyax, hijo de Telamón. VER ad 1.138. El uso del patronímico aquí acaso deba asociarse con la importancia de la ascendencia de un héroe a la hora de dar gloria a su asesino (piénsese en la escena del canto 6 entre Glauco y Diomedes): en la moral heroica, como en todas las culturas aristocráticas, saber a quién uno mata es fundamental, y cuanto más importante es la víctima mayor es el estatus alcanzado (una idea que se encuentra, por ejemplo, en el pasaje de un poema de Alonso de Ercilla citado en el cap. XIV de la segunda parte del Quijote). Si esta interpretación es correcta, estamos ante otra elección de palabras que resalta las acciones de Héctor (VER la nota anterior).

INTR MITO HIST
v117, la blandió así

Aristarco interpretaba que es en este momento cuando la punta de la lanza se suelta, porque entendía que no era posible que Héctor la hubiera cortado completa de un golpe (“la cercenó completa” sería una forma abreviada de describir toda la secuencia). Para el crítico, la frase que sigue en el v. 118 solo puede explicarse de esta manera (“¿cómo puede caer lejos cuando Áyax la sacude si ya la había cortado completa?” es el razonamiento). Como afirma Janko (ad 114-18), sin embargo, por un lado, “a los héroes se les debe permitir este tipo de hazañas,” y, por el otro, hay una ralentización de la narración, una cámara lenta, en la que primero se enfoca el golpe de Héctor, luego el movimiento de la lanza y luego la punta cayendo, si bien todo sucede junto en un instante (VER ad 16.118).

TECN NARR FORM
v117, la lanza truncada

La palabra griega (un hápax homérico) señala específicamente los cuernos cortados de un animal (como en inglés “docked”), continuando así con la asimilación de la lanza con una parte de un cuerpo (VER ad 16.116). El escoliasta bT, de hecho, interpreta la palabra como “mutilada” (kolobothesómenon).

TECN NARR FORM
v118, retumbó

El verso griego tiene cinco palabras, las primeras tres con aliteración del sonido kh (aikhmé khalkeíe khamádis) y las últimas dos con aliteración de bilabiales y sibilantes (bómbese pesoûsa). El verbo bómbese, como la traducción que elegimos, es claramente onomatopéyico del sonido que señala (el golpe de algo pesado sobre el suelo). En general, esta última parte de la descripción del corte de la punta de la lanza de Áyax parece ralentizar al máximo la descripción, poniendo el foco en cámara lenta sobre la punta cayendo y golpeando el piso con un fuerte estruendo (una escena de este tipo se encuentra, por ejemplo, en una de las secuencias finales de la película 300, y puede verse aquí).

AVAN FORM
v119, Y supo Áyax

Retomamos algo del juego del original, en el que, si bien érga theôn (“las acciones de los dioses”) al comienzo del verso siguiente debe entenderse como el objeto de gnô (“supo”, o “reconoció”), la separación, incluyendo la aparición de otro verbo, parece darle casi un valor absoluto a esta palabra. Es posible también entender que hay una estructura quiástica supo - [se turbó - ante] - que le cortaba, pero la interpretación de rígesen como parentética ha sido refutada con razón por Leaf.

TECN TRAD FORM GRAM
v120, las acciones de los dioses

Este reconocimiento de la intervención divina es típico de escenas en las que a un héroe se le rompe una parte de su equipamiento, tiene que retroceder o admitir la derrota (Bas., ad 119-122a, ofrece una lista parcial: 3.631-638, 8.66-79, 11.544-547, 15.461-470 17.626.632, 22.299-303, Od. 3.165-166; VER ad 16.658). Como observa Janko (ad 119-21), esta escena se asemeja mucho a la rotura del arco de Teucro en 15.461-470 (VER ad 16.121), si bien aquí no hay discurso directo, lo que da más velocidad a la secuencia. Como al comienzo de la escena (VER ad 16.103), estamos ante un ejemplo de doble motivación de los eventos.

AVAN NARR FORM
v120, le cortaba del todo los planes

La frase repite 15.467, allí en boca de Teucro (VER ad 16.121). Hay un doble sentido en el griego irreproducible en español, dado que médea es un homófono de dos palabras que se utilizan solo en plural: mêdos, “planes”, y mêdos, “testículos” (este término no aparece en Homero, pero que lo conocía está casi garantizado por su aparición en Hes., Th. 180-181, donde se relata la castración de Urano; cf. sobre el tema ya Eustacio, 3.818 y Hendry, 1997). La frase griega es inherentemente ambigua y parece continuar con la enumeración de daños no-físicos a Áyax en terminología de daños físicos (el verbo keíro se utiliza en el poema casi exclusivamente para cortar partes del cuerpo; VER ad 16.116). Leer más: Hendry, M. (1997) “A Coarse Pun in Homer? (Il. 15.467, 16.120)”, Mnemosyne 50, 477-479.

TECN FORM
v121, Zeus altitonante

La repetición de la frase del verso anterior conecta este episodio con el de la ruptura del arco de Teucro en 15.436-470, donde es también Zeus el que interviene para proteger y dar gloria a Héctor. El dios es una presencia constante en este avance troyano contra las naves desde que se despierta del Engaño del canto 14 a comienzos del 15.

AVAN NARR FORM
v122, ellos arrojaron

CSIC (ad 16.114-123) señala que el poeta no le concede a Héctor el mérito de arrojar el fuego sobre la nave, pero este es un dato menor, puesto que esta parte de la acción es la consecuencia de la victoria del héroe sobre Áyax, que es lo más destacable de la escena (en particular, dado el “empate” en el que había resultado su enfrentamiento anterior en 7.207-312). En la moral heroica, el triunfo colectivo es secundario respecto al triunfo individual (de ahí que la caída de Troya pueda estar simbolizada en el poema en la muerte de Héctor).

AVAN NARR
v122, incansable fuego

Si bien una fórmula típica para el fuego en Homero, como observa Bas., aquí no puede sino leerse en relación con el “inextinguible” del verso que sigue y, sobre todo, con el cansancio de Áyax sobre el que el poeta se ha extendido en los vv. 106-111.

AVAN NARR FORM
v123, se vertió

La descripción del fuego es breve pero contundente: una vez que la antorcha impacta la nave, pareciera como si casi instantáneamente todo quedara cubierto por las llamas. Acaso en un medio audiovisual este mismo efecto podría lograrse con un primerísimo plano sobre el fuego en la nave.

AVAN NARR FORM
v124, μὲν

entendemos la partícula en analogía a sus apariciones en 16.1 y 101 como indicador de cambio de escena, en este caso correlacionado con el αὐτὰρ de este mismo verso, si bien este uso no es habitual. En este sentido, interpretamos el αὐτὰρ con su valor de desplazador del foco, señalando un cambio de escena (contra Bas., que lo interpreta como adversativo, lo que no parece del todo adecuado en esta secuencia).

TECN GRAM
v124, Así la popa el fuego rodeaba

Las naves se colocaban con la proa mirando hacia el agua, para facilitar la salida (VER ad 1.485). Nótese que la brevísima descripción de uno de los eventos cruciales de Ilíada continúa con la tendencia iniciada por lo menos desde el comienzo del canto de mantener un nivel de suspenso alto en las transiciones (VER ad 16.1 y VER ad 16.101). El oyente se queda, por así decirlo, con el corazón en la garganta esperando saber qué sucederá con las naves mientras el poeta vuelve hacia Aquiles, Patroclo y los mirmidones.

AVAN NARR FORM
v125, tras golpearse los muslos

Un gesto común en la Antigüedad para indicar una situación de stress, y en la épica en particular, como observa Janko (ad 15.113-114), como indicio de sufrimiento y pena.

INTR FORM HIST
v126, ὄρσεο

lit. “impulsate” o “levantate”; preferimos, sin embargo, traducir como CSIC y Martínez García, dado que el imperativo se utiliza en general en esta posición al comienzo de discurso casi interjectivamente.

TECN TRAD
v126, Arriba

Como el verso anterior, este tiene en griego cuatro palabras, un tipo de verso con gran poder expresivo que abunda en este pasaje (además de 125 y 126, 132 y 134). El discurso de Aquiles está ordenado nítidamente en cuatro unidades que se corresponden con sus cuatro versos: invocación, circunstancias, temores, instrucciones. Este tipo de grupos en los que los límites de verso coinciden siempre con los sintácticos no son habituales en el poema (lo que no es poco decir, dado lo habitual de la coincidencia de los límites sintácticos y métricos). Es importante destacar el cambio de actitud, al menos aparente, entre la relajación de su intervención anterior (recuérdese “si en efecto…”, VER Com. 16.66) y la urgencia de sus palabras aquí. Leer más: Bassett, S. E. (1919) “Versus tetracolos”, CPh 14, 216-233.

AVAN NARR FORM ESTR
v126, Conductor de caballos

Un epíteto que suele entenderse como sinónimo de hippeû (“conductor del carro”, VER ad 16.20), en particular porque, atribuidos a Patroclo, no se encuentran en ningún otro canto del poema. Acaso el poeta busca recordar al auditorio el papel secundario de este héroe en la tradición, cuya función principal era manejar el carro de Aquiles, enfatizando así el exceso que cometerá al avanzar solo contra Troya.

AVAN NARR FORM
v127, ἰωήν

ningún editor adopta la variante mejor transmitida por los manuscritos, ἐρωήν, que permitiría evitar la sinestesia (VER ad 16.127), porque implicaría aceptar un hiato con δηΐοιο (como señala Leaf, la forma original del adjetivo preferido debía tener ϝ inicial).

TECN TEXT
v127, Veo ya junto a las naves el rugido

Los traductores no se sienten en general del todo cómodos con esta sinestesia, buscando distintas estrategias para eliminarla, y Bas. sugiere un sentido básico “efecto”, que, incluso si pudiera defenderse en otros contextos, aquí no resulta adecuado y no solucionaría en absoluto la extrañeza del verso (“veo el efecto del fuego” es ciertamente menos poético que la traducción ofrecida). No es difícil, sin embargo, entender el proceso mental de Aquiles que mira hacia las naves donde ve humo, quizás luz, pero lo que destaca más es el sonido del fuego consumiendo la madera. En todo caso, no parece recomendable intervenir un texto poético eliminando recursos literarios.

TECN TRAD FORM
v128, μὴ δὴ

VER Com. 16.81.

TECN TRAD GRAM
v128, φυκτὰ

la forma neutra plural del adjetivo φυκτός, “evitable”, “escapable”, que debe interpretarse aquí en el sentido de “medios de escape” (lit. “evitabilidades”).

TECN GRAM
v129, voy a juntar al pueblo

Como observa Janko (ad 126-9), Aquiles adopta el rol más activo que permite la situación, actuando como jefe de sus tropas hasta que Patroclo se equipa las armas. Es posible, sin embargo, que estemos aquí ante una inversión de roles, si, como es dable imaginar, usualmente era el segundo al mando el responsable de transmitir la orden de prepararse para la batalla, mientras el jefe se vestía su armadura.

AVAN NARR
v130, νώροπι

el sentido del epíteto es desconocido, pero seguimos a la mayoría de los intérpretes (cf. e.g. Beekes, s.v.) en entenderlo como sinónimo de “brillante”.

TECN GRAM
v130, Patroclo se equipó con el destellante bronce

Como observan Janko (ad 130-54) y Bas. (ad 130-144), las aristeias de Agamenón y Aquiles, así como el duelo entre Paris y Menelao, también comienzan con el equipamiento de la armadura (Paris: 3.330-380; Agamenón: 11.17-45; Aquiles: 19.369-391; VER ad 16.131). El macrotema del duelo incluye, además de este primer paso, varios otros temas: 2) la mención del brillo de las armas, 3) combates individuales, 4) ataque en las líneas enemigas, 6) el héroe herido, 7) recuperación, 8) duelo victorioso, 9) batalla por el cadáver del oponente muerto. La aristeia de Patroclo incluirá los temas 3 (284 y ss.), 5 (306 y ss., 377 y ss., 394 y ss.), 8 (419 y ss.) y 9 (508 y ss.).

INTR NARR FORM
v131, Primero

El equipamiento de las armas es un tema tradicional (VER ad 16.130) que respeta siempre la misma secuencia: 1) mención general de la armadura (v. 130), 2) grebas (vv. 131-132), 3) coraza (vv. 134-135), 4) espada (v. 135-136a), 5) escudo (v. 136b), 6) casco (vv. 137-138) y 7) lanza(s) (vv. 139-144); para un análisis detallado de las similitudes y diferencias entre las escenas, cf. Armstrong (1958) y Kirk I (ad 3.330-8). Como observa Bas. III (ad 3.328-338, con bibliografía sobre el tema), el orden es realista, dado que las grebas son más fáciles de colocar sin la coraza, el escudo y la vaina de la espada no podrían colgarse de los hombros con el casco puesto y, por supuesto, tomar la(s) lanza(s) debe ser el último paso, puesto que se llevaban en las manos. Además de esta detallada escena de Patroclo, hay una en el canto 3 (Paris), el canto 11 (Agamenón) y el canto 19 (Aquiles). Leer más: Armstrong, J. (1958) “The Arming motif in the Iliad”, AJPh 79, 337-354.

INTR FORM
v131, las grebas

Sobre las grebas, VER ad 1.17. En el griego hay un juego de palabras que hemos preferido no traducir entre knemîdas (las grebas) y knémeisin (las canillas), puesto que “las canilleras”, que habrían permitido conservarlo, tienen un sentido diferente en el español actual.

AVAN TRAD HIST
v132, bellas

Sobre el valor simbólico y narrativo de este uso del adjetivo kalós a comienzo de verso en el poema, cf. Bertrand (2017: 20-25). Leer más: Bertrand, N. (2017) “Le rôle de l’adjectif καλός dans les descriptions homériques”, RPh 91, 7-41.

TECN NARR FORM
v132, ajustadas con tobilleras de plata

No hay acuerdo respecto a la ubicación a función de estas “tobilleras” (cf. Bas. III, ad 3.331, con bibliografía). Es probable que cumplieran una función más decorativa que defensiva, dada la inefectividad de la plata como material para armaduras.

AVAN HIST
v133, la coraza

La pieza central de la armadura, que protege la parte superior del torso, fabricada en general de bronce (cf. Mödlinger, 2017: 171-216), pero a veces también de capas de lino (VER ad 2.529). Homero no ofrece demasiados datos respecto al grado de complejidad técnica de estas armaduras, pero la evidencia arqueológica sugiere que podían alcanzar un nivel de sofisticación considerable, si bien acaso ya no tanto en el periodo tardío (cf. Snodgrass, 1988: 24-25, 30-31). Los detalles decorativos, aunque acaso exagerados en el poema para enaltecer a los héroes (cf. 11.24-28), también se han hallado en la evidencia arqueológica (si bien no en Grecia; cf. Mödlinger, 2017: 188-191). Leer más: Snodgrass, A. M. (1988) Arms and Armos of the Greeks, Baltimore: The Johns Hopkins University Press; Mödlinger, M. (2017) Protecting the Body in War and Combat. Metal Body Armour in Bronze Age Europe, Vienna: Austrian Academy of Sciences Press.

INTR HIST
v134, ἀστερόεντα

como observan los comentaristas, hay dos interpretaciones posibles de este adjetivo: la literal, “adornado con estrellas”, y la metafórica, “brillante como las estrellas” o “como el cielo estrellado”. El contexto sugiere que la segunda es la más adecuada aquí, pero no todos los críticos concuerdan en esto (Pérez traduce “salpicada de estrellas”, Martínez García, “adornada de estrellas” y CSIC, “estrellada”).

TECN GRAM
v134, ποδώκεος Αἰακίδαο

la variante antigua κακῶν βελέων ἀλεωρήν (“defensa de las malas saetas”) ha sido rechazada unánimemente por todos los editores porque no es una fórmula homérica.

TECN TEXT
v134, intrincadamente labrada

El giro traduce la palabra poikílon, un término griego para el cual no hay equivalente en español y que puede parafrasearse como “bello, elaborado y complejo”.

INTR TRAD FORM
v135, ἀμφὶ δ' ἄρ' ὤμοισιν

el ἄρα de este verso debe estar señalando lo esperado del siguiente paso en el proceso de equiparse la armadura. Para producir un efecto similar, colocamos el “claro” después de hombros, lo que sugiere la obviedad del lugar en donde se cuelga la espada; se trata, como puede verse, de un cambio en la referencia exacta de la partícula, pero un efecto comparable en el receptor.

TECN TRAD GRAM
v135, la espada con clavos de plata

“Su propia espada, porque Hefesto no hace [una] en 18.609-613”, afirma el escoliasta T, acaso con un grado excesivo de quisquillosidad. En el peor de los casos estamos, como sugiere Janko (ad 134-5), ante un pequeño desliz de Homero. No parece improbable, sin embargo, que un héroe de la talla de Aquiles tuviera más de una espada. Sobre las espadas en general, VER ad 1.190.

AVAN NARR
v136, αὐτὰρ ἔπειτα

traducimos la frase como el valor “progresivo” que propone Denniston (55), pero en griego hay un ligero contraste producto del cambio de foco de la espada (con clavos de plata y broncínea) al escudo (grande y pesado).

TECN TRAD GRAM
v136, el grande y macizo escudo

Con la excepción de algunos casos específicos (como el de Áyax, VER ad 16.107, o el de Héctor, que puede haber sido del mismo tipo o en ocho, cf. 6.117-118), los escudos homéricos eran, como los típicos de las épocas arcaica y clásica, redondos (lo demuestra el uso habitual de epítetos como “bien redondeado” e “igual en todas las direcciones”); cf. Kirk II (ad 117-18), van Wees (1994: 2.132-133) y Deligiannis (2009). Debían ser relativamente grandes (o por lo menos concebidos así por el poeta), además, como sugieren los epítetos de este verso y el hecho de que debían ser sostenidos del hombro con una correa (VER ad 16.106). Sobre sus materiales, utilidad y decoración utilizados, VER ad 16.214; VER ad 16.360. Leer más: EH sub Shields y Weapons and Armor; Deligiannis, P. (2009), The figure-of-eight shield and other shield types of the Bronze Age Aegean; van Wees, H. (1994) “The Homeric Way of War: The Iliad and the Hoplite Phalanx”, G&R 41, 1.1-18 y 2.131-155.

INTR FORM HIST
v137, el bien fabricado yelmo

Sobre los cascos, VER ad 16.105, VER ad 16.106.

INTR HIST
v138, crinado

Como observa Bas. III (ad 3.337), la crin era un símbolo de estatus, puesto que solo los nobles podían mantener caballos. Más allá de su posible función protectora como amortiguador de golpes directos sobre la cabeza, el efecto psicológico de esta decoración no debe menospreciarse, si se piensa que aumenta la estatura de los héroes considerablemente.

INTR HIST
v139, dos firmes lanzas

La mención de dos lanzas es extraña, pero no inusitada (cf. 3.18, 11.43, 12.298, 21.145). Dos es un número habitual para lanzas arrojadizas (piénsese, por ejemplo, en el equipamiento estándar del legionario romano, con sus dos pila), pero inadmisible para lanzas de combate cuerpo a cuerpo. Es un ejemplo más de la mixtura cultural que caracteriza la sociedad homérica (VER Edad oscura y sociedad homérica). Debe notarse, sin embargo, que, como observa Kirk I (ad 3.18), este tipo de equipamiento debía ser en alguna medida tradicional, porque cuenta con su propio sistema formulaico.

AVAN FORM HIST
v139, que se le ajustaban a las manos

En contraposición a la lanza de Aquiles, que Patroclo deja.

AVAN NARR
v140, la pica del irreprochable Eácida

El arma que solo el héroe puede portar es un tipo habitual de la épica heroica; piénsese en el arco de Odiseo en Odisea o en la espada del rey Arturo. Sobre la fórmula, VER ad 16.854. Leer más: Stith Thompson, Motif-Index of Folk Literature, D 1651.

INTR MITO
v141, pesada, grande, maciza

Es claro que semejante acumulación de epítetos corresponde a una lanza de combate cuerpo a cuerpo, pero Aquiles arrojará la suya más de una vez en su aristeia. Es probable que el poeta atribuyera esta capacidad a los grandes héroes, más allá de la mixtura cultural (VER ad 16.138). Por lo demás, a solo dos armas aparte de esta (cf. también 19.388) se les atribuye esta secuencia de epítetos: la lanza de Atenea (cf. 5.746, 8.390 y Od. 1.100) y la de Patroclo en 802 (VER ad 16.802).

AVAN FORM
v142, ἐπίστατο

traducimos la palabra con su valor epistémico más estándar y habitual en Homero, si bien la alternativa “ser capaz” es perfectamente plausible. Zenódoto omitió en su edición los vv. 141-144, que se repiten en 19.388-391, mientras que Aristarco retiene estos versos y atetiza su repetición. No hay razón para ninguna de las dos actitudes más allá del resquemor de los críticos helenísticos (sobre todo de Zenódoto) a las repeticiones homéricas. Leaf (ad 16.141-44) afirma que la lanza debería ser descripta solo cuando es tomada, no cuando es dejada atrás, una afirmación un tanto absurda, dado que una explicación de por qué solo Aquiles era capaz de blandirla no parece un agregado fuera de lugar en ninguno de los dos lados.

TECN TEXT TRAD INTP
v143, al fresno del Pelión

El Pelión es un famoso monte de Tesalia, cercano a la región de Ftía y reconocido por diversos eventos mitológicos. Leer más: Wikipedia s.v. Pelión.

INTR HIST MITO
v143, Quirón

El más justo de los centauros (VER ad 1.258), que en Ilíada aparece como maestro de Aquiles y en la tradición mitológica (en particular, hesiódica), también lo es de otros héroes. Si bien no hay unanimidad respecto a qué versión es más primitiva, la de Fénix como maestro de Aquiles (cf. 9.438-443) o la de Quirón, dada la tendencia de Homero, sobre todo en Ilíada, a reducir la incidencia de lo fantástico y sobrenatural en su narrativa, lo segundo parece más probable, como sugiere Justina Gregory (EH sub Cheiron).

INTR MITO
v145, ζευγνῦμεν

la única explicación para esta υ larga es el metro (una “improvisación”, según Janko, ad 145-8), como en el caso de διδοῦναι en 24.425. Ζεύγνυμεν con la vocal breve regular se encuentra en 15.120.

TECN GRAM
v145, Automedonte

Un personaje secundario en Ilíada, pero que, después de la muerte de Patroclo, se convertirá en el segundo de Aquiles (cf. 24.574-575). Tiene también una pequeña aristeia en el canto 17 (vv. 459-542), en la lucha sobre el cadáver de Patroclo. Nótese aquí la composición anular (observada por Janko, ad 145-148): caballos (145) - Automedonte (145) - Automedonte (148) - caballos (148-154).

INTR FORM MITO
v146, destructor de varones

Un epíteto exclusivo de Aquiles, compuesto de la raíz del verbo régnymi, “romper”, por lo que suele interpretarse en el sentido de “romper las filas de los combatientes enemigos”.

AVAN FORM
v147, ὁμοκλήν

en la mayor parte de las instancias en las que aparece en el texto, la palabra indica una orden o instrucción de un superior a un subordinado que genera algún tipo de temor (12.413, 23.416, 23.446, 24.265), aunque solo en un caso está acompañada de una amenaza explícita (23.416). El ejemplo de 6.137, referido aparentemente a las amenazas de Licurgo a Dioniso, puede entrar en este grupo, si se entiende que lo que el rey hace es dar alguna orden que el dios teme. El único caso en Odisea (17.189) es una gnome (χαλεπαὶ δέ τ' ἀνάκτων εἰσὶν ὁμοκλαί, “son difíciles las ὁμοκλαί de los soberanos”), en donde la palabra se interpreta en general como “reproches”. Todo esto sugiere que, en este contexto, la palabra debe ser interpretada como “órdenes” (así, Janko, ad 145-8; Martínez García y Pérez), no, como entienden CSIC y Crespo Güemes, como “amenazas de los enemigos”, pero debe notarse que esta segunda interpretación no es inadmisible.

TECN GRAM
v147, esperar órdenes

Porque los aurigas debían llevar a sus jefes a la batalla y luego quedarse en las inmediaciones hasta que eran llamados de nuevo, para transportar a los guerreros a otros lugares del campo, perseguir enemigos o volver al campamento. En el uso histórico mejor registrado del carro de guerra, la presencia del auriga permite además que el combatiente pueda disparar desde el carro (cf. en general los trabajos en Littauer y Crouwel, 2002, esp. las págs. 75-86 sobre el armamento de los carros micénicos). Sobre el problema de interpretación de homoklén en este verso, VER Com. 16.147. Leer más: Littauer, M. A. y Crouwel, J. H. (2002) Selected Writings on Chariots and Other Early Vehicles, Riding and Harness, ed. P. Raulwing, Leiden: Brill.

INTR CONC HIST MITO
v148, Para él también

Nótese cómo el poeta enfatiza lo que acaba de afirmar sobre Automedonte comenzando la descripción de sus acciones con esta frase.

AVAN FORM
v149, Ξάνθον

la palabra griega quiere decir “amarillo” o, más específicamente, “castaño”. Como nombre, por supuesto, se deriva de esta característica del pelaje del caballo, que en español corresponde a la palabra “zaino”. Hemos preferido, por esto, traducir la denominación, en particular en un pasaje donde los nombres parlantes se acumulan (VER ad 16.150 y el comentario que sigue).

TECN TRAD
v149, Βαλίαν

lit. “manchado”; VER el comentario anterior. Hay diversas palabras para aludir a un caballo de este tipo en español (“pío”, “picazo”), pero “Overo” nos ha parecido la mejor compañía para Zaino, en particular porque “Pío”, el tipo más general de caballo manchado, se presta a confusiones respecto a su significado.

TECN TRAD
v149, Zaino y Overo

Sobre los nombres de los caballos, VER Com. 16.149. Nuestra traducción enfatiza lo que es transparente en griego, es decir, que se trata de nombres parlantes.

AVAN TRAD
v149, a la par de los vientos volaban

Como es lógico, dado que sus padres son el viento y un espíritu de los vientos (VER ad 16.150).

INTR MITO
v150, Ζεφύρῳ ἀνέμῳ

para evitar la confundente repetición de “viento” en dos versos cuando se trata de dos palabras diferentes en griego, optamos, con Pérez y Martínez García, por omitir la traducción de ἀνέμῳ.

TECN TRAD
v150, Ἅρπυια Ποδάργη

Zenódoto busca resolver la contradicción entre este pasaje y Hes. Th. 267, donde no se habla de una harpía de este nombre, cambiando Ποδάργη por πόδαργος y leyendo Ἅρπυια como nombre propio. Que esto no puede ser así lo demuestra, como afirma el escoliasta A, 19.400, donde, como observa CSIC (ad 16.150), no puede hacerse un cambio semejante.

TECN TEXT
v150, el Céfiro

el viento oeste, cuya velocidad y fuerza aparecen en seis símiles en la primera mitad de Ilíada (2.147-148, 4.275-279, 4.422-426, 7.63-64, 9.4-7 y 11.305-308). Janko (ad 149-50) observa, con razón, que es probable que adoptara la forma de un caballo para engendrar a Zaino y Overo, pero destaca también la creencia común de que las yeguas en celo podían ser impregnadas por el viento (Aris. Hist. An. 6.572a14 y ss.; Varrón, De Re Rustica 2.1.19; Vir. Geor. 3.271 y ss.). Como todavía hoy en día, por supuesto, el linaje de los caballos era importante para los antiguos.

INTR HIST MITO
v150, la harpía

Las harpías son literalmente las “secuestradoras” o “capturadoras”, dado que el término suele ligarse con el verbo anerípsanto. En Homero, las harpías son vientos personificados que, si debe tomarse en sentido estricto la fórmula de Od. 1.241 y 14.371 (con juego etimológico: Hárpyiai anerépsanto), son responsables de la desaparición de los marineros en el mar. Hesíodo (Th. 267) menciona dos, Aelo y Ocípeta, de las cuales afirma que “corrían a la par de los soplos de los vientos y de las aves con sus veloces alas.” En la iconografía, estos monstruos aparecen representados como aves con cabeza de mujer o mujeres aladas (e.g. https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Corinthian_oinochoie_painter_of_Amsterdam_Rhodes.jpg). Es notable en este pasaje el quiasmo Zephýro - anémo - Hárpyia - Podarge.

INTR MITO
v150, Podarga

La palabra se refiere a una cualidad de los pies, “rápidos” o bien “blancos”. Es un nombre común para caballos (cf. 8.185 y 23.295), pero no aparece en ninguna otra fuente atribuido a una harpía.

AVAN FORM
v151, paciendo en una pradera

La descripción sugiere, por supuesto, que la harpía es concebida con forma de yegua, lo que contradice la imagen más habitual de estos monstruos (VER ad 16.150), pero es coherente con el hecho de que engendre caballos.

AVAN NARR MITO
v151, Océano

VER ad 1.423.

INTR MITO
v152, en el costado

En dos ocasiones en Ilíada (aquí y en 8.87-91), el par habitual de caballos que tiran de un carro aparece acompañado de un tercero, cuyo propósito no es del todo claro. Bas. repasa las posibilidades: caballo guía, caballo de reemplazo (una posibilidad lejana en el contexto de un carro con compañeros inmortales), protección del flanco; existe también la posibilidad de que se tratara de un caballo que podría dar más tracción al carro de ser necesario, y Leaf sugiere que debía ser usado más para patear y morder que para tirar. Más interesante que esto es el hecho de que, en ambos casos, el tercer caballo es muerto en el campo de batalla y que solo estos terceros caballos mueren en el poema, nunca alguno de los dos atados al yugo, lo que sugiere que su función es más narrativa que técnica; así, EH sub Chariots, Bas. y Janko (ad 152-4), que afirma que Pédaso existe sobre todo para dar a Sarpedón (VER ad 16.327) una víctima importante.

INTR NARR HIST INTP
v152, Pédaso

Un nombre compartido por un guerrero troyano y una ciudad (cf. 6.21-22), acaso derivado de pedáo, “saltar”, lo que, en este contexto de abundancia de nombres parlantes, resulta adecuado.

AVAN FORM
v153, la ciudad de Eetión

Tebas, sobre la cual VER ad 1.366. Es la misma ciudad donde fue capturada Criseida.

INTR HIST MITO
v154, aun siendo mortal, seguía a caballos inmortales

El comentario, como observa Bas., sirve para anticipar la muerte de Pédaso, pero cumple una segunda función, dado que uno de los temas de la parte final del canto y del poema en general es la limitación de los mortales ante lo divino: el furor de Patroclo es detenido por Apolo, y el de Héctor será detenido por la intervención de Aquiles y Atenea. Los caballos inmortales volverán a dirigir la atención a esto en los últimos versos del canto 16 (VER ad 16.866).

AVAN NARR
v155, θώρηξεν

unánimemente entendido en sentido causativo (“hizo armar”), pero sin más justificación que el hecho de que Aquiles, como jefe, no puede estar armando a sus subordinados (si bien ningún crítico de los que hemos consultado explicita esto). El griego dice solo “armó”, y quizás esto deba entenderse en relación con la hipótesis de la inversión de roles con Patroclo; VER ad 16.129. Por supuesto, no pretendemos con esto afirmar que Aquiles equipó con la armadura a cada uno de sus soldados, sino que el poeta no usa un lenguaje que impida inferir semejante cosa.

TECN TRAD GRAM INTP
v155, armó Aquiles

Sobre el problema de esta expresión, VER Com. 16.155.

TECN TRAD GRAM INTP
v156, πάντας

con razón observa West, Studies, que los editores suelen ignorar las variantes provenientes de Zenódoto, como πάντῃ en este verso, que West prefiere aquí, citando paralelos en 1.384, 5.495, 6.81, 10.167 y 16.496, tres de los cuales incluyen la expresión πάντῃ ἐποιχόμενοι. Sin embargo, πάντας también tiene paralelos, como 8.277, 10.69 y 12.194, el segundo en particular ligado en significado a este pasaje. En cualquier caso, se trata de una falsa dicotomía, por lo que hemos preferido retener la variante de la Vulgata.

TECN TEXT
v156, como lobos

Comienza aquí un símil que Janko (ad 156-63) llama, con razón, “uno de los mejores de Homero”. La comparación que se abre en este verso se cierra en 164, y el verbo principal de la oración está en 166. La comparación de guerreros con lobos aparece en otras ocasiones (4.471-472, 11.72-73, 16.352-357, 22.262-268; la lista completa puede consultarse en Homeric Similes), pero nunca tan desarrollada ni con el detalle de este pasaje. Bas. (ad 155-167) nota que la descripción no refleja tanto el comportamiento de los mirmidones, que han estado fuera de combate mucho tiempo, sino su estado mental, anticipando los eventos que sucederán en el canto. Leaf encuentra inadecuada la comparación con lobos que ya comieron, pero, más allá de la objeción atendible de Janko de que a menudo un banquete precede la batalla y de que aquí este símil podría estar ocupando ese lugar, lo fundamental es el aspecto visual de los lobos cubiertos de sangre: la fraseología y las imágenes elegidas destacan el terror que la visión de los mirmidones causa.

AVAN NARR FORM INTP
v157, comedores de carne cruda

En Ilíada, un rasgo de predadores (de donde la traducción “carnívoros” de Crespo Güemes y Pérez), pero en general una marca de bestialidad en el pensamiento griego.

AVAN FORM HIST
v157, brío

La alké, el espíritu guerrero, en particular para resistir el ataque del enemigo y no huir (así, Bas. XIX, ad 19.36). Leer más: Collins, D. (1998) Immortal Armor. The Concept of Alkē in Archaic Greek Poetry, Lanham: Rowman & Littlefield Publishers.

INTR CONC
v158, οἵ τ'

AH, Leaf (ad 16.156) y, más recientemente, West, Studies (ad 158-65), han argumentado contra los versos 158-164 (sobre 165, VER Com. 16.165), en particular por la cantidad de expresiones inhabituales que contienen. Sus razones son completamente insuficientes e implicarían sacrificar sin motivo alguno un símil no solo bellísimo, sino también y mucho más importante, clave en la primera caracterización de los mirmidones como guerreros en el poema. Leer más: Fränkel, H. F. (1921) Die homerischen Gleichnisse, Göttingen: Vanderhoeck & Ruprecht.

TECN TEXT
v159, παρήϊον

lit. “mejilla” (aunque, como observa Leaf, el singular tiene valor colectivo, por lo que aquí también podría ser “mejillas”), pero hemos considerado más adecuado utilizar un término biológicamente algo más preciso.

TECN TRAD
v159, rojo por la sangre

phoinón es un hápax homérico (uno de los varios de este pasaje) y un color poco habitual para la sangre en el texto (en general “oscura”), que aquí debe estar siendo utilizado para destacar el horror de la escena. Por lo demás, la sangre aparece la mayor parte de las veces brotando de un cuerpo, no manchando un hocico, lo que podría estar contribuyendo a la diferencia de color.

AVAN NARR FORM
v160, en manada

El comportamiento habitual de los lobos, aquí reforzando el contraste (VER la nota siguiente) entre el colectivo de mirmidones frente a la individualidad de Aquiles y Patroclo.

AVAN NARR HIST
v160, fuente de agua negra

La imagen de la fuente de agua negra aparece aquí por segunda vez en este canto (VER ad 16.3). Es interesante destacar tanto la similitud, en la medida en que se trata en ambos casos de la presentación a través de un símil de compañeros de Aquiles, y el marcadísimo contraste entre un Patroclo llorando por las desgracias de los griegos y un aterrador ejército de mirmidones.

AVAN NARR FORM
v161, finas lenguas

Las lenguas de los lobos no son estrictamente finas, pero se afinan hacia la punta, que puede doblarse para formar una suerte de cuchara con la que toman agua (http://www.runningwiththewolves.org/anatomy).

INTR HIST
v162, φόνον αἵματος

la expresión es peculiar en griego. Quizás αἵματος deba entenderse como genitivo de material en el sentido de “objeto de la matanza hecho de sangre” (así, Leaf y Bas.). Otras alternativas son entender el genitivo como un atributo (“sangrienta matanza”) o, con Koller (1967), interpretar φόνον como “sangre” y αἵματος como “baño de sangre” o “masacre”, lo que invertiría la traducción (“la sangre del baño de sangre”). Leer más: Koller, H. (1967) “Αἶμα”, Glotta 45, 149-155.

TECN GRAM
v162, ἐν

interpretado en general como preposición con στήθεσιν en el verso siguiente o, alternativamente, como preverbio con ἐστι. Sin embargo, esto no es muy propio de Homero, y nos parece más razonable entenderlo como un adverbio de lugar, “allí”, con valor catafórico anticipando “en el pecho”.

TECN GRAM
v162, la matanza de sangre

Nótese, con Janko (ad 156-63), la construcción quiástica haímati phoinón (“rojo por la sangre”) - melanýdrou (“de agua negra”) - mélan hýdor (“agua negra”) - phónon haímatos (“la matanza de sangre”), con énfasis en los colores de la escena. El símil se concentra en los detalles para destacar la imagen aterradora de los mirmidones preparándose para la batalla.

TECN FORM
v163, ἄτρομός ἐστι

traducimos entendiendo un pronombre en dativo implícito, para evitar el “es imperturbable”, que parece apuntar más a un rasgo permanente que a un estado mental, que es lo que requiere el pasaje.

TECN TRAD
v163, περιστένεται

puede interpretarse como derivado del verbo cuyo significado es “expandirse”, “dilatarse” (así, los escoliastas, AH y Leaf) o como derivado del verbo cuyo significado es “quejarse”, “gruñir” (así, Janko, ad 156-63; Bas., ad 162-163). Si bien se trata de homónimos (στένω), en los casos no ambiguos del primer uso la raíz aparece siempre alargada en la épica arcaica (στείνομαι; cf. Bas., ad 162-163). Los traductores optan unánimemente por el primer sentido, entendiendo que el estómago de los lobos está hinchado por la carne que comieron, lo que, por supuesto, es coherente con el sentido general del pasaje. Preferimos la segunda alternativa, que, además de no requerir asumir un uso con raíz breve, parece más adecuada para la definición del estado mental de los mirmidones.

TECN TRAD GRAM INTP
v164, τοῖοι

hemos eliminado de todo este pasaje los puntos altos que los editores colocan en uno u otro lugar, dado que la comparación es una única oración compleja con sujeto en οἳ (156) y verbo principal en ῥώοντ’ (166). Sin salir de su estilo paratáctico habitual, Homero anticipa aquí las complejas formas sintácticas de los grandes poetas líricos.

TECN GRAM FORM
v164, de tal manera

La narración retoma aquí, cerrando el símil iniciado en el v. 156, pero el verbo principal de la oración cuyo sujeto original es “ellos” en 156 se retrasa todavía hasta el comienzo del v. 166. Es notable el contraste entre lo dilatado y estático del símil, sobre todo a partir del v. 159, y el hecho de que lo que los jefes de los mirmidones están haciendo es correr de un lado para el otro preparándose para la batalla.

TECN FORM
v165, ἀμφ' ἀγαθὸν θεράποντα ποδώκεος Αἰακίδαο

West, Studies (ad 158-65), atetiza este verso, porque “Las preparaciones de Patroclo ya se han descrito aparte (130-154), y, más allá de 165, él desaparece luego hasta 219. Los mirmidones son descritos agrupándose en torno a su líder habitual, Aquiles (155, 166, 168, 198 y ss.). La aparición de Patroclo junto a Aquiles en 165-6 es extraña.” Por supuesto, todo esto es absurdo. Más allá del carácter absolutamente insuficiente de estos argumentos subjetivos para atetizar el verso, la aparición de Patroclo aquí es no solo entendible, sino esperable: se trata del momento preciso en el que el mando del ejército es transferido, y resulta lógico que ambos héroes sean mencionados en este punto. La construcción del verso, epíteto+sustantivo para Patroclo, epíteto+sustantivo para Aquiles, resalta el paralelismo, y el hecho de que solo el nombre de Aquiles aparezca podría estar funcionando como parte del sistema de frases que hacen de Patroclo un doble del Eácida en este canto.

TECN TEXT INTP
v165, al noble servidor del Eácida

Sobre la importancia de este verso en el contexto del canto, VER Com. 16.165.

TECN NARR INTP
v166, belicoso

Un epíteto habitual para héroes (sobre todo Menelao, con el que aparece en algo más de un tercio de los casos), pero inusitado para Aquiles. La peculiaridad de que precisamente cuando el héroe no saldrá a la batalla se destaque su carácter belicoso constituye uno de esos puntos en los que el valor de los epítetos se discute entre los especialistas (VER Técnicas compositivas del poeta oral). Desde un enfoque oral estricto, podría afirmarse que el epíteto no puede tener valor alguno y es solo un relleno métrico, porque es absurdo que de un héroe que no va a combatir se afirme que es belicoso; desde un punto de vista menos estricto, que admite un mayor peso de la individualidad del poeta en la composición, es posible interpretar que es justamente porque Aquiles no saldrá a combatir que se dice de él por primera y única vez que es belicoso: se destaca así la ironía de la situación y acaso la profunda contradicción en la actitud del héroe, que tendrá consecuencias trágicas.

TECN NARR FORM INTP
v167, a los caballos y a los varones portadores de escudos

La frase se utiliza dos veces en Ilíada (aquí y en 2.554). No debe entenderse en el sentido de “a la caballería y a la infantería”, porque esta división no existe en sentido estricto en la poesía homérica, sino en el sentido de “a los conductores de carros y a los guerreros”, dado que, como se ha observado ya (VER ad 16.147), la tarea del auriga era transportar a los héroes al campo de batalla y quedarse en las inmediaciones esperando órdenes (sobre esta técnica y su posible historicidad, cf. EH sub Chariots). Aquí, como en general en el poema, “caballos” vale por metonimia para los carros e incluso para sus conductores. Merece señalarse que aspidiótas es una palabra que solo aparece en esta frase, lo que sugiere un valor técnico del vocabulario militar.

INTR CONC FORM HIST
v168, cincuenta

Comienza aquí el catálogo de jefes de los mirmidones, que, como todos los catálogos, anticipa una larga escena de batalla. El número de naves (sobre el cual, VER ad 16.170) coincide con el provisto en 2.685. La estructura del catálogo es clara: dos entradas desarrolladas sobre personajes nacidos de un dios y adoptados por un mortal, un tercer personaje que se describe en tres versos y dos más que se mencionan en un verso cada uno. Lo curioso de esto es que los tres personajes sobre los que más se habla (Menestio, Eudoro y Pisandro) no vuelven a aparecer en el poema.

AVAN NARR ESTR
v169, condujo hacia Troya

Como observa Bas. (ad 168-197), el catálogo está diseñado para destacar la importancia y poder de Aquiles entre los mirmidones. Se afirma en apenas cinco versos que él condujo las naves, que él designó los jefes y que él los gobernaba ejerciendo sobre ellos un gran dominio.

AVAN NARR
v170, κληῗσιν

a pesar de los traductores y LSJ, esta palabra no significa ni “bancos” ni “remos”, sino escálamos (así, Autenrieth), es decir, los ganchos es los que los remos se apoyaban para bogar. Si bien la palabra tiene otros usos, en este es claramente un término técnico marítimo, y así lo hemos traducido.

TECN TRAD GRAM
v170, cincuenta

Cinco y cincuenta son valores tradicionales, en particular asociados a contingentes militares. Janko (ad 168-97 y 168-72), ofrece una lista de ejemplos (cf. también Singor, 1991: 35-39). Como el pentecontero (un tipo de embarcación militar previa al birreme y al trirreme utilizada todavía en el s. V) tenía una tripulación de cincuenta remeros, es posible que la tradicionalidad del número sea más que una idealización mitológica. Leer más: Singor, H. W. (1991) “Nine against Troy: On Epic ΦΑΛΛΑΓΓΕΣ, ΠΡΟΜΑΧΑΙ, and an Old Structure in the Story of the Iliad”, Mnemosyne 44, 17-62.

INTR FORM HIST
v171, a cinco

VER ad 16.170.

INTR FORM HIST
v172, gobernaba

Nótese, con Janko (ad 168-72), la construcción quiástica de este preámbulo del catálogo, Aquiles - compañeros - Aquiles.

AVAN FORM
v173, στιχὸς

el significado exacto de este término es discutido en general y en este pasaje en especial, puesto que solo aquí y en 20.362 (donde claramente quiere decir la “primera línea” o “fila” del ejército enemigo) se utiliza en singular. Bas. (ad 173) resume las posiciones adoptadas por los críticos para este verso. Más allá de las diferencias particulares, las dos grandes posturas son que se trata de líneas ordenadas en el estilo posterior de las falanges, cada una con su comandante, o batallones del ejército, sin ninguna implicación respecto a su ordenamiento en el combate. Lo segundo parece mucho más probable, en particular porque no es esperable que los principales combatientes de los mirmidones luchen en segunda o tercera línea. Nuestra traducción conserva el sentido de base de la palabra, pero adoptando la idea de que cada “columna” del ejército es una de sus divisiones.

TECN TRAD GRAM
v173, Menestio

Única mención de este personaje en el poema.

INTR MITO
v174, διιπετέος

un epíteto de significado exacto desconocido, siempre aplicado en Homero a ríos en la fórmula que se encuentra en este verso; nuestra traducción sigue la interpretación de Griffith (1997), sobre la cual VER ad 16.174. Leer más: Stefanelli, R. (1995) “Αἰγύπτοιο διιπετέος ποταμοῖο”, en Studi linguistici per i 50 anni del Circolo Linguistico Fiorentino e i secondi mille dibattiti 1970-1995, Firenze: Olschki; Drew Griffith, R. (1997) “Homeric διιπετέος ποταμοῖο and the celestial Nile”, AJPh 118, 353-359.

TECN TRAD GRAM
v174, Esperqueo

El Esperqueo es uno de los ríos más importantes de Grecia central, que atraviesa el sur de la región de Tesalia y desemboca en el golfo Malíaco. Es típico de la nobleza griega de todos los periodos de la Antigüedad el rastrear su genealogía hasta algún dios, aunque fuera, como en este caso, un río.

INTR HIST MITO
v174, río que atraviesa el cielo

Griffith (1997) ha sugerido que este epíteto proviene originalmente de uno egipcio para el Nilo (ḥ’py m pt, “el Nilo en el cielo”), que alude a la creencia de que el río terreno tiene un curso celestial que de día es el que recorre el dios sol, Ra, y de noche era visible como la vía láctea. El epíteto habría sido incorporado a la épica griega en la fórmula Aigýptoio diipetéos potamoîo, “Egipto, el río que atraviesa el cielo” y expandido más tarde a todos los ríos. Leer más: Griffith, R. D. (1997) “Homeric διιπετέος ποταμοῖο and the celestial Nile”, AJPh 118, 353-359.

TECN FORM
v175, Polidora

“De muchos dones” o “regalos”, un nombre de varios personajes mitológicos (cf. Janko, ad 173-8). Es medio-hermana de Aquiles, puesto que es hija del primer matrimonio de Peleo, no de Tetis. De acuerdo con el escolio T ad loc., según Ferécides (FGH 3, 61b) y Ps.-Apolodoro (3.13.1-4), su madre fue Antígona, nieta de Áctor; según Suidas (FGH 602, 8), Laodamía, hija de Alcmeón; según Estáfilo (FGH 269, 5), Eurídice, hija (no nieta) de Áctor.

INTR MITO
v176, Σπερχειῷ ἀκάμαντι

este dativo debe estar en ἀπὸ κοινοῦ con τέκε en el verso anterior y εὐνηθεῖσα en este, con θεῷ como aposición en el segundo caso. Por mor de la comprensibilidad, lo postergamos al final de la línea y lo traducimos como si estuviera solo con el participio.

TECN TRAD GRAM
v176, que siendo una mujer con un dios se acostó

El contraste en griego es más marcado que en español, puesto que las palabras aparecen una junto a la otra: gynè theôi. Si bien este tipo de unión es habitual en la mitología griega, no deja de constituir un símbolo de estatus tanto para una mujer como, por supuesto, para su descendencia.

AVAN FORM MITO
v176, incansable

Probablemente porque corre tanto en verano como en invierno.

INTR FORM
v177, ἐπίκλησιν Βώρῳ

lit. “putativamente para Boro”, con el dativo presuponiendo un τέκε y la formal adverbial ἐπίκλησιν calificando la naturaleza de la relación entre el niño y Boro (VER ad 16.177). En parte por el carácter cacofónico de esa traducción, pero sobre todo por lo difícil de entender su significado en el contexto dada la lejanía de “parió”, lo poco estrecho de la relación de este verbo con “para Boro” y la escasa claridad en la frase del adverbio “putativamente”, hemos preferido una paráfrasis que conserva el sentido.

TECN TRAD
v177, padre putativo

La palabra epíklesin (sobre la traducción, VER Com. 16.177) aparece en general en la fórmula epíklesin kaléeske, “tener por sobrenombre”, pero aquí implica que Menestio toma el nombre familiar de Boro, en un movimiento típico en la mitología griega en el que un hombre “adopta” a un hijo de su mujer concebido con un dios (piénsese en el famoso ejemplo de Heracles, hijo de Zeus y Alcmena pero adoptado por Anfitrión).

INTR FORM MITO
v177, Boro

Un personaje desconocido, pero uno del mismo nombre (si no él mismo) aparece en 5.43-44 como padre de Festo, uno de los aliados troyanos. Janko (ad 173-8) lo vincula con el Boro que, según Helánico (FGH 4, 125), fue padre de Pentilo, ancestro de los líderes Neleidas de Atenas y de la migración jonia. En Éfeso, Mileto y la colonia samia de Perinto existían tribus denominadas Boreîs, cuyo ancestro debe imaginarse fue un personaje de nombre Boro. Janko sugiere que aquí pudiera estar vinculándose a este personaje desconocido con Aquiles y la tradición iliádica, como una forma de halagar a una parte de la audiencia del poeta.

INTR MITO
v177, Perieres

Otro personaje desconocido, con un nombre común en la mitología griega.

INTR MITO
v178, abiertamente

Es decir, legalmente, en contraste con el dios.

INTR FORM
v178, cuantiosa dote

Nótese que esta no es la “dote” más conocida, que el padre de la novia (o ella misma) aporta al matrimonio, sino que se trata de regalos que el novio ofrece a su potencial suegro o a su potencial esposa para obtener el consenso para el matrimonio. Richardson (ad 22.49-51, con bibliografía) observa que es muy probable que las convenciones que el poema refleja incluyeran un intercambio de regalos entre ambas partes, más que la entrega unilateral de regalos de una u otra. Como observa Bas. (ad 177-178), esto forma parte de la habitual costumbre en la sociedad homérica de intercambiar regalos como modo de cimentar una relación social.

INTR HIST
v179, Eudoro

El segundo comandante de los mirmidones también es mencionado solo en este pasaje (VER ad 16.168 y VER ad 16.173).

INTR MITO
v180, χορῷ

es indudable que la palabra debe tomarse con καλὴ, puesto que no parece verosímil que lo que se esté diciendo en este verso es que Polimela “parió en el coro”. West, Studies, sugiere, sin embargo, que debe tomarse con ἔτικτε, pero no queda claro si propone que efectivamente entró en trabajo de parto mientras bailaba (lo que no parece probable, sobre todo en un coro de Ártemis), o que “parió en el coro” en el extraño sentido de “porque fue vista en el coro”.

TECN GRAM
v180, bastardo

La única aparición del adjetivo parthenios en el poema, que los escoliastas explican como “nacido de una considerada virgen”, esto es, de una mujer soltera. Como observa Bas., el término tiene un valor más social que biológico (de donde nuestra traducción). CSIC recuerda en particular a los Parthéniai, los hijos que las mujeres espartanas tuvieron con los ilotas mientras sus esposos legítimos combatían en la segunda guerra mesenia, y que debieron emigrar en masa cuando fueron despojados de su ciudanía, fundando luego la ciudad de Tarento (Antíoco apud Estrabón 6.3.2).

AVAN FORM HIST
v180, Polimela

“De muchos rebaños”, un nombre claramente paralelo al de Polidora (VER ad 16.175), y también común en la tradición. Bas. nota que es un nombre adecuado para una amante de Hermes, dios de los pastores.

AVAN MITO
v180, coro

La institución del coro es fundamental en la cultura griega. No se trata, como en el uso moderno del término, de un grupo de cantantes, sino de un grupo que baila y canta. Era una práctica estándar que los jóvenes, tanto varones como mujeres (por supuesto, por separado), ya desde niños participaran en coros con sus coetáneos. Es una estrategia básica de consolidación de lazos sociales y era parte esencial de la educación griega. Sobre el valor especial de los coros femeninos, VER ad 16.182. Leer más: Calame, C. (1997) Choruses of Young Women in Ancient Greece. Their Morphology, Religious Role, and Social Function, trad. D. Collins y J. Orion, Lanham: Rowman & Littlefield Publishers.

INTR CONC HIST
v181, Filas

Personaje desconocido. Bas. lista algunos otros del mismo nombre. Es notable que, en Hes. fr. 251.1 M.-W., es el nombre de otro abuelo de un niño nacido de una doncella y un dios.

INTR MITO
v181, el fuerte Argifonte

Epíteto de Hermes (VER ad 16.185), cuyo significado original es desconocido, pero que ya acaso en época homérica y sin duda más tarde se interpretaba como “asesino de Argos”, aludiendo al mito de Ío, transformada en vaca por Hera y custodiada, para que no fuera rescatada por Zeus, por Argos, un guardián cubierto de ojos de pies a cabeza. Hermes consigue liberar a Ío haciendo que Argos se duerma y luego matándolo. Es importante destacar en este pasaje la acumulación de epítetos divinos, que le otorgan un tono himnódico, apropiado para una historia protagonizada por dioses.

INTR FORM MITO
v182, μελπομένῃσιν

sobre la traducción de esta palabra, VER ad 1.472.

TECN CONC TRAD
v182, viéndola con los ojos

VER ad 1.587; esta variante de ese giro, sin el en, que traducimos con un instrumental para diferenciarla de aquella, es de hecho la más común en el poema.

INTR TRAD FORM
v182, entre las que bailaban

Bas. observa que las ocasiones cultuales eran un momento propicio para el secuestro de una mujer, porque en ellas las mujeres se movían en público; sin embargo, el contexto es más significativo que eso, puesto que el coro femenino es una institución que tiene como una de sus funciones clave exponer a las doncellas a sus potenciales maridos, lo que lo imbuye de una gran carga sexual y, además, establece un contraste entre la conducta visible y aceptable (la danza en el coro, que inicia el camino hacia un potencial matrimonio) y la oculta e ilegítima (la relación sexual con el dios). Leer más: Calame, C. (1997) Choruses of Young Women in Ancient Greece. Their Morphology, Religious Role, and Social Function, trad. D. Collins y J. Orion, Lanham: Rowman & Littlefield Publishers.

INTR NARR HIST
v183, χρυσηλακάτου

seguimos a Bas. en la interpretación de este epíteto, que también podría significar “de rueca de oro”.

TECN GRAM
v183, Ártemis

Hija de Zeus y Leto y hermana gemela de Apolo. Se destaca en el panteón por ser la diosa de la cacería y los territorios salvajes, así como la diosa virgen por excelencia, de donde su papel en los coros de doncellas, que se iniciaban en la adultez a través de estas danzas (VER ad 16.182). Como su hermano, aparece habitualmente representada con un arco. En época posterior es identificada con Ilitia (VER ad 16.187) y, por lo tanto, considerada diosa protectora y destructora de las mujeres embarazadas (morir “por las flechas de Ártemis” fue un eufemismo habitual para la - muy común - muerte en trabajo de parto). Leer más: EH sub Artemis; Wikipedia s.v. Artemisa.

INTR MITO
v183, resonante

Se interpreta en general como un rasgo de la diosa cazadora, por el bullicio de la cacería. También, sin embargo, podría ser una característica de las fiestas en honor de la diosa, donde predominaría el canto y el baile.

AVAN FORM
v184, al piso superior

Donde se ubicaban las habitaciones de las mujeres, aunque esto no debe tomarse como una regla fija ni interpretarse automáticamente como implicando su aislamiento. En el presente contexto, la importancia del piso superior es que alude al espacio privado frente al público representado por el coro (VER ad 16.182). Leer más: Antonaccio, C. M. (2000) “Architecture and Behavior: Building Gender into Greek Houses”, The Classical World 93, 517-533.

INTR HIST
v185, ἀκάκητα

el significado y etimología de este epíteto son desconocidos. Seguimos al escoliasta T en la interpretación ἀ-κακός, pero esto puede no ser más que una conjetura (aunque, según Janko, ad 185-7, “no doubt Homer took it thus”, una afirmación un tanto exagerada, asumiendo que el autor no ha tenido más acceso que nosotros al cerebro del poeta).

TECN GRAM
v185, Hermes

Hermes, hijo de Zeus y la ninfa Maya, es el “trickster” (cf. Wikipedia s.v. Trickster) de la mitología griega. La historia de su nacimiento se relata en el Himno Homérico a Hermes, donde, además de robar el ganado de Apolo (en su rol como dios protector de los ladrones y los pastores), inventa la lira y obtiene un santuario profético. En Homero no tiene un papel central y aparece sobre todo en su rol como dios mensajero y heraldo de Zeus. Es clave en el canto 24, cuando transporta a Príamo hasta el campamento aqueo y la tienda de Aquiles, en una probable reminiscencia de su papel como psykhopómpos, es decir, guía de las almas al Hades (en el que aparece explícitamente en el canto 24 de Odisea). Leer más: EH sub Hermes; Wikipedia s.v. Hermes.

INTR MITO
v186, πέρι

entiendo con, entre otros, CSIC (contra Van Thiel y West) que la preposición en función adverbial tiene acento pleno, de donde la forma paroxítona.

TECN TEXT GRAM
v186, muy rápido para correr y combatiente

Se destacan las dos cualidades que un guerrero necesita en una batalla en campo abierto, a saber, la habilidad para batallar y la velocidad para perseguir a los enemigos que huyen (o escapar en una situación desventajosa).

INTR NARR
v187, Ilitia

La diosa del parto, cuya existencia está testimoniada ya en la época micénica en tablillas en Lineal B (e-re-u-ti-ja). En el Himno Homérico a Apolo se describe cómo solo cuando ella pisa Delos Leto puede dar a luz a sus hijos, lo que sugiere que en la concepción mitológica la presencia de esta diosa era fundamental para desencadenar el parto. En épocas posteriores, su figura se sincretizará con la de Ártemis, una asociación ya sugerida, como puede verse, en este pasaje. También merece destacarse que, en otra aparición del nombre en el poema, en 11.270, este aparece en plural.

INTR MITO
v187, la de los dolores de parto

Tanto Janko (ad 185-7) como Bas. XIX (ad 19.103) entienden que el epíteto mogóstokos debe entenderse en el sentido negativo de “que trae (solo) dolores de parto”; sin embargo, parece plausible interpretarlo con el valor ambiguo habitual en los rasgos de los dioses griegos (VER ad 1.9), indicando que produce o puede producir los dolores de parto y que alivia o puede aliviar los dolores de parto. Nuestra traducción busca conservar la ambigüedad.

TECN TRAD FORM MITO
v188, el Sol

Sobre esta traducción, VER ad 1.475.

INTR TRAD
v189, el fuerte furor

Uno de los muchos giros que exaltan a un héroe sin agregar información alguna sobre él, acaso metri gratia para incluir en el hexámetro nombres de difícil escansión. Se repite (con otros nombres) en 7.38, 10.479, 17.742, 23.837 y Od. 11.220.

AVAN FORM
v189, Equecles Actórida

Sobre Equecles no tenemos información alguna, dado que esta es su única aparición en la épica arcaica. Sobre el furor, VER ad 1.103.

INTR CONC MITO
v190, la condujo hacia su morada

Nótese el contraste entre los dos líderes de los mirmidones que muestran esquemas tradicionales del tipo “hijo bastardo de un dios”. Tanto Polidora como Polimela se casan con un mortal después de su aventura, pero, mientras que el hijo de la primera es adoptado por su padre putativo, el hijo de la segunda es criado por su abuelo materno. Es probable que tenga razón Bas. (ad 177-178) cuando observa que esto podría explicarse porque Polidora estaba embarazada cuando se casa con Boro, mientras que Polimela ya habría dado a luz.

AVAN NARR
v190, darle incontable dote

Otro elemento que refuerza el paralelismo entre las historias (VER ad 16.178).

AVAN NARR
v191, ὁ γέρων

sobre el uso del artículo, VER Com. 1.33.

TECN GRAM
v191, el viejo Filas

VER ad 16.181. Quizás tenga razón Leaf cuando sugiere que estamos aquí ante una reminiscencia del tiempo en el que los niños pertenecían a la familia de la madre.

INTR MITO
v192, ὡς εἴ θ'

sobre el giro ὡς εἰ τε, cf. Denniston, 522. Probablemente aquí deba entenderse como un subtipo del τε gnómico que agrega un matiz causal a la frase (“denotando una conexión inherente, y por lo tanto esencialmente general”), pero también podría tener valor modal (VER Com. 16.836), dando el sentido “como si hubiera sido hijo suyo”. La construcción de comparativa con participio coordinado con verbo en la oración principal es propia del estilo paratáctico homérico; no es necesario suponer un verso elidido (ὡς εἰ τε funciona casi adverbialmente).

TECN GRAM
v193, Pisandro

Única aparición en el poema de este personaje, si bien el nombre también se usa de dos troyanos (cf. 11.122-144 y 13.601-617; ambos, como puede verse, protagonizan un pequeño episodio) y de uno de los pretendientes de Penélope (cf. Od. 18.299, 22.243 y 268).

INTR MITO
v194, Memálida

Bas. observa que, aunque el nombre Mémalos es inusitado para un personaje mitológico, está atestiguado como nombre histórico en una inscripción en Delfos (LGPN IIIB s.v.).

INTR MITO
v195, Pelión

Una forma alternativa de “Pelida”, utilizada por razones métricas y que conservamos en la traducción para reflejar este rasgo del estilo homérico. “El compañero del Pelión” es, por supuesto, Patroclo.

INTR FORM
v196, Fénix

En Ilíada, Fénix es el tutor de Aquiles, y tiene un papel preponderante en el canto 9, donde es uno de los embajadores enviados al héroe para convencerlo de volver al combate. Él mismo relata su historia en el discurso que ofrece en ese episodio entre los vv. 9.432-605. Leer más: EH sub Phoinix; Wikipedia s.v. Fénix.

INTR MITO
v197, Alcimedonte

El último personaje de la lista tendrá un papel preponderante en el canto 17, en el que, después de la muerte de Patroclo, se convierte en auriga de Automedonte (lo que lo hace el cuarto en la jerarquía del ejército de los mirmidones; VER ad 16.145). Es probable que Janko (ad 193-7) esté en lo correcto al sugerir que es un doblete de Automedonte inventado por Homero. La discusión sobre su carácter tradicional, sin embargo, es extensa (cf. la bibliografía en Bas.).

INTR MITO
v197, Laerces

El personaje solo aparece aquí y en 17.467, donde se afirma que es descendiente de Hemón.

INTR MITO
v199, los formó

Como observa Janko (ad 198-9), se cierra así la estructura anular del catálogo iniciada en 168 y atravesada por la descripción del ordenamiento del ejército de los mirmidones. En sentido estricto, sin embargo, estamos ante una estructura de tipo retrogresivo (VER En detalle - Técnicas narrativas en la poesía homérica), en donde el listado de líderes constituye una detención en el proceso de formación del ejército, comandado por Aquiles.

AVAN FORM ESTR
v199, comandó con fuertes palabras

La cuarta y última aparición en el poema de esta fórmula, que en el canto 1 (vv. 25, 326 y 379) está atribuida exclusivamente a Agamenón. Bas. sugiere que hay aquí un contraste entre los excesos de Agamenón ante Crises y estas órdenes de Aquiles, que son un “comentario constructivo” adecuado a su rol. Sin embargo, una interpretación alternativa parece más interesante: como las palabras de Agamenón desencadenan la catástrofe (general) de la cólera, estas que siguen de Aquiles dan comienzo a la catástrofe (personal) de la muerte de Patroclo. Esto también hace más fácil entender la función de este discurso en este pasaje (VER ad 16.200).

TECN FORM NARR INTP
v200, Mirmidones

Bas. (ad 198-209) señala con razón que, en este punto, una exhortación previa al combate, aunque una parte habitual del tema de las “preparaciones para la batalla”, es inesperada, porque en general este tipo de discursos se ubican inmediatamente antes del combate y en boca del comandante en jefe, en este caso Patroclo, que, de hecho, en 268-274 se dirige a las tropas. Las funciones que cumple este discurso de Aquiles son múltiples: mostrar el estado mental y emocional de los mirmidones durante el periodo de la cólera; resaltar su papel como jefe supremo de su ejército y, si la interpretación ofrecida arriba es correcta (VER ad 16.199), marcar por última vez la ironía trágica de enviar a luchar a sus compañeros sin deponer la ira por completo. El discurso tiene una estructura quiástica: ansiedad por el combate (200-202) - críticas a Aquiles (203-206) - ansiedad por el combate (207-209).

AVAN NARR FORM ESTR
v201, amenazaban a los troyanos

El recuerdo de amenazas o jactancias pasadas, como observa Bas. (ad 200-201), es un motivo habitual en las exhortaciones (cf. 8.229-234, 13.219-220, 20.83-85 y 21.475-477).

AVAN FORM
v202, πάνθ' ὑπὸ μηνιθμόν

este uso temporal de ὑπό + acusativo es casi único en Homero, habiendo solo otro caso en 22.102. Como señala Leaf, aunque este uso de la preposición se vuelve más habitual en épocas posteriores, el sentido es en general “por el tiempo en que…”, no “durante”, como en este caso. Cf. Chant. (2.144). Sobre μηνιθμόν y su traducción, VER Com. 16.62.

TECN GRAM
v203, χόλῳ

desde la Antigüedad, esta palabra en este pasaje se entiende con el valor literal, “bilis”, que no se registra en ningún otro lugar de la épica arcaica (y es raro en general en griego), con el sentido implícito “con bilis en lugar de leche”. Es indiscutible la observación de Leaf de que la alternativa, entenderla con el valor habitual de “cólera”, es decepcionantemente leve (“te nutrió para la cólera”). El problema de lo inusitado del uso, sin embargo, permanece, y es tentadora la propuesta de West, Studies (ad 203) de que en realidad hay aquí un error textual y corresponde χόλῃ, esto es, la forma regular para “bilis”.

TECN TEXT GRAM
v203, ἄρα

seguimos la interpretación de Bas., que observa que ἄρα señala una conclusión basada en la situación actual, en este caso explicativa del adjetivo evaluativo (σχέτλιε), un uso fácilmente derivado de su valor base de indicar el carácter evidente, ya conocido o derivado de lo dicho antes (cf. G.P. §II.4.38-41).

TECN GRAM
v203, Inclemente

La palabra skhétlios quiere decir tanto “obstinado” como “cruel” (“obstinadamente cruel” o “cruelmente obstinado”). Es interesante notar que esta es la única vez que aparece en el poema en vocativo.

AVAN FORM
v203, bilis

Sobre esta traducción, VER Com. 16.203.

AVAN TRAD GRAM
v205, περ

Sobre este valor (“al menos”) de περ en órdenes y deseos, cf. Bakker (1988: 90-98).

TECN GRAM
v205, Al menos con las naves que surcan el ponto regresemos a casa

El verso es una repetición exacta de 2.236, en el famoso discurso de Tersites de ese canto. Que Aquiles ponga en boca de sus compañeros la palabra del soldado más despreciado del ejército refuerza, por supuesto, la ironía que atraviesa todo su discurso. El tema del “regreso a casa”, sin embargo, ha sido un tópico del personaje desde el canto 1 (cf. por ejemplo 1.169-170), y es interesante que hay aquí implícita una queja muy razonable por parte de los mirmidones: “si no vamos a combatir, ¿para qué permanecemos en Troya?” Que el héroe continúe en esta inaceptable actitud forma parte de la ironía trágica de este discurso (VER ad 16.200).

AVAN NARR FORM
v206, una mala ira

La única instancia en el poema de la frase kakòs khólos; en general, cuando el adjetivo aparece en este tipo de grupos, destaca el carácter ominoso de aquello a lo que se le atribuye (cf. por ejemplo la “mala guerra” de 1.284 o la “perniciosa saeta” de 1.382).

AVAN FORM
v207, μ'

entendemos, con Janko (ad 207-9), que se trata de un acusativo, en el sentido habitual de “decirme a mí”. Bas. y Leaf señalan que es posible también un dativo μοι, pero “decían sobre mí” no parece muy coherente con la forma en que se introduce el discurso inserto.

TECN GRAM
v207, a menudo me decían

Tanto la introducción como el cierre del discurso inserto en el de Aquiles son únicos en el texto, es decir, no son, en sentido estricto y hasta donde podemos verificar, formulaicos. Es probable que el poeta haya querido diferenciar lo más posible las palabras insertas de los mirmidones de los discursos habituales que aparecen en la narración.

AVAN FORM
v207, y ahora

Nótese el fuerte contraste entre la situación pasada (“a menudo me decían”) y la nueva, en la que los mirmidones deberán mostrar que están a la altura de sus críticas. Estas últimas líneas del discurso parecen tener un tono irónico, casi de mofa de Aquiles a sus soldados.

AVAN NARR FORM
v208, ἕης

Leaf exagera al decir que esta forma es “indefendible”, dado que, aunque inusitada, es fácilmente explicable (como él mismo observa ad 168) por analogía con ὅου y el posesivo ἑός. Este tipo de alargamientos son sin duda muy apropiados para un poeta oral (o para cualquiera, llegado el caso) que en ocasiones necesitaba retorcer un poco su lenguaje para decir lo que pretendía.

TECN TEXT FORM
v208, la gran acción

Como observa Bas., en contraposición a las palabras y la parálisis de la que los mirmidones se quejaban. La frase es habitual para referirse al combate como un todo o a aspectos de él.

AVAN NARR FORM
v208, antes

Bas. reconoce el énfasis en el adverbio, interpretándolo “en todos los tiempos anteriores”, un sentido que es usual para este tò prín g[e] y aquí bien puede estar funcionando, pero casi con certeza subordinado al contraste con el “ahora” del verso anterior. Aquiles parece estar diciendo “vamos a ver qué hacen ahora, después de haber hablado tanto antes.” Este tipo de recordatorio de jactancias pasadas es habitual en las exhortaciones.

AVAN NARR FORM
v209, τις

τις con el sentido de “cada uno, todos” no es tan habitual como con su sentido de base, pero no es infrecuente (cf. CGCG 29.39).

TECN GRAM
v209, el corazón firme

Sobre êtor, VER ad 1.188. El álkimon êtor es un rasgo que aparece cinco veces en Ilíada (además de aquí y en 16.264, 5.529, 17.111 y 20.169), asociado a la disposición guerrera de un personaje o de un animal en un símil. Leer más: Sullivan, S. D. (1996) “The Psychic Term ἦτορ: its Nature and Relation to Person in Homer and the Homeric Hymns”, Emérita 64, 11-29.

INTR CONC FORM
v209, combata con los troyanos

Bas. observa, con razón, que el discurso se cierra con un motivo típico de las exhortaciones de batalla, “recordar la propia fuerza.” Sin embargo, VER ad 16.210.

AVAN FORM ESTR
v210, ὤτρυνε

a diferencia de lo que sucede en la mayor parte de los casos, la variante con aumento es aquí la mayoritaria.

TECN TEXT
v210, Habiendo hablado así

Un verso formulaico, muy habitual al final de exhortaciones, con una concentración especial entre los cantos 15 y 16 (VER ad 16.275).

v210, el furor y el ánimo de cada uno

El verso final del discurso y este construyen una estructura paralela: cada uno - corazón - combatir; alentar - furor y ánimo - cada uno. Mientras que los extremos son idénticos (si bien con formas diferentes en el griego) y corazón, ánimo y furor son todos aspectos tradicionales asociados a la conducta guerrera, es interesante señalar el contraste entre la acción que emprenderán los mirmidones y las palabras a las que Aquiles se limita. Sobre el ménos, VER ad 1.103.

AVAN NARR FORM
v211, las columnas se ajustaron

Esta disposición de las tropas, típica de las falanges de épocas arcaica y clásicas, ciertamente no es micénica, y podría tratarse, por lo tanto, de uno de los anacronismos que caracterizan al mundo heroico de la épica (VER Edad oscura y sociedad homérica); sin embargo, no es posible negar que esta es una situación especial y los mirmidones son tropas especiales, así como que esta formación estrecha tiene un claro valor narrativo en este contexto (cf. la bibliografía en Bas.), de modo que, si debemos aceptar el anacronismo (y esto no deja de ser lo más conveniente), también es necesario reconocer que es uno muy leve. La afirmación de Janko (ad 211-17) de que “el impacto de esta sólida masa quebrará la línea troyana” tiene cierto apoyo en las palabras de 276, pero resulta difícil de conciliar con el estilo de batalla homérico y no es la única interpretación admisible (VER ad 16.276).

TECN NARR HIST INTP
v211, escucharon al rey

Aquiles es, como todos los líderes aqueos, un rey (VER ad 1.54), pero en este caso es razonable pensar que estamos ante un caso de focalización secundaria, esto es, que Aquiles es referido como “rey” porque así es como lo ven los mirmidones.

INTR NARR FORM
v212, Y como cuando

Según Janko (ad 210-256 y 101-277), la segunda de tres iteraciones del patrón símil-preparación-exhortación (las otras están en 156-209 y 256-275); si bien esta interpretación es algo discutible (el tercer caso, en particular, no responde bien al análisis), este segundo símil sí forma parte de una progresión que comienza con la comparación con los lobos, mostrando el estado mental de los mirmidones, y termina con las avispas, mostrando su impacto en la batalla. La comparación con la pared ofrece un logradísimo contraste, porque muestra cómo estos animales salvajes pueden también responder (gracias a la intervención de su rey) a uno de los más claros modelos de la civilización y el trabajo humano.

TECN NARR FORM ESTR
v212, ajusta con compactas piedras la pared

Las casas comunes en Grecia hasta el s. VII a.C. se construían con madera y barro o ladrillos de arcilla, no de piedra; dado que, en este caso, se trata de una “elevada casa”, es posible que se esté pensando en un palacio o un templo. En cualquier caso, el aspecto más importante del símil es la idea de “ajustar”, dado que en la construcción de paredes y murallas de piedra no se utilizaba cemento ni ningún otro tipo de pegamento, sino que se encajaban las piedras como un rompecabezas para formar una pared sólida (cf. Mazarakis Ainian, 1997: 363-367, y la bibliografía en Bas., ad 212-213). Leer más: Mazarakis Ainian, A. (1997) **From Rulers’ Dwellings to Temples. Architecture, Religion and Society in Early Iron Age Greece (1100-700 B.C.), Josered: Paul Aströms Förlag.

INTR NARR HIST
v214, así se ajustaban

Nótese el políptoton con formas del verbo ararísko (en 211, 212 y 214), que traducimos aquí siempre por “ajustar”.

TECN TRAD FORM
v214, repujados

Los escudos redondos (VER ad 16.136) del periodo geométrico tenían una protuberancia central que cumplía una función decorativa y de refuerzo (cf. Bas. XIX, ad 19.360 y cf. Molloy, 2018). La palabra para describir este rasgo, omphalóeis, proviene de la palabra omphalós, que quiere decir “ombligo”; una traducción estrictamente literal de la frase aspídes omphalóessai sería “escudos con un ombligo”. Leer más: Molloy, B. (2018) “European Bronze Age Symbols in Prehistoric Greece? Reconsidering Bronze Shields and Spears from Delphi in Their Wider Context”, Hesperia 87, 279-309.

INTR HIST
v215, varón en varón

Obsérvese la construcción paralela invertida de la secuencia: varón (212) - escudo (214) - casco (214); casco - escudo - varón.

AVAN FORM
v217, νευόντων

puede entenderse en sentido absoluto (con un pronombre genitivo implícito), “inclinándose [ellos]”, o como especificativo de φάλοισι, “las cimeras de los que se inclinaban” o κόρυθες, “los cascos de los que se inclinaban”. Nuestra traducción, que no es del todo precisa con la sintaxis del griego, pretende conservar la claridad de la descripción.

TECN TRAD GRAM
v217, así de compactos

Se repite aquí el adjetivo que se encuentra en el v. 212, retomando así la comparación de los soldados con la pared.

AVAN NARR FORM
v218, dos varones

El comandante del ejército y su auriga, que se colocan, como corresponde, delante de las tropas.

INTR NARR
v218, se armaron

Debe entenderse en el sentido de “se pararon completamente armados” o “se preparaban mentalmente para la batalla”. En todo caso, es una extensión lógica del sentido de base del verbo.

INTR FORM
v220, Aquiles

La escena que sigue es un ejemplo del tema de la libación, que en este caso incluye 1) la purificación, 2) el vertido de vino, 3) la plegaria y 4) la respuesta del dios (cf. Bas., ad 250b-254). Además de la interesante observación de Bas. de que esta escena parece reemplazar una despedida entre Aquiles y Patroclo que no se narra, y el acuerdo unánime de los críticos de que se trata de un episodio de inmensa carga emotiva, solemnidad e ironía trágica, es interesante destacar su valor en la estructura del canto para aumentar el suspenso sobre lo que sucederá, que viene in crescendo desde el incendio de las naves.

INTR NARR FORM ESTR
v221, un cofre

El modo estándar de transporte y almacenamiento de la ropa y otros objetos valiosos.

INTR HIST
v222, Tetis de pies de plata

Sobre Tetis, VER ad 1.351. Es un dato de cotidianeidad de un tipo inhabitual en Ilíada que la madre de Aquiles, por así decirlo, preparó para él las valijas para el viaje (si bien, como observa Bas., era un rol habitual de las mujeres familiares de soldados).

INTR HIST
v223, túnicas

En Homero, el khitón es una prenda masculina que se utiliza pegada al cuerpo, hecha de dos rectángulos de tela cosidos dejando agujeros para pasar los brazos y la cabeza. Se ajustaba con un cinturón y podía usarse largo o corto. Leer más: EH sub Dress; Wace, H. P y Wace, A. J. B. (1962) “Dress”, en Wace, A. J. B. y Stubbings, F. H. (eds.) A Companion to Homer, London: Macmillan.

INTR HIST
v224, οὔλων

la palabra puede interpretarse como “grueso”, “espeso” o bien “de lana”, “lanudo”. Optamos por la segunda alternativa (así, Leaf), pero es probable que el adjetivo implicara ambas cosas.

TECN GRAM
v224, mantos

La khlaína es otra prenda masculina, un gran rectángulo de lana que se colocaba sobre los hombros y se ajustaba con un gancho. Podía utilizarse como abrigo sobre el cuerpo y también como cobertor de cama. Leer más: EH sub Dress; Wace, H. P y Wace, A. J. B. (1962) “Dress”, en Wace, A. J. B. y Stubbings, F. H. (eds.) A Companion to Homer, London: Macmillan.

INTR HIST
v224, cobertores

Los tápetes, aparentemente, son cobertores que se colocaban sobre la cama y los muebles.

INTR HIST
v225, ἔνθα δέ

el estilo paratáctico homérico debe ser lo que ha llevado a los editores a colocar punto alto o punto bajo al final del verso anterior, entendiendo este ἔνθα como un adverbio locativo; sin embargo, parece más natural entenderlo en este contexto con valor de relativo, coordinado por el δέ con τήν en el v. 222 (nótese la reiteración τήν οἱ - ἔνθα δέ οἱ), y por ello hemos colocado una coma al final de 224. Si bien el largo de la oración es considerable, es solo con la mención de la copa que el movimiento que inicia en 222 termina, y un punto en 224 rompe la unidad sintáctica de la descripción innecesariamente.

TECN TEXT GRAM
v225, οὐδέ τις ἄλλος

debe tener razón Leaf al observar que lo que sigue es una suerte de corrección sobre la marcha de un razonamiento que comenzaría “ningún otro hombre ni dios bebía de la copa sino Zeus”, interrumpido ante la realización de que los dioses no beben de las copas.

TECN FORM GRAM
v225, una trabajada copa

Como observa Bas. (ad 225-227), la copa aparece al final de la descripción, señalando su clímax. Es interesante destacar que, aunque no se describe, el foco de la narración se detiene sobre ella durante los siguientes cinco versos.

AVAN NARR
v226, οὔτ' ἀνδρῶν

dado el anacoluto en el v. 227 (cf. Janko, ad 225-7), debe entenderse como enfático, que es como lo hemos traducido.

TECN GRAM
v227, cuando no al padre Zeus

La acumulación de negaciones genera un crescendo que enfatiza esta última especificación.

AVAN FORM
v228, azufre

El azufre era una sustancia purificadora de naturaleza divina para los antiguos griegos (como muestra la - esperable - asociación por etimología popular entre theîon, “azufre” y theós, “dios”), a cuya naturaleza mágica sin duda contribuía su origen volcánico. Más allá del misticismo, sin embargo, el azufre tiene propiedades desinfectantes y aun hoy se utiliza como antiséptico y fungicida.

INTR HIST MITO
v229, hermosos chorros de agua

La única aparición de esta frase en épica antigua, que resalta el carácter solemne del pasaje. La palabra que traducimos por “chorros” tiene como valor de base “corrientes”, pero parece poco plausible que Aquiles haya ido hasta un río para lavar la copa.

AVAN FORM
v230, se lavó él mismo las manos

La secuencia de tres versos y tres acciones destaca la solemnidad del proceso de purificación.

INTR NARR
v230, sacó

Entiéndase, de la cratera (VER ad 1.470). El vino no se servía directamente de un contenedor, sino que se mezclaba con agua en una cratera, donde luego se sumergían las copas para llenarlas o se llenaban con un cucharón.

INTR HIST
v231, ἔπειτα στὰς

seguimos a West, Studies, en rechazar la variante ἔπειτ’ ἀνστάς, conjeturada por Bentley y luego hallada en el Bibl. Brit. Add. MS. 17210.

TECN TEXT
v231, en el medio del cerco

Se entiende que la tienda de Aquiles tenía alrededor un cerco demarcando un jardín (como era usual en las casas griegas), al que el héroe sale para realizar su plegaria al aire libre, asumiendo, por supuesto, que es más fácil así captar la atención del dios.

INTR NARR
v232, mirando al firmamento

Es decir, en una pose habitual para las plegarias; la palabra eisanidón (lit. “elevando la vista”), sin embargo, aparece solo aquí y en una frase idéntica en 24.307.

AVAN FORM
v232, no lo desatendió Zeus

Como observa Janko (ad 231-2), es rara la afirmación de que el destinatario está prestando atención (¿porque la copa ya lo atrajo? Así, Bas.) antes de la plegaria, porque parte fundamental de esta consiste en atraer esa misma atención. En este caso, debe asumirse que esta introducción destaca la importancia de lo que sigue y, quizás, la relación íntima de Aquiles con los dioses (cf. Turkeltaub, 2007: 68-74). Leer más: Turkeltaub, D. (2007) “Perceiving Iliadic Gods”, HSCPh 103, 51-81.

AVAN NARR FORM
v233, Δωδωναῖε

desde antiguo se ha cuestionado la posibilidad de que Aquiles, un héroe proveniente de la región de Tesalia, invoque a Zeus con un epíteto que lo relaciona con la región de Epiro, y se han propuesto variantes para evitarlo (cf. Leaf y Janko para las posibilidades). Pero esto es del todo innecesario por cuatro razones: 1) el oráculo de Zeus en Dodona era lo suficientemente antiguo y prestigioso como para ser reconocido por todos los griegos (lo demuestra su mención en Od. 14.327 y 19.296); 2) no hay razones para pensar que en este pasaje lo que importe sea la asociación de Aquiles con una personalidad local de Zeus, sino más bien con una manifestación del dios antigua y venerable (VER ad 16.233); 3) incluso si uno pretendiera que una conexión del héroe con la peculiar invocación es necesaria, tenemos evidencia de esta conexión en el Ciclo Épico (cf. EH sub Dodona), donde se afirma que Neoptolemo no volvió a Ftía sino “hacia los molosos” (habitantes del Epiro), para los cuales, según la tradición posterior, fundaría una dinastía real; 4) el verso concluye con la afirmación “que habitas lejos”, lo que hace casi absurdo insistir en la idea de que Aquiles está aludiendo a un carácter de Zeus señalado por la proximidad geográfica.

TECN TEXT INTP
v233, τηλόθι ναίων

según Bas., por la distancia entre Troya y Grecia, pero no puede descartarse que se trate de una alusión a la que hay entre Ftía y Dodona, lo que resulta mucho más coherente en el contexto (VER el comentario anterior).

TECN GRAM
v233, Zeus

Como la mayoría de las plegarias en el poema, esta respeta la estructura tripartita habitual en la Grecia Antigua (VER ad 1.37), en este caso con una invocación particularmente solemne (así, Janko, ad 233-48) y un pedido desproporcionadamente largo, acaso porque la atención del dios, cuya obtención es el objetivo más importante de la plegaria, ya está garantizada por la copa (VER ad 16.232). Cada parte, por lo demás, se destaca por algún rasgo peculiar (VER ad 16.236 y VER ad 16.239); en el caso de la invocación (vv. 233-235), se utilizan epítetos y características de Zeus que son únicas en el poema (VER las notas siguientes) y resaltan su carácter de dios primigenio y antiguo, algo que se refuerza aun más con los hápax del v. 235.

AVAN FORM ESTR
v233, Dodoneo

Dodona es un santuario del noroeste de Grecia, en la región de Epiro, donde se encontraba el probablemente más antiguo oráculo de los griegos (se han hallado restos arqueológicos que se remontan a la edad de bronce, en torno al 2000 a.C.). Allí las profecías de Zeus eran emitidas a través del sonido de las hojas en una encina agitada por el viento (cf. Od. 14.327, 19.296 y Heródoto 2.52-57), interpretado por los sacerdotes del lugar (los selos, como se menciona aquí; VER ad 16.234) como respuestas a las preguntas presentadas por los visitantes. Sobre el problema de la asociación entre Dodona y Aquiles, VER Com. 16.233. Leer más: EH sub Dodona; Wikipedia s.v. Oráculo de Dodona; Velardi, R. (2012) “L’oracolo di Dodona in Omero. Critica omerica antica e tradizioni locali”, en G. Cerri, A.-T. Cozzoli y M. Giusepetti (eds.) Tradizioni mitiche locali nell’epica greca. Convegno internazionale di studi in onore di Antonio Martina, Roma: Scienze e lettere, 51-81.

INTR HIST MITO
v233, Pelásgico

Los pelasgos son, en la tradición habitual helena, los habitantes autóctonos o pre-griegos del territorio griego, cuyo destino varía según la fuente. En Homero, sin embargo, el término tiene otros sentidos más específicos (listados por Bas.): 1) una designación del territorio de los mirmidones (cf. 2.681); 2) un grupo de aliados de los troyanos (cf. 2.840-843); 3) un pueblo cretense (19.177). Este pasaje permite también inferir un cuarto uso, registrado en Hesíodo (fr. 319 M.-W.): “habitantes de la región de Dodona”, que es sin duda el más apropiado aquí. En cualquier caso, es probable que todos estos sentidos no sean más que especificaciones del valor general del término y que, por lo tanto, el rasgo específico de Zeus que se destaca con la invocación sea su carácter primigenio. Leer más: EH sub Pelasgians; Velardi (2012) en nota a este verso.

INTR NARR HIST MITO
v234, Σελλοί

existe una larga y compleja discusión sobre el nombre de estos personajes, respecto a si se trata de los Σελλοὶ, como figura en los manuscritos, o de los Ἑλλοί, como aparece en otras fuentes. Los análisis y explicaciones realizados por Velardi (2012) y, en particular, Reece (2009: 201-216) nos eximen de un estudio detallado; baste decir que es probable que ambas formas circulasen en Grecia para el mismo pueblo y que la uniformidad de la transmisión y la improbabilidad de un segundo pronombre (el otro está en el verso que sigue) en el contexto casi garantizan la lección que dejamos. Leer más: Reece, S. (2009) Homer’s Winged Words. The Evolution of Early Greek Epic Diction in the Light of Oral Theory, Leiden: Brill; Velardi, R. (2012) “L’oracolo di Dodona in Omero. Critica omerica antica e tradizioni locali”, en G. Cerri, A.-T. Cozzoli y M. Giusepetti (eds.) Tradizioni mitiche locali nell’epica greca. Convegno internazionale di studi in onore di Antonio Martina, Roma: Scienze e lettere, 51-81.

TECN TEXT
v234, los selos

Si bien en épocas posteriores el oráculo de Dodona era conducido por tres sacerdotisas (cf. Her. 2.55-57 y Estrabón 7.7.12), Homero parece indicar aquí que en algún punto era manejado por este grupo, si bien no es claro si se trata de un pueblo que habitaba en torno al santuario o específicamente de sus sacerdotes (lo segundo parece más probable, dados los rasgos que se les atribuyen). Sobre el problema textual del nombre, VER Com. 16.234.

INTR HIST
v235, σοὶ

según AH y Leaf, se trata de una forma de pronombre posesivo, pero preferimos entenderlo con su valor de dativo singular, mucho más habitual y perfectamente adecuado en el pasaje, sobre todo si se entiende que los selos son los sacerdotes del oráculo (VER ad 16.234).

TECN GRAM
v235, intérpretes

Entiéndase, de la encina oracular; VER ad 16.233.

INTR HIST
v235, de pies desaseados que duermen en el suelo

Propiedades que parecen sugerir un carácter ascético del culto, acaso ligado a la idea de estar en contacto permanente con la tierra (lo que sugeriría un origen ctónico del oráculo). Janko (ad 234-5) observa la similitud de este hábito con los de otros pueblos, como los romanos y los prusianos paganos, a los que pueden agregarse muchos otros; las motivaciones son tan variadas que arriesgar aquí una interpretación precisa es imposible. En el contexto, los rasgos son particularmente notables, dado el énfasis en el proceso de purificación que realiza Aquiles antes de iniciar su plegaria. Leer más: Wikipedia s.v. Descalzo.

INTR HIST MITO
v236, ἠμὲν

si bien la tradición manuscrita es unánime en los diacríticos y la ubicación de los espacios, es imposible no sentirse tentado a conjeturar aquí ἦ μὲν, que es lo que se encuentra en 1.453. Sin embargo, el verso es, de los tres que constituyen la repetición de 1.453-455, el que más se modifica respecto a lo que se encuentra en el canto 1, de modo que es plausible que el comienzo sea solo parecido. Admitiendo la conjetura, la traducción sería “Sin duda ya una vez…”.

TECN TEXT
v236, δή

los escoliastas observan que este verso y el que sigue fueron atetizados por Aristarco y omitidos por Zenódoto, porque Aquiles nunca suplicó a Zeus, una observación con la que CSIC concuerda, no excluyendo las líneas solo por la unanimidad de la tradición manuscrita. Pero el argumento, a más de hipercrítico, es absurdo: si bien Aquiles nunca formula una plegaria directa a Zeus, es claro que todo su intercambio con Tetis debe entenderse como un ruego a este, y es obviamente a esto a lo que el héroe se refiere (el propio Zeus habla de una promesa a Aquiles en 15.75-77). Piénsese, además, que, en contextos de súplica, el verbo κλύω tiene un valor técnico, a saber, no solo “escuchaste” sino “asentiste” (VER ad 1.43).

TECN TEXT
v236, ya una vez

Desde el comienzo de este verso hasta el final del v. 238 se repite aquí casi textualmente la argumentación (es decir, la segunda parte de la plegaria; VER ad 16.233) de Crises en 1.453-455, cuando el sacerdote pide que se levante la peste del ejército aqueo (VER ad 1.453 para la lógica del argumento). La asociación entre ambos pedidos es evidente: así como en el canto 1 se pedía que se apartara una devastación (la plaga), aquí Aquiles pide que se aparte otra (Héctor y el incendio de las naves). El contraste también es claro: mientras que el pedido de Crises, acorde al orden establecido después de haber recuperado a su hija, se cumplirá por completo, el de Aquiles, que insiste en mantenerse alejado del campo de batalla, se cumplirá solo en parte. En este punto de transición del canto, entre la introducción y la gran batalla que sigue, se explicita el conflicto central: el héroe, que debería deponer su ira en este punto, porque lo que deseaba que sucediera ya se ha producido (cf. 1.409-412), se limita a enviar a su ejército liderado por Patroclo (VER ad 16.60 y VER ad 16.73). Sobre la atétesis de estos versos y el problema de la aparente contradicción con el canto 1, VER Com. 16.236.

AVAN NARR FORM
v239, ἀγῶνι

Leaf (ad 15.428) analiza el significado de esta palabra, cuyo sentido original es el que traducimos, luego se especializa en “congregación de espectadores de una competencia atlética” y más tarde se transfiere a la propia competencia (un proceso que se observa completo en los usos del término en Homero). Es importante notar que solamente en esta frase se utiliza para objetos inanimados, de modo que no parece improbable que se trate de un valor metafórico (VER ad 16.239).

TECN GRAM
v239, pues

Comienza aquí el extenso pedido que cierra la plegaria de Aquiles, que se divide en tres partes: descripción de la situación (v. 239-240a), victoria de Patroclo (vv. 240b-245) y regreso a salvo a las naves (vv. 246-248). Lo primero explica por qué no se cumple lo último, y la súplica está cargada de ironía (VER ad 16.241, VER ad 16.242, VER ad 16.243, VER ad 16.244, VER ad 16.245 y VER ad 16.248).

AVAN NARR ESTR
v239, yo mismo

Nótese la fuerte insistencia en la individualidad de Aquiles, que se contrastará inmediatamente con el hecho de que Patroclo y el resto de los mirmidones irán a la batalla.

AVAN NARR FORM
v239, encuentro de naves

Dado que la palabra agón se utiliza siempre para seres humanos, es plausible asumir aquí que estamos ante un uso metafórico que contrasta este verso (Aquiles en medio de las naves, limitándose a presenciar la batalla) con el que sigue (Patroclo y los mirmidones que salen a combatir).

AVAN FORM
v241, junto a este envía gloria

Una formulación única en el poema, en donde, como observa Bas., el verbo proíemi no se utiliza con sustantivos abstractos. Acaso hay aquí una sutilísima alusión irónica al hecho de que Patroclo regresará al campamento con gloria, sí, pero como cadáver. Es también la última aparición del término kŷdos (VER ad 1.279) hasta 730, en donde Apolo le da gloria a Héctor y a los troyanos, anticipando la muerte del héroe (VER ad 16.730).

AVAN NARR FORM
v242, θάρσυνον

West, Studies (ad 242-5), siguiendo a AH, observa que, con los vv. 242-245 eliminados, “la plegaria de Aquiles se corresponde mejor con el programa que expresó en 87 y ss.” Esto, sin embargo, no tiene ningún soporte textual, como tampoco la observación que menciona (y retoma también Janko, ad 242-8) de que Aquiles ordena a Patroclo no luchar con Héctor, algo que solo mencionará el héroe en 18.13 en un pasaje que más bien merece entenderse como un gesto de arrepentimiento que como una contradicción narrativa. De todos modos, incluso si uno quisiera interpretar en 83-96 una alusión implícita a Héctor, aquí no se está afirmando que Patroclo luchará con él en combate individual, sino solo que el troyano podrá ver la capacidad del griego.

TECN TEXT INTP
v242, para que incluso Héctor

La elaboración sobre los motivos del pedido no es frecuente en la plegaria, y aquí es uno de los puntos culminantes de la ironía del pasaje, puesto que será Héctor mismo el que asesine a Patroclo.

AVAN NARR
v243, guerrear solo

Bas. sugiere con cierta razón que esto es probablemente por su función de auriga, que implica que en general Patroclo no se encontraría en el campo de batalla. Janko (ad 242-8) observa la ironía de que todo este pasaje tendrá como resultado que Aquiles y Patroclo no volverán a combatir juntos.

AVAN NARR
v244, las manos invictas

Otra elección de palabras que parece deliberada para destacar la ironía, dado que las manos de Patroclo no quedarán invictas al final de la batalla que sigue.

AVAN NARR
v245, se le enfurecen

El verbo maínomai aparece en este canto en el v. 75, en la frase “no se enfurece la pica (de Diomedes) para de los dánaos la devastación apartar.” Dadas las conexiones de esta súplica de Aquiles con el canto 1 (VER ad 16.236), esta alusión indirecta a la devastación (el loigón) que puebla ese canto no debe ser aleatoria.

AVAN NARR FORM
v247, ἱκέσθω

es difícil discutir con West, Studies, que la variante es la lectio difficilior frente a la de la Vulgata, ἵκοιτο. Bas. observa que en Ilíada el imperativo es la forma predominante para la expresión de un pedido a un dios, mientras que en Odisea (y en general en la transmisión posterior, probablemente porque se percibía como más cortés) lo es el optativo. En todo caso, el sentido es el mismo, y se trata de una evidente falsa dicotomía.

TECN TEXT GRAM
v247, vuelva para mí

El dativo ético condensa uno de los sentidos profundos del pasaje y del canto, es decir, el afecto que Aquiles siente por Patroclo y su preocupación por su suerte. El toque de intenso sentimentalismo en este pequeño pronombre contrasta de manera intensa con el carácter elevado del resto de la plegaria.

AVAN NARR FORM
v248, con todas las armas

La plegaria cierra con el último de los elementos que construyen la ironía trágica antes de la batalla, puesto que la lucha por las armas de Patroclo (esto es, las de Aquiles) será un episodio clave en el poema, que desembocará en última instancia en la muerte de Héctor con esas mismas armas.

AVAN NARR FORM
v248, con los compañeros

Nótese la construcción paralela de los dos últimos versos: pedido incumplido (que Patroclo vuelva incólume) - pedido cumplido (que Patroclo vuelva); pedido incumplido (que vuelva con las armas) - pedido cumplido (que vuelva con los compañeros).

AVAN FORM
v249, y lo escuchó el ingenioso Zeus

Sobre el valor de esta frase en el cierre de las plegarias, VER ad 1.43; esta es una de las contadas ocasiones en el que se realiza una aclaración adicional respecto al cumplimiento del pedido (cf. 2.419, 3.302, 6.311; Bas. II, ad 2.419-420, menciona también 12.173-174, pero allí no hay ningún pedido) que, colocada después de este comentario estándar, tiene un poderoso efecto: el segundo extra en el que se implica que Zeus cumplirá con lo solicitado genera una falsa expectativa en el receptor sobre lo que sucederá.

INTR FORM
v250, lo uno le dio el padre y lo otro le negó

Tres versos se dedican a fijar definitivamente el destino de Patroclo, que tanto en 83-96 como en la plegaria recién pronunciada se divide en dos partes, rechazo de los troyanos y regreso a salvo. Desde el comienzo el receptor sabe que lo primero se conseguirá, mientras que lo segundo no; el poeta, sin embargo, reaviva el suspenso sobre el desenlace una y otra vez a lo largo del canto.

AVAN NARR FORM
v253, Y así

El episodio se cierra con la mención quiástica de la súplica y la libación, la copa, la tienda y la lucha, que se fueron desplegando desde el verso 210 (lucha, vv. 210-220; tienda, vv. 220-221; copa, vv. 221-229; súplica y libación, vv. 230-253). La visión cinematográfica de la escena que parece tener Homero tantas veces aquí es clara: de un plano general del ejército de los mirmidones se pasa a un foco puesto sobre Aquiles entrando en la tienda, a un plano corto sobre la copa y luego a la secuencia de la súplica, desde la cual pasamos de vuelta a un plano corto sobre la copa, a Aquiles saliendo de la tienda y a un plano general sobre el ejército.

AVAN NARR
v255, y yendo delante de la tienda se quedó

Si en el verso 239 está implicada la idea de Aquiles espectador (VER ad 16.239), aquí se explicita, señalando, como observa Janko (ad 253-6), su ansiedad y preocupación por lo que viene. Lo que en la súplica apenas se sugiere (VER ad 16.247) aquí se dice de manera, aunque todavía elíptica, más transparente.

AVAN NARR
v257, Y ellos

El foco vuelve hacia los mirmidones, como siguiendo la mirada de Aquiles mencionada en el verso anterior. Los preliminares de la batalla han terminado y, a partir de este punto, comienza el retroceso troyano que terminará en la muerte de Héctor en el canto 22.

AVAN NARR ESTR
v258, ἔστιχον

no hay acuerdo respecto a si se trata de una forma inusual (pero completamente regular) de aoristo de στείχω (así, Chant. 2.390) o un imperfecto de un presente inusitado *στίχω (así, Leaf). Optamos por lo primero por su relativa simplicidad y porque da una mejor traducción en español (si bien la ofrecida es admisible con ambas interpretaciones).

TECN TEXT TRAD GRAM
v258, con gran ímpetu

Nótese la reiteración de conceptos en megalétori (“de corazón vigoroso”) en el v. 257 y méga fronéontes, en este. El primero, como observa Bas. (ad 257-258), es un epíteto común, con claro valor contextual en el pasaje; ambos atributos destacan el estado anímico de los mirmidones en su conjunto, y la reiteración sugiere una sincronía, por así decirlo, entre el comandante y los comandados.

TECN NARR FORM
v259, semejantes a avispas

La última y más breve de las tres iteraciones símil-preparación-exhortación sugeridas por Janko para este pasaje (VER ad 16.212), o por lo menos el último de los tres símiles que se utilizan para los mirmidones, que constituyen una clara progresión (los lobos para señalar su actitud y apariencia - VER ad 16.156 -, la pared de ladrillos para mostrar su cohesión al formarse - VER ad 16.212 -, las avispas para visualizar la forma en que se mueven hacia la batalla). El símil ha dado lugar a diversas interpretaciones (cf. la bibliografía en Bas. ad 259-267), sobre todo respecto a la relación entre sus elementos y los de la narración, pero lo que es claro es que constituye una manera elegante de señalar la agresividad y unidad en el avance de las tropas de Patroclo.

TECN NARR FORM ESTR
v260, ἐριδμαίνωσιν

un hápax homérico cuyo origen es discutido (Bas.: derivado de ἔρισμα o relacionado con ἐρίζω), pero cuyo sentido es claro en el contexto (y, como observa Janko - VER ad 16.261 -, se explica inmediatamente).

TECN GRAM
v260, de los caminos

El rasgo se explica en el v. 261 (“que tienen su casa sobre el camino”). Se trata, por supuesto, de avispas que tienen sus panales junto a los caminos, no de un tipo especial de insecto. La palabra einódios en un hápax homérico.

INTR FORM
v260, a las que los niños

Molestar a las avispas y otros insectos es una costumbre que trasciende culturas y épocas. La irritabilidad de las avispas es un tópos (cf., por ejemplo, Aristófanes, Avispas 1104-5) y un hecho muy conocido. Se trata de un rasgo derivado de una sofisticada conducta social, en particular del carácter protector de los individuos respecto a la colonia.

INTR HIST
v260, irritan

Uno de los aspectos más controversiales en la interpretación del presente símil es cuál o cuáles, si alguno, de los personajes del poema corresponden a sus elementos. Dado que las avispas son los mirmidones, la primera pregunta en este sentido es quién ocuparía el lugar de los niños. La opción más habitual entre los intérpretes son los troyanos, pero esto no parece demasiado apropiado, dado que estos no han hecho nada para irritar a los mirmidones y que parece más adecuado concebir que están representados en el caminante que es atacado por los insectos. Otra opción plausible es Agamenón, dado que las palabras de Patroclo en los vv. 269-274 hacen alusión al rey y a su actitud para con Aquiles; alternativamente, puede pensarse en el propio Patroclo, que incitará a sus soldados con su discurso. Esta última interpretación se ve reforzada por las palabras del v. 262 (VER ad 16.262).

TECN NARR INTP
v261, siempre hostigando a las que

Como observa Janko, este verso explica el anterior en orden quiástico: “de los caminos” - “a las que tienen su casa sobre el camino”; “irritan” - “hostigando”; “como acostumbran” - “siempre”. Puede tratarse de una elaboración para darle más peso al símil, o acaso de una explicación necesaria ante los hápax einódios y eridmaínosin y el difícil éthontes. La palabra que traducimos por “hostigando” es el verbo kertoméo, que Gottesman (2008) ha demostrado hace alusión a una compleja práctica cultural lúdica en la que un grupo de jóvenes se burla de forma indirecta de alguien para consolidar el estatus social de quien se burla y de su grupo de pertenencia. La aplicación aquí a las avispas debe entenderse, como señala el autor (p. 11) y resulta adecuado para un símil, como metafórica. Leer más: Gottesman, A. (2008) “The Pragmatics of Homeric Kertomia”, CQ 58, 1-12.

TECN FORM GRAM TRAD INTP
v262, νηπίαχοι

el origen de la palabra es discutido, pero es claro que debe estar relacionada de alguna forma con νήπιος. Graziosi/Haubold (ad 408) observan que algunos comentaristas antiguos interpretaban νήπιος + ἰάχω/ἰαχέω, “gritar”, lo que daría un sentido del tipo “los que chillan bobamente”. Lo más importante a destacar es que en los tres casos en los que aparece (2.337-8, 6.408 y aquí) se atribuye a niños, aunque no es posible estar de acuerdo con Graziosi/Haubold en que “en contextos en los que se enfatiza su falta de valor”. Para la interpretación en este pasaje, VER ad 16.261.

TECN GRAM
v262, bobalicones

La palabra nepíakhoi se usa en el poema solo para niños (VER Com. 16.262), y aquí debe servir como comentario respecto a las acciones descriptas en los versos anteriores; el término, a su vez, se explica en lo que sigue de este verso. El hecho de que esté ligada con népios, un término que en este canto está intrínsecamente vinculado con Patroclo (VER ad 16.8), sugiere que los niños en el símil pueden estar funcionando como imágenes de este héroe (VER ad 16.260).

TECN CONC NARR FORM
v262, para muchos un mal común

La idea de “uno por/para muchos” es típica en el pensamiento griego (cf., por ejemplo, Arquíloco, fr. 93a.7 W., Calino, fr. 1.22 W., o Tirteo, fr. 12.15 W.). El desarrollo de la idea expresada por nepíakhoi, más que resolverla, refuerza la ambigüedad respecto a la figura en la que está pensando el poeta en el desarrollo del símil (VER ad 16.262), puesto que el personaje que produce un mal común para muchos en Ilíada es Agamenón por antonomasia.

TECN NARR FORM INTP
v263, τίς τε

con Bas., entendemos que el τε aquí intensifica el valor del indefinido, dando un alcance general, que no traducimos, pero podría conservarse con “cualquier hombre caminante”. Podría, sin embargo, entenderse con valor eventual (VER Com. 16.836).

TECN GRAM
v263, ἄνθρωπος ὁδίτης

como señala Leaf, “la conjunción de ἄνθρωπος con otro sustantivo es tan rara como la de ἀνήρ es común”. Otro caso, con la misma palabra, en Od. 13.123 (ὀδιτάων ἀνθρώπων).

TECN GRAM
v263, algún hombre caminante

Parece probable, si quien irrita a las avispas es uno de los héroes griegos (VER ad 16.262), que el hombre caminante que pasa junto a ellas sean los troyanos (VER ad 16.260).

AVAN NARR FORM
v264, el corazón firme

VER ad 16.209. Indirectamente (esto es, a través del símil con las avispas y la repetición del término en 266), se deja en claro aquí que los mirmidones están en el estado mental que Aquiles exigió de ellos en su discurso.

AVAN NARR
v265, πᾶς

un caso raro de anacoluto con πᾶς en función de aposición distributiva, en lugar del mucho más habitual ἕκαστος. La concordancia del verbo (o los, como en este caso) con la aposición no es extraña en griego en general ni en griego homérico en particular (cf. Chant. 2.15-16).

TECN GRAM
v267, se derramaron desde las naves

Naturalmente, “naves” por “tiendas y naves”. Nótese la reiteración de la idea que abrió la comparación en el v. 259, que enfatiza la imagen de los mirmidones brotando de las tiendas y las naves como avispas de un panal.

INTR NARR FORM
v267, y se impulsó un grito inextinguible

La frase se repite cinco veces en el poema (además de aquí, 11.500, 11.530, 13.169 y 13.540), siempre en alusión a un momento de gran intensidad en la batalla. En este pasaje se da la particularidad de que se introduce un discurso de Patroclo antes de llegar a ese punto. Merece también notarse que la palabra ásbestos había aparecido en 16.123, referida al fuego sobre las naves.

AVAN NARR FORM
v268, bramando con fuerte voz

Una fórmula propia de exhortaciones de batalla que se usa una vez para Néstor (6.66) y, curiosamente, siete veces para introducir un discurso de Héctor (6.110, 8.172, 11.285, 15.346, 15.424, 15.485 y 17.183), al punto que podría casi considerarse una fórmula de personaje. Es interesante destacar la concentración de apariciones en el canto 15, donde funciona como una cadencia de incitación de Héctor a las tropas, que podría tener una coda en esta instancia de Patroclo. Sobre la fórmula en general, cf. Kelly, 200-202.

AVAN NARR FORM
v269, Mirmidones

La exhortación es una parte tradicional del tema “preparaciones para la batalla”, que en este episodio tiene una extraña duplicación (VER ad 16.200). La estructura es de este discurso es típica del tema (que, sin embargo, es uno de los más fluidos del poema); Bas. (ad 268-277) la describe de la siguiente forma: llamado a las tropas (269), exhortación a combatir (270), argumentos (271-274), todo rodeado por una introducción tradicional (268, aunque VER ad 16.268 para el alcance de esta tradicionalidad) y un cierre de discurso + reacción de las tropas (275-277). En el contexto del canto, la exhortación de Patroclo admite varias interpretaciones no excluyentes (cf. la bibliografía en Bas. ad 268-277), que se desarrollarán en los comentarios que siguen.

INTR NARR FORM ESTR
v269, compañeros del Pelida Aquiles

El discurso abre con la mención del que será quizás su elemento fundamental, esto es, la idea de que los mirmidones y Patroclo están luchando por Aquiles. Janko (ad 266-77) sugiere que esto es “tácticamente efectivo”, pero “estratégicamente desastroso”, puesto que, si bien incita a los mirmidones al combate, es también un recordatorio de que su líder está ausente, lo que produce una cierta contradicción con las palabras de los vv. 271-274.

AVAN NARR ESTR
v270, sean

El verso constituye una fórmula en exhortaciones de batalla, ligada en particular a la fórmula introductoria del v. 268 (VER ad 16.268) y, como aquella, habitual en discursos de Héctor. La conjunción de fórmulas, naturalmente, refuerza la asociación de los contextos en los que aparecen.

AVAN FORM
v270, varones

La palabra anér es estándar en la poesía heroica como simple sustantivo para referirse a los guerreros, pero aquí la vemos con sus valores implícitos desplegados: valor, resistencia, agresividad.

INTR CONC
v270, recuerden su impetuoso brío

La idea de recordar es típica de las exhortaciones de batalla (VER ad 16.201), y la fórmula thoúridos alkês aparece muy a menudo en el poema con un verbo del campo semántico de la rememoración (cf. Collins, 1998, esp. 78-125). Leer más: Collins, D. (1998) Immortal Armor: The Concept of Alke in Archaic Greek Poetry, Lanham: Rowman & Littlefield Publishers.

AVAN FORM
v271, para que honremos al Pelida

Un recordatorio de uno de los temas centrales del poema (VER ad 1.159 y VER ad 1.163), que se manifiesta aquí con relativa ironía, puesto que Patroclo demanda que los mirmidones honren a Aquiles incitándolos a pelear sin él. El discurso, sin embargo y a pesar de Patroclo, cumple con el objetivo planteado: incluso con estas nuevas, extraordinarias tropas, Héctor no podrá ser contenido hasta que Aquiles vuelva a la batalla.

AVAN NARR
v271, por mucho el mejor

Una idea que se reitera numerosas veces en el poema (VER ad 1.244 y 16.21) y en este contexto refuerza la ironía de la primera mitad del verso.

AVAN NARR
v272, καὶ ἀγχέμαχοι θεράποντες

Janko (ad 266-77) y Bas. (con bibliografía), así como la mayoría de los traductores, entienden aquí un implícito ἄριστοι εἰμεν, dando alguna versión de “él es el mejor y son los mejores sus servidores que combaten de cerca”. Es claro que esto es posible, pero preferimos una traducción más literal del verso, con ἀγχέμαχοι como predicativo subjetivo de θεράποντες. Más allá de la mayor simplicidad interpretativa, merece señalarse que esto pone más énfasis en las cualidades de Aquiles (que tiene servidores ἀγχέμαχοι, lo que es destacable), que es, después de todo, sobre lo que Patroclo se está enfocando.

TECN GRAM INTP
v273, y sepa

Los dos versos finales del discurso de Patroclo son idénticos a los vv. 1.411-412, el cierre de la plegaria de Aquiles a Tetis, una asociación de particular interés porque allí el héroe pide que Zeus acorrale a los aqueos detrás de las naves mientras los troyanos los matan (VER ad 1.410 y VER ad 1.412). Resulta interesante que tres de las grandes átai del problema se conjugan en esta frase: la de Agamenón, mencionada explícitamente, la de Aquiles, cuya ira excederá los límites aceptables, y la de Patroclo, que por mor de honrar a Aquiles termina confundiéndose con él (¡usando sus palabras, incluso!), lo que le costará la vida.

AVAN NARR FORM
v275, ὤτρυνε

VER Com. 16.210.

TECN TEXT
v275, habiendo hablado así

El verso es una repetición exacta de 16.210, el final de la exhortación de Aquiles, configurando otro paralelismo entre el rey y su servidor. De todos modos, se trata de una fórmula que aparece otras ocho veces en el poema (tres en el canto 15, si bien, a diferencia de la introducción al discurso, solo en un caso tras una intervención de Héctor; VER ad 16.268).

AVAN NARR FORM
v276, en bloque

Quizás debe entenderse “en formación”, “como una unidad compacta” (así, Bas.). Esto contrasta en cierta medida con el símil de las avispas, pero recuérdese que el aspecto más importante que se destaca en esa comparación es la similitud entre el estado mental de los insectos que vuelan para defender su colmena y el de los mirmidones. No obstante, la interpretación choca con el habitual modo de combate homérico, en el que solo los héroes luchan entre sí en combates individuales y las formaciones compactas se adoptan sobre todo (si no exclusivamente) como estrategia defensiva (cf. van Wees, 1997: 685). Más que una ofensiva al estilo de las falanges clásicas, uno puede imaginar que la idea aquí es que, aunque los soldados se distribuyeron a lo largo del campo de batalla, lo hicieron manteniendo la cohesión de sus unidades (acaso las “columnas” del v. 211; VER ad 16.211). Leer más: van Wees, H. (1997) “Homeric Warfare”, en Morris, I. y Powell, B. (eds.) A New Companion to Homer, Leiden: Brill.

TECN NARR HIST INTP
v277, los bramidos de los aqueos

Nótese la repetición del “bramido” del v. 268 (en griego, se trata de dos formas del verbo aúo), que entonces era solo el de Patroclo y, tras el impacto del ataque mirmidón, se convierte en el de todos los aqueos. “Espantosamente” sin duda anticipa el efecto psicológico sobre los troyanos.

AVAN NARR FORM
v278, los troyanos

El pasaje que sigue (278-418) tiene un paralelo cercano en la aristeia de Diomedes en el canto 5 (vv. 1-94). Para los detalles y la bibliografía, cf. Janko (ad 278-418) y Bas. (ad 278-418).

TECN FORM
v278, firme hijo de Menecio

Una fórmula habitual para Patroclo, que aparece cinco veces en el canto, dos pares de veces con relativa proximidad (278 y 307, 626 y 665).

AVAN FORM
v279, a él mismo y a su servidor

En este punto, debemos asumir que los troyanos interpretan que están viendo a Aquiles y Patroclo, una impresión que puede estar siendo en parte señalada en el hecho de que la palabra therápon aparece en el canto hasta este punto asociada exclusivamente a los servidores de Aquiles. Habida cuenta de la destreza guerrera que demostrará Patroclo, es entendible el terror de los troyanos ante el par Patroclo-Aquiles.

AVAN NARR
v279, resplandecientes con sus armas

Como observa Janko (ad 278-92), esto debe entenderse como una alusión al intercambio de armaduras que constituye uno de los temas centrales del comienzo del canto. Este terror ante el enemigo es un tópico (ejemplos en 3.30-31, 5.571-572, 11.245, 15.279-280, 12.331, 20.44-46) que aquí está exacerbado por el engaño que ha diseñado Patroclo (o, más bien, Néstor: cf. 11.794-803). “Resplandecientes” (pamphanóon) es un epíteto típico de armas (cf. 5.295, 5.619, 15.120, etc.), pero no exclusivo de ellas.

AVAN NARR FORM
v280, se les conmocionó el ánimo y se conmovieron

Utilizamos la aliteración del sonido “mo” para conservar la aliteración del sonido “th” que se encuentra en el original. La repetición de “con” para asociar los verbos también busca reproducir una similitud fonética del griego entre orínthe y ekínethen. Tanto Bas. como Janko (ad 280-3) destacan la manera en que el poeta describe los pasos del terror de los troyanos (reconocimiento de una amenaza, agitación mental, búsqueda de una escapatoria, huida descontrolada).

TECN TRAD NARR FORM
v280, las falanges

La palabra en común en Homero para grupos de soldados, pero no debe entenderse de ninguna manera en el sentido tradicional de “formación cerrada de soldados con picas”, que no existirá hasta entrado el periodo arcaico. Las falanges homéricas son grupos de guerreros que luchan en conjunto, sin formación y combatiendo como individuos, pero manteniéndose unidos para ofrecerse apoyo entre sí en caso de necesidad. Sobre la posible evolución del término, cf. Singor (1991: 23-33). Leer más: Singor, H. W. (1991) “Nine against Troy: On Epic ΦΑΛΛΑΓΓΕΣ, ΠΡΟΜΑΧΑΙ, and an Old Structure in the Story of the Iliad”, Mnemosyne 44, 17-62.

INTR FORM HIST
v281, ἐλπόμενοι

la forma masculina no coincide con el antecedente inmediato (φάλαγγες), lo que, como observa Leaf, constituye una constructio ad sensum; en el estilo oral homérico, sin embargo, a duras penas puede considerarse un recurso retórico o poético.

TECN GRAM
v281, pensando que

Se explicita aquí lo que estaba claramente implícito en los tres versos anteriores (VER ad 16.278 y VER ad 16.279).

AVAN NARR
v282, φιλότητα δ' ἑλέσθαι

las dos palabras de esta frase ofrecen alguna dificultad. φιλοτής es amistad y afecto, pero también se utiliza para las relaciones amistosas entre estados, algo que podría estar subyaciendo a su uso aquí, si bien no implica ninguna dificultad para la traducción. El verdadero problema se encuentra en ἑλέσθαι, que, como observa Bas., puede interpretarse como “aceptar” (así, Pérez) o como “preferir, optar”, que es la opción que hemos traducido junto con Crespo Güemes, CSIC, Martínez García. Es importante, sin embargo, destacar la ambigüedad, puesto que Aquiles no solo habría elegido la amistad por sobre la cólera, sino aceptado la que Agamenón le ofreció.

TECN TRAD GRAM
v282, había desechado

Tres de las cuatro palabras del verso son inusuales o están utilizadas en un sentido inusual (VER Com. 16.282 y la nota que sigue). Aporrípto solamente se encuentra aquí y en 9.517, también referido a la cólera de Aquiles.

TECN FORM
v282, encolerizamiento

La tercera y última aparición en el poema de la palabra menithmón, que es exclusiva de este canto (VER Com. 16.62), y la única que no se encuentra en boca de Aquiles.

AVAN NARR FORM
v283, y cada uno

El escoliasta T comenta sobre este verso “el más tremendo de los versos de Homero: esto dice Aristóteles.” Sobre la justificación de la opinión es posible especular: más allá de los diversos efectos fonético-prosódicos que el verso presenta, acaso está justificada por la captación de ese instante exacto en el que el terror lleva a la desesperación a los troyanos, antes de que los haga efectivamente salir corriendo.

AVAN NARR FORM
v284, Patroclo, el primero

Lo que sigue es una escena de batalla típica, que comienza con una muerte aislada, seguida de la huida de los soldados rasos y, después de una breve mención del fuego y un símil, de una sucesión de victorias menores. Para lugares paralelos y detalles, cf. Janko (ad 284-92), Bas. (ad 284-305, 284-290a, 284) y el artículo clásico de Beye (1964). Leer más: Beye, C. R. (1964) “Homeric Battle Narrative and Catalogues”, HSCPh 68, 345-373.

INTR FORM
v284, disparó

No parece tratarse, como pretende Bas. (ad 284-290a), de un duelo, dado que falta la esencial identificación (previa al combate) de uno de los héroes, así como casi todo el resto de los elementos del tema (VER ad 16.419). Es, sin embargo, el comienzo de una “androktasía”, es decir, una secuencia de asesinatos por parte de un héroe (que suele incluir duelos individuales).

AVAN FORM INTP
v285, directo hacia el centro

Como especifica lo que sigue, el lugar donde mayor concentración de soldados habría. En el contexto de la épica heroica, por lo tanto, también el lugar donde mayor concentración de jefes se hallaría, dado que los mejores luchan siempre en las primeras filas y en donde más álgido es el combate. No es sorprendente, por lo tanto, que Patroclo acierte a un líder de los troyanos. Que se trate de uno de los “aliados”, como observa Janko (ad 284-92), anticipa el destino de Sarpedón (VER ad 16.327).

INTR NARR FORM
v286, la nave del esforzado Protesilao

Sobre Protesilao, VER 16.1. Los versos que siguen revierten el avance logrado por los troyanos desde el comienzo del canto.

INTR NARR
v287, ἱπποκορυστάς

se han dado dos interpretaciones de este epíteto: “guerreros a caballo”, es decir, que utilizan carros (así, LSJ, Autenrieth, Crespo Güemes, Pérez, Janko) y “de casco con crines de caballo” (así, Martínez García, Bas.). CSIC traduce con el extrañísimo (e inaceptable para un compuesto) “de yelmo y caballos”. La analogía con χαλκοκορυστής parece favorecer la interpretación que ofrecemos.

TECN GRAM
v287, Pirecmes

****Mencionado en 2.848 como líder de los peonios (VER la nota siguiente), sin más participación en el poema que la de este pasaje. Ya Eustacio (1060.15) notó que su aparición aquí puede estar motivada por el juego de palabras que permite su nombre (lit. “lanza de fuego”), que permite que su muerte funcione como anticipación de la extinción del fuego de las naves. Con el primer disparo de su lanza, Patroclo consigue aquello que fue enviado por Aquiles para conseguir.

INTR NARR MITO
v287, peonios

Peonia es la región en torno al valle del río Axio (el actual río Vardar, VER ad 16.288), en el norte de Macedonia; son, por lo tanto, como observa Bas., los aliados más occidentales de los troyanos. No tienen un papel significativo en el poema más que en este pasaje y en el libro 21, donde tendrán cierto protagonismo en la batalla junto al río. Leer más: Wikipedia s.v. Peonia y más detalles s.v. Paeonia (kingdom).

INTR HIST
v288, condujo desde Amidón

El verso repite el 2.849. Amidón, acaso la capital de Peonia en el periodo, no ha sido localizada, pero el escoliasta T afirma que estaba en Macedonia, a la orilla del Axio.

INTR HIST
v288, el Axio de ancha corriente

El río Axio (hoy Vardar) es el más importante de Macedonia del Norte y uno de los más importantes de los Balcanes. Tiene una longitud de 388 km y un caudal medio de 174 m³/s (en comparación, el río Paraná tiene un caudal de 17300 m³/s, el río Nilo de 2830 m³/s, el Sena y el Tajo de 500 m³/s, el Ebro de 426 m³/s y el Támesis de 65,8 m³/s). Leer más: Wikipedia s.v. Vardar.

INTR HIST
v289, en el hombro derecho

Una de las siete veces (dos en este canto) en las que un guerrero es herido en esta ubicación (hay un octavo caso en 16.468, el del caballo Pédaso), en general fatales (sobre la gravedad de las heridas en la realidad y en el poema, VER ad 16.316). Sin duda sería un lugar preferido al que apuntar la lanza, dado que es el hombro no protegido por el escudo y el que sostiene las armas ofensivas (cf. Nomikos, 2018: 2). En conjunto, hay veintidós heridas en la región del hombro en el poema (Nomikos comete se equivoca al enumerar 5.188-189, donde solo se recuerda la de Diomedes, 7.260-262, donde no se habla del hombro sino del cuello, y 22.279, donde no hay herida alguna), algo más de tres cuartos de las cuales son fatales (excluyendo 5.395-400, donde el herido es Hades). Leer más: Nomikos, N. (2018) “Injuries in the Greek epics of Homer”, Chinese Journal of Traumatology 30, 1-4.

AVAN NARR HIST
v289, de espaldas en el polvo

Otro giro repetido en el poema, que sirve, como observa Bas., para darle mayor peso a la descripción de la caída.

AVAN FORM
v290, οἰμώξας

un caso claro en el que la primacía de la aspectualidad por sobre la temporalidad en el verbo griego resulta intraducible. El aoristo evidentemente indica el gemido final de Pirecmes, esto es, la acción completa de la última exhalación (en la que el alma sale del cuerpo). La traducción con gerundio no puede transmitir este valor: ni “gimiendo” ni “habiendo gemido” se interpretarían así en español, puesto que, en ambos casos, se entenderían como acciones continuas previas o contemporáneas a la caída. Optamos por una traducción perifrástica, no verboidal, para conservar el sentido último del pasaje, es decir, que Pirecmes muere al caer al suelo.

TECN GRAM
v290, ἀμφεφόβηθεν

West edita ἀμφ’ ἐφόβηθεν que, por supuesto, es igualmente aceptable sobre la misma evidencia textual. Hemos optado por conservar la inusitada forma con preverbio para evitar el uso posposicional de ἀμφί. La variante ἀμφὶ φόβηθεν (CSIC) o ἀμφιφόβηθεν (AH) debe ser, como señala Janko, parte de la “guerra de Aristarco contra los aumentos”, y no tiene apoyo en la tradición papirológica ni manuscrita.

TECN TEXT
v290, cayó

En casi todas sus apariciones en el poema (excepciones en 15.280, 23.251 y 23.731), el verbo katapípto (de katá, “hacia abajo”, y pípto, “caer”) se encuentra en posición inicial, generando así el efecto de dejar la mención de la caída para después de la pausa entre versos (asumiendo que la hubiera). Es posible que esto sea un mecanismo para generar un pequeño suspenso. También es importante recordar que no tiene relación alguna con la disposición de las líneas: en el relato oral, un verso no está abajo del otro.

AVAN FORM
v290, con un gemido

Sobre la traducción, VER Com. 16.290. Casi siempre, la palabra oimóxas indica el gesto final ante la muerte. Nótese la sutil progresión en la descripción de la de Pirecmes: herida (289a), caída de espaldas (dividida entre 289b y 290, como si durante la frase “de espaldas en el polvo” el guerrero todavía no hubiera golpeado el suelo), gemido final.

AVAN NARR FORM
v292, que era el mejor en el combatir

En la épica homérica (y en la moral heroica en general), los líderes son los mejores de su ejército. Bas. VI (ad 6.7-8) observa que los guerreros que mueren suelen ser también identificados como “los mejores” (líderes en 11.328, 17.307, 21.207, otros en 5.541, 5.843, 17.80).

INTR CONC NARR
v293, los expulsó

Exactamente lo que Aquiles le había indicado hacer en el v. 87. Se refuerza así la idea (VER ad 16.287) de que Patroclo debería dejar de combatir inmediatamente después de la muerte de Pirecmes.

AVAN NARR
v294, Medio quemada

Tanto Janko (ad 293-6) como Bas. destacan el realismo y emoción que produce esta imagen, que subraya el peligro en el que estuvieron los aqueos y el fracaso de los troyanos.

AVAN NARR
v295, los troyanos

Queda claro que este nuevo espanto no es ya el de los peonios, sino el de todo el ejército troyano. Nótese también el contraste con los dánaos, mencionados en este mismo verso.

AVAN NARR FORM
v295, un fragor sobrenatural

Acaso los bramidos de los aqueos del v. 277, renovados ante la primera muerte causada por las tropas de Aquiles. CSIC (ad loc. con referencia a 15.689), como la mayoría de los traductores y críticos, entiende que se trata de los gritos de terror de los troyanos. No deja de ser posible, por lo demás, que la referencia sea al tumulto general de la batalla. Nuestra traducción pretende conservar la ambigüedad que, después de todo, se encuentra en el texto griego.

TECN TRAD NARR INTP
v297, como cuando

El primero de cuatro símiles climáticos del canto (cf. Homeric Similes sub Vehicle “Phenomena”, donde debe excluirse, sin embargo, el símil de la fuente de 3-4), que marcan el movimiento de la batalla. Como observa Leaf, es particularmente bella la comparación de la esperanza que surge en el ejército aqueo con un rayo de luz que atraviesa las nubes y revela el paisaje.

AVAN NARR FORM
v298, Zeus que amontona los rayos

El epíteto steropegeréta, solamente usado aquí, debe ser una alternativa al común nephelegeréta (“que amontona las nubes”), cuya motivación es explicada por todos los críticos como un intento de evitar la repetición de “nubes” (nephéle). Esto es plausible, pero no deja de ser extraño en un poeta tan poco interesado en evitar redundancias como Homero.

TECN FORM
v299, y se revelan

Los vv. 299-300 son una repetición textual de 8.557-558, donde la visibilidad es producto de la luz de la luna y las estrellas y el símil ilustra la imagen del campamento troyano (las miles de fogatas en la tierra como miles de estrellas en el cielo). La conexión no puede ser arbitraria: se trataba en 8 de la imagen que anticipaba el desastre que estaban a punto de enfrentar los aqueos, y aquí de la primera luz de esperanza que anuncia su final.

AVAN NARR FORM
v300, y los valles

La mención de los valles al comienzo del verso siguiente parece generar el mismo efecto que la postergación de “caer” (VER ad 16.290), es decir, retrasar la compleción de un movimiento descendente. Una vez más, es importante recordar que no hay líneas en el canto, pero acaso sea posible atribuir el recurso a la misma motivación intuitiva por la cual casi todos los sistemas de escritura conocidos avanzan de arriba hacia abajo.

AVAN NARR FORM
v302, ἐρωή

según Leaf, “cessation” (cf. también Leaf, ad 2.179), y la palabra no tendría relación alguna con el ἐρωή más habitual que quiere decir “impulso”, “ímpetu”. Esta interpretación es la que siguen la mayoría de los traductores. Chant., Dict. (ad ἐρωή, ἐρωέω) **argumenta, sin embargo, que debe tratarse de algún tipo de movimiento, puesto que el verbo en casi todas sus instancias parece indicar eso. En el presente contexto (repetido en 17.761), el único movimiento respecto a la guerra que parece tener sentido es la huida, de donde nuestra traducción.

TECN TRAD GRAM
v302, respiraron un poco

La tercera aparición de la noción en el canto, en un claro esquema anticipación - situación crítica - alivio. En 42, Patroclo anuncia que su presencia podría permitir respirar a los aqueos; en 111 se dice que Áyax no podía “ni respirar”, justo antes de anunciar el incendio de la nave de Protesilao; finalmente, aquí, el respiro anticipado y esperado se concreta. La aclaración “un poco” funciona, por supuesto, como una nueva anticipación de lo que vendrá, es decir, la parte más álgida y violenta del combate.

TECN NARR FORM
v302, pero no hubo escapatoria de la guerra

El efecto del alivio anticipado (VER nota anterior) y moderado por “un poco” se suprime enseguida con esta observación del poeta, que completa la anticipación de lo que viene. Estamos ante una secuencia anticipación (“un poco”), explicación (“no hubo…”) y explicación detallada (“pues de ningún modo”, VER ad 16.303). Sobre la traducción de eroé, VER Com. 16.302.

TECN NARR FORM
v303, Pues de ningún modo

El poeta parece imaginar que, después del impacto inicial de la llegada de los mirmidones y Patroclo, el miedo se apodera progresivamente de los troyanos que, primero se han conmocionado (VER ad 16.280) y buscado un lugar por donde huir (VER ad 16.283) y ahora, después de la muerte de Pirecmes y el evidente fracaso del intento de incendiar las naves, empiezan a retroceder de forma ordenada. El efecto psicológico de la derrota todavía no se ha manifestado del todo en ellos, si bien el miedo ya los ha invadido.

AVAN NARR FORM
v304, las negras naves

VER ad 1.141.

AVAN FORM HIST
v305, ἀνθίσταντο

West, Studies, defiende ἀνθ’ ἵσταντο (i.e. ἄντα ἵσταντο), sobre la base (referida de forma indirecta) de 17.29 y 167. Esto es posible, pero también lo es la forma que adoptamos con el resto de los editores, que tiene paralelos (acaso superiores) en 20.70 y 72. Es razonable pensar que, si el poeta quería, como parece suponer West, destacar ἄντα, no habría elegido una ubicación donde, en particular en el canto, tan evidentemente pudiera confundirse con un preverbio.

TECN TEXT
v305, sino que todavía resistían

El contraste es entre una huida descontrolada y una ordenada. Sin embargo, en la descripción que sigue la situación del ejército troyano parece más confusa que lo que estos versos sugieren, con algunos guerreros escapando (VER ad 16.308) y otros todavía peleando de frente (VER ad 16.314 y VER ad 16.335).

AVAN NARR
v305, por necesidad

Debe entenderse, por supuesto, por la presión de los mirmidones.

AVAN NARR
v306, κεδασθείσης ὑσμίνης

una detallada justificación de la traducción de esta frase en Bas., apoyada sobre todo en la secuencia 15.296-328, cuyo verso final, idéntico a este, también da inicio a una androktasía.

TECN TRAD FORM
v306, Y entonces

Comienza aquí formalmente una androktasía en donde nueve héroes aqueos matarán a nueve héroes troyanos. Para los detalles de la escena, cf. Bas. (ad 306-357, con numerosas referencias). El número nueve es un elemento compositivo clave en la elaboración de las batallas de Ilíada, como ha demostrado Singor (1991). El verso completo repite 15.328, donde también abre una androktasía, pero esta vez de los troyanos. Leer más: Singor, H. W. (1991) “Nine against Troy: On Epic ΦΑΛΛΑΓΓΕΣ, ΠΡΟΜΑΧΑΙ, and an Old Structure in the Story of the Iliad”, Mnemosyne 44, 17-62.

INTR CONC NARR FORM
v307, primero el firme hijo de Menecio

Patroclo aparece de vuelta en primer lugar, como corresponde al héroe más importante de la escena. Aunque esta es, en sentido estricto, la segunda muerte que causa, en las androktasías siempre comienza un nuevo conteo.

INTR NARR
v308, αὐτίκ' ἄρα

αὐτίκα “especifica la relación temporal entre el predicado (βάλε) y el part. (στρεφθέντος)” (así, Bas.). La interpretación de ἄρα aquí es discutida; seguimos a Bonifazi (2012: 274) en entender que refuerza la “vivacidad” de la escena. Leer más: Bonifazi, A. (2012) Homer's Versicolored Fabric: The Evocative Power of Ancient Greek Epic Word-making, Washington, DC: Center for Hellenic Studies.

TECN GRAM
v308, justo cuando se dio vuelta

Entiéndase, para huir, si bien esto parece estar en contradicción con lo dicho en lo vv. 303-305. Las heridas por la espalda no son infrecuentes en el texto ni ignominiosas para quienes las producen. Cf. Bas. para la lista de lugares paralelos y referencias.

INTR NARR
v308, el muslo

El muslo es uno de los lugares típicos donde se producen heridas, pero pocas veces estas son fatales, aunque era una zona que no estaba protegida por la armadura. El detalle agregado en 309 de que la lanza lo atraviesa por completo explica el resultado: tanto en el poema como en la vida real, una herida a través del muslo no tratada es fatal la mayoría de las veces, dado que suele perforar la arteria femoral. Sin embargo, la muerte no es instantánea y puede prevenirse con atención médica inmediata (algo que, por supuesto, no sería posible en lo álgido de una batalla); VER ad 16.316. Leer más: Saunders, K. B. (2004) “Frölich’s Table of Homeric Wounds”, CQ 54, 1-17.

AVAN NARR HIST
v308, Areíloco

** El “lobo de Ares”, uno de los diversos extras troyanos que aparecen solo en esta secuencia para ser muertos por los aqueos. Otro Areíloco, padre del griego Protoenor, aparece en 14.451.

INTR MITO
v309, διάπρο

no hay acuerdo en la tradición ni entre los críticos sobre cómo escribir estas preposiciones compuestas. Seguimos a West (XVIII) en interpretarlas como formas compuestas paroxítonas o proparoxítonas, respetando también las observaciones de Probert (§298) respecto a las secuencias fijas de enclíticos (si bien, por supuesto, las preposiciones son proclíticas).

TECN TEXT GRAM
v309, con la aguda pica

La inmensa mayoría (más del 70%) de las heridas en el poema se producen con la lanza, y alrededor del 80% de ellas son fatales, un grado de efectividad más bajo que el de la infalible espada (VER ad 1.190), pero muy alto de todos modos, en particular comparado con las flechas o las piedras que no llegan al 40% de fatalidad. Las heridas de producen algo más de la mitad de las veces arrojando la lanza y el resto en combate cuerpo a cuerpo. La predilección por este tipo de arma (en su uso como arma de combate cuerpo a cuerpo) es histórica y atravesará buena parte de la Antigüedad griega (cf. Snodgrass, 1988, esp. 16-17, 22-23). Leer más: Snodgrass, A. M. (1988) Arms and Armor of the Greeks, Baltimore: The Johns Hopkins University Press; Saunders, K. B. (2004) “Frölich’s Table of Homeric Wounds”, CQ 54, 1-17.

AVAN NARR HIST
v310, y la pica partió el hueso

La primera de las numerosas y a veces brutalmente gráficas descripciones de heridas del canto. La violencia del impacto es más que considerable: el fémur humano puede resistir fuerzas de más de 6000 N/mm (cerca de 600 kg. de fuerza) y de hasta alrededor de 8000 en su parte superior. Leer más: Arun, K. V. y Jadhav, K. K. (2016) “Behaviour of Human Femur Bone Under Bending and Impact LoadsEuropean Journal of Clinical and Biomedical Sciences 2, 6-13.

AVAN NARR HIST
v310, de bruces sobre la tierra

La frase aparece tres veces en el poema (dos en este canto, la otra en el v. 413), pero el adjetivo prenés (“de bruces”) es habitual para describir la forma en que un guerrero cae al suelo. Es uno de los muchos rasgos con los que el poeta hace más visibles los eventos que relata.

AVAN FORM
v311, cayó

VER 16.290.

AVAN FORM
v311, Menelao

Menelao había aparecido por última vez en 15.568, arengando a Antíloco y cerca de Meges, junto a los que también se encuentra en este pasaje (acaso una muestra de la memoria del poeta, que estaría manteniendo la disposición de los guerreros en su cabeza aun mientras narra otras cosas). Debemos asumir que ha estado peleando en algún lugar del campamento mientras transcurrían los eventos relatados entre ese punto y este, pero, en el estilo habitual homérico (VER ad 1.313), no se nos relata nunca qué es lo que le ha sucedido.

INTR NARR FORM
v311, Toante

Otro personaje que aparece solo en esta escena, si bien tiene un nombre común, que comparte, entre otros héroes mitológicos, con dos de Ilíada (el líder del contingente etolio en 2.638 y otros lugares y un rey de Lemnos en 14.230).

INTR NARR
v312, en el pecho

El tronco es, naturalmente, el lugar más común donde reciben heridas los guerreros en Ilíada, sobre todo heridas de lanza (cf. Apostolakis et al., 2010). De acuerdo a los datos de Saunders (que no distingue entre el pecho propiamente y el tronco), cuatro de cada cinco de ellas son mortales. Leer más: Saunders, K. B. (2004) “Frölich’s Table of Homeric Wounds”, CQ 54, 1-17; Apostolakis, E., Apostolaki, G., Apostolaki, M. y Chorti, M. (2010) “The reported thoracic injuries in Homer's Iliad”. Journal of Cardiothoracic Surgery 5, ****114.

AVAN NARR HIST
v312, descubierto junto al escudo

Tanto Janko (ad 311-12) como Bas. interpretan que Toante expone su pecho, ya sea en medio de su huida o por descuido. Esto puede estar implícito en el “descubierto” del texto, pero hay diversas situaciones en donde parte del pecho se expone sin que esto constituya en sentido estricto un error (por ejemplo, al arrojar la lanza).

AVAN NARR
v312, aflojó sus miembros

Una fórmula usada diez veces en el poema para indicar la muerte de un guerrero (además de aquí, 4.469, 7.12, 7.16, 11.240, 11.260, 15.435, 16.400, 16.465 y 21.406).

AVAN FORM
v313, el Filida

Meges, hijo de Fileo, hijo del Augías cuyos establos limpia Heracles en una de sus pruebas, un personaje secundario en el poema, pero con un buen número de apariciones (incluyendo tres en las que se lo llama solo “hijo de Fileo”). Llevó a Troya un contingente de 40 naves (cf. 2.625-630) y aparece en el poema en diversas escenas de batalla. Según Ps.-Apolodoro (Epit. 6.15a), es uno de los aqueos que muere en el cabo Cafereo al volver de Troya (VER “El final de la guerra”). Ebbott (EH) conjetura con buenas razones que solo conservamos algunas escenas de una tradición mitológica más amplia de este personaje. Leer más: EH sub Meges; Wikipedia s.v. Meges.

INTR MITO
v313, esperando

Entiéndase, como en efecto sucederá, para anticiparse a su ataque.

AVAN NARR
v313, Anficlo

Como Areíloco y Toante (VER ad 16.308 y VER ad 16.311), un personaje que solo aparece en esta escena para ser asesinado.

INTR MITO
v313, arremetiera

En contraposición a Areíloco, que huye del combate, Anficlo parece estar todavía luchando frente a frente con los griegos (VER ad 16.305).

AVAN NARR
v314, ὀρεξάμενος

como observa Leaf, con acusativo solo tres veces: aquí, en 322 y en 23.805. Bas. sugiere dos interpretaciones posibles: a) intransitivo, con acusativo ποῖ, y b) transitivo, con acusativo indicando el lugar del impacto del golpe. Hemos intentado que nuestra traducción sea lo más ambigua posible, pero, dado el contexto, inclinándonos por b).

TECN TRAD GRAM
v314, se adelantó

Otro tópico de las escenas de batalla (de hecho, sucederá de nuevo en 322), naturalmente, porque es un aspecto de cualquier combate real.

AVAN FORM
v314, lo alto de la pierna, donde más grueso

Los críticos han debatido respecto a si se refiere al glúteo (siendo el “músculo más grueso” el gluteus maximus) o a otra parte del muslo. La interpretación de Saunders (1999: 70-71) parece la más probable: la lanza penetraría por el costado interno de la pierna, atravesando, además de la arteria y la vena femorales, tres músculos de considerable grosor (los aductores). Si esta herida se produce desde adelante o desde atrás, el texto no lo indica, pero lo primero parece más probable en un enfrentamiento en donde un guerrero está esperando que arremeta otro. Leer más: Saunders, K. B. (1999) “The Wounds in Iliad 13-16”, CQ 49, 345-363.

AVAN HIST
v315, μυὼν

en la forma μυιὼν muchas veces en la transmisión manuscrita, un error cuya sistematicidad resulta sospechosa, como con razón observa West (2001: 130). Es posible que se tratara de la forma original de la palabra, reducida más adelante a la que conocemos. Leer más: West, M. L. (2001) “Some Homeric Words”, Glotta 77, 188-135.

TECN TEXT GRAM
v316, los tendones se desgarraron

La palabra griega neûra quiere decir tanto “tendones” como “nervios”. Optamos por la primera opción, pero sin duda la violencia del golpe de Meges desgarraría ambas cosas.

AVAN NARR GRAM
v316, y la oscuridad le cubrió los ojos

La herida descripta en esta escena no causaría muerte instantánea; podría incluso tomar varios minutos morir por desangramiento a través de un corte de la arteria femoral (dependiendo de la gravedad del mismo). Sin embargo, no es, como es de esperarse, la precisión anatómica lo que prima, sino la intensidad dramática y, como en cualquier película de acción, las heridas se dividen en instantáneamente fatales (o con algún retraso para unas últimas palabras) y no-fatales.

AVAN NARR HIST
v317, Νεστορίδαι

Leaf y Bas. imaginan una aposición distributiva, “como si ὁ δὲ Θρασυμήδης viniera después” (Leaf). Se trata, sin embargo y como observa Janko (ad 317-25), de un rasgo típico de la oralidad, en donde a un sujeto en plural sigue una aclaración en singular. Frente al inadmisible “de los Nestóridas” del resto de las traducciones, lo conservamos en la nuestra.

TECN TRAD GRAM
v317, Los Nestóridas

Los hijos de Néstor (VER ad 1.247), siete en la épica homérica, de los cuales solo Pisístrato en Odisea 3 y 4, Trasimedes (VER ad 16.321) y en particular Antíloco (VER Nota siguiente) en Ilíada tienen papeles prominentes. Sobre la traducción de este nominativo, VER Com. 16.317.

INTR MITO
v317, uno

Antíloco, uno de los hijos de Néstor (VER la nota anterior) y el que mayor importancia tiene en Ilíada, entre otras cosas por su amistad con Aquiles, al que le comunicará la muerte de Patroclo en 18.2-21. Se destaca también porque es el primer guerrero en matar un troyano en el poema (en 4.457-462). Después de los sucesos de Ilíada, morirá a manos del etíope Memnón para salvar a su padre, un evento que se convertirá en un tópico del amor fraterno en la literatura posterior y que desencadena el combate final entre Memnón y Aquiles. Leer más: EH sub Antilochos, Wikipedia s.v. Antilochus.

INTR MITO
v317, Atimnio

Otro personaje que aparece solo en este pasaje (otro Atimnio es el padre del Paflagonio Midón en 5.580-581). Janko (ad 317-329) observa que tanto él como su hermano y su padre tienen nombres anatolios, similares, por ejemplo, al Timnes de Herodoto 5.37 y 7.98. El autor sugiere que tenemos aquí un atisbo de una tradición mitológica de Asia Menor, de la que, además de estos personajes, Belerofonte, Sarpedón (VER ad 16.327) y la Quimera (VER ad 16.328) serían parte. Esto parece muy verosímil, pero su conclusión de que “el conocimiento de Homero de nombres anatolios confirma su origen en Jonia Oriental” es sin duda llevar las cosas demasiado lejos. Leer más: Scherer, A. (1976) “Nichtgriechische Personennamen der Ilias”, en Görgemanns, H. y Schmidt, E. A. (eds.) Studen zum antiken Epos, Meisenheim am Glan: Hain, 41-43.

INTR FORM MITO
v318, Antíloco

VER ad 16.317.

INTR MITO
v318, el abdomen

En sentido estricto, la palabra lapára señala el espacio blando entre las costillas y la cadera, sobre todo en el costado (de donde su habitual traducción “el costado”). Clasificado dentro del “tronco” por Saunders (VER ad 16.312), siete heridas se producen allí en el poema, 3 de ellas mortales en la lista de Morrison (1999: 144). El número parece algo bajo en un área no cubierta por armadura, pero, dado que se trata en general del “costado” del abdomen, varias de las heridas son solo cortes superficiales. Leer más: Morrison, J. V. (1999) “Homeric Darkness: Patterns and Manipulation of Death Scenes in the Iliad”, Hermes 127, 129-144.

AVAN NARR HIST
v319, Maris

Otro nombre proveniente de Asia Menor y otro personaje que solamente aparece en este pasaje (VER ad 16.317). Leer más: Scherer, A. (1976) “Nichtgriechische Personennamen der Ilias”, en Görgemanns, H. y Schmidt, E. A. (eds.) Studen zum antiken Epos, Meisenheim am Glan: Hain, 41-43.

INTR MITO
v320, irritado por su hermano

Una forma indirecta de indicar la relación entre Maris y Atimnio, que no se explicita de otra manera. Para el tema de dos hermanos matando a dos hermanos, VER ad 16.326.

AVAN NARR
v321, τοῦ

dada la improbabilidad considerable de interpretar este pronombre como un atributo en genitivo de ὦμον, dos versos más abajo (así, Leaf, Bas. e inferimos que la mayoría de los traductores), hemos preferido tomarlo como un complemento en genitivo de ὀρεξάμενος (cf. Il. 6.466 y en general LSJ s.v.). ὦμον sería un segundo complemento de este mismo verbo en acusativo.

TECN GRAM
v321, parándose delante del cadáver

Entiéndase, para protegerlo. En la épica homérica, arrastrar el cuerpo del enemigo derrotado es clave, puesto que permite arrebatarle las armas y eventualmente pedir rescate por él (un tema que, por supuesto, se desarrolla en el canto 24). Alrededor de los cuerpos de los héroes caídos se avivaba la batalla y, cuanto más importante el héroe, más importante el combate en torno a su cadáver. En este canto esto se ejemplificará con Sarpedón (VER ad 16.327).

INTR CONC NARR
v321, Trasimedes

El segundo de los hijos de Néstor en el pasaje (VER ad 16.317). Trasimedes no tiene muchas apariciones en los poemas, pero parece haber sido un héroe de cierta importancia, como se observa en el hecho de que, en el canto 9, es mencionado como uno de los guardias del campamento aqueo y, en el canto 10, es uno de los dos guardias invitados a la asamblea de líderes. Reaparecerá en el canto 3 (vv. 442-450) de Odisea, a cargo del sacrificio que realiza Néstor en honor de la visita de Telémaco. Leer más: EH sub Thrasymedes; Wikipedia, s.v. Trasimedes.

INTR MITO
v322, antes que golpeara se le adelantó

Nótese la repetición con variación del v. 314 (en el original, el comienzo del verso es idéntico), un rasgo típico de las escenas de batalla.

AVAN FORM
v322, y no erró

Una fórmula que aparece en esta posición 4 veces en el poema (aquí y en 14.406, 21.591 y 22.290) y dos veces más en la mitad del verso (11.350 y 14.403), en general con el valor parentético que tiene en este pasaje.

AVAN FORM
v323, ἄφαρ

Seguimos a Leaf en interpretar el adverbio con el sentido “directo”, en lugar del habitual “rápido”, que no parece demasiado adecuado en el contexto. Contra Bas. y Janko (ad 317-25), el primero aclarando que debe referirse a la acción de adelantarse (i.e. “se adelantó … rápido”).

TECN GRAM
v323, el hombro

VER ad 16.289.

AVAN NARR HIST
v324, δρύψ' ἀπὸ

δρύπτω significa usualmente arañar o desgarrar una parte del cuerpo, que es, por supuesto, lo que la lanza hace con el πρυμνὸν βραχίονα de Maris. Es claro, sin embargo, que la preposición aquí le da un segundo valor de “desgarrar hasta arrancar”, que transferimos con la traducción elegida. De cualquier modo, como observa Saunders (VER ad 16.324), la palabra se utiliza mayormente para heridas superficiales de la piel, lo que no se corresponde del todo bien con su uso en este pasaje.

TECN GRAM
v324, μυώνων

VER Com. 16.315.

TECN TEXT GRAM
v324, ἀπὸ δ' ὀστέον ἄχρις ἄραξε

ἀράσσω es “herir” o “destrozar”, lo que tiene sentido en sí mismo en el pasaje, pero no si se asume, como es claro que debe asumirse, que se está describiendo una amputación. Asumimos, como en el (ἀπο)δρύπτω de este mismo verso (VER Com. ad δρύψ' ἀπὸ), que la preposición le da un valor especial que debe inferirse por el contexto.

TECN GRAM
v324, separó de los músculos

Más allá de los detalles de la herida infringida (VER la nota siguiente), obsérvese el crescendo del grotesco en las descripciones desde el comienzo de la escena. Es probable que el efecto buscado sea crear la sensación de que la batalla se va haciendo progresivamente más brutal.

AVAN NARR FORM
v324, y arrancó el hueso de raíz

Saunders (1999: 361) observa la relativa poca precisión de esta descripción (para el problema de la interpretación de los verbos, VER Com. 16.324), en donde no queda del todo claro cómo se produce exactamente el impacto que genera la amputación del brazo. La explicación más probable pareciera ser que se trata de un golpe directo al húmero que lo destroza, arrancándolo del hombro, y al mismo tiempo desgarra la carne y tendones de la articulación. Que semejante daño no se corresponda con el que esperaríamos de una lanza quizás es menos importante que el efecto visual de la descripción (piénsese, en ese sentido, en ciertas imposibles explosiones causadas por armas de fuego y proyectiles en películas de acción contemporáneas). Leer más: Saunders, K. B. (1999) “The Wounds in Iliad 13-16”, CQ 49, 345-363.

AVAN HIST
v325, retumbó al caer

Las dos partes del verso son fórmulas repetidas para indicar la muerte de un guerrero, y la línea entera se repite casi idéntica en 15.578. La muerte por amputación, como en la mayor parte de las heridas descritas en el poema, sería producto del sangrado masivo por la exposición de las arterias.

AVAN FORM HIST
v326, estos dos, por dos hermanos

Como observa Janko (ad 317-29, con numerosos lugares paralelos), la muerte conjunta de dos hermanos es habitual en el poema, “pero esta es la única ocasión en que dos hermanos matan a otro par semejante y en la que, en un duelo tal, un hombre muere tratando de vengar a su hermano.” En el griego se observa una serie de duales que refuerzan la oposición de estos pares de guerreros.

AVAN FORM NARR
v327, marcharon los dos hacia el Érebo

Una frase única en el poema, que, como sugiere Janko (ad 326-9), sin duda refuerza el pathos de la escena, en particular por el uso del verbo en dual (que recuperamos con el agregado de “los dos”). El Érebo es la región oscura en la que vagan los espíritus de los muertos. En la Teogonía de Hesíodo (v. 123), surge del caos primordial en el comienzo del cosmos. En la escatología homérica, el Érebo es sinónimo o, más bien, parte del Hades. Leer más: EH sub Erebos.

INTR NARR MITO
v327, Sarpedón

Uno de los principales héroes del bando troyano, hijo de Zeus y Laodamía y líder de los licios (de Licia, una región de Asia Menor cercana a Troya; VER ad 16.437). Tiene un papel destacado en Ilíada, apareciendo en numerosos pasajes y logrando victorias importantes, como la muerte de Tlepólemo, hijo de Heracles (en 5.627-661) y la demolición de parte del muro de los aqueos (en 12.397-399). Es sin duda uno de los protagonistas de este canto, en el que los mismos dioses discuten la inevitabilidad de su muerte (vv. 16.433-461) y esta es producida por Patroclo, constituyendo el momento culminante del triunfo del héroe en el poema. Leer más: EH sub Sarpedon, Janko ad 419-583.

INTR MITO
v328, Amisodaro

Como sus hijos, un personaje desconocido con nombre anatolio (VER ad 16.319). El escoliasta T comenta que el historiador Jenomedes lo mencionaba como un gobernante de Caria cuya hija se casó con Belerofonte, pero pocas fuentes lo nombran y solo Homero y solo en este pasaje habla de su rol como criador de la Quimera.

INTR MITO
v328, aquel que

Las expansiones con anécdotas sobre los padres de las víctimas son típicas (cf. 5.69-68, 15.639-640), algo esperable dado que son solo versiones más sofisticados de la habitual expansión genealógica.

v328, la Quimera

La Quimera aparece en 6.179-182, en la historia de Belerofonte narrada por Glauco, como un monstruo con partes de león, cabra y serpiente, capaz de lanzar fuego. Hesíodo (Th. 319-322) afirma que era hija de la Hidra, a la que mató Heracles (o bien de los padres de esta, Equidna y Tifón). Junto con los centauros (VER ad 1.268), se trata de los únicos monstruos “compuestos” que aparecen en la épica homérica, que tiende al realismo. La Quimera fue matada por Belerofonte en uno de sus trabajos. Leer más: Kirk II (ad 6.179-83), Bas. VI (ad 6.179), EH sub Chimaira.

INTR MITO
v329, ἀμαιμακέτην

la etimología y el sentido exacto del adjetivo son inciertos. El escoliasta T (ad 6.179) señala que puede provenir de τὴν ἄγαν μαιμῶσαν, es decir, “la demasiado furiosa” o de ἀκαταμάχητον, esto es, “invencible”. Hemos hecho lo posible por preservar ambas posibilidades en la traducción. Cf. Graziosi/Haubold (ad 6.179).

TECN TRAD GRAM
v330, Áyax Oilíada

Áyax Oilíada o Áyax el Menor, hijo de Oileo, rey de Lócride, uno de los principales jefes Aqueos. Además de uno de los más destacados guerreros en Troya (si bien “muy inferior” a su homónimo, como se afirma en 2.529), es particularmente famoso por sus excesos impíos tanto en el saqueo de Troya (en el transcurso del cual viola a Casandra, la hija de Príamo, junto a una estatua de Atenea) y durante el regreso a Grecia, en el que, luego de salvarse a duras penas de un naufragio, es ahogado por Poseidón tras jactarse de ser capaz de sobrevivir incluso contra la voluntad de los dioses. Como ha demostrado Whitman (1958: 164-165), Homero utiliza varios recursos para caracterizar al personaje como soberbio y brutal. Leer más: EH sub Ajax the Lesser; Wikipedia s.v. Áyax el menor; Whitman, C. M. (1958) Homer and the Heroic Tradition, Cambridge: Harvard University Press; Kramer-Hajos, M. (2012) “The Land and the Heroes of Lokris in the Iliad”, JHS 132, 87-105.

INTR MITO
v330, Cleóbulo

Otro personaje desconocido, que aparece aquí solo para ser asesinado.

INTR MITO
v331, βλαφθέντα

por mor de la longitud de la línea y para mantener la forma pasiva en la traducción, hemos optado por uno de los sentidos de base para el verbo βλάπτω. En Homero, este verbo en voz medio/pasiva quiere decir en general “perder el equilibrio, tropezar” (cf. Bas. VI, ad 6.39), que es lo que debe entenderse le sucede aquí a Cleóbulo.

TECN TRAD GRAM
v331, lo capturó vivo

Como observa Bas., es típico que los guerreros en condición de inferioridad sean capturados vivos y rueguen por su vida, algo que, dada la velocidad de los acontecimientos, Cleóbulo no llega a hacer en este pasaje.

INTR NARR
v332, κωπήεντι

la palabra deriva del sustantivo κώπη, “empuñadura”, y aparece como epíteto de una espada tres veces en el poema (aquí, en 15.713 y 20.475). Seguimos a Bas. en entender que no debe querer decir solo “con empuñadura” (así, Crespo Güemes y CSIC), puesto que, naturalmente, todas las espadas tienen empuñadura, sino “buena”, “bella” (así, Martínez García) o “fuerte” empuñadura. Existe la alternativa de que la alusión sea a la presencia de una empuñadura en la espada forjada, algo que no todos los tipos de espada de bronce poseían (cf. Molloy, 2010), pero, ante la ausencia de evidencia, hemos optado por dejar de lado esta posibilidad. Leer más: Molloy, B. (2010) “Swords and Swordsmanship in the Aegean Bronze Age”, AJA 114, 403-428.

TECN GRAM
v332, le aflojó el furor

Si bien no es un gran logro matar a un guerrero caído, no hay nada en la conducta de los héroes homéricos que lleve a pensar que se consideraba una ignominia. De hecho, como observa Kirk II (ad 6.45, con el detalle de los lugares), todos los héroes capturados vivos en Ilíada (siempre troyanos) son asesinados inmediatamente. Sin embargo, existen también indicios claros en el poema de que la toma de prisioneros era habitual, aunque no, acaso, en lo más álgido de las batallas (cf. 21.34-48).

INTR CONC
v332, en el cuello

De acuerdo a Saunders (2004), alrededor de un 15% de las heridas en el poema se producen en el cuello, y cuatro de cada cinco de ellas son fatales (cf. también Sapounakis et al., 2006). En este caso, el hecho de que la herida se produzca con una espada garantiza el resultado (VER ad 1.190). Leer más: Saunders, K. B. (2004) “Frölich’s Table of Homeric Wounds”, CQ 54, 1-17; Sapounakis, C. et al. (2006) “Injuries to the head and neck in Homer’s Iliad”, British Journal of Oral and Maxillofacial Surgery 45, 112-115.

AVAN NARR HIST
v333, ὑπεθερμάνθη

Bas. (con referencias y lugares paralelos) señala que hay tres interpretaciones posibles para el valor del preverbio: a) “progresivamente”, “poco a poco”; b) “parcialmente”; y c) “de esta manera” (así, Leaf). Coincidimos con el autor en que la tercera opción no tiene sentido alguno en el contexto. La segunda tampoco parece del todo adecuada, mientras que la primera, que es la que traducimos, enfatiza el carácter visual de la escena y el primer plano sobre la espada cubierta de sangre que parece estar realizándose (VER ad 16.333).

TECN GRAM
v333, la espada se fue entibiando con la sangre

El detalle visual, casi un primer plano sobre el arma siendo cubierta con la sangre del enemigo, contribuye a lo gráfico de la presente escena de batalla (VER ad 16.324).

AVAN NARR FORM
v334, la purpúrea muerte

El epíteto se repite en 5.83 y 20.477; probablemente haga alusión al rojo de la sangre o la oscuridad de la muerte. Cf. Bas. para un análisis detallado de los sentidos posibles.

TECN FORM
v334, la moira imponente

VER ad 1.286; “moira” aquí funciona, como es usual en Ilíada, como sinónimo de “muerte”. La palabra adopta este sentido en tanto que la muerte de cada individuo es eso que a cada uno le corresponde.

INTR CONC FORM
v335, Penéleo

El más importante de los cinco jefes beocios mencionados en el catálogo de las naves (cf. 2.494), aparece en varias escenas de batalla a partir del canto 13. Pausanias (9.5.15) y Quinto de Esmirna (7.100-107) cuentan que muere a manos de Eurípilo, hijo del heráclida Télefo, más tarde en la guerra, pero en la Eneida (2.424) sigue vivo durante el saqueo de Troya. Leer más: EH sub Peneleos; Wikipedia s.v. Peneleos.

INTR MITO
v335, Licón

Otro de los desconocidos que aparecen en este pasaje para ser asesinados por héroes aqueos. El nombre, único en la épica arcaica, será común en el mundo griego más tarde.

INTR MITO
v335, se encararon

Lit. “corrieron a enfrentarse el uno con el otro”. Es claro que la situación en el ejército troyano es de notable confusión, con algunos guerreros huyendo despavoridos y otros todavía luchando cara a cara con los aqueos (VER ad 16.305).

AVAN NARR FORM
v336, ἤμβροτον

el verbo es, por supuesto, un aoristo, pero la idea es indiscutiblemente que Penéleo y Licón se encaran después de haber errado sendos tiros de lanza (VER ad 16.336), de donde nuestra traducción, que busca que esto quede más claro.

TECN TRAD GRAM
v336, se habían errado el uno al otro

Esta aclaración es mucho más llamativa de lo que puede parecer a primera vista, puesto que implica una vuelta al pasado de la narración, lo que transgrede el principio narrativo de que el narrador homérico no retrocede nunca (VER ad 1.313). Si bien esta observación debe relativizarse mucho, sin duda no es habitual que el poeta se detenga para relatar eventos de una secuencia previos al punto donde comienza a narrarla. Sobre la estructura de la escena, VER ad 16.337. Acaso se busca, con esta breve regresión, producir la sensación de que la acción es tanta que el poeta no llega a narrar en orden todo lo que sucede. Leer más: Scodel, R. (2008) “Zielinski’s Law Reconsidered”, TAPA 138, 107-125.

AVAN NARR FORM
v336, habían disparado en vano

Es una secuencia típica del tema “duelo” el disparo de lanzas que falla o no es efectivo, seguido de un enfrentamiento cuerpo a cuerpo con espadas u otras armas.

INTR FORM
v337, y los dos de nuevo se encararon

La repetición configura un esquema ABA (pace Bas., que habla de un esquema ABC), más específicamente, un esquema retrogresivo, en el que el brevísimo flash-back de las lanzadas constituye una interrupción en el relato del enfrentamiento con las espadas.

AVAN FORM
v338, καλόν

seguimos a West y Janko (ad 338-40) en adoptar la variante καλόν contra el καυλόν de Allen, Leaf y CSIC. Si bien la objeción de que el encabalgamiento fuerte no es habitual en Homero es atendible, hay lugares paralelos con la palabra καλός (cf. 13.611-12), que se usa con φάσγανον también en 15.713 y 23.807. Además, la presente escena de batalla abunda en encabalgamientos fuertes y otras transgresiones a las reglas compositivas usuales en Homero (nótense, por ejemplo, los dos monosílabos al final de verso en 335 y 337). Por otra parte, el encabalgamiento podría estar cumpliendo una función literaria, sobre lo cual VER ad 16.339.

TECN TEXT
v338, asestó en la cimera del casco

Probablemente la parte más reforzada del casco, lo que explicaría el resultado del golpe. Si uno asume que la precisión en el ataque y la eficiencia de la postura defensiva son indicios claros de la calidad de un guerrero, es claro que la descripción del duelo implica que Penéleo era un luchador mucho más diestro que Licón.

AVAN NARR
v339, se quebró

La rotura de un arma es una clara señal de una derrota inminente, como le sucede a Áyax al comienzo del canto (VER ad 16.116 y VER ad 16.119).

INTR CONC FORM
v339, el cuello bajo la oreja

La segunda herida en el cuello con una espada en pocos versos (VER ad 16.332). Como observa Bas. las espadas suelen causar decapitaciones en la épica homérica (10.455-457, 11.146-147, 14.496-498 - también Penéleo -, 20.481-482, Od. 22.326-329) y se usan también para mutilar cadáveres (11.261, 13.202). En este contexto, la sucesión cercana de dos decapitaciones debe ser parte del efecto grotesco y brutal de la escena (VER ad 16.333), que se refuerza en la descripción que sigue.

AVAN NARR FORM
v340, le clavó toda la espada adentro

Entiéndase, “con el filo”, no con la punta, puesto que de otra forma no se explicaría la decapitación.

AVAN NARR
v341, δέρμα

la palabra tiene en la épica homérica casi exclusivamente el sentido “cuero” de animal, lo que resulta natural dado que es un sustantivo derivado del verbo δέρω (“desollar”, “despellejar”). La única excepción, aparte de la presente, está en Od. 13.431, donde se refiere a la piel de Odiseo transformada por Atenea en la de un anciano. Janko (ad 340-1), con razón, señala que le da un matiz vulgar a la escena, y la hemos traducido tomando eso en cuenta.

TECN TRAD GRAM
v341, y se aflojaron los miembros

En la gráfica descripción de la muerte de Licón la narración parece seguir los tiempos de lo narrado: después del golpe en el casco de Penéleo (v. 338), este responde con un golpe en el cuello de su oponente (v. 339), la espada penetra en la carne (v. 340), la cabeza queda colgando durante un instante (v. 341) y el guerrero cae al suelo, muerto (v. 341).

AVAN NARR FORM
v342, Meriones

Un guerrero cretense, servidor de Idomeneo (VER ad 1.145), que ocupa para este el lugar que Patroclo ocupa para Aquiles (si bien, como observa Clay, 1983: 84-85, con mayor independencia). Aparece en varias escenas de batalla, donde produce “las peores heridas en la Ilíada” (Janko, ad 13.116), y se destaca en la competencia de arco (naturalmente, dada la fama de los arqueros cretenses en la Antigüedad) en los juegos en honor de Patroclo en el canto 23, donde derrota a Teucro (cf. 23.850-883). Leer más: EH sub Meriones; Janko (ad 13.249-50); Clay, J. S. (1983) The Wrath of Athena. Gods and Men in the Odyssey, Lanham: Rowman & Littlefield.

INTR MITO
v342, Acamante

Este Acamante es el líder de los dárdanos (los habitantes de la zona noroccidental de Anatolia, en las laderas del monte Ida) mencionado en 2.822-823 (hay otro Acamante en el bando troyano, un tracio asesinado por Áyax en 6.5-11), que aparece junto a su hermano Arquéloco en 12.100 y venga la muerte de este a manos de Áyax en 14.476-485 matando al beocio Prómaco. Su última aparición había sido en 14.488-489, escapando de Penéleo, del que, nótese, aquí aparece cerca nuevamente.

INTR MITO
v342, con pies ligeros

Una fórmula única en la épica homérica (aparece una vez en el Himno Homérico a Hermes, v. 225), que recuerda por sentido al epíteto distintivo de Aquiles (“de pies veloces”), y aquí puede estar funcionando para destacar que un guerrero que antes había logrado huir (VER la nota anterior) ahora es alcanzado por un héroe más veloz. La velocidad de Meriones debe ser un rasgo tradicional, que se menciona en 13.250 y 295 y se manifiesta en el hecho de que suele matar enemigos que están huyendo (cf. 5.59-68, 14.514).

AVAN FORM MITO
v343, lo perforó

Este verso y el que sigue repiten los vv. 5.46-47, y no debe ser casualidad que allí se trata de una muerte a manos de Idomeneo (VER ad 16.342).

AVAN FORM
v343, cuando iba a subir a sus caballos

Entiéndase, para huir, dado que el carro se utilizaba probablemente solo para transportar a los guerreros hacia y desde el campo de batalla (VER ad 16.167).

INTR NARR
v345, Idomeneo

VER ad 1.145. Como es de esperar, Meriones e Idomeneo combaten a menudo juntos en el poema.

INTR NARR MITO
v345, Erimante

El último de los “extras” que son asesinados por los aqueos en este pasaje. El nombre se repetirá en tan solo setenta versos para una víctima de Patroclo (VER ad 16.415), lo que, como observa Bas., muestra que el poeta tenía un stock de nombres tradicionales para estos desconocidos indispensables en la narración de las batallas.

INTR MITO
v345, en la boca

Si bien otras heridas en el poema se describen como atravesando los dientes o la lengua (5.72-75, 5.290-293, 17.617-618), esta es la única que entra directamente por la boca. La preposición katá (que traducimos por “en” en este contexto) indica que la lanza penetra en una dirección descendente (aunque, dada la descripción que sigue, casi recta).

AVAN HIST
v347, por debajo del cerebro

Entiéndase: “pasando por debajo del cerebro”, no “atravesando el cerebro”, dado que, como observa Saunders (1999: 361-362), la descripción de la herida sugiere que la lanza no se acerca al cerebro en sentido estricto (cf. también Mylonas et al., 2008). Alternativamente, podríamos pensar que enképhalos aquí se refiere a la parte superior de la médula espinal, pero esto no se condice con la idea de “por debajo”. Leer más: Saunders, K. B. (1999) “The Wounds in Iliad 13-16”, CQ 49, 345-363; Mylonas, A. I. et al. (2008) “Cranio-maxillofacial injuries in Homer’s Iliad”, Journal of Cranio-Maxillofacial Surgery 36, 1-7.

AVAN HIST
v347, los blancos huesos

No los del cráneo, sino los de la mandíbula y, acaso (VER la nota anterior), los de las vértebras cervicales.

AVAN HIST
v348, saltaron los dientes

Por supuesto, una exageración poética, puesto que no es posible hacer saltar la totalidad de una dentadura humana de un golpe. Acaso el poeta está pensando en los numerosos fragmentos de diente que el golpe descrito produciría.

AVAN NARR HIST
v349, ojos de sangre

Saunders (1999: 362) destaca que el sangrado en los ojos no provendría de las propias cavidades oculares, sino que sería una hemorragia por debajo de la conjuntiva (la membrana que cubre la parte interior de los párpados y parte de la superficie del ojo). De todos modos, es probable que no estemos ante una descripción anatómica completamente precisa (VER ad 16.324). Leer más: Saunders, K. B. (1999) “The Wounds in Iliad 13-16”, CQ 49, 345-363.

AVAN HIST
v350, lo envolvió la negra nube de la muerte

La cabeza es el segundo lugar más común para heridas en el poema (el primero es el tronco, VER ad 16.312), y todas ellas son mortales. Merece destacarse que en esta grotesca descripción de la muerte de Erimante se repite la correlación secuencia narrativa - secuencia narrada que se observa en la descripción de la de Licón (VER ad 16.341).

AVAN NARR FORM HIST
v351, Οὗτοι ἄρ' ἡγεμόνες Δαναῶν

Bakker (2005: cap. 5) sugiere para este mismo grupo la interpretación “there you have them; those were the leaders of the Danaans”, entendiendo que la partícula ἄρα con su valor evidencial, sumado a un deíctico que recupera los elementos de una lista sirve para reflejar la naturaleza especial del momento, que el narrador destaca dirigiéndose directamente a su audiencia. Nuestra traducción ha hecho lo posible por conservar este efecto, en particular a través del uso de signos de exclamación. Leer más: Bakker, E. J. (2005) Pointing at the Past: From Formula to Performance in Homeric Poetics, Washington, DC: Center for Hellenic Studies.

TECN TRAD GRAM
v351, Mataron a un varón cada uno

Nótese que la androktasía cierra con la misma observación (y las mismas palabras) con la que había comenzado en 16.306-307. Esto es típico del estilo retrogresivo-expansivo de la épica arcaica.

AVAN FORM
v352, ὡς δὲ

sobre la traducción, VER Com. 16.384. La hipótesis de West, Studies (ad 352-7), de que este símil fue compuesto para ir después de 296 no solo no tiene justificación alguna, sino que ignora el evidente valor que tiene aquí la comparación de los aqueos con lobos persiguiendo ovejas de corazón endeble (VER ad 16.354; VER ad 16.355). Toda la descripción del crítico de los “desplazamientos” en esta secuencia debe considerarse una especulación infundada y, más importante, incompatible con una lectura atenta del pasaje.

TECN TRAD TEXT
v352, así como los lobos

La segunda comparación con los lobos en el canto (VER ad 16.156), en este caso para el conjunto de los aqueos y ya no, como antes, indicando el estado mental de los guerreros, sino la naturaleza de sus acciones. Como observa Bas. (ad 352-357), sin embargo, el foco del símil está puesto en la presa (VER ad 16.354 y VER ad 16.355), no en los cazadores.

AVAN NARR FORM
v352, a corderos o a cabritos

Janko (ad 352-5) destaca que las ovejas y las cabras a menudo pastoreaban juntas en la Grecia antigua. Esto es natural, dada la geografía del territorio. La palabra que traducimos por “rebaños” (mêla) suele utilizarse para todo el grupo de animales.

AVAN NARR FORM
v353, αἵ

el cambio de género se entiende en general como si precediera ὄϊες (i.e. “ovejas”), con un caso idéntico pero inverso en 5.140 (ὄϊες → τὰ [μῆλα]). Acaso se busca que el relativo despierte en el receptor una asociación entre μήλων y μήτερων (así, Ruijgh apud Bas.), aumentando, como sugiere Janko, el pathos trágico de la escena. En cualquier caso, retenemos el giro en la traducción.

TECN TRAD GRAM
v353, ellas

VER Com. 16.353. Se trata de las ovejas y las cabras implicadas en “rebaños”.

INTR NARR
v354, se dispersan por la imprudencia del pastor

La imprudencia, negligencia o incapacidad de los pastores es un tópico de los símiles que incluyen rebaños (cf. 5.136-140, 10.485-486, 15.323-325, 15.630-636, Janko ad 15.323-5 y Ready, 2011: 123), y este configura un tríptico con los dos del canto 15, marcando el comienzo, el pico y aquí el final de la victoria de Héctor. Es probablemente este héroe, que aparecerá enseguida, en quien está pensando el poeta, puesto que por su imprudencia los troyanos están dispersados entre las naves de los aqueos y en la llanura en lugar de estar refugiados tras las murallas de Troya. Leer más: Ready, J. L. (2011) Character, Narrator, and Simile in the Iliad, Cambridge: Cambridge University Press.

AVAN NARR FORM
v355, ἀνάλκιδα θυμὸν ἐχούσας

casi unánimemente traducido como una descripción del carácter de las ovejas, en realidad el participio tolera dos interpretaciones: a) se trata de un rasgo general de las presas de los lobos (“las ovejas, todas las cuales tienen la característica de poseer un corazón endeble”); b) se trata de un rasgo específico de aquellas ovejas y cabras a las que los lobos eligen atacar (“de las ovejas, las que tienen un corazón endeble”). Bas. observa que ἄναλκις no es un atributo estable (e.g. “cobarde”), sino una circunstancia específica a la situación, lo que aboga por el sentido b). Entendemos que no hay forma de resolver la ambigüedad a partir del texto, y optamos por la traducción más indefinida que hemos concebido.

TECN TRAD FORM INTP
v355, corazón endeble

Para nuestra traducción, VER Com. 16.355. La palabra análkida señala un estado mental, no un rasgo permanente; se trata, en este caso, de las ovejas y cabras que no pueden resistir el embate de los lobos (si es un rasgo de todas ante el ataque o el que reconocen los lobos para elegir sus presas no es claro en el texto).

AVAN FORM
v356, espanto

La mención del espanto retoma aquí la secuencia 290-305, donde formas de la familia de palabras aparecen cuatro veces (290, 291, 294 y 304). Tras la masacre que han producido los aqueos, los troyanos (con una notable excepción, VER ad 16.363) están huyendo despavoridos, y ya no resisten el ataque como se afirmó más arriba.

AVAN NARR FORM
v357, se acordaron, y olvidaron su impetuoso brío

La contraposición en el verso es clara, pero merece destacarse el contraste entre los troyanos que han olvidado su brío y los mirmidones a los que en 270 Patroclo pide que lo recuerden (y, por supuesto, lo han hecho). Es notable también que la palabra había aparecido antes en 157, en el otro símil de los lobos.

AVAN NARR FORM
v358, Αἴας δ' ὁ μέγας

sobre el problema del artículo y su valor en este pasaje, cf. Bas. con sus referencias. Seguimos a todos los editores recientes en la acentuación de la palabra. Si se trata de algo más que un simple artículo definido (“el grande”), por ejemplo, de una forma deíctica que provee cierto énfasis (“aquel, el grande”), es imposible saberlo para nosotros, y en cualquier caso es una falsa dicotomía.

TECN TEXT GRAM
v358, Áyax el grande

Áyax había aparecido por última vez en 119-122, retirándose de los proyectiles troyanos y abandonando la nave de Protesilao al fuego. Aquí los roles se han invertido y es él el que se encuentra dando caza a Héctor, que está resistiendo los proyectiles de los aqueos. La denominación “el grande” es típica del héroe para distinguirlo del Áyax Oilíada o “el menor” (VER ad 16.330). Esta será la última intervención significativa del Telamonio en el canto, que a partir de este punto se centra casi exclusivamente en las acciones de Patroclo.

INTR NARR FORM
v359, con pericia para la guerra

La palabra idreía aparece solamente aquí en el poema (en 7.198 aparece la forma negada, aïdreía), por lo que acaso deba entenderse como un halago considerable para el héroe.

TECN FORM
v360, con el escudo de piel de toro

Solo otro escudo en Ilíada recibe este epíteto, además del de Héctor: el de su hermano Deífobo en 13.161 y 163. Los escudos homéricos, de todas formas, son en general de cuero, con complementos ocasionales de bronce y otros metales. Su efectividad fluctúa bastante, pero es claro en numerosas escenas que cumplían una función defensiva esencial en el combate, en particular para defenderse de los proyectiles enemigos. Leer más: EH sub Shields y Weapons and Armor; van Wees, H. (1994) “The Homeric Way of War: The Iliad and the Hoplite Phalanx”, G&R 41, 1.1-18 y 2.131-155.

INTR CONC FORM HIST
v360, cubiertos los anchos hombros

Existen dos interpretaciones posibles de la situación: o bien Héctor está de frente, cubierto detrás de su inmenso escudo (cf. 6.117-118), o bien está de espaldas, con el escudo colgado de los hombros (los escudos homéricos podían darse vuelta y llevarse colgados en la espalda, como una mochila). Ambas opciones son verosímiles, pero la segunda parece más coherente con lo que se expresa en los siguientes versos (VER ad 16.361, VER ad 16.362 y VER ad 16.368).

AVAN NARR INTP
v361, observaba

Entiéndase, “atendía”, “prestaba atención”, para, por supuesto, evitar los impactos directos. Esto es coherente con las dos interpretaciones de la situación ya mencionadas (VER ad 16.360), pero parece apoyar un poco más la idea de que Héctor está de espaldas, y por eso debe guiarse por el sonido de los proyectiles. Nótese la sinestesia en “observar” el sonido.

AVAN NARR INTP
v361, de las flechas el silbido y el ruido de las jabalinas

Transferimos el quiasmo al español como está en el original. Parece haber también una representación del movimiento de los proyectiles, dado que el “silbido”, por supuesto, se refiere a su recorrido por el aire, mientras que la palabra que traducimos por “ruido” en griego se refiere específicamente al que produce su impacto.

AVAN TRAD FORM
v362, ἦ μὲν δὴ

Cuypers (2005: 45-47) ha estudiado la incidencia de las formas mēn / mán y mén en las secciones del narrador del poema, llegando a la conclusión de que responde a los mismos criterios que en su uso más habitual en el lenguaje de los personajes, es decir, responder a una objeción potencial del interlocutor. Seguimos su interpretación para este pasaje (“Did [Hector] not realize, then, that the [Trojans] were losing this battle?” “Yes, he did, but even so…”). Leer más: Cuypers, M. (2005) “Interactional Particles and Narrative Voice in Apollonius”, en Harder, A. y Cuypers, M. (eds.) Beginning from Apollo. Studies in Apollonius Rhodius and the Argonautic Tradition, Leuven: Peeters.

TECN GRAM
v362, ἑτεραλκέα νίκην

existen dos interpretaciones de esta frase en el poema homérico: o bien se trata de una “victoria que viene de la ayuda de otros” o bien se trata de una “victoria inclinada para el otro lado”. Janko (ad 15.737-40) defiende la primera interpretación, en el único pasaje en donde el adjetivo aparece junto con δῆμον, mientras que Leaf (ad 7.26), AH (ad 7.26) y Bas. se inclinan por la segunda. El contexto aquí no deja lugar a dudas de que esta última opción es la correcta: la actitud de Héctor solo puede contrastar con su reconocimiento de la derrota, no con el hecho de que la victoria (de los aqueos, que quedarían implícitos) es asistida por otros.

TECN FORM GRAM
v363, ἀνέμιμνε

traducir, como hacen algunos, “resistía”, es un error no tanto porque la idea no esté implicada en el pasaje, sino más bien porque exacerba la aparente contradicción con lo que sucede a partir de v. 367. La secuencia no es “Héctor resiste → Héctor cede”, como interpreta, por ejemplo, Leaf (ad 364), sino “Héctor espera → Héctor huye”, que lleva implicado que el héroe troyano permanece en el frente de batalla hasta el último instante posible; VER ad 16.368.

TECN GRAM INTP
v363, incluso así se demoraba

Es decir que permanecía atrás para que otros pudieran salvarse. De nuevo, la expresión es compatible con las dos interpretaciones de la escena dadas arriba (VER ad 16.360), y, de nuevo, parece favorecer más la idea de que Héctor está de espaldas a los aqueos (VER ad 16.361), huyendo, pero a paso más lento que sus compañeros, a los que cubría de los proyectiles con su propio cuerpo.

AVAN NARR INTP
v363, ponía a salvo a sus leales compañeros

Más allá del gravísimo error táctico que Héctor ha cometido al avanzar sobre las naves, su carácter heroico, tanto en el sentido homérico como en el nuestro, siempre es destacado por el poeta. Como señala Schein (EH sub Hector), el troyano es un héroe de lazos y responsabilidades sociales, en particular frente al individualista Aquiles.

AVAN NARR
v364, Y como cuando

El segundo de tres símiles meteorológicos del pasaje 297-418 y también de los cuatro del canto (VER ad 16.297), que subrayan momentos claves del combate (ingreso de los mirmidones en la batalla antes, huida de los troyanos ahora). Thalmann (1987: 17-18) ha detectado una construcción anular entre este símil y el próximo: A) los troyanos huyen (364-7, símil), B) Héctor huye (367-8), C) los carros troyanos rotos (368-71), D) Patroclo en persecución (372-3), E) los troyanos llenan los caminos (373-6), D’) Patroclo ataca (377-8), C’) los carros troyanos en caos (378-9), B’) Héctor huye (380-3), A’) los troyanos huyen (384-93, símil). Leer más: Thalmann, W. G. (1984) Conventions of form and thought in early Greek epic poetry, Baltimore: Johns Hopkins University Press; Brioso Sánchez, M. (1987) “Un símil homérico muy debatido: Ilíada XVI 364 ss.”, Philologia Hispalensis 2, 181-192.

AVAN NARR FORM ESTR
v364, desde el Olimpo una nube

En el anterior símil meteorológico en 297-302 el cielo se despejaba como símbolo de la esperanza que los mirmidones provocan en el ejército aqueo; aquí la perspectiva ha cambiado hacia los troyanos, que hasta ahora veían un cielo despejado y están a punto de enfrentar una tormenta.

AVAN NARR
v365, αἰθέρος ἐκ δίης

ἐκ con valor temporal (cf. Chant. 2.99, aunque el autor no considera este caso dentro de ese uso). Sobre la traducción y el sentido de la frase, cf. Leaf, apéndice H.

TECN GRAM
v365, Zeus extiende una tormenta

Zeus era el dios causante de la mayor parte de los fenómenos meteorológicos (VER ad 1.419).

INTR MITO
v366, así

Los símiles breves son muy comunes en el poema, pero en este caso la brevedad parece más bien una forma de aumentar la tensión de la huida, en particular porque la tormenta que Zeus extiende aquí comenzará realmente en los vv. 384-385. La confusión que esto ha causado a los especialistas (cf. Leaf; Janko, ad 364-93; Bas., ad 364-67a) puede ser producto de que estamos ante un símil partido, que comienza por el estruendo que anuncia la tempestad (CSIC, ad 364-7, con razón destacan que el foco está puesto en el sonido) y retrasa la llegada de esta casi veinte versos.

TECN FORM INTP
v366, los alaridos y el espanto

La frase aparece cuatro veces en el poema, marcando puntos clave en la secuencia de la batalla: en 12.144 señala el resultado del primer ataque al muro aqueo de los troyanos; en 15.395, es la señal que hace que Patroclo deje a Eurípilo y vuelva con Aquiles; y, por último, aquí y en la repetición de 373 marca el comienzo de la huida final y definitiva de los troyanos.

AVAN NARR FORM
v367, no cruzaban de vuelta

Debe entenderse o bien el campo de batalla o bien, preferiblemente, el foso, del que se hablará enseguida. Contra lo que muchos comentaristas sugieren, no hay razón aquí para pensar en interpolaciones, confusiones u olvidos del poeta: hasta este punto, la huida de los troyanos ha sido observada más que nada desde la perspectiva de los aqueos. Recién la mención de Héctor cambia el foco y ahora dejamos el centro del combate y pasamos hacia las líneas traseras troyanas, que están volviendo desesperadas a la llanura. La imagen de la nube sirve para visualizar esta transición.

INTR NARR INTP
v368, lo alejaron con sus armas

Muchos comentaristas se preguntan cómo es posible que Héctor cruce el foso con tanta facilidad, pero esto es una exageración en el nivel de detalle exigido al poeta: los héroes son capaces de cosas que los seres humanos comunes no pueden lograr nunca y, en última instancia, no se afirma en ningún momento que todos los troyanos quedaron atrapados por el foso (de hecho, tal cosa sería ridícula, puesto que el poema habría terminado en este canto). Cf. las interpretaciones y referencias en Bas. (ad 367b-368 y 369).

TECN NARR INTP
v368, dejó a la tropa

Se ha visto una contradicción con lo dicho en 363, pero no hay razón alguna para esto y, en realidad, es completamente coherente que, después de señalar que Héctor se demora (VER Com. 16.363) para permitir la huida de sus compañeros, se lo muestre retirándose en el último momento posible, esto es, justo antes de un nuevo ataque de Patroclo.

AVAN NARR INTP
v369, a los que

Dos interpretaciones son posibles: o bien toda la tropa troyana fue abandonada por Héctor, porque estaba siendo retenida por el foso, o bien Héctor abandona a la parte específica de la tropa que era retenida por el foso. Lo segundo parece más coherente con la secuencia descrita en el pasaje, pero acaso esté implicado que solo los jefes pudieron escapar al comienzo de la huida. Por lo demás, como señala Pérez (p. 1151, n. 378), no hay contradicción alguna aquí con lo narrado en 15.355-359, donde se afirma que Apolo deshace parte del foso para que crucen los troyanos: en este punto, debemos imaginar que estos están distribuidos a lo largo de todo el campamento y que no todos pueden alcanzar el terraplén por donde entraron.

AVAN NARR INTP
v369, el excavado foso

El foso, cuya construcción se describe en 7.436-442, aparece en momentos específicos del poema, lo que ha llevado a pensar a algunos comentaristas que se trata de un añadido (no necesariamente posterior a nuestro poeta) a una historia original que no lo incluía. Esto es plausible, pero no necesario, dado que es típico del estilo narrativo homérico (“enactivo”, usando el término de Grethlein y Huitink, 2017) ocuparse de un elemento del terreno o la geografía solo cuando tiene incidencia directa sobre la historia o la acción. Leer más: Bas. ad 369; Grethlein, J. y Huitink, L. (2017) “Homer’s Vividness: An Enactive Approach”, Journal of Hellenic Studies 137, 1-25.

TECN NARR FORM INTP
v371, ἄξαντ'

sobre el problema y las hipótesis respecto a este dual, cf. Leaf y Janko (ad 370-71). Compartimos con Bas. la opinión de que la expresión era utilizada originalmente para un solo carro (“los dos caballos rompieron”) y aquí se aplica sin cambios a un grupo de ellos.

TECN FORM GRAM
v371, la punta de la vara

La vara es la pieza de madera que une la caja, donde va el conductor, y el yugo, al que van agarrados los caballos. Se insertaba en un aro en el yugo y esta unión era el punto más frágil del carro, sobre todo, probablemente, en terrenos muy desiguales, donde los caballos y las ruedas quedaban en ángulos de apoyo muy diferentes. Leer más: Leaf, apéndice M; Chondros, T. G. et al. (2016) “The evolution of the double-horse chariots from the bronze age to the Hellenistic times”, FME Transactions 44, 229-236.

INTR HIST
v372, Y Patroclo los seguía

Patroclo apareció por última vez en 290-293, apagando el fuego de las naves. Tras estos casi cien versos de ausencia, no abandonará más el foco hasta el final del canto. La figura del héroe persiguiendo a sus enemigos es típica de las aristeias.

INTR NARR
v373, con alaridos y espanto

Nótese la repetición de la frase de 366 (VER ad 16.366) y la reiteración de la idea del “espanto” por tercera vez desde 356 (VER ad 16.356).

AVAN FORM
v374, ἐπεὶ ἂρ τμάγεν

lit. “ya que, claro, se dispersaron” o “fueron dispersados”, pero la traducción deja un verso imposiblemente largo, por lo que hemos preferido reducirla al mínimo. El elemento más significativo de la frase, acaso, el paralelismo con 354 (VER ad 16.374), se conserva, pero se pierde el detalle de que la dispersión es a la vez causa (ἐπεί) y consecuencia (ἂρ) de lo precedente.

TECN TRAD
v374, dispersados

Como las ovejas que persiguen los lobos en 354 (en el original se utiliza también el mismo verbo, pero en el primer caso con el preverbio diá). Sobre la traducción, VER Com. 16.374.

AVAN NARR FORM
v374, una polvareda

El polvo es, en el poema como en la vida real, una señal típica de los movimientos de los ejércitos (cf. 2.150-151, 3.13, 5.502-505).

INTR FORM
v376, hacia la ciudad, desde las naves y las tiendas

Las observaciones de Estrabón, 13.31-37, sobre la llanura de Troya y la ubicación posible del campamento aqueo en el periodo de la invasión han sido confirmadas por la arqueología y la geología contemporáneas, de modo que la distancia que el autor propone entre el campamento y la ciudad (20 estadios, unos cuatro kilómetros) debe ser la que el poeta tenía en mente. Leer más: Luce, J. V. (1998) Celebrating Homer’s landscapes, New Haven: Yale University Press; Kraft, J. C. et al. (2003) “Harbor areas at ancient Troy: Sedimentology and geomorphology complement Homer’s Iliad”, Geology 31, 163-166.

INTR HIST
v377, donde veía conmocionada

El efecto que Patroclo causó al entrar en batalla en el v. 280 reaparece aquí como guía para decidir dónde atacar.

AVAN NARR FORM
v378, bajo los ejes

Bas. (ad 378b-379) analiza la cuestión de si se trata de los ejes del carro de Patroclo, que pasaba por encima a los troyanos caídos en persecución de Héctor, o de los propios carros troyanos, pero no parece necesario optar por una u otra opción. En todo caso, “bajo los ejes” es aquí mucho menos importante que el hecho de que estos se caían de los carros.

AVAN NARR FORM INTP
v379, ἀνακυμβαλίαζον

un hápax cuyo significado, además de por el contexto, suele inferirse a partir de una relación con κύμβαλον, el nombre de un instrumento de percución similar a un platillo, si bien puede estar conectado con κύμβαχος (“hacia delante”) y acaso (así, Bas.) con κυβιστάω (“saltar”, “dar una voltereta”).

TECN GRAM
v380, el foso saltaron

No es necesario aclarar que esta hazaña es absolutamente sobrenatural y, o bien debe asumirse que solo son capaces de ella los caballos de Aquiles, o bien que el poeta está introduciendo uno de los muchos hechos asombrosos de los héroes del pasado. Como observa Janko (ad 380-3), hay también un contraste implícito entre este logro de Patroclo y el fracaso de Héctor en lograr lo mismo en el canto 12, aunque había afirmado que lo haría en 8.179.

INTR CONC NARR
v381, ἄμβροτοι, οὓς Πηλῆϊ θεοὶ δόσαν ἀγλαὰ δῶρα

el verso falta en algunos papiros y se repite textualmente en 16.867, por lo que buena parte de los comentaristas asumen una interpolación para aclarar cuáles son los caballos de los que se habla en el verso anterior, y West de hecho lo remueve del texto (CSIC parece objetar esta decisión, pero no es claro en su comentario ad loc.). Si bien es defendible desde el punto de vista del sentido, menos para “identificar” a los caballos que para destacar las capacidades sobrenaturales que les permiten saltar el foso (VER ad 16.380), la evidencia textual es demasiado contundente como para no atetizarlo. Como en muchos casos de este tipo, sin embargo, es dable considerarlo una falsa dicotomía. Leer más: Apthorp, M. J. (1990) “Some Neglected Papyrus Evidence against the Authenticity of Iliad 16.381”, ZPE 81, 1-7.

TECN TEXT
v381, inmortales, que a Peleo dieron los dioses como brillantes regalos

Probablemente se trata de una interpolación (VER Com. 16.381). Sobre la ocasión de los regalos, VER ad 16.867.

AVAN TEXT MITO
v382, κέκλετο

Leaf (ad 380) observa con razón que hay algo extraño en la frase, dado que κέλομαι demanda siempre un infinitivo y el contexto exige también la expresión del objeto (Patroclo o los caballos). No hay soluciones elegantes: West, Studies, sugiere κέκλιτο (“su corazón lo/los había impulsado hacia Héctor”), pero reconoce que no hay paralelos exactos de la construcción, y Bas., con la mayoría de los intérpretes, asume que se ha dejado tácito un verbo de movimiento.

TECN TEXT GRAM
v383, a este lo alejaban los veloces caballos

La reiteración de la idea de que Héctor era alejado del campo de batalla por sus caballos, que se encontraba antes, en 368, comienza a cerrar la construcción anular que esta sección configura (VER ad 16.364) y concluirá con la aparición de un nuevo símil climático (VER ad 16.384).

AVAN NARR FORM
v384, ὡς

para mantener el efecto de la repetición ὡς… ὥς…, fundamental en la construcción de los símiles, traducimos el introductor con “así como” todas las veces en las que es posible.

TECN TRAD
v384, Y así como

El tercer y último símil climático de la primera mitad del canto (VER ad 16.297), que en cierta medida puede considerarse la continuación del breve símil de los vv. 364-365, dado que la tormenta que Zeus extiende allí aquí se convierte en un diluvio que llena los ríos. Por esto, además de interpretar toda la secuencia como una construcción anular (VER ad 16.364), es posible hablar de una estructura retrogresiva (si bien una inusual), en donde los eventos del poema de hecho interrumpen el símil.

AVAN NARR FORM
v384, se ha sobrecargado

Entiéndase, “de agua”, lo que explica por qué desbordan los ríos a partir del v. 389 (el suelo ha saturado su capacidad de absorción).

INTR NARR
v385, en un día de otoño

La temporada de lluvias en Grecia se extiende de noviembre a abril, con una concentración en los meses de noviembre y diciembre. Hesíodo (Erga 674-677) habla del otoño (oporinós) como la época de mayor cantidad de precipitación. Estas condiciones variaron con el tiempo, y recientemente han sido modificadas por el cambio climático. Leer más: Pnevmatikos, J. D. y Katsoulis, B. D. (2006) The changing rainfall regime in Greece and its impact on climatological means”, Meteorol. Appl. 13, 331-345.

INTR HIST
v386, ὅτε δή

VER Com. 1.432. Aquí asumimos que el δὴ refuerza el valor gnómico de la aclaración, señalando el corte temporal que se produce cada vez que Zeus se irrita con los seres humanos.

TECN GRAM
v386, Zeus

VER ad 16.365. La alternancia de encabalgamientos (384-386, 391-392), un díptico (387-388) y tres versos autocontenidos (389, 390, 391) marcan el variado ritmo del símil.

AVAN FORM
v386, resentido con los varones se enoja

La bibliografía sobre esta parentética es vasta (cf. Janko, ad 384-93; Bas., ad 384-393), y se divide en general entre quienes consideran esto una interpolación ajena al pensamiento homérico y quienes entienden que esta función de Zeus como garante de la justicia está presente en los poemas. Compartimos la opinión de Janko, que sugiere que, a pesar del carácter básicamente “amoral” de los dioses en Ilíada, hay evidencia considerable de que en general eran considerados fuerzas justicieras. Sobre la posible asociación de “los varones” aquí con los troyanos, VER ad 16.387.

TECN CONC TEXT MITO
v387, en la asamblea

VER ad 1.54.

INTR CONC HIST
v387, dictan sentencias torcidas

Muchos intérpretes asocian esta afirmación con la falta cometida por los troyanos al no devolver a Helena. Es interesante que, incluso si el poeta estaba pensando en una asociación semejante, deja la referencia lo suficientemente abierta como para que no nos sea posible afirmar de manera contundente que está emitiendo juicio. Leer más: Bas. ad 384-393; van Erp Taalman Kip, A. M. (2000) “The Gods of the ‘Iliad’ and the Fate of Troy”, Mnemosyne 53, 385-402.

INTR NARR FORM
v388, la justicia

No es claro si debe entenderse “la Justicia” personificada, un mero “decreto justo” (contra la sentencia torcida del verso anterior) o el propio concepto de justicia en sentido metafórico (una alternativa que no se diferencia del todo de la primera). Sobre el problema de la justicia en los poemas homéricos en general, cf. Sullivan (1995: 174-182). Leer más: Sullivan, S. D. (1995) Psychological and ethical ideas: what early Greeks say, Leiden: Brill.

INTR CONC INTP
v388, la mirada de los dioses

VER ad 16.386. La fórmula se repite cuatro veces en la épica arcaica (aquí, en Od. 21.28 y en Erga 187 y 251), siempre con la idea de “no preocuparse” de la opinión de los dioses. Que estos tienen la capacidad de ver todas las acciones de los hombres está implicado en numerosos pasajes (piénsese, por ejemplo, en los debates en las asambleas divinas de los cantos 1 y 8 de Odisea).

AVAN FORM MITO
v389, de aquellos

Es decir, de los varones mencionados en 386; el pronombre (en ubicación inicial de verso en griego) conecta la parentética sobre el enojo de Zeus con el fenómeno climático. Frente al foco sobre el sonido en el símil anterior (o primera parte de este; VER ad 16.366), este se concentra en los actores y sus emociones, incluyendo una personificación de los ríos que se desbordan (VER Com. 16.391).

TECN NARR FORM
v391, στενάχουσι

la palabra se utiliza casi exclusivamente para seres humanos, en particular para seres humanos que están sufriendo (la hemos traducido “suspirando” en otras ocasiones). Bas. señala que “la connotación (humana) (…) es inicialmente menos obvia aquí”, pero esto es discutible: los ríos gimen porque han salido de sus cauces y arrastran gran cantidad de sedimento, algo que, como nos dirá un río personificado en 21.214-221, no es agradable para ellos.

TECN FORM GRAM
v392, ἐπικάρ

el sentido de este inusitado término ha sido discutido en detalle por Nussbaum (1986: 76-94, 361-366), que concluye que existen dos posibles interpretaciones: una forma reducida de preposición adverbializada más locativo o una forma adverbializada compuesta de la preposición en función adverbial y un nom-ac. adverbializado. El autor observa que la primera alternativa es superior al considerar ejemplos como ἀντικρύ, ἐγγύ- y πρόχνυ. En cualquier caso, el sentido es sin duda el que daban los propios antiguos: “de cabeza”, “precipitado”. Leer más: Nussbaum, A. J. (1986) Head and Horn in Indo-European, Berlin: De Gruyter.

TECN GRAM
v392, las obras de los hombres

El símil cierra de nuevo con la mención de los seres humanos, en cuyas actitudes y sus consecuencias se centra (VER ad 16.389), a diferencia de la mayor parte de las comparaciones, que suelen construir poderosas imágenes auditivas o visuales.

AVAN FORM
v393, las yeguas troyanas

Los caballos en Homero suelen ser machos, pero en ocasiones se indica explícitamente lo contrario, como observa Bas., a) por alguna característica especial del individuo o la estirpe (e.g. 23.295-300) o b) sin causa aparente ni diferencia discernible con otros casos, como aquí, donde la indicación puede estar vinculada a la idea de que “corren”, que puede ligarse a las carreras de caballos, donde el sexo de los animales debe haber sido importante.

INTR CONC NARR
v393, corriendo

****Las repeticiones (al fluir - fluyendo; gimen grandemente - gemían grandemente; fluyendo - corriendo) que conservamos en la traducción están en el original, produciendo un notable eco entre las descripciones de los términos de comparación del símil.

TECN TRAD FORM
v394, cortó el paso a las falanges delanteras

Lit. “cortó las primeras falanges”, pero esto se entiende unánimemente en el sentido metafórico que traducimos. La velocidad de los caballos de Aquiles le permite a Patroclo frenar la huida y “arrear” a los troyanos de vuelta al lado aqueo del campo de batalla. De esta manera, se retrasa el avance hacia Troya y la transgresión final de las órdenes dadas por Aquiles al comienzo del canto.

AVAN NARR
v396, subir

“porque las ciudades más antiguas estaban en sitios elevados (cf. Tuc. 1.7.1)” (Janko, ad 394-8). Preservamos la traducción literal, que es transparente, si bien el sentido exacto del término aquí, por supuesto, es “entrar” (a menos que el poeta esté pensando en la elevación del terreno entre el río y la ciudad, en cuyo caso “subir” es la palabra precisa).

INTR TRAD HIST
v397, entre las naves y el río y la elevada muralla

El poeta adopta una vista de pájaro, observando desde arriba los límites del campo de batalla y a los troyanos que Patroclo asesina entre ellos. Las murallas y el río son los indicadores topográficos más claros que el poeta ofrece, siendo las primeras los extremos del terreno y el segundo su principal división interna. Leer más: Minchin, E. (2008) “Spatial Memory and the Composition of the Iliad”, Mackay, E. A. (ed.) Orality, Literacy, Memory in the Ancient Greek and Roman World, Leiden: Brill; Latacz, J. (2018) “Appendix topographica: the encampment of ships and the battlefield”, en Bas. XIV.

INTR NARR
v398, arrojándose sobre ellos

Se entiende que Patroclo ha descendido del carro y persigue a los troyanos a pie, pero el poeta no necesita aclarar esto (y en general, no lo hace), porque los receptores saben cómo luchaban los héroes míticos (VER ad 16.147 y VER ad 16.343).

INTR CONC NARR
v398, se cobraba venganza por muchos

La venganza es un tópico en las batallas homéricas (cf., por ejemplo, 16.320), que se vuelve un elemento fundamental de la trama a partir de este canto (Patroclo vengando a los aqueos, Héctor a los troyanos, Aquiles a Patroclo). La frase “cobrar venganza” (apetínein poinén), sin embargo, no es habitual en el poema, y el propio término poiné (“revancha”, “castigo”, “venganza”) solo se encuentra diez veces, en general en el sentido de “retribución” por una muerte.

INTR NARR FORM
v399, Prónoo

El primero de la lista de 12 extras por lo demás desconocidos (todos con nombres griegos) que Patroclo mata en esta androktasía antes de conseguir su victoria más importante en el canto, es decir, la muerte de Sarpedón (VER ad 16.419). Solo tres de estas muertes se detallan, el resto simplemente se menciona; como observa Bas. (ad 399-418), la aceleración final, con la larga lista de asesinatos, es típica de los catálogos y funciona como preludio a la escena que sigue.

INTR MITO
v400, en el pecho

El verso es idéntico a 16.312 (VER ad 16.312 para los detalles).

AVAN HIST
v401, y retumbó al caer

VER ad 16.325. La mención final de la muerte del guerrero, esperada después de esta frase, es reemplazada por la introducción de una nueva víctima, probablemente para reflejar la velocidad con la que Patroclo acaba con estos troyanos.

AVAN NARR FORM
v401, Téstor, hijo de Énope

Hay tres personajes de este nombre en el poema (además de este, el padre de Calcas en 1.69 y, en 12.394, el de un aqueo al que, curiosamente, asesina Sarpedón). También hay otros dos Énopes (asumiendo que no se trate del mismo personaje), ambos padres de guerreros (14.445 y 23.634). Janko (ad 399-400 y 401-10) estudia las coincidencias entre estos nombres.

INTR MITO
v402, δεύτερον ὁρμηθείς

la frase evidentemente se interrumpe para presentar a los personajes, y el poeta no la retoma en sentido estricto (ὁ δὲ en 404 debe responder al ὁ μὲν que sigue). Mantenemos el efecto en la traducción.

TECN TRAD FORM GRAM
v402, en la caja bien pulida

Debemos asumir probablemente, con el escoliasta bT ad 399-400 (seguido por Janko, ad 399-400, y Bas., ad 403-404a) que se trata de la caja del carro de Prónoo y que Téstor sería su auriga, demasiado asustado como para huir. La “caja” es, por supuesto, la parte del carro donde van parados el guerrero y su auriga.

INTR NARR
v403, ἐκ γὰρ πλήγη φρένας

una traducción literal de la frase es casi imposible, dado que depende de un juego de palabras entre ἐκπλήσσω (“sacar de un golpe” pero también, por extensión, “perturbar el sentido”) y el doble valor implícito en φρένες, es decir, las “entrañas” en el sentido literal y en el sentido de “el pensamiento” o “la mente”. La idea es que Téstor recibe como un golpe en el estómago que lo aterroriza la muerte de Prónoo, y por eso está encogido. Para preservar algo del efecto, retenemos la idea de interioridad implicada en φρένας con “invadir” y lo súbito y violento de la emoción con “pánico”.

TECN TRAD
v403, lo invadió el pánico

Sobre la traducción, VER Com. 16.403. El auriga asustado (cf. 13.394-399, 18.225-227) o que suelta las riendas (cf. 5.580-586, 11.122-147) es un tópico de las batallas homéricas, aquí desarrollado considerablemente. Es notable que la reacción de Téstor es la más infrecuente ante el miedo en el poema: huir es por mucho la más habitual, seguida por pelear en ocasiones, sobre todo cuando no hay alternativa. Mientras que escaparse de un enemigo más fuerte no es una afrenta en general para los héroes, es claro que esconderse y paralizarse era visto como un acto deleznable (la muerte de Téstor parece evidencia suficiente para demostrarlo).

INTR CONC NARR FORM
v405, la derecha de su mandíbula

Cuatro heridas en el poema se describen como producidas en la mandíbula, solo aquí fuera de la fórmula “bajo la mandíbula y la oreja” (13.671, 16.606 y 17.175). Como todas las heridas en la cabeza (VER ad 16.350), las cuatro son fatales.

AVAN NARR
v406, como cuando un hombre

Este es el único símil que involucra a un pescador en el poema, aunque uno muy similar se haya en Od. 12.251-254, cuando Escila saca a los compañeros de Odiseo del barco. Los héroes homéricos no pescan, acaso porque se trata de una actividad propia de clases bajas. Más peculiar es que tampoco comen pescado, probablemente, como pensaba Aristarco (Σ ad 16.747), porque era considerado impropio de los héroes. Cf. Janko (ad 407-8) para la discusión sobre el tema y las fuentes antiguas.

AVAN CONC FORM
v407, un sagrado pez

No hay acuerdo en cuanto a cómo explicar el adjetivo. Cf. Janko (ad 407-8) y Bas. para las alternativas y la bibliografía sobre el tema. Parece probable que no se trate, como han pensado algunos, de una especie “sagrada” específica, sino que el adjetivo indique alguna cualidad del pez en cuestión. El término hierós se usa en Homero en ocasiones con sustantivos sin ninguna relación evidente con el ámbito de lo divino, quizás con el sentido de “fuerte”, “activo”; cf. Bas. XXIV (ad 24.681).

TECN FORM GRAM INTP
v408, θύραζε

la palabra es usualmente un adverbio con el sentido “fuera (de la puerta)”, pero aquí se necesita un verbo. Hesiquio certifica la existencia de θυράζω (“<θυράξαι>· ἔξω τῆς θύρας”); como alternativa, podría sospecharse que el adverbio permite dejar el verbo “sacar” tácito (así, Bas.), aunque esto sería casi inusitado en Homero.

TECN GRAM
v408, hace salir

Lit. “a través de la puerta”, acaso pensando en la superficie del mar como una puerta que se abre cuando el pez la atraviesa, arrastrado por el anzuelo y la tanza.

INTR FORM
v409, la lanza reluciente

Nótese la construcción quiástica entre “fulgurante bronce” y “lanza reluciente”, que refuerza la conexión entre las herramientas del pescador y de Patroclo.

AVAN FORM
v410, sobre su boca

La grotesca y patéticamente descripta muerte de Téstor es acaso el punto culminante de la huida troyana, que había comenzado como una retirada ordenada (VER ad 16.305) y termina aquí con un escudero escondido y aterrado en la caja de su carro revoleado como un pescado por la lanza Patroclo. Lo que sigue (VER ad 16.415) es lo más álgido de la victoria del lado griego, justo antes de que la situación comience a revertirse.

AVAN NARR FORM ESTR
v410, lo abandonó el ánimo

Como observa Bas. (con abundantes referencias), es típico de la épica homérica concebir la muerte como un proceso de separación entre dos elementos, el cuerpo por un lado (los “miembros”, las “rodillas”, etc.) y el “ánimo” (thymós; VER ad 1.24), la “vida” (psykhé; VER ad 1.3) o el “furor” (ménos; VER ad 1.103), por el otro.

INTR CONC
v411, Erilao

El único personaje conocido llamado así (aparece, además de aquí, en Quinto de Esmirna, Posthoméricas 8.121), acaso un mero nombre inventado por el poeta sobre la base del habitual componente “eri-” (cf. e.g. 16.345, 415).

INTR MITO
v411, con una roca

Once heridas con una roca se producen en el poema (cf. Saunders, 2004), si bien pasajes como 12.278-289 y 16.774 implican que arrojar piedras era una actividad habitual de las tropas. Es, por supuesto, el arma menos mortal de las utilizadas: si bien el porcentaje de fatalidades es el mismo que el de las flechas (algo más de un muerto cada tres heridas, aunque ese número puede llegar casi a uno de cada dos si se suman los casos inciertos), las piedras solamente son mortales impactando en la cabeza (VER ad 16.350), mientras que las flechas pueden matar impactando en el cuello o en el pecho. Esto es completamente coherente con el tipo de armamento utilizado por los héroes, que los protegería de la mayor parte de los impactos de proyectiles sin capacidad de penetración (VER ad 16.131). Leer más: Saunders, K. B. (2004) “Frölich’s Table of Homeric Wounds”, CQ 54, 1-17

AVAN NARR HIST
v413, en el sólido casco

AH sugieren que esto implica que el casco permanece intacto y que la cabeza se rompe por la sacudida causada por la piedra; si bien esto es improbable, como señala Bas., es cierto que la frase sugiere que el poeta imaginaba que el casco no llega a romperse. Parece plausible imaginar que la deformación que la piedra causa en el bronce golpearía la cabeza causando que el cráneo se partiera. Es también interesante destacar que la rotura concebida no necesariamente separaría, como uno tendería a imaginar a priori, los dos hemisferios de la cabeza, sino que puede tratarse de una fractura en anillo de la base del cráneo, asociada en la investigación contemporánea con fracturas inducidas por casco en motociclistas (las imágenes pueden corroborarse en Bell, Prickett y Rutty, 2017), que también parten la cabeza “por la mitad”, aunque, por supuesto, en otro sentido. Leer más: Bell, C., Prickett, T. R. A., Rutty, G. N. (2017) “PCMT images of a motorcycle helmet-associated fracture”, Forensic Sci Med Pathol. 13, 511-514.

AVAN NARR HIST INTP
v414, quebradora de vidas

Un epíteto de la muerte que aparece cinco veces en el poema (además de las que se indicarán a continuación, 13.544), y dos (16.591 y 18.220) atribuido a los “enemigos” en la fórmula deíon hypó thymoraïstéon. Merece destacarse que tres de las cinco instancias se encuentran en este canto, todas entre los vv. 400 y 600 (16.414, 16.580 y 16.591).

AVAN FORM
v415, Y luego

Patroclo mata en rápida sucesión a nueve guerreros troyanos, la misma cantidad que el resto de los héroes aqueos juntos (VER ad 16.306). El catálogo precede a su triunfo más importante en el canto, es decir, la muerte de Sarpedón (VER ad 16.419). La lista está prolijamente ordenada, con tres nombres en cada verso, en el primero separados por kaí y entre el segundo y el tercero con un esquema paralelo invertido (nombre+patronímico, nombre, nombre || nombre, nombre, patronímico+nombre). Sobre la etimología e interpretación de los nombres, cf. Janko (ad 415-18), Bas. (ad 415, 416, 417).

AVAN NARR FORM
v415, Erimante

VER ad 16.345, donde un tocayo es muerto por Idomeneo. Más allá del hecho de que se trata de un nombre de “stock”, puede ser un modo de vincular la lista de muertes en la androktasía anterior con este catálogo.

INTR FORM MITO
v415, Anfótero

Un personaje que solamente aparece aquí en la poesía homérica; comparte el nombre con un hijo de Alcmeón (cf. Wikipedia s.v. Amphoterus (son of Alcmaeon)).

INTR MITO
v415, Epalteo

Otro nombre que solo se encuentra en este pasaje.

INTR MITO
v416, Tlepólemo Damastórida

Solo aquí como personaje del bando troyano, pero un nombre habitual en la mitología y la historia de Grecia; es también el nombre de un hijo de Herácles, líder del contingente de Rodas (cf. 2.653-670), que fue asesinado por Sarpedón en un episodio relatado en 5.628-669. La aparición del nombre aquí no debe ser accidental, dado que este catálogo precede inmediatamente al combate entre el licio y Patroclo (VER ad 16.415). Damástor es el nombre de varios personajes mitológicos (incluyendo el del padre del pretendiente Agelao en Odisea).

INTR NARR MITO
v416, Equio

Tres personajes (o dos, si se interpreta que 1) y 2) son la misma persona) llevan este nombre en el poema: 1) el padre de Mecisteo, compañero de Áyax (8.333) e Idomeneo (13.422), 2) un héroe asesinado por el troyano Polites (en 15.339, ¡justo después de la muerte de Mecisteo!) y 3) esta víctima de Patroclo.

AVAN MITO
v416, Pires

Un desconocido, que solo aparece en este pasaje.

AVAN MITO
v417, Ifeo

Como Pires, un desconocido, que solo aparece aquí.

AVAN MITO
v417, Evipo

Solo aquí como guerrero del bando troyano, pero es un nombre habitual en la Grecia antigua.

AVAN MITO
v417, Argéada Polimelo

Polimelo solo aparece en este pasaje. Su padre, Argeas, comparte el nombre de una dinastía real en Macedonia.

AVAN MITO
v418, ἐπασσυτέρους

por supuesto, se trata de un predicativo objetivo de πάντας, que refuerza la velocidad de las muertes de Patroclo. Lo traducimos igual que en 1.383, pero manteniendo el valor semántico del término.

TECN TRAD GRAM
v419, ὡς οὖν

como observa Reynen (1958: 67-82, esp. 67-68), el grupo marca un cambio de escena, vinculando una parte de la acción con la siguiente. Nuestra traducción pretende conservar el efecto. Leer más: Reynen, H. (1958) “Die Partikel οὖν bei Homer”, Glotta 37, 1º parte: 1/2, 67-102, 2º parte: 3/4, 182-205.

TECN TRAD GRAM
v419, Sarpedón

VER ad 16.327. En el centro del canto 16 encontramos el mayor triunfo de Patroclo: la victoria sobre un hijo de Zeus, uno de los únicos dos semidioses del bando troyano (el otro es Eneas; VER ad 16.536), y el segundo en poder después de Héctor. La escena presenta múltiples paralelismos con otras dos del poema (la propia muerte de Patroclo y la de Héctor), e incluso con episodios mitológicos de la tradición (en particular, la muerte del etíope Memnón, narrada en el poema perdido Etiópida); cf. Janko (ad 419-683), Bas. (ad 419-683). El episodio completo (hasta el verso 683), presenta también una estructura anular: A) ingreso de Sarpedón en escena (419-430); B) discusión entre los dioses (431-461); C) muerte de Sarpedón (462-507); D) intervención de Glauco (508-562); C’) batalla por el cuerpo de Sarpedón (563-644); B’) Zeus reflexiona sobre el desenlace del combate (644-665); A’) remoción del cuerpo de Sarpedón (666-683). Leer más: Clark, M. E. y Coulson, W. D. E. (1978) “Memnon and Sarpedon”, Museum Helveticum 35, 65-73.

AVAN NARR FORM ESTR MITO
v419, sus compañeros, los de túnica sin cinto

Lit., “de khitônes sin mítra”. Los primeros son túnicas (VER ad 16.223), mientras que la segunda debe ser algún tipo de protección para el vientre, dada su descripción en 4.137 (“el cinto, que llevaba como guarda de su piel, cerco de las jabalinas”). Kirk I (ad 4.137-8) especula que puede tratarse de una pieza de bronce como las del temprano s. VII halladas en Creta y Olimpia, diseñadas para colgar del cinto y proteger el vientre. Puesto que debe haber sido un desarrollo tecnológico contemporáneo al poeta, apenas se encuentra en el lenguaje tradicional, lo que explica su ausencia en las escenas de colocación de la armadura (VER ad 16.131). Por qué los licios reciben este epíteto, sin embargo, es un completo misterio.

INTR FORM HIST
v421, καθαπτόμενος

según Leaf y Bas., con valor absoluto, que no conservamos en la traducción, en parte porque el sentido preciso del término no es del todo claro.

TECN GRAM
v421, los exhortó

El primer discurso de un troyano en el canto (y en casi quinientos versos, siendo el último el de Héctor en 15.718-725), que marca el comienzo del final de la huida troyana. Se trata de una típica exhortación (VER ad 16.269), con un reproche e incitación a batallar (422), seguidos (423-425) de un argumento (en este caso, que Sarpedón se enfrentará a Patroclo).

AVAN NARR FORM ESTR
v422, θοοὶ

no es del todo claro si se trata de un sentido derivado del usual, “rápido”, con el valor de “ágil (para la batalla)” (así, Leaf y Bas.) o del valor más primitivo del término, a saber, “agudo, afilado” (así, Janko). En cualquier caso, es seguro que se trata de una cualidad positiva que debe tener un guerrero (cf. 5.336, 5.571, 15.585, 16.494).

TECN GRAM
v422, ἔστε

o bien un indicativo, con valor irónico, (“¿ahora son rápidos (para huir)?”), o bien un imperativo de segunda persona plural, funcionando como una exhortación, como traducimos. La segunda opción es la más probable, tomando en cuenta que lo que sigue se presenta, con el γάρ, como su explicación. Por supuesto, optar por la primera implica adoptar otra decisión respecto a θοοί (VER el comentario anterior).

TECN GRAM INTP
v422, Vergüenza

Sobre la estructura de este breve discurso, VER ad 16.421. Un comienzo de exhortación típico (VER ad 16.269), utilizado en otros cuatro casos como primera palabra de discurso (5.787, 8.228, 13.95 y 15.502, siempre en boca de un griego y seguido de “argivos”), y una vez como primera palabra de un segundo verso (17.336). Sobre el concepto de aidós, VER ad 1.23 y En detalle - Ética heroica.

AVAN FORM
v424, καὶ δὴ

Sobre el valor de esta expresión, cf. Denniston (248), que interpreta “And indeed”.

TECN GRAM
v424, quién es este

Este verso y el que siguen son idénticos a 5.175-176, en un discurso de Eneas referido a Diomedes. Esa identidad demuestra que no se puede afirmar, como Janko (ad 422-5), que Sarpedón sepa que no se trata de Aquiles (“la incertidumbre respecto a la identidad del oponente es convencional”, señala Bas. ad 424-425). El espíritu aquí parece ser más bien el de una expresión como “no me importa quién sea, yo lo enfrentaré”.

TECN NARR FORM INTP
v426, ἆλτο

VER Com. 1.532.

TECN TRAD GRAM
v426, dijo, claro, y del carro

El verso se repite completo en 4.419 y con variaciones en varios otros lados. Saltar del carro es una señal evidente de que un guerrero se prepara para combatir (VER ad 16.147 y VER ad 16.343).

INTR FORM
v427, Y Patroclo, del otro lado

Comienza aquí la primera escena de duelo en sentido estricto del canto, si bien ha habido varios enfrentamientos antes que comparten elementos del tema (VER ad 16.284, VER ad 16.326 y VER ad 16.336). Este puede incluir, siguiendo a Bas. III (ad 3.340-382), 1) los oponentes se acercan uno al otro; 2) intercambian palabras de desafío; 3) una primera lanzada, que suele fallar, seguida a veces de un contrataque; 4) un segundo enfrentamiento, en general con un arma distinta; 5) palabras finales del moribundo; 6) jactancia del vencedor; 7) extracción de la lanza del cadáver; 8) remoción de las armas del cadáver. En esta escena, más allá de la habitual ausencia de diversos elementos, 1 y 3 están considerablemente expandidos.

INTR FORM
v427, bajó de la caja

Patroclo iba a pie la última vez que apareció, pero el poeta no necesita aclarar cada vez que se sube y se baja del carro, porque el auditorio entiende que esto está sucediendo todo el tiempo (VER ad 16.398).

INTR CONC NARR
v428, ἀγκυλοχεῖλαι

sobre el problema textual de este verso y el posible origen de la forma, cf. West, Studies. Lo seguimos en adoptar la forma transmitida por los mejores manuscritos frente a ἀγκυλοχῆλαι (“de retorcidas garras”), que además resulta redundante aquí.

TECN TEXT
v428, Y ellos, como buitres

El primero de tres símiles en la escena (VER ad 16.482 y VER ad 16.487) y de una serie que describe a Patroclo como diversos animales, que se extenderá hasta el final del canto. Como nota Baltes (1983), este es el único caso en el que él y su oponente son comparados con el mismo animal, indicando probablemente lo parejo del combate (cf. también Johansson, 145-149, con detalle sobre los rasgos de las aves involucradas y su importancia en la escena). La comparación con buitres aparece otras dos veces en el poema (13.531 y 17.460), pero la comparación de guerreros con aves de presa es típica (cf. 13.531, 15.690-692, 17.674-678, 21.252-253, etc.). Leer más: Baltes, M. (1983) “Zur Eigenart und Funktion von Gleichnissen im 16. Buch der Ilias”, A&A 29, 36-48.

AVAN NARR FORM
v430, se arremetieron el uno al otro

Después de este verso, el poeta interrumpe la escena en el momento preciso antes del combate, aumentando al máximo la tensión y creando un cliffhanger en medio de la narrativa. El recurso tiene paralelos exactos con otros diálogos de los dioses en 20.290-317 y 22.167-187, y algunos casos similares con el tema “monólogo de decisión” (e.g. 17.87-107, 21.550-572), que aquí se replica parcialmente (cf. Bas., ad 431-461 y VER ad 16.435).

TECN NARR FORM
v431, y viéndolos se compadeció

Zeus aparece a menudo contemplando el campo de batalla y compadeciéndose del destino de los guerreros (e.g. 16.644-651, 17.198-200, 17.441-442). En este caso, como observa Bas., su aparición está anticipada en parte por los símiles climáticos de los versos anteriores (VER ad 16.297 y VER ad 16.386), y el impacto emocional de la escena se refuerza por el hecho de que se trata del destino de su propio hijo (VER ad 16.433).

INTR NARR FORM
v431, Crono de retorcido ingenio

En griego, Krónou ankylométeo, que recuerda al ankylokheîlai (“arqueado pico”) del v. 428; no conservamos la asociación en la traducción por la ligera pero importante diferencia semántica en el sentido del adjetivo ankýlos en cada compuesto.

AVAN FORM
v432, Ἥρην δὲ προσέειπε

Zenódoto atetiza todo este diálogo sobre la base de que en 15.150 se afirma que Hera está en el Olimpo, mientras que Zeus no ha dejado el monte Ida desde al menos el canto 11 (cf. 11.181-184). La objeción es ingenua, puesto que los dioses homéricos pueden, cuando quieren, transportarse de manera instantánea a donde prefieran y, más importante todavía, como ya observó Aristarco (cf. Σ ad 16.666), porque Homero deja que los dioses se muevan de un lado a otro fuera de escena (lit. “en silencio”). Cf. la bibliografía sobre el problema en Bas. (ad 431-432).

TECN TEXT
v432, y le dijo

Fenik (201-203) estudia el patrón al que pertenece este diálogo entre los dioses, detectando una habitual estructura tripartita en la que un dios propone algo o emite una amenaza, un segundo dios presenta una objeción y el primero entonces cede o cambia su postura (cf. e.g. 8.5-40, 15.14-77, 22.168-81).

AVAN FORM ESTR
v432, a Hera

Sobre el problema de la ubicación de Hera y de Zeus, VER Com. 16.432. Bas. observa que hay tres formas de explicar la aparición de la diosa en este pasaje: a) el problema es tan íntimo que Zeus lo consulta con su más cercana confidente (nótese la introducción de Hera como su “hermana y esposa”); b) Zeus continúa buscando la cooperación de Hera después de su diálogo al comienzo del canto 15; o c) Hera es la persona más adecuada desde el punto de vista narrativo aquí, porque es la que mejor puede contradecir el impulso de Zeus de salvar a Sarpedón. Las alternativas no son incompatibles, por supuesto, y, como en general en el texto, es probable que más de una esté operando al mismo tiempo.

TECN NARR INTP
v433, ᾤ μοι ἐγών

sobre la ortografía, VER Com. 1.149. Traducimos aquí con el tradicional “Ay de mí”, para destacar el foco sobre la primera persona, que no se haya en la frase sin el ἐγών, que funciona como una mera expresión de queja.

TECN TEXT TRAD
v433, el más querido para mí de los varones

Naturalmente, puesto que se trata del único hijo de Zeus que combate en el campo de batalla troyano. La afirmación refuerza el patetismo de la escena de muerte de Sarpedón, contemplada por su padre, que debe reconocerse incapaz de hacer algo para evitarla (a pesar de haberlo logrado otras veces; VER ad 16.438), como sucederá en el canto 22 con la muerte de Héctor (cf. 22.33-78). La muerte de los hijos en lugar de la de los padres (es decir, la inversión del orden natural) es un tópico en el poema.

INTR NARR FORM
v434, está decretado que

Lit. “es la moira que”. Sobre la relación entre los dioses olímpicos y la moira, VER ad 1.5. Como observan los comentaristas, estamos ante un ejemplo extremo de esa relación, en el que la voluntad explícita del más poderoso de los dioses está en contra de lo dispuesto por el destino. Hera recuerda a Zeus (que, visto cómo presenta las opciones, lo sabe; VER ad 16.435) que el orden del cosmos requiere respetar los designios de la moira.

INTR NARR MITO
v435, Hacia dos lados

La duda entre dos alternativas es tópica en la épica arcaica (VER ad 1.189). Como observa Bas. (ad 431-461), este caso es estándar en que es la segunda de las dos opciones la que se prefiere; a pesar de ello un elemento de la primera (transportar a Sarpedón a Licia) se conserva. Como en otros casos, la resolución se produce aquí a partir de una intervención divina.

INTR FORM
v436, del combate lleno de lágrimas

Se utiliza el mismo epíteto que para la niña llorosa en el v. 10, pero las lágrimas están ahora del lado troyano.

AVAN FORM
v437, Licia

Licia es la región más sudoccidental de la península anatólica, mencionada ya en textos hititas como lukka. Algunas fuentes sugieren que se encontraban entre los “pueblos del mar” que invadieron Egipto en el s. XIII a.C., lo que habla de su orientación guerrera. Su alianza con los troyanos puede ser producto de la dependencia (relativa e intermitente, en el caso de los licios) de ambos del imperio hitita. Leer más: Bryce, T. R. (2003) The Lycians in Literary and Epigraphic Sources, Copenhagen: Museum Tusculanum Press; EH sub Lycians; Wikipedia s.v. Licia.

INTR HIST
v438, ahora mismo

En contraste a “más tarde”, entendiendo que Sarpedón está condenado a morir de una forma u otra. Zeus lo ha rescatado ya en el canto 5 (cf. 5.656-667, esp. 662), en su enfrentamiento con Tlepólemo (VER ad 16.327 y VER ad 16.416), y es habitual que la muerte de los héroes se anticipe con una herida grave (cf. el caso de Héctor, herido por Áyax con una piedra en el canto 15).

INTR NARR FORM
v439, Y luego

Este verso y el que sigue son idénticos a 1.551-552, donde los roles están invertidos, puesto que Zeus le señala a Hera que ella es incapaz de alterar sus designios y los del destino. La reaparición de la secuencia puede interpretarse de diversas maneras, pero resulta interesante leerla como una prueba de que es el conjunto de los olímpicos, no solo Zeus, el que tiene por deber preservar el orden cósmico (VER ad 16.434).

TECN NARR FORM
v440, Cronida, infeliz, ¿qué es esta palabra que dijiste?

VER ad 1.552.

AVAN FORM
v441, que es mortal

En un solo verso Hera recordará a Zeus tres veces de la necesidad de aceptar la muerte de Sarpedón, al señalar que es 1) un varón (i.e., no un dios), 2) mortal y 3) marcado por el destino. Los versos se repetirán en el canto 22 (vv. 179-181), también dirigidos a Zeus, pero en boca de Atenea y referidos a Héctor.

AVAN NARR FORM
v442, δυσηχέος

como observan, entre otros, Chant., Dict. s.v. y Kirk I (ad 2.686), o bien de ἄχος, “dolor”, con alargamiento métrico de la alfa, o bien de ἠχή, “sonido”, “reputación”, con supresión de la digamma original. Hemos intentado la traducción más ambigua posible.

TECN TRAD GRAM
v442, querés librar por completo

Acaso debe entenderse por contraste a lo sucedido en el canto 5 (VER ad 16.438), cuando Zeus rescata a Sarpedón provisoriamente. Recuérdese que Zeus ha considerado enviar a Sarpedón a Licia, lo que lo alejaría del todo del riesgo de morir en la guerra.

AVAN NARR
v443, Hacelo

El verso se repite tres veces en el poema, dos al final de un discurso (de Hera en 4.29 y de Atenea en 22.181). En los tres casos, la exigencia final se cumple (acabar con Troya, matar a Sarpedón, matar a Héctor), si bien en el primero, en el canto 4, esto debe relativizarse bastante dado que el triunfo aqueo se interrumpirá por la duración de la ira de Aquiles.

AVAN FORM
v445, ζὼν

sobre el problema de esta forma (¿contracción de ζωὸν?), cf. Janko (ad 444-9) y las referencias que ofrece Bas. La ubicación de la palabra dificulta el debate, porque las alternativas (ζωόν, ζοός, la excepción es ζῶν) no son admisibles allí. Quizás se trate de una innovación metri gratia.

TECN TEXT
v446, tené cuidado

La advertencia que sigue funciona como un recordatorio del deber de Zeus de preservar el orden cósmico, esto es, la moira (VER ad 16.434): el padre de los dioses tiene que predicar con el ejemplo, dejando de lado sus sentimientos personales en pos del bien común de los olímpicos.

INTR CONC NARR
v447, retirar

En griego, el verbo es el mismo que el de 445, y las frases muestran una cierta similitud (pémpeis Sarpedóna hónde dómonde, 445; pémpein hón phílon huión, 447). El punto es transparente: lo que Zeus haga por Sarpedón será imitado por otros dioses, así como la frase de 447 imita la de 445.

v447, a su querido hijo

Los comentaristas observan en general que la afirmación de que hay muchos hijos de los inmortales en Troya es falsa (Janko, ad 444-9, enumera los que aparecen en Ilíada: Menestio, Eudoro, Ialmeno, Ascálafo, Podalirio, Macaón, Sarpedón, Eneas y Aquiles); sin embargo, “muchos” puede ser un término relativo al menos en dos sentidos: siete héroes (si bien la lista no incluye al etíope Memnón, hijo de la Aurora) es un número considerable para el pequeño grupo de dioses olímpicos, y, más allá de esto, es un número más que suficiente dentro del argumento en torno a la necesidad de aceptar su muerte (como observa Bas., una forma de la idea de que “otros héroes deben morir también”, expresada por Atenea a Ares en 15.138-141).

AVAN FORM INTP
v449, infundirás un infeliz rencor

Como en su discurso en 1.552-559, Hera repite en su argumento una variante del adjetivo ainós, a partir del cual se construye el insulto con el que se dirige a Zeus al comienzo. La aliteración del sonido nasal que conservamos en español está en el original griego.

TECN TRAD FORM
v451, primero que nada

Hera comienza la apódosis de la condicional del v. 450 como si se tratara de una concesiva; como observa Bas. (ad 450-454), la “verdadera” apódosis empieza en el v. 453. La estructura está marcada por el conector étoi mén, que traducimos como “primero que nada” para preservar lo que entendemos es su sentido: “ahora voy a decirte qué tenés que hacer si te es querido, pero antes tenés que hacer esto.” Esta estructura de razonamiento interrumpido, por supuesto, es típica de un discurso oral.